buena onda, generosidad, cambio, columna, costumbre
Imagen: Felipe Muhr

Por un Chile más amable: 4 gestos menores para promover la buena onda

¿Para qué esperar que el mundo sea más buena onda si podemos hacer el cambio desde nosotros? Mane Cárcamo nos recomienda sus cuatro ejercicios preferidos para fortalecer este importante músculo.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2015-11-09 | 11:33
Tags | buena onda, generosidad, cambio, columna, costumbre

Hace uno días vi en Facebook una campaña que promueve lograr que Chile sea un país más amable. Está liderado por un movimiento ciudadano que quiere incentivar a que cada persona aporte con una idea para que nuestro país sea un mejor lugar en donde vivir. Y creo que la iniciativa es excelente porque basta con darse una vuelta en las redes sociales, las calles, las juntas de vecinos y los programas de TV, para darnos cuenta que la amabilidad es una virtud que está escaseando más que los dólares en Argentina.

Queremos un país mejor, más justo, más empático, solidario y unido. Pero siempre lo queremos exigiendo que “los otros” (el Estado, los políticos, los empresarios, la Iglesia, los periodistas o quien se les ocurra) cambien su forma de actuar. Soy una convencida que el cambio está en nosotros, en pequeños gestos, que aunque parezcan superfluos, pueden hacer una revolución en la manera que tratamos y nos conectamos con los demás.

A continuación, un pequeño listado de cosas muy menores que pueden hacer más feliz el día de los que se topan con nosotros.

Call Center del Amor

Es sábado a las 9 de la mañana. La guagua tuvo reflujo toda la noche y además tembló, o sea te desvelaste 50 minutos. Suena el teléfono, contestas y una voz colombiana te saluda: la tendencia natural es ladrar como doberman de penitenciaría y cortar el teléfono a lo mujer despechada. Pero ¿qué pasa si cuando la telefonista te pregunta cómo estás, le respondes con un cariñoso “bien y tú?”. De seguro descolocas con ese gesto de amabilidad a esa mujer acostumbrada a recibir más pesadeces que arbitro de clásico y sobre la que nadie piensa que, finalmente, solo está haciendo su trabajo. Inténtalo… te sentirás mejor aún cuando no le compres la nueva oferta de telefonía celular. Y además tus hijos verán un ejemplo concreto de cómo cambiar el modo de relacionarnos con los demás. Aunque sean las 9 de la mañana y hayas pasado una noche del terror.

El arte de parar el carro

Ser amable también significa "parar el carro" con talento. Porque quedarse callado frente a un acto de injusticia finalmente nos transforma en cómplices de malas prácticas. Los que se coluden con otros o estafan al socio no partieron por con esos grandes delitos; la deshonestidad se inicia con cosas muy menores. Saltarse la fila, no devolver el vuelto de más, colgarse del cable del vecino o cambiar la etiqueta de ese pantalón que tanto te gustó. Entonces, si vemos a alguien que está cometiendo esas pequeñas grandes faltas, es nuestro deber pararle el carro, pero con maestría. “Señora parece que se equivocó, usted tiene más de 50 años y no creo que esté embarazada. Tal vez deba buscar otro estacionamiento”. Es una parada de carro suave, sin garabatos, pero power igual. Y le permite a esa persona salvar el honor dándole la opción de hacer pasar el asunto por un error; así admitir la falta es más fácil que intentar negarla o ponerse a la defensiva. Les aseguro que la vergüenza será tanta, que dudo que lo vuelva a hacer.

Guardemos la metralleta en Facebook

“Quemaría a todos los político y curas del país”, “Pobres lusers lo del gremialismo, vayan a llorar a la UDI”, “El tata debería haber matado a más comunistas”, “La gorda tiene el país hecho bolsa” son estados de Facebook más comunes de lo que quisiéramos. La gente está muy enojada y ese sentimiento, más que fomentar el espíritu crítico y / o constructivo, lo único que hace es agotar.

Si estamos enojados con la Iglesia, mejor vamos a la Parroquia del barrio a hablar con el cura; si creemos que la política es una basura, ofrezcámonos para trabajar en ella (o al menos levantémonos a votar). Si nos molesta la gestión de la Presidenta, critiquémosla con vehemencia pero sin ofenderla por sus características físicas. Actualizar nuestro estado de Facebook no provoca un cambio real, sólo a esparcir negatividad y mala onda desde nuestra cómoda cama con scaldassono en 3.

5 cosas buenas al día

Acá m siento medio Pilar Sordo, tarjeta Village o Coelho. Pero lo asumo con hidalguía. ¿Qué cuesta decir a los menos 5 cosas buena onda al día? Mucha gente desconfía de la gente simpática como si escondieran una segunda intención detrás. A mí me cae bien la gente que busca un punto en común o resalta lo positivo en ese que no tiene NADA que ver con su manera de ver la vida. Decirle a alguien "Qué bien te ves”, “Gracias por tu comentario”, “Te quedó bacán el postre”, “Te felicito porque ganó tu equipo” son gestos que cuestan cero y que hacen una gran diferencia en la convivencia social. Sé que a muchos les dará monos esto. Pero si cada chileno aplicara la regla de decir 5 cosas buenas al día, tomaríamos menos pastillas, el Bullying no sería tanto tema, los sicólogos tendrían más horas disponibles y mucha gente lo pasaría mejor. Párrafo meloso, dulzón y ñoño, pero en el que creo firmemente.

¿Qué propones tú?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Nicolás Garibaldi | 2015-11-09 | 12:02
8
Jamas le diria a una señora "usted tiene más de 50 años y no creo que esté embarazada; estaciónese más allá". Eso es suicidio....
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2015-11-09 | 12:25
1
Jajajjajajajajajaj
responder
denunciar
apoyar
Javier Æøå | 2015-11-09 | 14:26
2
"Disculpe, pero ese dibujito es de una mujer embarazada, no gorda. Y la gordura no es discapacidad, por qué no le da el asiento a la señora (la apuntas) que sí está embarazada?"

Y sonríele lo más que puedas. Serás intocable (y te ganaste un enemigo de por vida xd)
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-11-09 | 12:09
2
Saludar, desear un buen día, abrir la puerta a otras personas, ceder el asiento, en suma, respetar a nuestro prójimo. Por ahí había una imagen media viralizada, con título "cómo mejorar el país", y tenía varios tips muy buenos! :)

Me gusto mucho el artículo!! Muchos saludos!! :) :)
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2015-11-09 | 12:25
0
Gracias !
responder
denunciar
apoyar
Oscar Montes | 2015-11-09 | 13:05
5
Hace tiempo que practico "el arte de parar el carro". Cuando veo a alguien que bota basura en la calle, voy, la recojo y le digo "toma, se te cayó esto". Nunca nadie me he respondido mal, y se les cae la cara de vergüenza. Parece que sabemos qué está mal, pero como se nos permite, lo hacemos igual.
O como un gag en MedioMundo con Andrés Rillón y Julio Jung en el correo o la carnicería, cuando trataban mal a un cliente, después una voz del cielo preguntaba por qué lo hacían y la respuesta es muy simple "porque nadie nos hace un parelé".
Buen artículo, pequeñas cosas que marcan diferencias.
responder
denunciar
apoyar
Christian Briceño | 2015-11-09 | 13:13
2
Me encantó el artículo! Saludar a todos los micreros cuando me subo a la micro y desearles un buen dia cuando me bajo de esta, aunque te tiren las monedas y te miren con esa mirada de odio clásica de micrero que odia su pega.
Y a veces, regalar Super8 aleatoriamente a cualquier persona. No tiene precio, esa cara de "no entender nada" y la sonrisa después de eso.
responder
denunciar
apoyar
Arlene Musume | 2015-11-09 | 16:20
2
yo regalo bastones de dulce para navidad :D
me encanta hacerlo <3, compro varios y los empiezo a repartir en la pega, a las tias del aseo, al señor del ascensor, etc :D
es genial :)
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-11-09 | 16:52
2
Mi hijo tiene la capacidad de atraer golosinas hacia su persona de manera brutal.
No se porque el mundo en general le regala dulces... y no es que lo quieran secuestrar, sino que el tiene un ángel que el mundo lo ve querible (Ja.. si lo vieran en la casa...)

Voy a hacer lo que dice Arlene: Comprar bastones de dulce y repartirlos por el mundo... =)
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-11-13 | 23:13
0
Jajaja. Qué superpoder más maravilloso el de tu hijo.
responder
denunciar
apoyar
carmen concha | 2015-11-09 | 14:38
1
Jajaja,regalar super 8,eso si que es peligroso. No les decian NO ACEPTAR NADA DE UN EXTRAÑO cuando eran chicos?
Regalar sonrisas cuesta 0 pesos y alwgran el dia.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-11-09 | 16:49
2
¿Que la gente no trata bien a las otras personas?
A mi flaka y a mi enano les paso diciendo cosas lindas, todos los días y a cada rato.
En la pega a las personas siempre las trato bien... aunque muchas veces no lo merezcan (Insisto, la estupidez debiese ser pagada con cárcel) pero trato de ser amable la mayoría del tiempo. (Si uno es humano, hay veces que te sacan todos los moluscos de la cesta y boooom!!!)
Al estar con familia, trato de involucrarme poco con actitudes poco éticas como las saltadas de fila y esas. No puedo agarrarme con la gente si tengo una familia a la cual me debo. (Y los santiaguinos cada vez están mas locos...)
Al vendedor tratarlo con una sonrisa le alegra el rato (y a la pasada te atienden mejor), al cajero/a saludarlo de buen dia/tarde y sonreirá.
Si hacer un mundo mejor es muy fácil. Y sonreir es mas fácil aún .. ¿Cuando fue la última vez que conversaron con un extraño? ¿Cuando fue la última vez que hicieron algo bueno... solo por el placer de hacerlo y sin que nadie sepa?
Vamos que se puede... Si la mala onda hay que reservarla sólo para las suegras (jejejejej broma) ...

Abrazo para todos!
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2015-11-09 | 17:14
1
Me dejó pensando tu frase "Al estar con familia, trato de involucrarme poco con actitudes poco éticas como las saltadas de fila y esas.". Las actitudes poco éticas (o reñidas con la buena educación) como saltarse la fila, doblar en lugares que no corresponde mientras se conduce, responder al teléfono una consulta mientras estás atendiendo a alguien (que a mi modo de ver es lo mismo que saltarse la fila, ya que yo que estoy presencial soy pasado a llevar en mi proceso de atención por una persona que "pide ser atendido antes"), debiesen ser de siempre y no sólo para "quedar bien con la familia". Puede que me equivoque, pero eso es lo que leo de tu frase (y si no fuere así, mis disculpas).
Al menos en mi realidad trato siempre de hacer lo que corresponde (y de paso hacer valer mi posición frente a otro que no está cumpliendo con las reglas), aunque a veces es difícil, en cualquier situación.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-11-09 | 21:00
1
Me meto poco pq no puedo ponerme en riesgo, ya que tengo una familia ante la cual debo existir. (Por eso decía que los santiaguinos están cada vez más locos. No me puedo arriesgar a una reacción que me haga daño)
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2015-11-09 | 17:37
2
a mi me gusta regalar cosas, saludar a la gente y regalar, esa es mi premisa de la vida. Cada cierto tiempo hago mi Trueque de galletas, ofrezco galletas hechas por mi a cambio de algo que me puedan dar, y he logrado hasta que hagan cosas por otras personas. Tampoco soy sor teresa, pq tengo varios malos habitos como conducir pesimo y otras vainas....
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2015-11-09 | 17:52
2
Hummm... Yo dejo pasar en el supermercado antes que yo a las personas que traen pocas cosas cuando no hay nadie más detrás mío. Cuando hay máximo dos carros atrás mío, les pregunto a los de atrás si a alguien le molesta que la persona que tiene solo X pase antes que nosotros.
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2015-11-09 | 18:30
1
no se yo siempre saludo a todos en la pega... aunque no todos te responden pero bueno, siempre que me traen un documento doy las gracias o cuando pido que limpien algo sucio o me trasladen los millones de cajas, también trato de ser amable con el resto (disculpe sabe donde queda tal calle-ni idea pero preguntemosle a fulanito... cosas así), aunque de ahí a iniciar una conversación lo dudo soy algo desconfiada, en la universidad a mis compañeros que sacaban malas notas les regalaba chocolates para que no fuera tan amargo su día...
responder
denunciar
apoyar
Paz Moreno | 2015-11-10 | 00:55
0
A mi siempre me ha llamado la atención esto del facebook, ¿cómo tanto? Pero en general me causa risa, ya que perro que ladra no muerde.
En fin, buen artículo ;)
Intentaré poner algunas cosas en práctica..
responder
denunciar
apoyar
Carolina Adaros Boye | 2015-11-10 | 08:47
1
Sobre el arte de parar el carro, tuve una experiencia de aplicar esto hace un par de semanas y con éxito. Estaba haciendo la file para cargar la tarjeta del metro, no en Santiago si no en Londres donde el nivel de estrés y caos es mucho, mucho peor (creanlo, el metro de Santiago sigue siendo aún una maravilla al lado del de Paris y Londres). La cosa es que se coló un english-gentleman justo delante de mi en la fila, así como haciendose el loco al principio de paró como al lado de la fila y hasta que se metió asi "como que no quiere la cosa". Tuve que esperar un rato para pensar como equilibrar mis pocas ganas de pelear en ese momento con la determinación de no permitir aquella patudez hasta que decidí decirle: "disculpe señor, creo que no se dio cuenta, pero cuando usted se colocó en la fila ya habíamos al menos cuatro personas detás del puesto que usted está ocupando". El caballero se discupó diciendo que "no se había dado cuenta" (mentira) y se colocó inmediatamente más atrás. Me alegré de que no se hubiera salido con la suya y al mismo tiempo de haberle salvado la dignidad. Ahora, aún me pregunto si en Chile esa clase de diplomacia me daría buenos resultados...espero que si :)
responder
denunciar
apoyar
Danae López | 2015-11-11 | 00:02
2
Mi hijo de 10 años cuando va por la calle conmigo tiene la costumbre de saludar a todo el mundo. Es loquisimo ver la reaccion de la gente sobre todo de los abuelitos y señores del aseo de calles....vieran como se les ilumina la mirada y le devuelven el saludo con una sonrisa gigantesca. Otros los adultos onda cuarentones se quedan perplejos; algunos luego le devuelven el saludo y otros no pescan ( ahi me da como cosa pero a él le da igual que no lo saluden devuelta y sigue como si nada). Las viejilolas le sonrien todas cocorocas y los jovenes lo saludan con gestos buena onda.

Saludar con ganas y con una sonrisa si hace la diferencia.
responder
denunciar
apoyar
Silvia Guzmán | 2015-11-16 | 23:36
2
desde que tuve la suerte de estar en Sydney hace algunos años, una ciudad hermosa y con gente muy amable, me dí cuenta que la amabilidad retorna con creces. Pero la experiencia que más me ha conmovido y motivado en mi vida ocurrió un día que me encontraba esperando el cambio de luz del semáforo. Pasó un mendigo estirando la mano y le dí un par de monedas, siguió enseguida caminando hacia el vehículo de atrás pero de pronto se devolvió para decirme, le vengo a dar las gracias de nuevo señora, más que por el dinero sino por la forma en que me lo dió, sonriendo y mirándome de frente. En ese momento me dí cuenta que se trataba de una persona con educación por la forma de hablar, aún cuando se veía muy pobre.

Quedé impresionada y a la vez me sentí muy gratificada, comprobé que la amabilidad, la cortesía espontánea, el modo con que uno va por la vida tiene su recompensa.
responder
denunciar
apoyar
Danae López | 2015-11-27 | 00:27
0
Que hermosa experiencia !!!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.