etiopía, áfrica, forestación, crisis ambiental, cambio climático, conflicto político, árboles, deforestación
Imagen: César Mejías

En medio de grandes conflictos políticos y ecológicos, Etiopía planta 350 millones de árboles en 12 horas

Abatida por enormes conflictos étnicos, azotada por la pobreza y por una crisis medioambiental que no le da tregua, Etiopía se ha levantado y ha batido el récord mundial de plantación de árboles en un solo día.

Por María Jesús Martínez-Conde | 2019-08-08 | 07:00
Tags | etiopía, áfrica, forestación, crisis ambiental, cambio climático, conflicto político, árboles, deforestación
"África tiene lo necesario para encabezar este impulso global y, como el continente más afectado y vulnerable, la mitigación del cambio climático debe ser la máxima prioridad en los próximos días" (Juliette Biao Koudenoukpo, directora de la Oficina para África de ONU Medioambiente).
Relacionadas

Según un reciente estudio publicado por la revista Science, la reforestación masiva de áreas en donde los árboles han sido talados, podría ser una de las "estrategias más efectivas para la mitigación del cambio climático". Como te contamos en esta nota, un grupo de científicos calculó el número exacto de árboles nuevos que necesitaríamos plantar para lograr capturar hasta un tercio del CO2 que los humanos ya hemos emitido desde la Revolución Industrial: un billón.

Pues bien, hay un país en África que se tomó la reforestación realmente a pecho: el 29 de julio pasado, los etíopes lograron plantar 350 millones de árboles en 12 horas, algo totalmente inédito en nuestra historia medioambiental.

¿De qué se trató esta campaña? ¿Por qué ha sido criticada y cuáles son los embates ecológicos y políticos por los que está pasando Etiopía? En El Definido te lo contamos.

Tierra de orgullo y pobreza

Los más de 90 millones de ciudadanos de Etiopía habitan parte de lo que se conoce como "el Cuerno de África", ese "cachito" del continente hacia el este, que más bien parece un cuerno de rinoceronte, que alberga a las poblaciones más pobres del planeta y que, paradojalmente, tiene el honor de haber sido la tierra en donde se originó la vida humana.

Etiopía se encuentra ubicada en "el cuerno de África" y no tiene salida al mar/Google Maps.

Es el segundo país más poblado del continente después de Nigeria y, desde la independencia de Eritrea en 1993, no tiene salida al mar. Etiopía cuenta también con el orgullo de nunca haber sido colonizada (salvo los cinco años en que estuvo bajo ocupación Italiana), a diferencia del resto de las naciones africanas.

Hoy, este país que en griego quiere decir "de cara quemada", basa su economía fundamentalmente en la agricultura, la que le proporciona el 45% de su PIB, el 80% de sus exportaciones y el 20% de su mano de obra.

Zona roja para el cambio climático

Lamentablemente, la crisis medioambiental y la pobreza se han retroalimentado en Etiopía en el peor de los círculos viciosos. La gran degradación de sus ecosistemas, de sus tierras agrícolas productivas y la mala utilización de sus recursos hídricos, han aumentado sus niveles de pobreza, situación que a la vez agita los conflictos políticos e impide que exista real seguridad alimentaria, en una nación que ya sabe bastante de hambrunas.

De acuerdo a la ONG inglesa International Development Partnerships, que trabaja para aliviar las causas y efectos de la pobreza en Etiopía, los principales problemas medioambientales del país:

"Incluyen la deforestación, la erosión del suelo y el agotamiento de nutrientes que, en partes de las tierras altas del norte, están llevando a un aumento preocupante en la desertificación. La sequía también ocurre con frecuencia y la gran dependencia de la economía del agua de lluvia amplifica sus efectos, lo que resulta en una grave escasez de alimentos y hambrunas".

Así, el Cuerno de África no solo es escenario de miseria, sino que también se ha identificado como una de las zonas más vulnerables a las consecuencias del cambio climático, lo que proyecta que para 2030, el rendimiento de los cereales básicos en la zona descienda un 30%. La sequía ha dificultado tanto conseguir agua y alimentos, que ya unas 3 millones de personas se han visto desplazadas por su causa.

Por otra parte, el pastoreo excesivo en la zona norte del país, ha alterado profundamente los patrones naturales de la vegetación: si a fines del siglo XIX entre el 35 y 40% del país estaba cubierto por árboles, hoy la sobreexplotación de los suelos permite que sólo lo esté en un 4%.

"La tasa actual de deforestación que se estima en la región es de 150.000-200.000 hectáreas por año y la FAO calcula que la capa superficial del suelo fértil se pierde a una tasa de mil millones de metros cúbicos anuales", agrega la ONG.

¿Y qué hay de los conflictos políticos?

Pues también los hay, y por montones. Hablemos de los conflictos internos, porque con los externos ya nos extendimos en esta nota.

Etiopía cuenta con 80 grupos étnicos habitando un mismo país y hace dos décadas adoptó una original forma de distribuirlos administrativamente: una constitución que utiliza el origen étnico como base para organizar una federación, como señala Quartz. Es decir, hay estados que son conformados por un único grupo étnico, mientras hay otros que son compuestos por varios, lo que ha traído rencores y enfrentado voluntades de separación.

Quienes más se han manifestado en este sentido, son los 3 millones de Sidama que no cuentan con estado propio, a pesar de ser el quinto grupo étnico más numeroso del país (representan el 4% de la población). Es más, en 1991 se les asignó un territorio, sin embargo, la Constitución de 1995 lo abolió y fueron integrados a la Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR), donde comparten suelo con otros 56 grupos.

La constitución estipula que el gobierno debe celebrar un referéndum dentro de un año si recibe una solicitud de un grupo étnico para formar una entidad separada, lo que sucedió el año pasado de la mano de los activistas de Sidama.

Esta situación llegó a su punto de alarma cuando, el 18 de julio pasado, miembros de la comunidad Sidama amenazaron con declarar unilateralmente la creación de su propio estado, pues se cumplía la fecha límite para celebrar el referéndum que nunca se llevó a cabo. Al menos 25 personas murieron en los enfrentamientos a causa de esta demanda.

Sin embargo, el primer ministro, Abiy Ahmed Ali, complicó un poco las cosas al decir que la carta fundamental solo contempla nueve estados, y que habría que reformarla en caso de que los Sidama quisieran su propio territorio, lo que muchos tildaron como un acto de "gimnasia legal", al verse entre la espada y la pared. Eso, sin mencionar las negociaciones que se debiesen iniciar con el resto de los grupos étnicos miembros de la SNNPR para lograrlo.

Finalmente, los Sidama y el gobierno llegaron al acuerdo de celebrar el referéndum en cinco meses más, capeando así la crisis y "pateando" el problema hacia adelante.

Ok, ¿y qué tiene esto que ver con los árboles? Vamos a eso ahora…

305 millones de árboles en 12 horas

En medio de esta candente situación política, el primer ministro echó a andar una popular y exitosa campaña medioambiental llamada #GreenLegacy (#LegadoVerde), que puso a Etiopía en las portadas de los diarios a nivel mundial, y que muchos miraron como un medio distractor de la opinión pública frente a los crecientes conflictos étnicos, que ya han conducido a más de 2,5 millones de personas a abandonar sus hogares.

Más allá de las críticas, la campaña efectivamente fue un acierto, logrando plantar el 29 de julio pasado un estimado de 353 millones de árboles (en su mayoría nativos) en tan solo 12 horas, de acuerdo al tuit publicado por el ministro de innovación y tecnología de Etiopía, Getahun Mekuria. La ambiciosa meta total de la iniciativa, es conseguir tener en pie 4 mil millones de nuevos árboles durante este verano en el país, lo que se pretende concretar si cada ciudadano logra plantar, al menos, 40 plántulas. Esto, a causa de la grave deforestación y sequía que ya mencionamos.

Cantidad de árboles plantados por estado en Etiopía/Smithsonian, Oficina del primer ministro de Etiopía

Este número sorprende aún más cuando conocemos el anterior récord de forestación en un solo día. Sucedió en India, en 2016, cuando 800 mil voluntarios plantaron 50 millones de árboles en una jornada. Por lo tanto, la hazaña etíope entraría puntera para competir por llevarse el récord Guinness de este año.

El primer ministro participando de las plantaciones/BBC

Los árboles fueron plantados en mil zonas del país por voluntarios de todos los rincones y funcionarios públicos que fueron haciendo el conteo mediante un software, ya que muchas oficinas de gobierno fueron cerradas ese día para completar la ansiada maratón. Paralelamente, el proyecto contó con el apoyo de la ONU y las embajadas de varios países en Etiopía.

"La forestación es la solución al cambio climático más efectiva hasta la fecha y, con el nuevo récord establecido por Etiopía, otras naciones africanas deberían moverse con rapidez y desafiar el statu quo", dijo Juliette Biao Koudenoukpo, directora de la Oficina para África de ONU Medioambiente. "África tiene lo necesario para encabezar este impulso global y, como el continente más afectado y vulnerable, la mitigación del cambio climático debe ser la máxima prioridad en los próximos días", agregó.

Hay otros países africanos que se han sumado a esta cruzada por la forestación, por ejemplo Kenia, a través de su programa Greening Kenya Initiative, también apoyado por la ONU. La organización considera que la plantación masiva de árboles, es una de las formas más eficientes y baratas para enfrentar la crisis climática, y por eso trabajan en todo el mundo para replicar estas iniciativas.

Independientemente de los "tira y afloja" de la política, una campaña así tiene múltiples beneficios objetivos para el medioambiente: los bosques preservan los hábitats de especies en peligro, protegen las cuencas hidrográficas y nutren los suelos erosionados, entre otras múltiples ventajas. Chile, siendo también un territorio víctima de sequía, erosión e incendios forestales, ganaría mucho si los ciudadanos iniciásemos una campaña de esta envergadura, ¿no crees?

¿Crees que en Chile podríamos iniciar una campaña como esta?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Bárbara Gómez | 2019-08-08 | 10:25
2
Me parece maravilloso, y más allá de distraer por problemas étnicos... ¿qué mejor para unir a la gente que hacer algo juntos por el bien del país?
Lo único que me pregunto es como van a a regar todos esos arbolitos. Ojalá en Chile hiciéramos algo así, y prohibir las plantaciones de monocultivo de eucaliptus y pinos, que nos están llevando a la sequía de forma abrupta.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.