columna, odio, sociedad

El odio te hace manipulable

Creemos que ser un indignado es un acto liberador, pero ¡cuidado!, podemos estar siendo manipulados

Por Marco Canepa @mcanepa | 2013-03-28 | 12:23
Tags | columna, odio, sociedad

Son una cosa curiosa, las emociones. Tienen la capacidad de inspirarnos hasta alturas insospechadas o limitar nuestra visión a niveles vergonzosos. Todo depende de la emoción. 

Recuerdo más de una ocasión en que, a mitad de una discusión con mi mujer, me di cuenta que mis sólidos argumentos hacía rato se habían deshecho bajo el peso de la evidencia y lo único que impedía levantar la bandera blanca era mi convicción de que tenía razón. "¡No sé por qué, pero tengo razón!".  Sólo me vine a dar cuenta de lo equivocado que estaba horas después, cuando la rabia se había disipado. 

Y es que la ira provoca eso, no sólo te pone en actitud física de combate y concentra tu atención en el punto de conflicto, también te hace estar absolutamente seguro de que estás en lo correcto y te cierra a escuchar posturas ajenas, por razonables que sean. 

Cualquiera que haya tenido que enfrentarse a una persona cegada por la ira (ojo: cegada por la ira) sabe que, hasta que no se calme, no es posible razonar con ella. Por fortuna la rabia es momentánea, un secuestro emocional, algo pasajero. 

El problema es que existe un tipo de rabia más insidiosa, más venenosa, más corrosiva, porque es un estado permanente, que opera en el "background" de nuestro cerebro: El Odio. 

El odio es una especie de acceso directo a la rabia; una mina antipersonal enterrada en nuestro inconsciente, lista para explotar al primer contacto; una predisposición permanente a bloquearnos a escuchar lo que el objeto de nuestro odio -o su defensor- tenga que decir; a suponer que todo argumento que entregue tiene una mala intención detrás o que es mentira. 

Y para peor, quien incuba ese odio se siente orgulloso de su ceguera. Siente que la está haciendo de lujo. Porque tiene la razón, porque está luchando por sus ideales, porque está haciendo un acto revolucionario, porque nadie es más libre que él, porque no se deja engañar

Nuestra sociedad y las redes sociales rebosan hoy en día de "indignados", ansiosos de expresar todos los matices y tonalidades de su odio, seguros de que eso los hace ver más inteligentes y libres.

Pero, en mi humilde opinión, no son tan libres como creen. Es más, si como decía Marx, la Iglesia es el opio del pueblo, entonces el odio es el control remoto del pueblo.

Si yo apunto a una persona en la calle y grito "¡Ese hombre violó a mi hija!" puedo contar con que el pobre tipo, sin importar cuánto grite que no es verdad, va a recibir una buena paliza. ¿A quién le van a creer, a la víctima o el victimario? El ser humano se hace juicios en cosa de segundos y el odio es muy bueno para afirmar esos (pre)juicios, y así justificar nuestro actuar.

Así, no hay nada más útil para manejar a la masa, que buscarle un enemigo y lanzarla rugiente, con antorchas y azadones a lincharlo. O mejor aún, transformar un concepto en el enemigo y luego pegarle esa etiqueta a toda persona, obra o institución que yo quiera destruir.

Tomemos el  caso del "lucro", el gran enemigo público que instaló el movimiento estudiantil. 

Ni siquiera voy a discutir si el lucro es en sí mismo malo o si es bueno o malo que ocurra en la educación, sólo quiero hacer notar que yo, hoy en día, puedo simplemente indicar a cualquier empresa o institución del país, gritar "¡LUCRO!" y puedo estar seguro que, en cosa de minutos, contaré con un ejército de opinólogos e idealistas dispuestos a prenderle fuego. Da igual si es verdad que lucra, si su lucro es legítimo o no, o si le ha hecho bien o mal a la sociedad. Nuestro switch anti-lucro ha sido activado, el odio tomó el control y nuestra racionalidad se apagó. Ahora somos ángeles castigadores.

Entonces, ante la enorme maquinaria generadora de odio en que se ha convertido la prensa de nuestro país, y su caja de resonancia -las redes sociales- convendría preguntarse... ¿Quién está provocando este odio, a quién le conviene mantenernos furiosos y con qué objetivo nos están controlando? 

Usted será quien responda esa pregunta. Mi punto es otro:

Si uno quiere tomar buenas decisiones, debe pensar con la cabeza fría. 

Así como no es conveniente tentarse con los ofertones y creditazos sin cotizar primero, así como uno debe ver si tiene capacidad de pago y la necesidad real del producto antes de endeudarse, tampoco conviene casarse con una ideología o causa sin haber pensado bien el problema, haber escuchado abierta y desprejuicidamente a todas las partes involucradas y haber "cotizado" diversos argumentos en pro y en contra de un problema.

No llamo a no tener una opinión o a no defender nuestros derechos, llamo a formarse esa opinión después de haberse informado bien y no sólo con información de un lado del problema, sino habiendo escuchado a ambas partes. Realmente escuchado.

¿Será tan ilógico pedir eso?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Fuad Said | 2013-03-28 | 13:03
14
Cuanta razon...
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Largo Averill | 2013-03-28 | 13:38
47
yo después de muuucho tiempo poniéndole atención a lo que pasa en política, cifras, declaraciones, ataques cruzados, etc, he llegado a la conclusión de que hay dos tipos de política: la que se hace por el país y la que se hace para la galería. POR el país está la gente que busca el desarrollo, que trabaja piolita, que hace acuerdos con sus opositores, que se preocupa de acostarse tranquila y de hacer el bien. PARA la galería está el ataque, la calumnia, la difamación... y esta es la que alimenta al pueblo, la que hace a la gente abanderarse por unos o por otros, y es que si no hay enfrentamiento, si no hay "farándula política" la galería se aburre y le presta interés a otras cosas. La "farándula política" nos ha convencido de que la gente que piensa distinto a uno se convierte inmediatamente en nuestros enemigos y NO ES ASI! Aparte que seamos objetivos, si todo el show de odio que hacen los políticos con sus compañeros de pega fuese cierto, se hubiesen matado hace rato entre ellos! Y es por eso que la verdad no les compro tanta odiosidad... y me gustaría poder decirles que esa dinámica (que creo 90% falsa) no le hace bien al país, que hay que desacostumbrar a la galería a la odiosidad y que si su forma de ganar adeptos es disparando mierda con ventilador, que mejor se vayan pa la casa
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-03-28 | 16:18
9
Muy cierto, y creo que la realidad es que la galería hace rato está cansada del show que hacen. Por algo están tan desprestigiados, por algo los candidatos que menos hablan les va mejor en las encuestas.

Ojalá eso cambie, ojalá este diario ayude a eso.
responder
denunciar
apoyar
Eduardo Hott | 2014-02-18 | 01:39
1
La galería, como acertadamente dice (creo) que se puede aplicar al teatro griego y circo romano, el cual era por muuuucho generoso a este "garito" de aquí. Los griegos y romanos daban pan al menos. Estos desalmados (despojados de alma) no te dan ni migas ni dejan que las hagas tu sin su "coimisión". Un fuerte abrazo y felicidades Excelente y refrescante iniciativa la suya, estoy a su disposición (gratuitamente)
responder
denunciar
apoyar
Ptx ... | 2013-03-28 | 14:44
2
muy de acuerdo Can!
...salvo que no creo en una mega conspiración odiocistica para desbaratar el orden mundial... (de hecho niún político le achunta con estos movimientos odiocísticos.. no saben por donde va la micro... y honestamente yo tampoco :P)
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Max Correa | 2013-03-28 | 15:15
10
Personalmente me indigna el que expresa odio o se aferra al odio sembrado por otro, sin dar la cara o sin moverse de su asiento (facebook, twitter, emol, etc). Pareciera que anduvieran buscando una razón para odiar, ¿cuál es el motivo de tanta indignación? Cualquiera podría nombrar infinitos, pero creo que lo fundamental, es que no saben qué hacer con el odio, más que asumirlo como propio y liberarlo de una manera vil y cobarde. Frustración frente a nuestra propia incapacidad! Tanta incapacidad que esperamos que políticos que no ven más allá de la nariz nos representen, para luego criticarlos y así se mantiene el ciclo, o sea abrimos las puertas a que se siembre más odio, a ser manipulables.
Gran columna!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Fuenzalida | Co Fundador | 2013-03-28 | 16:48
4
Gran columna Marco. La emoción es una predisposición a la acción, por lo tanto, en ciertas emociones tenemos acciones más la mano que en otras, por ejemplo, en la felicidad tenemos más posibilidades de bailar que en la emoción de la pena. La emoción de la rabia nace de un juicio de que algo muy injusto sucedió y tiene la fuerza suficiente para que nuestro cuerpo reaccione de forma impulsiva y ciega, como tú expones. Por otra parte la rabia bien manejada puede ser una herramienta muy útil a la hora de tomar decisiones o marcar limites cuando nos sentimos pasado a llevar. Para lograr eso es bueno reconocer que le pasa a nuestro cuerpo con rabia de forma de que cuando esta aparezca no nos ciegue o nuble...algo muy eficaz es el control de la respiración o el conocido cuenta hasta 10...Saludos
responder
denunciar
apoyar
German Seckel | 2013-03-28 | 18:17
3
Me acordé de la Ines Perez, cuando CHV se la sonó para siempre editando su entrevista sobre las nanas de un condominio y donde aparecía diciendo lo contrario de lo que dijo. La amenazaron hasta de muerte.
responder
denunciar
apoyar
Luciano Mora Siebald | 2013-03-29 | 14:27
2
jajaj si!! yo también me avergoncé demasiado al darme cuenta de la marioneta que soy de la desinformación y prejuicio popular.
responder
denunciar
apoyar
El otro día vi esta infografía que muestra los efectos de la rabia en el cuerpo. La conclusión es que cuando nos enojamos, envejecemos ¡3 mil veces más rápido de lo normal! Quedé para dentro...

http://www.circles.cl/wp-content/uploads/da%C3%B1os-del-enojo_mini.jpg
responder
denunciar
apoyar
Eduardo Hott | 2014-02-18 | 01:30
2
Eso no es odio, es ira mi estimado Patiperro, pero a saberse: La ira también provoca una serie de procesos muy similares al ejercicio extremo, por lo que la ira sería o tendría efectos positivos, no así el odio Atte. Saludos
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Berríos | 2013-04-01 | 15:31
2
Can, excelente artículo, es cosa de ver no sólo en política, sino en todo ambito como nuestra sociedad se mueve a través de la odiosidad, claro ejemplo ha sido el sitio de Juanelo donde con chistes transversales del mismo te han tratado Momio y Facho hasta Comunista, encasillando viendo como rival de inmediato, sin permitir la opción de que en la vida existen matices y más que diferencias entre todos tenemos más cosas en común.

Si en vez de esa ideología de la odiosidad permamente que existe se trabajara por los problemas reales, uta que estaríamos la raja, al menos es lo que trato de hacer entender a mis cercanos, que afortunadamente la mayoría ha entendido de buena lid el mensaje.
responder
denunciar
apoyar
Orietta Dennett | 2013-04-01 | 17:16
2
buen articulo, y no puedo estar más de acuerdo con lo molesto que es tratar de argumentar con quienes están cegados en una posición.
sólo quisiera agregar que a veces me diento en la edad media, ya que reemplazamos las turbas enfurecidas con hoces y antorchas, por comentarios malintencionados por las redes sociales, condenando sin tener más antecedentes o el contexto (el caso de Inés Perez es un gran ejemplo).
creo que todos tenemos derecho pataleo, pero hay que respirar profundo antes de despotricar al viento (o en facebook)
responder
denunciar
apoyar
Carolina Olivares | 2013-04-03 | 11:26
2
Primero quiero decir que me encantó la forma en la que escribes (fuera del humor), en cuanto al tema es verdad, estamos como sociedad cayendo cada vez más rápido en el ataque veloz a cualquier cosa que nos digan, sin argumentos ni evidencias, pero hay tantas cosas que nos hacen sentir presionados o pasados a llevar (trabajo, metro, transantiago, bancos, isapres) que estamos dispuestos a atacar lo que sea todo en un afan de sacar esa energía negativa.

y tienes razón debemos pensar con la cabeza fria antes de dejarnos llevar por el odio

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Italo Martinez | 2013-04-03 | 18:03
1
el uso desmedido del odio es real, se ve y se puede vivir en carne propia, existe gente que manipula a otros generando rencores y odios inexistentes, sin siquiera pensar en el daño que puedan ocasionar, lo peor es que hay personas que son muy susceptible a este control, me imagino que debe ser debido a falta de educación o por algún tipo de problema emocional, se utilizó, se utiliza y se utilizara, para controlar diezmar y destruir a personas o pueblos enteros, debemos crear conciencia de ello y nosotros como seres racionales crear un cambio, partiendo en nuestras familias y con nuestros hijos..
responder
denunciar
apoyar
Bantus Deslio | 2013-05-07 | 11:28
0
Para empezar, creo que eso de "tener la cabeza fría" es una mentira abismal. Uno JAMÁS deja de entrever sus emociones al momento de tomar decisiones racionales. La emoción y la razón no son dos piezas distintas que puedas separar y utilizar individualmente. Como humanos hacemos esa distinción netamente por propósitos didácticos.
Segundo: yo entiendo que intentas expresar que el odio en sí mismo ya es comúnmente utilizado como un mecanismo de control más y que todos deberíamos estar más conscientes de nuestras emociones (y ser consecuentes con nuestras razones) cuando una situación nueva aparece. Pero OJO, esa indignación y esa rabia no aparecen en un principio sólo porque sí, o sólo porque "los shilenoh somoh pesaoh nomá puh". Esas reacciones de odio dicen mucho del estilo de vida asqueroso que llevamos, tanto que ya sale a borbotones al primer chispazo que uno da. El que otra persona las utilice en beneficio propio es un cuento muy distinto.
Finalmente, me carga esa postura pseudo hippie (al estilo de Franco Parisi) de decir "pero para qué amargarnos, veamos las cosas lindas de la vida!". No podemos negar la rabia, el enojo y la indignación que nos pueden evocar situaciones y personas que coartan nuestra libertad y cometen acciones que traspasan acuerdos mutuos como sociedad. Hay que reconocer y aceptar esas facetas de nuestras personalidades, y no andarlas escondiendo o invalidando sólo porque no son "socialmente aceptadas".
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-07 | 12:45
5
Es cierto, las emociones son indivisibles de nuestro proceso racional. Y no estoy haciendo un llamado a andar siempre "happy" o negarse a ver las cosas malas. Eso es una pelotudez.

Estoy diciendo que adoptar la actitud de "indignado" y encontrar todo malo y ver lo peor en todos, suponer que cada acontecimiento es un abuso, que todo se ha hecho con mala intención, es también una distorsión de la realidad. Las cosas nunca son tan así.

El andar emputecido permanentemente te cierra a ver la realidad en su plenitud y entender que en una realidad imperfecta, todo tiene matices positivos y negativos, y te cierra a ver opciones de solución. Cuando tú ves todo blanco y negro, apenas veas algo negro, querrás borrarlo de un plumazo y partir con algo "blanco" que a poco andar te darás cuenta que también tiene defectos.

En El Definido queremos justamente hacer ver que uno debe tomar distancia de los problemas, analizarlos con calma y tomar buenas decisiones.

Estamos llamando a no creer que tus prejuicios son toda la verdad. No veo por qué eso violenta a alguna gente.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Murga | 2013-05-08 | 13:27
1
Es cierto, la rabia y el odio bloquean la capacidad de raciocinio del ser humano (lo cual me lleva a pensar que segun las leyes de evolución, esta actitud fue vital para asegurar la supervivencia del humano primitivo, pero eso es harina de otro costal) y es muy dificil sacarselo de encima.
Pero creo que más que un acceso directo a la rabia (que yo entiendo es un acceso de ira, el sentimiento) a mi me parece que el odio es algo más racionalizado, es una ira en estado permanente que el razonamiento ha justificado, por muy ceirto, falso o falto de pruebas que pueda ser: "los bancos nos roban", "los politicos son corruptos", "el lucro es malo", "los judíos arruinaron a Alemania", "los inmigrantes están arruinando a Europa", "los mexicanos arruinan a EE.UU."
Sin embargo, en esta sociedad es el miedo la herramienta de manipulación, más que el odio. La rabia es una reacción a situaciones que consideramos injustas ante nuestras expectativas. Pero ¿Quien no teme que esas expectativas no se cumplan? Y más cuando se exacerba lo que DEBE SER frente a lo que ES.
En este caso basta recordar lo que en su sabiduría nos enseño Yoda: "El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento".
responder
denunciar
apoyar
Gandalf Blanco | 2013-05-08 | 14:55
1
Concuerdo con algunas cosas que dices, también entiendo cuál es tu punto. Pero mi impresión es que mucha de esa rabia y odio (que veo actualmente) se produce en base a nuestra propia desinformación o poca participación en los temas que nos involucran directamente. Somos buenos para exigir nuestros derechos, pero muy malos para cumplir con nuestras obligaciones. Es súper fácil seguir a las masas o comenzar una “cacería de brujas” (independiente que piense que en algunos casos seria buenos quemar a ciertos personajes en las plazas públicas XD )
En cuanto a lo que señalas (sic) : “Si uno quiere tomar buenas decisiones, debe pensar con la cabeza fría.” Yo creo que parte de eso es cierto, pero también uno tiene que estar informado. Siempre buscamos tomar la mejor decisión en ese momento (sería tonto pensar lo contrario), obviamente también existe la posibilidad que nos equivoquemos lo cual es parte del juego.
Saludos
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Camila Jara | 2013-05-10 | 17:18
4
Muy de acuerdo con el articulo, pero creo que gran responsabilidad de eso la tiene, lo poco acostumbrados que estamos a enfrentar de manera critica las cosas y la actitud inmediatista que lo acompaña.
Desde el inicio del proceso formativo, el pensamiento divergente de alguna forma es sancionado, dentro y fuera del núcleo familiar, aquellos niños o jóvenes que cuestionan mucho las cosas, son vistos como "bichos raros" y aquellos que absorben como esponjas resultan ser los destacados. Cuando nos enfrentamos a situaciones nos quedamos en el análisis polarizado de lo positivo y lo negativo y nos olvidamos de evaluar lo interesante de algunas propuestas.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
soledad aranguiz | 2013-05-16 | 09:54
2
Creo que como seres humanos siempre tenemos emociones, ya sean positivas o negativas. Frente a un mismo hecho que nos afecte, por ej.: un maltrato, podemos reaccionar con rabia o podemos llegar a deprimirnos si es que no nos enojamos. La rabia entonces nos moviliza y es pasajera. Es positiva en esa situación. Todos somos "rabiosos" en el buen sentido.
El odio es diferente, es rabia contenida, y peor que eso: necesita volcarse en otro ser humano o en alguna acción destructiva. El odio te ata a la persona que te lo produjo y termina apoderándose de ti, por lo tanto te llenas de esa misma energía negativa, no te moviliza como la rabía sino que te vas autodestruyendo. Por eso es a veces tan dificil perdonar. Por eso también eres manipulable. Ya no eres tu, el odio te maneja.
Bienvenido sea entonces el perdón y bienvenidos los sentimientos positivos!
responder
denunciar
apoyar
Martín Sierpe | 2013-05-30 | 09:48
1
Puntualmente el tema del lucro, recuerdo haber visto en unos de esos programas chilenos tipo "La Jueza", donde una mujer reclamaba que su inquilino no le estaba pagando el arriendo, y el hombre repetía que ella estaba mal, que estaba lucrando, y la jueza obviamente le explicó que tenía todo el derecho por ser la casa de su propiedad. Absurdo.
responder
denunciar
apoyar
Christopher Márquez | 2013-06-25 | 12:11
2
El libro 1984 de George Orwell menciona exactamente lo que planteas: dale al pueblo un enemigo y será fácil controlar. El odio, como muy bien dices, es el control remoto perfecto "del poderoso" para controlar la masa.
responder
denunciar
apoyar
Silvia Guzmán | 2013-09-02 | 21:51
0
muy buen artículo, un gran aporte a la buena convivencia. En estos días se ha hablado y bromeado mucho con la caída de Piñera en Puente Alto. Por FB vi una de las fotos y me puse a analizar los comentarios que hacían al pie de ésta. Algunas realmente impactantes, "muérete ch... de tu m..., que estay podrío en plata y la seguí aumentando, etc...".. Desgraciao, te deberías haber quebrao el coco, bla, bla....

Por otra parte, tiempo atrás, cuando se esperaba su regreso, hubieron muchas publicaciones muy groseras en contra de M. Bachelet, increíblemente insolentes.... para qué digo yo?... porqué agredir con tanto odio?... pienso que la mayoría de las personas que ven estos comentarios pueden reirse o serles indiferentes, pero a la larga y muy en nuestro ser interior, no es agradable la expresión de tanto odio.

Lo pienso y lo repienso, por ahora lo único que se me ocurre es analizarlo y buscar consensos en mi entorno y por eso me agrada muchísimo comenzar a ver este tipo de publicaciones, nos hace bien a todos.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Vega Muñoz | 2013-11-01 | 14:57
0
Recuerdo cuando tenía 15 (pleno auge de ideas revolucionarias mezcladas con la bomba de emociones de esas edad) y se me ocurrió hacer mi propio panfleto crítico y salir a repartirlo por el centro.
Después de repartirlos volví a casa y orgullosamente le di una copia a mi papá. A él no le gustó, en el texto había una frase que decía algo así como "...el sistema actual es una mierda". Con eso había arruinado todo argumento, reflexión o fundamento lógico.
Algo tan simple como ese hecho, fue una de las mejores y más libertadoras experiencias que he tenido.
Ahora, como podemos dejar de ser manipulados por el odio? Entiendo cuando los políticos la usan, no lo comparto, pero entiendo que para ellos es parte de su cultura maquiavélica. Pero resulta que también ocurre en las buenas causas. La actual lucha contra la actualización del convenio upov (ley monsanto), su base más fuerte es el odio y la lucha esta completamente desvirtuada.
Mi gran pregunta es cómo se puede generar una sociedad critica desde la razón, la emoción, la positivizacion? Creo qué por eso me gusta El Definido, ojalá hubiesen muchos más.
responder
denunciar
apoyar
Claudia Fica | 2013-11-05 | 11:01
0
Buena columna y necesariamente reflexiva, pero para mi la cosa es simple, cada emoción que emites es un ingrediente de una receta. Todo depende de lo que cada uno quiera cocinar y finalmente es lo que te alimentará. Tu decides! Y respecto al juego de los políticos, jajaja los partidos son "empresas" (no me hablen de lucro señores)que hacen "productos"(candidatos) con "envases"(imagen) con "ofertones" (propuestas) y que finalmente los venden (campañas)son bienes de consumo como cualquier otro. Y no van a cambiar las reglas del juego, porque así les sirve, porque es "negocio".-
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
luis muñoz | 2013-11-20 | 22:47
1
weeeea!! te pasaste!! super inteligente tu columna, nada que decir, y me dejo pensando, porque concuerda con cosas de mi entorno cercano, así que me llego como un flechazo, pero como dicen el sabio puede cambiar de opinión, el necio ni cagando.. o algo así decía el dicho :B. me hiciste recuperar una parte de mi que críia perdida, he vivido la vida con tanta rapidez que no me he detenido a reflexionar, así que tu articulo fue algo positivo y que voy a recordar, gracias ojala pudiera guardar la columna en algun favorito o algo, pero soy nuevo y no cacho esto. gracias de nuevo
responder
denunciar
apoyar
Hola Luis. Fíjate que en la línea donde está el autor del artículo, hay una estrella gris, si le das click, queda guardada la nota en tu perfil como favorita. Lo puedes hacer con todas las que quieras guardar.
responder
denunciar
apoyar
luis muñoz | 2013-11-23 | 20:06
0
aajjaja, si ya lo hice, gracias
responder
denunciar
apoyar
mister pancho | 2013-12-09 | 20:50
0
Qué mala y básica columna. Tanto rodeo de pseudo psicología para terminar tomando el ejemplo del lucro. Realmente el autor no entiende ni un centímetro de lo que ha pasado en Chile durante los tres últimos años.
Par e autor de trata de la reedición de la teoría de los zombies ciudadanos manejados por el comunismo (internacional aún?). Esta vez el básico autor trata de darle un barniz elegante a una estupidez histórica, que dejó a Chile regado de asesinados y desaparecidos, por ser víctimas de este control remoto, y no querer recapacitar, o por sre sospechosos de manejar el control remoto.
El básico autor asume implícitamente que no es posible el conflicto en una sociedad, sobre todo cuando hay intereses contrapuestos. Y sin duda que en el último tiempo, son los intereses de un grupúsculo los que han entrado en conflico con el bien común (casos masivos de repactaciones La Polar, Jumbo, caso Cascadas, colusión farmacias, pollos Arístía, etc, lucro con estudiantes a cambio de educación de mala calidad, etc,etc).

Para el básico autor, que la gente este indignada por este tipo de robo a gran escala de cuello y corbata es sólo odio manejado a distancia por un grupo oscuro, muy poderoso e inteligente, ya que tener poder sobre miles implica necesariamente destrezas superiores a nivel comunicacional y en general intelectual.

El bpasico autor aún no madura y se niega a crecer y "destetarse" de los cuentos infantiles con los que creció en su familia de extrema derecha, cuando ingenuamente preguntaba sobre los malos comunistas (ojo que el término aplica a cualquiera que discrepe con ellos) y los héroes patrios que salvaron a Chile, con hazañas tan notables como asesinar y torturar niños, jóvenes, ancianos y ancianas, violación masiva de mujeres de todas las edades y embarazadas inclusive, y posterior desapareción de los cuerpos ya abusados y torturados.
Madura loquito!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-12-10 | 12:59
5
Pancho,

Antes que nada, me da lata leer este tipo de comentarios en nuestro sitio. Estamos orgullosos que, llevando más de 11.500 comentarios, prácticamente todos han sido respetuosos y bien argumentados, sin ataques personales contra nadie. Tienes todo el derecho a estar en desacuerdo, pero ojalá argumentaras tu punto de una forma más constructiva.

En cuanto a mi columna, lo único que dice es que cuando uno actúa impulsado por el odio, se ciega, es menos racional y más propenso a equivocarse. Y que eso se puede usar con toda clase de fines.

Y la única invitación que hace la columna es a reflexionar y evaluar las cosas en su justo mérito. A escuchar a ambas partes. A ser JUSTOS.

¿Eso te parece a ti "facho"? ¿O sientes que eso justifica las violaciones a los derechos humanos o los abusos de muchas empresas y servicios?

Tu respuesta a mi columna viene a confirmar completamente mi punto. Basado en el odio, tomas UNA frase mía y construyes todo un universo en que yo soy un defensor de los abusos, hijo de fachos, justificador de violaciones, pinochetista, asesino, fresco, ladrón, etc. y luego me atacas basado en lo que yo soy en tu imaginación.

Bastaría que leyeras un rato lo que defendemos en este diario y vieras que mi comic denuncia frecuentemente las mismas cosas que tu denuncias, para que vieras que tu imagen de mí no es correcta.

Cuando hago referencia al lucro, no busco justificarlo o defenderlo, ni siquiera me refiero al tema de la educación. Sólo digo que ahora basta decir que algo o alguien "lucra" para que sea automáticamente malo y eso no es justo.

Si tanto odias a los violadores de derechos humanos y los abusadores, quizás deberías reflexionar que ellos, igual que tú haces ahora conmigo, pintaron una caricatura de sus enemigos y luego decidieron destruirlos, porque era más fácil que darse la molestia de intentar entender su punto de vista.

Si quieres nos juntamos a tomar una cerveza, para que veas que no soy el monstruo que crees que soy.
responder
denunciar
apoyar
Eduardo Hott | 2014-02-18 | 01:54
0
Responderle a giles, sus idioteces mezquinas, ¿ en que me tranformaría?.

No pesque a huevones iñor
Siga su camino que va bien, si los perros ladran es porque avanzamos Sancho...
responder
denunciar
apoyar
Ignacio Codina Pino | 2015-01-27 | 14:28
1
Me acordé de un dia que estaba en el ServiEstado de la estación Tobalaba. Mientras hacia la cola para un simpático tramite bancario, pasó caminando un imbécil(su comportamiento no merece otro adjetivo) que se quedó mirando al guardia del banco, y sin ninguna razón se acerca y le dice: "Me vai a matar con esa pistola? Disparame po' aer' si eri' tan machito".
El guardia no dijo nada, y el otro se fue "victorioso" como si se hubiese demostrado a el mismo que es mas "choro".
Según yo, ese tipo de personalidades están condicionadas por mucho odio/rabia acumulada.
Saludos, muy buena columna.
responder
denunciar
apoyar
Javier Arcos | 2015-07-14 | 06:10
0
Bajo el mal raciocinio del odio hemos (me incluyo) cometido muchas malas acciones, pero es tan visceral la respuesta que en su momento no lo pensamos, bien esta hacernos pensar un momento en lo que hacemos, concuerdo con la columna
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Vera | 2017-02-23 | 14:57
1
Lamentablemente el odio nace del orgullo. El orgullo provoca en nosotros mirar en menos lo que nos rodea y ponernos en el centro de todo, así cualquier cosa que nos moleste provocará enojo, ira y odio. Lo malo es que eso lo vemos todos los días en nuestra sociedad, en la calle y en el día a día. Pensamos que manifestar nuestro enojo nos hace liberarnos, cuando en realidad nos hacemos esclavos incluso de nosotros mismos. Hemos dejado la humildad de lado y debemos recuperarla.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.