bikesantiago, mobike, servicio, bicicletas, transporte, bici, santiago
Imagen: César Mejías

Mobike vs. Bikesantiago, ¿quién gana la guerra de las bicicletas públicas?

Marco Canepa utilizó ambos servicios de bicicletas públicas y quedó con la película clara. Probó pedales, subió y bajó asientos e hizo sonar campanillas… ¿Cuál es el veredicto final? Léelo en El Definido.

Por Marco Canepa @mcanepa | 2018-10-03 | 18:45
Tags | bikesantiago, mobike, servicio, bicicletas, transporte, bici, santiago
Relacionadas

Un nuevo servicio de bicicletas públicas hizo su repentino y bastante espectacular debut en Santiago a principios del 2018, con estilizadas bicicletas plateadas y naranjas que aparecieron de la noche a la mañana en todas las esquinas del sector oriente de la capital y que, temporalmente, cualquiera podía usar gratuitamente. Se trataba de Mobike, empresa de origen chino con presencia en 220 ciudades de 19 países, la cual ofrece un innovador sistema de bicicletas públicas que, a diferencia de su principal y único competidor en nuestro país, Bikesantiago, no requieren de “docks” (estaciones de estacionamiento) sino que se pueden recoger y estacionar en cualquier lugar dentro del área de servicio.

Para quienes no tenemos la posibilidad de viajar en una bicicleta propia a diario, la aparición de esta nueva alternativa fue muy bienvenida, especialmente porque Bikesantiago, pese al indudable aporte que ha hecho a la ciudad desde su aparición 2015, sufre de algunos problemas bastante graves en múltiples frentes, que en mi caso me obligaron a abandonar el servicio hace ya más de un año (profundizaré sobre eso más abajo).

Pero no todo lo que brilla (por fosforescente que lo pinten) es oro, así que revisemos punto por punto si Mobike es realmente una alternativa superior a Bikesantiago.

Inscripción

Desde su origen, Bikesantiago ha ofrecido un sistema algo engorroso de inscripción. Debes encontrar una de sus carpas itinerantes y rellenar un extenso formulario en papel, entregar tu carnet para que lo fotografíen, pagar con tarjeta de crédito, débito o cuenta RUT y luego activar tu tarjeta de usuario o B-Card.

Su página web supuestamente ofrece un sistema de inscripción remoto, pero hacerlo implica esperar varios días para recibir tu tarjeta por correo y, al menos en la época en que yo me inscribí (el 2015), varios usuarios se quejaban de que no funcionaba bien. Además, como podrán comprobar un poco más adelante, más vale tener una copia física de tu contrato con ellos, porque la puedes necesitar.

Luego de activar tu membresía, debes dirigirte a un dock (los “puertos” en donde se estacionan las bicicletas), poner tu tarjeta en el lector junto a la bicicleta que quieres usar, y sacarla cuando la luz te indique.

Mobike (izq) funciona mediante una aplicación de celular y un código QR en cada bicicleta. Bikesantiago (der) requiere de un lector de tarjetas en sus estaciones.

Mobike, por otro lado, funciona 100% basado en una app disponible para iOS y Android. Para activar el servicio basta crearse un usuario ingresando tu teléfono, mail y clave, aceptar los términos de servicio (recomiendo leerlos en detalle, porque existen multas bastante altas por mal uso y daños), e ingresar tu tarjeta de crédito o débito para cargar dinero.

Para desbloquear la bicicleta, solo debes prender el bluetooth de tu smartphone y leer el código QR en la base del volante con la cámara de la app. Segundos después, el candado que bloquea la rueda se abre como por arte de magia.

Así, es posible inscribirte e iniciar el uso de tu primera Mobike en el mismo punto donde encuentres una, en menos de un minuto.

Ganador: Mobike.

Cobertura

Aquí Bikesantiago corre con ventaja, pues tras cuatro años de operación, su web declara que ya cuenta con una red de estaciones presente en 14 comunas: Vitacura, Lo Barnechea, Providencia, Santiago, Ñuñoa, Independencia, Recoleta, Estación Central, San Miguel, La Florida, Lo Prado, Macul, Maipú y San Joaquín.

FOTO: Área de cobertura de Mobike (izq) y ubicación de estaciones Bikesantiago (der).

Por su parte, Mobike solo está disponible (por ahora) en seis comunas, todas del sector oriente: Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, La Reina, Providencia y Ñuñoa. En todo caso, Macarena Vial, gerenta de marketing de Mobike, a quien contacté para este artículo, me aseguró que planean expandirse a otras comunas, pero solo una vez que hayan asegurado una óptima calidad de servicio dentro de su área actual de operación.

Ganador: Bikesantiago (por ahora)

Disponibilidad dentro del área de servicio

Obviamente, dependiendo de la comuna en que te encuentres y el horario en que las utilices, la experiencia puede variar, pero al menos en mi caso, desde el día que me inscribí hasta el último día que lo utilicé, Bikesantiago siempre tuvo un problema de “stock” de bicicletas en horario peak, haciendo prácticamente imposible encontrar uno de sus vehículos en los docks de Providencia entre las 18:00 y las 20:00 horas, que era cuando más los necesitaba. En algunas estaciones el problema nunca se resolvió, pero en otras (como Costanera Center y Pedro de Valdivia) empezaron a reponer las bicicletas tan rápido como se iban. El único problema era que si estas estaciones no te quedaban a distancia caminable, te quedabas a pata.

Llevo pocos días usando Mobike, pero hasta el momento la experiencia con ellas ha sido diametralmente opuesta. Las benditas bicis están por todos lados. Sin importar el horario, suelo encontrar al menos media docena disponibles a una o dos cuadras de mi trabajo, y hasta el momento no he experimentado ningún problema intentando sacar una. Habitualmente hay una en la puerta de mi propio edificio. Colegas que también usan el servicio me han contado de bicicletas que aparecen en la app y no están allí (en ocasiones, porque inescrupulosos se las llevan para adentro de sus casas) y he leído reclamos sobre bicicletas cuyo mecanismo de desbloqueo no funciona, aunque aún no encuentro una en ese estado. Afortunadamente, la app permite reportar estas fallas en el lugar.

Como obviamente el servicio puede variar dependiendo del sector donde te encuentres, mi experiencia personal puede no ser representativa, así que decidí hacer una encuesta en Twitter y el resultado confirmó mi opinión (y de paso me costó ser bloqueado por la cuenta de Bikesantiago. ¡Qué sensibles!).

Como se ve arriba, mientras que la opinión mayoritaria de los usuarios de Bikesantiago (gráfico de abajo) es que es casi imposible encontrar una en hora peak (33%), solo un cuarto de los usuarios de Mobike opina lo mismo (25%). En el otro extremo, apenas un 14% de los usuarios de Bikesantiago dice encontrar bicicleta siempre, contra el nada despreciable 31% de Mobike.

Hay que ver cómo escala el asunto a medida que se sumen más comunas y usuarios, pero hasta el momento, Mobike gana con facilidad.

Ganador: Mobike.

Bicicletas – Comodidad, seguridad y mantención

Como dice Shakira, “toda escoba nueva barre bien”, así que puede ser prematuro comparar el estado de las bicicletas de ambos servicios, ya que las Mobike llevan relativamente poco tiempo sometidas a los rigores que han debido soportar por años las de Bikesantiago, pero al menos podemos hablar de su diseño.

Bikesantiago tiene un diseño clásico de bicicleta de paseo. Son bastante grandes y si alguna vez has intentado detener la caída de una (y se caen con bastante facilidad), sabrás que más vale hacerse a un lado, porque pesan como moto policial. Esto también las hace bastante complejas de controlar al comenzar el pedaleo, especialmente porque el peso se concentra en su volante, así que a bajas velocidades se vuelven bastante indómitas. Su enorme peso las obliga a usar un cambio de “fuerza” de baja velocidad, lo que implica mucho pedaleo para poco avance, pero por fortuna cuentan con un sistema de cambios de tres velocidades para al menos conseguir una velocidad decente de crucero. En mi tiempo como usuario del servicio, siempre me llamó la atención lo mal que frenaban, requiriendo varios metros para lograr la detención total. Ignoro si es un problema que ya se ha corregido o siguen frenando como camión maderero, así que si eres usuario actual del servicio ¡cuéntanos en los comentarios!

FOTO: Comparado con Mobike (arriba), Bikesantiago (abajo) gana en comodidad de sillín. FOTO: ¿En qué canasto llevarías los huevos? Arriba Mobike, abajo Bikesantiago (atrás se observa la versión sin canastillo)

Yéndonos al detalle, su canasto es amplio y generoso (existe una versión “light” sin canasto, que supuestamente es más liviana y fácil de manejar, nuevamente, espero sus comentarios al respecto) y sus asientos son un lujo: amplios, esponjosos y cómodos, ideales para viajes largos. El sillín tiene un amplio rango de alturas, aunque su sistema de regulación puede ser bastante duro y a veces encontrarse en mal estado, pero no es una falla frecuente. Más abajo, las bicis cuentan con cubrecadenas y tapabarros, lo que se agradece después de un día de lluvia (aunque también las hace propensas a tapabarros destartalados que rozan la rueda). Las ruedas en sí son grandes, ideales para un contexto urbano propenso a los “eventos”. Su campanilla está casi de adorno y, francamente, no sirve para nada (video en el link). Cuentan con luces activadas por dínamo que —cuando funcionan- son bastante potentes, pero la versión “light” sin canasto no cuenta con este vital accesorio en su parte delantera, sino solo un reflector. Adicionalmente tienen una cadena en el canastillo para amarrarlas mientras haces trámites, que tiene una llave removible. Los grip de las manillas actualmente son bastante buenos, al menos entre aquellas que pude inspeccionar, lo que es una buena noticia, porque en mi tiempo de usuario algunos se llegaban a deshacer en tus manos.

FOTO: Los tres modelos de Mobike que puedes encontrar en Chile.

Mobike, por otro lado, apostó por bicicletas compactas, estilizadas y menos pesadas, con un diseño que se nota pensado de punta a cabo en minimizar las posibilidades de que algo falle, si bien a costa de sacrificar un poco la comodidad del usuario. He detectado tres modelos de bicicletas que varían ligeramente entre sí y que son reconocibles por sus colores: plateadas con canasto negro, plateadas con naranjo y naranjo con blanco (chirimoya alegre para los amigos).

Su estructura es sólida y compuesta únicamente de piezas grandes y simples: rayos, tapabarros, canasto, todo está hecho de unas pocas barras gruesas. Su sistema de tracción está completamente oculto y funciona en base a cardán en lugar de cadena (en 2 de 3 modelos), lo que garantiza que nunca tendrás problemas con ese tema. Sus ruedas son pequeñas y maniobrables —menos amenazantes para los peatones- y utilizan frenos de disco en algunos modelos y de tambor en otros, pero independiente del sistema, frenan al instante. Su volante es sólido, liviano y cuenta con una potente campanilla (video en el link) que se activa rotando una parte del grip. Cuentan con luces LED activadas por dínamo y un panel solar en el canastillo (este último sólo en dos de los tres modelos).

FOTO: Sip, eso es un panel solar. ¡Uuuuuuh, qué tecnología!

Dependiendo del modelo, el sistema para regular la altura del asiento varía desde el clásico sistema de palanca que encuentras en cualquier bicicleta común, hasta uno activado por resorte. Casi todos los modelos incluso indican la altura ideal de sillín de acuerdo a tu estatura. Por último, el sistema de candado electrónico te permite estacionarlas donde sea, sin necesidad de encajarla en un dock o amarrarla a un poste; y su gruesa y sólida pata impide que se caiga con facilidad.

No todo es color de rosa, desgraciadamente, porque las Mobike también tienen puntos en contra: estas cletas son exasperantemente lentas y carecen de sistema de cambios, lo que en recorridos largos las vuelve poco prácticas como alternativa (el modelo naranja con blanco es algo más rápido y Macarena Vial asegura que se viene un nuevo modelo con cambio de velocidades). Su otro gran punto en contra es la altura máxima del sillín, que es claramente insuficiente: sin ser demasiado alto, ya me veo obligado a sentarme más atrás de lo normal para lograr una distancia confortable de pedaleo. Si mides más de 1,80 m., seguramente te sentirás como un payaso en una mini bicicleta de circo (la versión naranja con blanco es un poco más alta, en todo caso). Además, el sillín es bastante duro, lo que hará sufrir a tu derrière en trayectos largos.

FOTO: Los sillines de Bikesantiago (izq) pueden subirse mucho más que los de Mobike (centro), aunque el nuevo modelo naranja con blanco (der) permite más altura.

El canastillo no resulta demasiado práctico, porque entre sus hoyos gigantes y su poca profundidad, tus pertenencias corren serio riesgo de caer a menos que estén bien aseguradas. Por último, tengo serias dudas que los pequeños tapabarros de los modelos plateados sean efectivos al pasar por un charco (el modelo naranjo sí tiene tapabarros completo).

¿Quién gana? Si las comparamos en su estado ideal y sin piezas rotas, Bikesantiago gana en comodidad y velocidad, características ideales para trayectos largos, mientras que Mobike gana en maniobrabilidad, confiabilidad y simplicidad de uso, ideal para el uso frecuente en viajes cortos. El gran diferenciador en esta etapa es el estado de las bicicletas, pero no me parece justo comparar bicicletas nuevas con otras que ya aguantan cuatro años de uso. Así que, por el momento…

Ganador: Empate.

App

La app de Bikesantiago (MiBikeSantiago) ha mejorado bastante desde mi época como usuario, recibiendo un completo lifting y algunas funcionalidades que no tenía (partiendo por sacarle provecho al GPS), pero dentro de todo, sigue siendo bastante espartana. Su funcionalidad principal es mostrar un mapa de estaciones cercanas, señalando el número de bicicletas y espacios vacíos disponibles en cada una. Adicionalmente cuenta una lista de estaciones favoritas para chequeo rápido, un registro de usos de la tarjeta y un espacio para reclamos y sugerencias.

FOTO: Aunque similares a primera vista, la app de Mobike es mucho más completa.

Mobike, en cambio, tiene una app completísima que no solo te indica la ubicación de las bicicletas a tu alrededor y te permite desbloquearlas a través del bluetooth, sino que registra además tus viajes, distancia recorrida, tiempo de viaje, calorías quemadas y hasta el CO2 que evitaste liberar. Hay un panel para reportar cualquier problema con las bicicletas o el sistema de bloqueo, y para denunciar mal uso. Desde la app puedes administrar tu perfil, revisar tu plan contratado e historial de pagos, cambiar de plan, acceder a cupones de descuento y políticas de uso. También puedes ver tu “puntaje” de usuario, que varía según tu buen o mal comportamiento. Por último, hay una sección de noticias, pero nunca he visto aparecer nada ahí. La única crítica que tengo de la app es que es bastante lenta para cargar información.

Ganador: Mobike.

Cobros, precio y tiempo de uso

Bikesantiago solo permite sistemas de suscripción, y sus tarifas dependen de si la modalidad de pago es mensual, semestral o anual. Independiente del plan que contrates, en todo caso, puedes usar el servicio todas las veces que quieras y cuentas con 30 minutos continuos de uso, los que puedes renovar con solo meterla en un dock y volver a sacarla (asumiendo que no se atasque).

En base a la info de la tabla de más abajo, el mes cuesta hasta $6.350 en su modalidad de pago mensual, siendo la alternativa más económica contratar el plan anual (que se paga completo por adelantado), dando un costo mensual de $5.296.

Existe una tarifa “black” que es harto más cara y ofrece 60 minutos continuos de uso, pero debes pagar al menos tres meses por adelantado; y también hay un “plan turista” que te entrega un pase diario, pero pagando $5.000 (casi lo mismo que un mes de uso).

Mobike, por su parte, ofrece dos sistemas de pago:

Si no planeas utilizar la bicicleta frecuentemente, puedes optar por el sistema de prepago, pre-cargando $3.000, $10.000, $15.000 o $20.000, que duran indefinidamente. Cada vez que uses la bicicleta se te descontarán $399, a cambio de 20 minutos de uso. Según dicen en sus políticas de servicio, el depósito es reembolsable.

Si utilizas el modelo de suscripción, el costo es de $6.490 mensuales si eres usuario nuevo, pero a la hora de renovar el mes, puedes cambiarte a un plan trimestral de 17.990 o uno anual de 32.990, lo que se traduce en $5.996 y $2.749 mensuales respectivamente. Cualquiera de los planes te da derecho a 120 minutos de uso continuos, más que suficiente para atravesar todas las comunas que cubre el servicio. El plan se puede cancelar en cualquier momento.

Desgraciadamente, el cobro a la tarjeta aparece como un cargo internacional (cosa que no te advierten en ningún lado), así que, si tu tarjeta te cobra por compras internacionales, debes sumar eso a tu cálculo de costos.

En caso de que seas nulo para las matemáticas, el ganador aquí es claramente Mobike, ya que puedes usar sus bicicletas casualmente cargando solo $3.000 por una única vez, o suscribirte pagando el equivalente a solo $2.749 pesos mensuales contratando el plan anual, a la vez que obtienes cuatro veces más tiempo de uso que con la competencia.

Ganador: Mobike

Servicio al cliente

A favor de Bikesantiago, podemos decir que tienen una cuenta de Twitter bastante activa que suele responder rápido (cuando no te bloquea... ¡snif!). Pero eso vendría siendo todo lo bueno que se puede decir de ellos en este ítem porque, hay que decirlo, su atención al cliente es francamente desastrosa.

Lograr contactarlos por teléfono es casi imposible y los correos pueden pasar semanas sin respuesta, pero el principal problema es que tienen un desastre contable de proporciones bíblicas que incluso les llevó a enfrentar demandas de su propio socio, Itaú, y del fabricante de las bicicletas, B-Cycle. Todo lo anterior significa que hay un alto riesgo de que termines encontrando cobros injustificados en tu cuenta, que te bloqueen la B-Card por “no pago” de deudas inexistentes y que te tengan durante meses intercambiando correos con todos tus documentos y comprobantes para enmendar el error que ellos mismos cometieron. Basta una breve búsqueda en Reclamos.cl para darse cuenta de que el problema es extendido y recurrente. No por nada, terminaron enfrentando una demanda colectiva de Sernac. Personalmente pasé por esta situación ¡tres veces! y aún no logro que eliminen el último cobro injustificado (que ascendía a no menos de 200 mil pesos).

Mobike también cuenta con una cuenta de Twitter bastante activa, además del sistema de reporte de problemas a través de la app, pero a diferencia de Bikesantiago, no tienen teléfonos de contacto y su web nacional es bastante difícil de encontrar (es https://mobike.com/cl/ por si acaso). Todo el contacto es a través de mail o por la misma app.

De hecho, en general Mobike ofrece muy poca información al usuario ANTES de usar su servicio. En la app puedes revisar sus políticas de uso antes de pagar (y más vale que las revises, porque existe un sistema de multas por mal uso, estacionar fuera del área de servicio o daños a las bicicletas, que puede llegar hasta los $500.000 de multa y tarifas súper infladas de uso), pero mucha información relevante, como cuáles comunas están dentro del servicio o los tipos de tarifas, no están bien informadas o están desactualizadas. Yo me llevé una sorpresa desagradable, porque contraté el servicio creyendo que operaba en Santiago Centro y resultó no ser así, cosa que solo vine a descubrir una vez dentro.

Con Mobike aún no he tenido ninguna experiencia que requiera poner un reclamo y francamente espero que se mantenga así (mis únicos problemas los he resuelto inmediatamente a través de la app), pero revisando su cuenta de Twitter y Reclamos.cl, ya se registran varios casos de supuestos cobros indebidos (casi todos relacionados con que les cobren más tiempo del que realmente usaron, lo cual puede deberse a que la app no siempre detecta cuándo termina el recorrido, es importante fijarse en eso) y usuarios que se quejan de demora en la respuesta a sus reclamos. Macarena Vial asegura que es un tema del que están conscientes y que están trabajando en mejorar la rapidez para atender reclamos.

En este caso, me parece que ninguno de los dos servicios ofrece la variedad de canales de contacto, calidad y rapidez de respuesta que uno esperaría recibir de un servicio profesional. Lo de Bikesantiago es francamente impresentable, mientras que Mobike debería a lo menos tener claramente señaladas sus políticas de uso, mapa de área de servicio, precios y planes, teléfono y mail de contacto disponible para sus usuarios y potenciales usuarios en su página web y app. Así que esta categoría la declaro desierta.

Ganador: ninguno.

Y el gran ganador es…

Mobike, por goleada y con potencial de seguir mejorando.

Esperemos que este nuevo servicio siga creciendo con fuerza para cubrir más comunas de Santiago y eventualmente todo Chile y mejore sus “dolores de crecimiento”.

Y en cuanto a Bikesantiago… bueno, ojalá la llegada de esta competencia y la gestión de sus nuevos dueños brasileños les haga reaccionar y mejorar sus múltiples falencias, o su futuro será muy incierto.

¿Cómo ha sido tu experiencia con estos servicios?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Noel | 2018-10-03 | 22:11
1
El hecho que muestran 0 interés por educar a sus usuarios en el uso correcto de la bicicleta en los espacios públicos , para mi gana: NINGUNO!
Muy bonitos se ven arriba de la bicicleta, pero dan unas ganas de meterles un palo en las ruedas cuando andan por la vereda/pasos de cebra o les da "daltonismo biciletero" cuando estan en los semáforos.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-10-04 | 08:55
1
Creo que culpar al servicio de bicicletas de un problema cultural y estructural (porque casi no existe infraestructura apropiada para bicicletas) es un tanto injusto, pero es cierto que se podría hacer más para fomentar el buen comportamiento del usuario.
Eso sí, Mobike cuenta con una sección completa dedicada a las normas de tránsito y estacionamiento en sus políticas de uso y pregutas frecuentes.
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2018-10-04 | 09:53
2
En el caso de ambos servicios, yo considero que deberían asegurar de algún modo, los usuarios no se conviertan en posibles amenazas en la vía pública cuando utilizan sus bicicletas, así como cuando arriendas un auto y en algunos te piden antecedentes o contratar un seguro (aparte de una licencia vigente ob.). Aunque realmente a diferencia de los autos, para el caso de las bicicletas existen pocas herramientas que permitan tal control. Yo no soy usuario de ninguno de esos servicios pero si les sugeriría que cada cierto tiempo hagan preguntas o evaluaciones a sus usuarios para mantener su membresía (como para el caso de bikesantiago) o para desbloquear la bici, (para la app de mobike).

No siendo cliente de ninguno de los servicios, en una mirada externa me sorprende mucho el nivel de "inconsciencia vial" y los riesgos asociados cuando los veo andar. Hay algunos que ni siquiera regulan la altura del asiento. Por lo que concuerdo con NOEL en que es algo muy importante, que no se debe dejar pasar.

Eso sí lo de "daltonismo bicicletero" expresado por NOEL, es a veces en los ciclistas con mayor experiencia, una costumbre que se ve extraña pero que el ciclista lo hace por seguridad, por el fenómeno de aceleración dispar que se produce al dar la verde junto con los autos. (se debe realizar con extrema precaución, sino pierde su sentido).
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo Duarte | 2018-10-04 | 19:13
0
Muera Bikesantiago!!!
A todo lo que dice la nota hay que agregar que muchas veces las bicicletas no se pueden sacar de los docks, lo que da una rabia que parecen dos. Por lo mismo, dejé de usar el sistema.

No soy usuario de mobike. así que no tengo nada que decir. Solo, respecto a sus usuarios que a veces dejan las bicicletas en las veredas estrechas y obstruyen el paso de los peatones.

Bien por las bicicletas públicas

responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2018-10-05 | 11:52
0
Bien por las bicis públicas, las apoyo en un 100%, peeero....

Muerte a Bikesantiago por los cobros truchos a sus usuarios!!! Dejé de usarlo después de muchos años porque descubrí que me iban sacando plata de más con sus famosos PAC. En vez de pagar sólo lo que me correspondía, terminaba pagando 3 veces el mismo PAC en un mismo mes.

No he usado Mobike, así que no puedo opinar sobre su funcionamiento.
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2018-10-08 | 16:45
0
El problema de los pagos de BikeSantiago se resolvió súper salomonicamente: puedes contratar un plan semestral o uno anual, y listo, no hay más cobro extra.

Yo no sé andar en bici, pero mi pololo se mueve por todo Santiago, onda PRovidencia, Las Condes y Maipú, y muy pocas veces le falta stock, más que nada los domingos en la tarde. Lo veo feliz, y eso que es mañoso.

Por otra parte, ¿por qué los usuarios de Mobike dejan las bicis TIRADAS? A la entrada de edificios, en los pasos peatonales, etc., solamente las he visto bien estacionadas (a un lado, sin estorbar el paso) en alguna universidad privada, más por indicación del guardia que por escurrida del ciclista.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.