bici, bicicleta, santiago, ciudad, boom, ciclovia
Imagen: César Mejías

De 20 a 300 km de ciclovías: la revolución de las bicis en Santiago

Antes, andar en bicicleta era considerado como algo propio de las personas que estaban en situación socioeconómica deficiente. Ahora la imagen de los cleteros cambió y, junto con ellos, lo hizo la infraestructura vial para estos fines.

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2018-01-08 | 12:56
Tags | bici, bicicleta, santiago, ciudad, boom, ciclovia

No solo de promesas vive el hombre. Si no, ya tendríamos más de 1.200 kilómetros de ciclovías en Santiago, según lo que prometió en su momento el presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle en su Plan de Transporte Urbano de Santiago que se elaboró a fines de su Gobierno (1994-2000). La idea era alcanzar esa cifra para el 2010, así que ya estamos un poco pasaditos.

De todos modos tenemos cuentas positivas que sacar. Durante la última década, pero principalmente en los últimos años, Santiago ha mostrado un gran avance tanto en el desarrollo de ciclovías como en el uso de este medio de transporte. Así que se podría decir que queda poco para que al fin todos podamos andar pedaleando en la calle así:

Ringling Bros Circus GIF by Ringling Bros. and Barnum & Bailey

Que vendría siendo básicamente lo que todos queremos, ¿no? Como sea, en El Definido decidimos hacer una revisión de lo que hemos logrado el último tiempo en materia de bicis y esto fue lo que encontramos.

La infraestructura crece y crece

Al hablar de este tema, pareciera que el tópico favorito es el kilometraje. ¿Con cuántos contamos ahora? ¿Cuántos habían antes?

Para hacerse una idea, el 2003 Santiago contaba con la escuálida extensión de 20 kilómetros de ciclovías. Lo que alcanza para ir desde Quinta Normal a Las Condes, aproximadamente. Quince años más tarde el panorama es completamente distinto, ya que hemos superado los 300 kilómetros de rutas exclusivas para las bicicletas, es decir, más o menos la distancia entre Santiago y Cauquenes.

Aunque claro, quince años no es poco y las cosas se han dado de forma gradual. Por ejemplo, en 2011 la extensión era de 195 kilómetros, la que subió a 214 en 2013, 243 en 2014 y 287 en 2016.

Fuente: Google

Aunque ojo, que aún falta lo que a juicio de muchos es lo más importante: ¡unir las ciclovías!

El número de viajes también va al alza

A comienzos del milenio, los viajes diarios en bicicleta en Santiago superaban por poco los 300 mil. Una década más tarde (más específicamente en 2011), dicho numero se duplicó tras llegar a los 600 mil. ¿Y ahora? Bueno, siete años después de eso, la cifra volvió a doblarse.

Se estima que ahora estamos entre los 1,2 millones de viajes diarios en bici, lo que ubicaría a Chile líder en Latinoamérica en cuanto al uso cotidiano de este medio de transporte, según organizaciones como Furiosos Ciclistas. Aunque hay estudios como el de Ciclo-inclusión en América Latina y el Caribe: Guía para impulsar el uso de la bicicleta, realizado el 2015 por el Banco Interamericano de Desarrollo, que le entrega dicho sitial a Bogotá.

Pero se entiende la idea. El país, sobre todo Santiago, ha avanzado un montón en este tema, pese a que aún nos queda mucho por llegar a ser como Amsterdam, algo así como los campeones olímpicos del uso cotidiano de la bici en la ciudad.

Amsterdam GIF

¿Cuánto nos demoramos andando en bici?

Recientemente el Centro de Estudios Públicos (CEP) lanzó un estudio llamado Movilidad urbana: Santiago no es Chile, en donde se analizaron los distintos medios de transporte que se usan en el país, sobre todo respecto al tiempo en el que se demoran para llegar al destino. ¿Cuáles fueron los resultados en torno a las bicis?

El promedio de tiempo que se demoran los trayectos en bicicleta de la casa al trabajo son menores a los del transporte privado (autos) y del transporte público (micros, taxis, etc.). Aunque también tiene que ver con que se comparan distancias distintas: después de todo, alguien que viva cerca de su trabajo podría preferir irse en bicicleta y, bajo esa lógica, sería evidente que se demoraría menos en llegar.

No así alguien que viva en San Bernardo y trabaje en Las Condes, ya que probablemente descartaría la idea de irse pedaleando todo ese trayecto.

De acuerdo a la información publicada por La Tercera, en el caso del Gran Santiago, el trayecto promedio en bici se demora 27,2 minutos, lo mismo que en el Gran Valparaíso. El número cae a 20,7 minutos cuando se trata del Gran Concepción y vuelve a subir a 26,7 en el caso de las ciudades intermedias (como Iquique, Talca, Temuco, Rancagua, etc.).

También se trata de un cambio cultural

Hay que dejar en claro que este tema no es solo de cuántas ciclovías hay y cuánta gente hay ocupándolas. También tiene que ver con la imagen que tiene el país sobre quién pedalea. Después de todo, hace unas décadas atrás, no era muy bien visto.

Gracias al boom del sueño del auto propio y del desapego a la vida rural, andar en bicicleta se veía como algo propio de los sectores socioeconómicos más desfavorecidos. Lo que se graficó a la perfección con el comercial de los ’80 del Banco Estado en el que le decían “¡Cómprate un auto, Perico!”.

Básicamente, se trataba de un hombre bien vestido que se movía en bici y tenía que aguantar como toda la gente que lo veía le aconsejaba que se comprara un auto. Era una publicidad bancaria para acercar el crédito a las personas y así concretar el anhelado sueño de ese entonces (tener un vehículo).

Pero por suerte los tiempos han cambiado. Prueba de ello es que entre 2004 y 2015, los viajes en bicicleta aumentaron un 686% en el sector oriente de la capital. Ese auge, naturalmente, impulsa a quienes no andan en bicicleta a cuestionarse la posibilidad de convertirla en su medio de transporte diario.

Es cierto que puede haber ciertas incomodidades o limitaciones, pero todo es cosa de costumbre. Suelen ser más los prejuicios que se tienen del andar en bicicleta, que las evidencias de sus desventajas. Después de todo, quienes deciden subirse a pedalear suelen quedarse con esta económica, saludable y ecológica alternativa. ¡Abajo con los estigmas y los estereotipos!

¿Andas en bici en Santiago? ¿Qué crees que se debería mejorar?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Letícia Lia | 2018-01-08 | 18:26
0
Encuentro que no solo debería ser importante la cantidad de kilometros de ciclovía que hay, pero también si hay mantención... y la calidad de las ciclovías. Hay muchas en mal estado; hay otras que siempre han sido horribles desde su creación (¿alguien ha estado en la ciclovía de duble almeyda?)
POr otro lado, realmente, Santiago tiene muchas ciclovías en comparación a las demás ciudades latinas.
responder
denunciar
apoyar
Rodolfo Westhoff | Periodista | 2018-01-08 | 18:39
1
¡La ciclovía de Duble Almeyda es un chiste! Tiene curvas rarísimas y de repente desaparece y aparece en la veredea de al frente, jaja.
responder
denunciar
apoyar
Letícia Lia | 2018-01-29 | 17:43
0
Claro.. y una vez yo que iba super confundida, terminé en la vereda sin ciclovía y un peatón me echó la media foca... ¿cómo le iba a explicar la situación? :(
responder
denunciar
apoyar
victoria rozas | 2018-01-09 | 12:23
1
Hace 3 años que ando en bici en el 99% de mis trayectos, la uso al menos 2 veces al dia, pero lo mas importante es que ha cambiado la forma en que habito la ciudad, lejos del estres y la incomodidad muchas veces que me generaban los tacos , las micros y el metro... por supuesto muy lejos también del acoso en los transportes públicos.
La noticia me parece que no fue escrita por alguien que comprende en su cabalidad lo que conlleva transportarse en bici, y creo que leyendo uno podría caer en la conclusion que la bici es solo usable para los que viven en el centro o cercano a sus trabajos- "
Aunque también tiene que ver con que se comparan distancias distintas: después de todo, alguien que viva cerca de su trabajo podría preferir irse en bicicleta y, bajo esa lógica, sería evidente que se demoraría menos en llegar."-
Pero creo que es lo mas importante desmitificar esta hipotesis, y yo INVITARÍA a tod@s que se atrevieran a irse en bici en su trayecto más habitual , al menos por una semana y sólo a través de la practica podran darse cuenta de los multiples beneficios que genera ser ciclista, al principio da nervio, miedo, inseguridad, pero una vez ya superada esta etapa y estableciendo ciertos recorridos, uno puede apreciar que es incomparable con cualquier otro medio de transporte en la ciudad de Santiago.
Dato para motivar, he hecho recorridos de más de 30 km en la misma ciudad y aún así siempre me he demorado menos que cualquier otro transporte. Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Rodolfo Westhoff | Periodista | 2018-01-09 | 15:21
0
¡Hola Victoria!

Por supuesto que la bici no es solo para quienes viven cerca de su trabajo (el comentario era a propósito del estudio-encuesta). Ojalá todos los que puedan se suban a una :)

Saludos
responder
denunciar
apoyar
maida cardoen | 2018-05-15 | 10:54
0
Pero cuando recorres distancias mas largas puedes ocupar una bicicleta eléctrica, yo compre la mia en www.freeride.cl y recorro 40 km diarios, ademas no podia llegar transpirada a la oficina y esto me sirvio mucho
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.