freak, rarezas, archivos, X, expedientes, XFiles, investigaciones, periodismo, paranormal
Imagen: Felipe Muhr

Los primeros "X Files": Charles H. Fort y sus investigaciones de lo insólito

Lluvias de ranas, de peces, de telarañas, combustión espontánea, objetos desconocidos en el mar, en el cielo... Todo eso se dedicó a investigar Charles H. Fort a comienzos del siglo XX. ¿Qué descubrió? Aquí te lo contamos.

Por Alvaro Lopez B. | 2016-01-29 | 16:28
Tags | freak, rarezas, archivos, X, expedientes, XFiles, investigaciones, periodismo, paranormal
Relacionadas

Charles Hoy Fort fue un escritor estadounidense, que nació en 1874 y murió en 1932. No produjo grandes best sellers, al menos en vida, y dedicó la mitad de su existencia a una sola cosa: buscar hechos reales, en lo posible constatables, que escaparan a toda explicación lógica y científica. Fort les llamaba "hechos condenados"

Es así como en sus textos El Libro de los Condenados, Nuevas TierrasLo! y Talentos Salvajes encontramos hechos inverosímiles y a veces perturbadores, pero que tienen asidero en nuestra porfiada realidad.

Se le ha criticado su forma desordenada de presentar los hechos, sus conclusiones extrañas y sin asidero en el método científico y su escasa verificación de fuentes, pero lo cierto es que cada uno de los hechos recopilados pone en duda el conocimiento que tenemos de la realidad y el mundo en que vivimos.

Lluvia de ranas, escena de la película "Magnolia". New Line Cinema.

Algunos hechos que investigó y sus extrañas conclusiones

  • Combustión espontánea: "La noche del 6 de abril de 1919, el Sr. J. Temple Thurston estaba solo en su casa, la Mansión Hawley. Su esposa había salido y los sirvientes enviados a sus casas. A las 02:40 de la mañana, llamaron a los bomberos. La mansión estaba en llamas, pero en su habitación no había fuego. Su cuerpo estaba quemado y aunque estaba completamente vestido, sus ropas no tenían quemaduras. El veredicto del forense fue que había muerto de un ataque al corazón, por inhalación de humo". Tomado del Dartford Chronicle and District Times, los días 7 y 11 de abril de 1919 
  • Extraños accidentes: “En Noviembre de 1901, una mujer denunció en la policía de Kiel, Alemania, que mientras caminaba por la calle, se dio cuenta que había sido herida profundamente. No había sentido dolor y no podía explicar lo que pasó. Treinta mujeres más sufrieron curiosos e inexplicables ataques. En total fueron 80 personas apuñaladas por un criminal imposible de ver o de capturar. Lo más extraordinario de este misterio, es que se utilizó un instrumento extraordinariamente afilado, pues las víctimas jamás notaron que fueron heridas, hasta varios minutos tras el ataque". Tomado del London Daily Mail, del 7 de diciembre de 1901. 
  • Objetos inusuales en el cielo: “En el condado de Wicklow, Irlanda, a eso de las seis de la tarde, había en el cielo un objeto que se veía como la luna menguante. La forma era aproximadamente triangular y el color, amarillo dorado. Se movió lentamente y, tras cinco minutos, desapareció tras una montaña”. Texto tomado de la revista Nature, del 27 de Octubre de 1898.
  • Lluvias de… todo: Lluvia roja, amarilla, verde, negra. Lluvia luminosa. Lluvias de ranas, de avellanas, de peces, de telarañas, etc. Fort expone literalmente centenares de casos. De hecho, estas lluvias son tan reales, que en un municipio de Honduras, en Yoro, todos los años llueven peces... a 200 Kms. del mar. 
    No hay una explicación satisfactoria a este fenómeno, pues aunque se ha sostenido que se debe a trombas o bien huracanes o vientos muy fuertes, esto no explica las distancias y el hecho de que muchas veces los animales llegan vivos al suelo. ¿Y cómo se mantuvo vivo un pez en el aire? Un gran misterio.

El problema es que aparte de presentar los hechos de forma desordenada, Charles Fort a veces adelantaba algunas conclusiones… las que a veces pueden ser tomadas como bastante poco serias. Por ejemplo, decía que la Tierra no giraba y que si lo hacía, esto era una vez al año (esto lo dijo intentando explicar muchos fenómenos inusuales en el cielo). Que las lluvias inexplicables, se debían a enormes masas de agua que se mantienen a gran altura, sobre las nubes, en un lugar llamado “Genesistrina” por el mismo Fort, y que de vez en cuando deja caer parte de su carga.

Asimismo, muchos sucesos que tomó de los periódicos archivados en las bibliotecas de Nueva York, es muy posible que sean inventados. Esto, porque durante el siglo XIX, muchos corresponsales inventaban notas para que los editores de los periódicos les pagaran por ellas, las cuales muchas veces no se podían verificar, especialmente cuando los corresponsales provenían de sitios muy lejanos al periódico en cuestión; por lo que no se tiene la seguridad de cuáles hechos son ciertos y cuales inventados, al menos en esas fuentes. (Por lo mismo utilicé para esta nota, datos que él tomó de fuentes más recientes…).

Lo que pasa es que Fort era un escéptico... al extremo.

Una de las esferitas azules y gelatinosas, caidas en Inglaterra el 2012. BBC News.

La Sociedad Forteana y el Legado de Charles H. Fort.

Fort se consideraba tan escéptico, pero tan escéptico, que desconfiaba de las conclusiones a las que se había llegado en su época, pues pensaba que escogían únicamente los hechos más afines a la teoría que se buscaba probar en su momento y no se consideraba justamente esta multitud de fenómenos extraños e inusuales. En ese sentido, Fort veía su trabajo como una contribución a la ciencia, al exponer multitud de fenómenos que sencillamente no habían sido considerados con anterioridad y que desafiaban (y siguen desafiando) las explicaciones usuales. Sin duda que su escepticismo le pasó la cuenta al llegar a desconfiar, incluso, del método científico, pues sus hallazgos y conclusiones están muy lejos de constituir algún tipo de sistema consistente.

A pesar del desdén y la burla con que su obra fue mirada, un año antes de su muerte, Tiffany Thayer funda la Sociedad Forteana, la que publica las 30 cajas de notas que dejó Charles Fort, a través del Fortean Society Magazine, que luego se llamaría Doubt Magazine

Tras la muerte de Thayer en 1959, se prosigue a través de la International Fortean Organization y la revista Fortean Times (ambos siguen hasta nuestros días) y en 1996 aparece The Sourcebook Project, que es un catálogo de miles de anomalías publicadas en la literatura científica.

El trabajo de Charles H. Fort y de la Sociedad Forteana inspiró fuertemente al best seller de los años ‘60, llamado El Retorno de los Brujos, de Louis Pauwells y Charles Bergier (de hecho, le copiaron hasta el estilo de escritura), que tras su éxito arrollador, daría a luz al subgénero del “realismo fantástico” y de ahí bebería toda la futura literatura pseudocientífica, salfatesca y conspiranoica, tipo J.J. Benítez, por ejemplo.

Sin duda que las explicaciones forteanas pueden ser un poco “tiradas de las mechas”, y su legado es más que dudoso en ese aspecto. A pesar de todo ello, algunos fenómenos han seguido ocurriendo, como las lluvias inusuales, lo que de alguna manera respalda el trabajo de investigación y la copiosa cantidad de material recogido por Fort. 

Dicho en otras palabras: los hechos están. Lo que no existe, es una explicación satisfactoria. Entonces, también pienso que debemos tener un poco de cuidado antes de tomarnos a la ligera y reírnos de este tipo de cosas “imposibles”: En 1768, el afamado científico Antonio Lavoisier (el mismo de la ley de la conservación de la materia), fue llamado para investigar algunas noticias muy extrañas, respecto a una piedra que cayó del cielo en el campo de Francia. Concluyó que los campesinos mentían, porque “las piedras no caen del cielo, porque el cielo no tiene piedras” .

Sencillamente no sabemos. Y mientras no sepamos, ciertamente podemos ser sorprendidos. 
Casi, casi digo “La verdad está ahí afuera” ;-) 

Y ustedes… ¿conocen algún otro fenómeno inexplicable?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-01-30 | 08:24
0
Tengo que leer uno de esos libros.
BTW: Amé la ilustración.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2016-01-30 | 10:05
1
Siiii la ilustración está genial!! :D

El Libro de los Condenados está en español en ebiblioteca.org ...dejé los links en inglés en el artículo de todas formas. Tienen ese yenesecuá, ese wtf inexplicable...

muchos saludos! :)
responder
denunciar
apoyar
María José Salazar | 2016-01-30 | 19:34
1
Interesante nota. Quede mal con lo de,la lluvia de peces, es que es demasiado extraño. Quizás cuantas cosas raras más pasan en el mundo, todos los días, sin que nos enteremos...
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2016-01-31 | 02:06
1
Lo de la lluvia de peces es impresionante y esta súper documentado, pasa hasta nuestros días, es todos los años, y nunca exactamente en el mismo lugar, pero siempre en el mismo municipio en Honduras... muy lejos del mar.

Es cierto... quizás cuantas cosas pasan, y no nos damos ni cuenta. A pesar de los grandes avances científicos... la ciencia contemporánea aún es como una pequeña perla luminosa, en un océano de oscuridad. Y eso no quiere decir que es errónea... solo que aun es muy joven.
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2016-02-01 | 10:30
0
No es raro que un pez sobreviva fuera del agua varios días. Existen especies que alcanzan a sobrevivir hasta 2 semanas fuera del agua, y puede que mas si mantiene solo húmedo su cuerpo, puesto que tales especies están preparadas para captar oxigeno del aire, para cuando el agua no se lo provee, y a pasara un largo tiempo sin alimento.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2016-02-03 | 01:26
0
Estimado JCL, los peces que llueven todos los años en el municipio de Yoro, Honduras, son sardinas... que no viven mucho fuera del agua...

http://www.xplorhonduras.com/la-lluvia-de-peces-de-yoro/

¿Cómo podría explicarse eso?
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2016-02-03 | 12:03
0
Hay que saber bien eso si, porqué no viven mucho fuera del agua. por lo general ese conocimiento proviene de pescadores, en su experiencia de recolectar tal especie, en donde al sacar al agua pasan al bote o contenedor, que podrían ser condiciones muy distintas del interior de una tromba marina.

La verdad es que desconozco los niveles de consumo de oxigeno particulares de la sardina, pero los peces se mueren fuera del agua por: falta de oxigeno o sobre saturación de oxigeno, y deshidratación de los tejidos. Es decir, un pez puede morir o por incapacidad de oxigenarse del aire o por tener acceso a mucho oxigeno, aparte de resecarse.

Entonces existe la posibilidad de que en una tromba marina que succiona agua, sedimentos y peces desde el mar, mantenga en su trayectoria las condiciones de humedad y niveles de oxigenación parecidos o necesarios a los que necesita la sardina para sobrevivir.

Ahora en el caso de Yoro según el sitio que citaste, claro, se supone que una tromba marina no seleccionaría el tipo de pez a succionar (puesto que son solo sardinas las que caen). Pero dentro de todas las especulaciones dichas ahí, nadie habla de que el instinto de supervivencia de las sardinas y semejantes, puede ser muy distinto al de otras especies de animales marinos, que al ver tal irregularidad de la superficie del agua, en vez de arrancar hacia lo profundo para salvarse, ellas naden en dirección a la tromba, quizás creyendo que es una corriente que las salvara de sus predadores que constantemente les asechan, eso sumado a que tal especie se destaca por tener métodos de defensa muy distintos al resto de los peces, y uno de ellos es nadar en bancos o cardumenes inmensamente numerosos muy juntos unos con otros, estableciendo una gran unidad, que también es capaz de adoptar formas como un solo ente y actuar como reflectores de luz solar para sesgar a sus enemigos. (hacen chiste de eso, en la película buscando a Nemo)

Dado esos antecedentes de comportamiento particular y de la composición de las trombas marinas, no me extrañaría el fenómeno.
responder
denunciar
apoyar
César Arias | 2018-04-06 | 00:31
1
Este señor Fort habrá inspirado al "tío Ford" de los monitos Gravity Falls? El personaje se supone que es un investigador de anomalías científicas o.O
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2018-06-03 | 17:55
1
Ooohh... no había caído en eso! tienes razón!! Gravity Falls, por qué duró tan poco!! :'(
responder
denunciar
apoyar
César Arias | 2018-09-20 | 23:48
1
lo bueno siempre dura poco :c si no, se vuelve fome como los ultimos 10 años de los simpson
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.