Política, partidos políticos, abstención electoral, elecciones, democracia, revolución, agentes de cambio, líderes

¿Cómo debería ser un partido político para que nos motive?

¿Cómo es posible que en una elección presidencial con 9 candidatos tan distintos y con propuestas tan diversas haya votado tan poca gente? ¿Ninguno supo captar lo que buscan las personas? ¿Qué buscamos? Yo comparto mi visión y te invito a que tú compartas la tuya.

Por Cristián Mackenna @cmackennar | 2013-12-19 | 11:01
Tags | Política, partidos políticos, abstención electoral, elecciones, democracia, revolución, agentes de cambio, líderes

Es cierto, en ninguna parte la política es una profesión muy bien mirada, pero tras nuestras últimas elecciones, no pude evitar preguntarme cómo fue posible que, habiendo tenido el país una elección presidencial con nueve candidatos tan diversos como los que hubo, tan poca gente hubiera ido a votar. 

¿Eran realmente tan malas todas las alternativas? 

La verdad no lo sé. Y si bien soy de los que siempre elije votar aunque sea por el mal menor, lo hice desmotivado porque ninguna alternativa representaba mi idea de lo que debería ser la política, la visión del país que imagino, el tipo de liderazgo que aspiraría a seguir. Y por eso, me propuse poner en palabras cómo sería el partido al que me gustaría pertenecer o por el que estaría dispuesto a votar.

Y como estoy convencido que los comentarios de los lectores de El Definido pueden enriquecer esta mirada y aportar las mejores ideas para que, eventualmente, alguien levante el guante y la haga realidad, he decidido compartir mi visión con ustedes e invitarlos a participar en la discusión. 

El partido político en el que quiero estar

El partido en el que quiero estar es un partido que cree en las personas, pero que cree en las personas en serio, empoderándolas no para vivir haciendo denuncias, sino que para hacerse cargo de su destino con herramientas que le den verdadera libertad y verdadera conciencia de sus actos, para que a través de sus propias acciones, cada persona se convierta en un agente de cambio positivo que construya un Chile más justo, sustentable y feliz. 

Un partido que convoque a todos quienes quieren desarrollar una vida con sentido, buscando la virtud y el crecimiento, tanto personal como social. Una vida con significado, en que los esfuerzos individuales rindan frutos y aporten a un esfuerzo colectivo por la construcción de un mundo mejor para cada persona, su familia, sus seres queridos, la sociedad, el país y el planeta en general. A personas que entiendan que el sistema, el mercado y la economía son la suma de nuestras acciones, es decir, que su resultado es el reflejo de lo que somos nosotros, por lo que si no partimos por cambiar nosotros como personas, las cosas no van a cambiar.

Por lo mismo, el partido en el que quiero estar, es un partido que no segrega ni separa entre buenos y malos, que no genera odios ni monstruos ficticios, sino que se preocupa de ser siempre de proposición y nunca de oposición, que entiende que la verdadera revolución es intentar mejorar uno mismo para que otros también lo hagan, es decir, que el cambio parte por ti.

Romper el paradigma de gobierno u oposición

Y en ese sentido ¿Por qué la política siempre se termina separando entre gobierno y oposición? Por qué no romper ese paradigma y poder declarar que somos de proposición y que sin importar quien gobierne, siempre nos pondremos al servicio de los gobernantes de turno para sacar adelante las iniciativas que intenten hacer de Chile un país feliz.

Compromiso con los más débiles

Pero también quiero estar en un partido que reconozca que no todos tienen las herramientas para cambiar o empoderarse hoy mismo, por lo que el partido en el que quiero estar, tiene que poner a los niños, a los pobres y a los débiles en el centro, para que así, todos los agentes más vulnerables que no tienen la fuerza o los recursos para ser escuchados, sean el principal foco de atención de cualquier política que se lleve a cabo.

Porque no puede ser que los beneficios de las políticas públicas recaigan sobre los que tienen más poder o sobre los que gritan más fuerte, sino que tienen que recaer sobre los que más lo necesitan y en ese sentido, el partido en el que quiero estar, tiene que tener un fuerte compromiso con la educación y el desarrollo de los niños, para que desde el primer minuto, los más jóvenes tengan acceso a una educación que forme ciudadanos conscientes, virtuosos y empoderados, que les permita desarrollar al máximo sus talentos (cualquiera sean éstos) y que los comprometa a cumplir alegremente con sus deberes cívicos, como así también a exigir sus derechos de manera informada, respetuosa, constructiva y participando activamente de la democracia, entendiendo que la expresión y demanda de nuestros deseos debe seguir siempre una vía pacífica y justa, que puede tomar muchas formas, pero que tiene en el voto su máxima expresión.

Compromiso con una democracia real

En ese sentido, tenemos que fomentar y transparentar al máximo la participación democrática, para que sea a través de ella y no a través de mecanismos ilegítimos de presión, la forma en que se tomen las decisiones en el país y así, a través de una participación activa, que busque ser más inclusiva, dándole mayor independencia a las regiones, a las comunidades o a los agentes afectados por cada decisión política, aumente la convocatoria y nos permita sentirnos orgullos y confiados de nuestra política.

Pero para que esto suceda, es importante volver a recalcar que el cambio debe partir por nosotros, ya que si continuamos despotricando contra cualquiera que se mete en política, nunca vamos a avanzar y, en ese sentido, citando las palabras de Marco Canepa en su columna No quiero ser presidente, les recuerdo que "si no empezamos a valorar a quienes deciden entrar en política, van a terminar quedando los peores."

Y como ahí también dice: "Si queremos realmente que la gente que vale la pena llegue al gobierno, tenemos que empezar a tratar mejor a los políticos. Y no se trata de creerles todo, ni de aceptar genuflexos cualquier cosa, pero tenemos que empezar a informarnos mejor, más desprejuiciadamente, desde más fuentes. Tenemos que dejar esa desconfianza patológica, esa fobia atávica que sentimos hacia los políticos y empezar a actuar un poco más racionalmente, más respetuosamente, más comprensivamente, más civilizadamente, ya que a fin de cuentas, si queremos convocar a los mejores, tenemos que empezar por ser mejores nosotros."

Y en cuanto a la ideología ¿qué?

La verdad que ahí, si bien uno creería que esta es la parte más importante de los partidos, es decir, analizar qué dicen "sus ideas", "sus principios", etc., basta que uno se lea los manifiestos de los partidos de la actualidad, para darse cuenta que casi todos comparten los mismos ideales de libertad, justicia e igualdad de oportunidades, que por supuesto yo también comparto, pero en la práctica, vemos que si bien todos tienen buenas intenciones, terminamos siempre enfrascados en discusiones entre derecha e izquierda, estado o mercado, que en nada aportan, por lo que también hay que cambiar eso.

¿Y cómo cambiamos eso? 

Tal vez cambiando el lenguaje o creando uno nuevo, porque qué pasaría si en vez de entrar en esa pelea histórica entre izquierdas y derechas y sus luchas entre la construcción de un Estado grande, solidario y más controlador versus un Estado subsidiario, pequeño y promotor de la libertad individual, nos sumamos todos a la idea de un Estado Facilitador. Sí FACILITADOR, es decir, un estado que rompa ese viejo paradigma y que concientice el hecho que todos somos el estado, para así, facilitar el encuentro entre personas para que las cosas buenas pasen y se escalen, promoviendo la colaboración público-privada, para que sin importar de dónde vengan las soluciones, sean las mejores soluciones ya probadas, las que se impulsen y crezcan.

Y por lo tanto, el foco de este Estado Facilitador, debiera estar puesto en identificar las soluciones que ya se están desarrollando a nivel micro y que sirven como referente inspirador hacia otros actores de la sociedad, para que ese ejemplo exitoso, se informe, se promueva y se escale a nivel gubernamental, para que así termine favoreciendo a la mayor cantidad de personas.

Y así, creyendo en las personas y confiando en que ellas mismas pueden ser los agentes de cambio que encuentren las soluciones en los contextos más difíciles, todos juntos construyamos un Chile de ciudadanos felices, que saben que cuentan con el apoyo de todos sus compatriotas para salir adelante. Un Chile de ciudadanos comprometidos con su país, conscientes del impacto de sus decisiones en la vida de los otros y la suya propia. Un país de personas empoderadas, que saben que pueden ser actores decisivos en la solución de los problemas del mundo. Un Chile que entiende que el desarrollo tiene más que ver con la calidad de las personas que componen su sociedad, que en la de sus ingresos económicos.

En ese partido yo sí quiero estar. Ya que si ese es el punto de partida, no me cabe duda que personas de distintas ideologías, religiones o visiones, podrían juntarse a conversar constructivamente sin imposiciones y respetando las decisiones conscientes e informadas de la mayoría.

¿Y para ti? ¿Cómo sería el partido en que quisieras estar? ¡Piénsalo y compártelo!

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Rodrigo Arriagada | 2013-12-19 | 11:09
2
Para mi los partidos políticos son tan malos como la religión, ya que al tener cada vez más "responsabilidad" hacia sus partidarios, con el tiempo esa responsabilidad les van generando más poder, lo que al final corrompe a las personas, sea cual sea su supuesta ideología.
responder
denunciar
apoyar
Pero pongámonos constructivos. ¿Cómo cambiamos eso? Si bien es cierto que el poder puede corromper, entonces podríamos definir que en el partido o país en el que quiero estar, nadie se repiten los platos, uno sube en un cargo o deja el cargo. No sé, algo por el estilo, pero proponer soluciones y no quejas, porque a final de cuentas alguien nos va a gobernar, y tenemos que buscar los mecanismos para que sean los mejores.
responder
denunciar
apoyar
Fabian Landaeta | 2013-12-19 | 11:55
0
Fácil, en ninguno, es lo mejor.

Amarrarse a uno y que luego cambie de ideales cuando le convenga es lo peor. Lo mejor es ser independiente de uno y poder tomar decisiones de forma libre, no en bloque.
responder
denunciar
apoyar
Rodrigo Arriagada | 2013-12-19 | 15:40
6
Pero para ser constructivos, primero hay que ser destructivo. Se tendría que eliminar los partidos políticos y todos seríamos más felices.

Siendo un poco más constructivo, creo que las personas que deseen ser políticos tendrían que ser examinados antes de postularse, pasar por diferentes pruebas adoc, para determinar su verdadera actitud y vocación de ayuda al prójimo.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Vega Muñoz | 2013-12-19 | 11:30
10
Creo que entre los que no votas hay por lo menos dos grandes grupos: los que no votan porque están en desacuerdo con la política de hoy y no se sienten representados, y los que no votan porque no entienden nada sobre política. Para los primeros hace falta ese nuevo partido ideal, para los segundos, hace falta una nueva forma de educar.
Mi partido ideal estaría conformado por personas integrales, que crean y practican el bien personal y común, deseando siempre lo mejor para el de al lado, esté o no de acuerdo. Un partido que dejara completamente de lado los cliché "puerta giratoria", "izquierda", "derecha", "bonos", un largo etc. Con un plan de gobierno especialmente focalizado en una educación de calidad e integral, intelectual, financiera, emocional y física. Una educación que no sólo enseñe derechos, sino también deberes. Que replantee la estructura de la organización urbana, creando más pequeños centros, en vez de una gran polis.
Un partido con mirada a largo plazo, que potencie la diversificación del mercado interno y protege las pymes nacionales en expansión.
Que tenga capacidad de negociación y posicione a Chile en el extranjero, en vez de ser un juguete latinoamericano.
Siempre he pensado que la administración del Estado es un gran padre/madre, especialmente para los sectores de menor oportunidad laboral.
responder
denunciar
apoyar
Fernando Retamales | 2013-12-19 | 11:38
2
Pero en tu definición de partido político no hay ninguna expresión clara y concreta sobre los temas más importantes a día de hoy, como son educación, economía, medio ambiente y valores. Hablas de formas de hacer las cosas, pero no cuáles son esas cosas ni tampoco, más importante aún, POR QUÉ hacer esas cosas y no otras. Se supone que los partidos crean sus políticas partiendo por ahí (aunque algunos, como el PPD, no tengan ninguna razón de ser más que "retornar a la democracia").

A mi modo de ver, una de las razones por la que tanta gente no vota es por una sensación totalmente justificada de lo hercúleamente difícil que es hacer cambios significativos en la vida diaria a través de la política, por culpa tanto del sistema binominal como de los ridículos quorums que se exigen (no los de asistencia, si no los de aprobación). Así, a mucha gente (sobre todo en las áreas con mayor población) le da lo mismo ir a votar porque saben que a menos que el 90% de su circunscripción vote igual, nada va a pasar.

Otra razón muy importante del desinterés es por falta de cultura, simplemente. Hay quienes dicen que la incultura de nuestra sociedad actual es un esfuerzo totalmente deliberado y mancomunado de las elites dirigentes; no pretendo caer en la paranoia de dichas teorías, pues creo que es más bien un caso de una corrupción natural de los medios, pero es innegable que preferimos distraernos con cualquier tontera antes que educarnos en cosas que realmente importan.

Sea como sea, creo finalmente que el problema está mal enfocado: no deberíamos preocuparnos tanto de las elecciones presidenciales, como de las del congreso. Es allí donde se modifica al país en situaciones de fondo y donde debería preocuparnos quién sale escogido y por qué no podemos elegir a otras personas.
responder
denunciar
apoyar
Así es, falta "el qué", pero esa no era la idea de este artículo, quería simplemente plantear "el cómo" y "el sueño" (penúltimo párrafo que creo esboza "el para qué" que buscas), ya que estoy seguro que si se juntan todas las personas que comparten el sueño y construyen juntos de esa forma, el resultado ("que") tiene que ser bueno.
responder
denunciar
apoyar
Luis Alejandro González Miranda | 2013-12-19 | 12:22
6
Los partidos políticos y las coaliciones deben cumplir su función de representar a la ciudadanía y no ser simplemente máquinas para mantener el poder como hoy en día lo son.
responder
denunciar
apoyar
Víctor Hugo Valdivia Palacios | 2013-12-19 | 12:56
6
Hace algunos años que participo de campañas política... en la primera fue por trabajo y en las siguientes por convicción, es decir ad-honorem. Debo decir que es gratificante hacer campaña con la conciencia limpia, por alguien al que conoces y que sabes que puede aportar positivamente a una gestión. Desgraciadamente uno choca con barreras. La primera, Izquierda o Derecha; la segunda Concertación o Alianza (un independiente es prácticamente un traidor a su sector); la tercera, recursos ambos conglomerados gastan sumas obscenas en B-A-S-U-R-A, papel, plástico, “el chiche de moda”, cuantos de nosotros no tenemos los números de emergencia como 5 veces en magnéticos para el refrigerador.
Si bien todos los partidos, están de acuerdo en que el bienestar de las personas es lo principal, la discrepancia es simple pero más cruda de lo que pensamos. LA PLATA, LAS LUCAS.
Mientras unos dicen que todos debemos tener asegurados algunos bienes o derechos básicos, como educación, salud y trabajo digno; otros quieren lo someten a las condiciones de la economía y hay argumentos respetables de ambos lados (de uno mas que del otro, desde mi punto de vista, pero en fin)
Lo triste es que todas las buenas intenciones que puedan tener los políticos no son nada si es que quienes manejan la economía no están de acuerdo. Tristemente debemos ver a diario que un político no gobierna para todos, representa intereses; económicos, religiosos (que también son económicos), partidistas y se sirven de la política para justificar sus decisiones.
Las personas debemos darnos cuenta que NO ES LA POLÍTICA LA QUE ESTA MAL, ES EL MODELO ECONÓMICO.
Recomiendo las películas o documentales de “ZEISTGEST” y se daran cuenta que la política solo obedece a la economía.
Perro yendo con el espíritu positivo de este medio puedo decirles que en nuestras manos está cambiar el sistema, pero si no fuiste a votar, no tienes derecho a opinar... puede no gustarte ninguna alternativa pero como lo sabran?... simple vota nulo.
responder
denunciar
apoyar
victor pozo | 2013-12-19 | 14:19
3
Creo que un poco general la descripción que haces, mas bien muchas obviedades en las que estamos casi todos de acuerdos... muy de acuerdo en que en la actualidad muchos no nos sentimos para nada representados, pero quiero detenerme en una frase puntual que dices al principio del articulo;

"..El Definido pueden enriquecer esta mirada y aportar las mejores ideas para que, eventualmente, alguien levante el guante y la haga realidad.."

Alguien levante el guante... por que siempre pensar que es otro el destinado a hacer las cosas?, siempre requeriremos de algún mesías o super héroe que venga a salvarnos? ... creo que esa forma de ver la política es parte importante del problema, esperando que alguien de las ideas que nosotros no estamos dispuesto a pensar o compartir.. quizás es hora de construir algún referente que nos represente aportando y no solo uniéndonos a sus filas por que me "gusta" como piensan ellos..
responder
denunciar
apoyar
100% de acuerdo y esa es la idea: ¡Aportar y hacerse cargo! Y por lo mismo hicimos este artículo, para empezar a conversar entre todos y levantar el guante en conjunto, pero escuchándonos todos antes de levantar una propuesta, ya que si nace desde un sólo individuo, se cae en el riesgo de personalismos que no trascienden y que se terminan cayendo con el tiempo. Esta conversación sólo plantea un primer paso, para que subamos la escalera de a un peldaño a la vez.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
VERONICA ECHEVERRIA | 2013-12-19 | 17:56
5
Creo que sería el partido que a muchos nos representaría, sin odio, sin izquierda ni derecha. Sino con altura de miras por el bien común. Sin olvidar que para exigir nuestros derechos, tenemos que entender que primero hay que cumplir con nuestros DEBERES.


responder
denunciar
apoyar
J. CECILIO PALMA SAAVEDRA | 2013-12-20 | 21:02
1
Lo que propone, es la descripción de una fundación, no de un partido político.-
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Lazo Ureta | 2013-12-21 | 09:34
2
"El partido" supone la fragmentación del todo en "partes". La política es el arte de tomar buenas decisiones. Creo que la abstención nos invita a entender un cambio fundamental. Las personas no entregan su mandato a la Administración de turno. Intuitivamente, las personas nos tomamos la soberanía y la ejercemos en nosotros mismos.

Coincido contigo Cristián en que todo comienza porque cada quien se haga cargo de sí mismo y se comporte como un servidor público, porque el peligro que afecta a la Humanidad es Mayor. Crisis climática sin voluntad de solución. Arsenales nucleares por doquier y aumento de la industria de armas sin precedentes desde el 9/11/2001 (caída de las torres gemelas).

En síntesis, creo que el gran acuerdo al que estamos llegando es a que, para salir de esta crisis mayúscula, requerimos de apoyo mutuo. Sostengo que el cambio fundamental pasa por considerar a la solidaridad como el pilar fundamental de la sociedad y supeditar todos los derechos a ese pilar, incluido el derecho de propiedad.

La estrategia que considero adecuada es la promoción de la bandera de la Paz. Bandera oficial de Chile y América y reseña del derecho a la Paz, que es uno de aquellos que se asocian con la solidaridad. El modo de lograrlo fácil y rápido es que EL DEFINIDO apoye la difusión de las formas que visualizamos para que esto sea realidad. Llevemos la bandera de la Paz a la copa del mundo de Brasil. ¡Que la selección chilena lo haga! No estamos lejos. Boca Jrs ya lo hizo. ver: http://www.crearpaz.org/2013/09/28/ejemplar-boca-juniors-se-compromete-con-la-bandera-de-la-paz/ Saludos y abrazos
responder
denunciar
apoyar
josefa kolbach | 2013-12-22 | 17:06
2
me gustaría opinar, pero lamentablemente no cacho mucho de politica...
pero lo unico q puedo aportar es : NO CREO Q ESTEMOS PREPARADOS POR LO MENOS CHILE... DE TENER UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE q es la redacción de una nueva Constitución donde no solo participan los políticos sino que toma en cuenta también las necesidades y opiniones de los ciudadanos.

PORKE a los chilenos nos falta un gran cambio. Y ESE CAMBIO SOLO SE VA A LOGRAR CUANDO COMENCEMOS A CAMBIAR CADA UNO COMO CIUDADANO, COMO PERSONA, COMO SER HUMANO. KISAS NECESITAMOS UN BUEN LIDER, QUE SEPA JUNTAR A GRANDES MASAS. QUE TENGA EL PODER DE LA CONVICCION. QUE SEPA SOÑAR Y AL MISMO TIEMPO TENER LOS PIES SOBRE LA TIERRA.
creo q para empezar a hacer cambios como disminuir peleas historicas entre izquierdistas y los de derecha, estados y blabla... primero debemos aprender a tolerar , pues las diferencias siempre van a existir.

.....

saludos.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Nicolás Wulf | 2014-05-02 | 14:00
2
Los felicito por el diario. Hacía falta algo positivo. Nos hace falta también confiar en los demás.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
DAVID MAGRO | 2014-09-08 | 19:50
3
Has escrito todo lo que pienso sobre política, fundamentalmente la parte de la educación y el desarrollo de los ciudadanos. Normalmente no me siento muy entendido cuando hable de esto, escucharlo en boca de otro me ha motivado especialmente.

Las claves las has dado tu. Hace falta un líder que sea capaz de motivar a la gente a sacar lo mejor de si mismos. Este político se enfrenta a problemas parecidos a los de un profesor que quiera enseñar competencias, quiere que los alumnos aprendan competencias, pero será capaz?? debe querer, debe saber como hacerlo, debe ser capaz de llevarlo a cabo, tener los medios y soportar el cargo y comportarse como un ejemplo.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.