medio ambiente, emisiones, contaminación, proyecto
Imagen: Marco Villar

Nueva York se mueve por el medioambiente: los proyectos que pretenden bajar los niveles de contaminación en la ciudad

Recientemente el Concejo Municipal de Nueva York anunció un paquete de medidas históricas para disminuir los niveles de contaminación de la ciudad y ayudar al medioambiente. En El Definido te contamos de qué se tratan y quienes serán los afectados.

Por Maria Paz Larrondo | 2019-05-07 | 07:00
Tags | medio ambiente, emisiones, contaminación, proyecto
“La ciudad de Nueva York ya no permitirá levantar edificios que dañen a la Tierra y amenacen nuestro futuro” (Bill De Blasio, alcalde de Nueva York).
Relacionadas

Nueva York (NY), la mítica urbe conocida por sus gigantescos rascacielos, su cosmopolita población y por ser definitivamente la ciudad que no duerme. Sin embargo, sus particulares características acarrean algunos problemas: los índices de contaminación son preocupantes. Pero, ¡hay buenas noticias!, el mes pasado el Concejo Municipal de NY impulsó una serie de medidas históricas que van de la mano con el cambio climático y que podrían dar resultados muy positivos.

El alcalde de NY desde 2013, Bill De Blasio, ha tenido un mandato en el que ha priorizado el medio ambiente, especialmente durante el último tiempo. Esto vinculado al movimiento Green New Deal, impulsado desde el congreso, que busca instaurar un plan industrial multimillonario y amigable con el medioambiente a nivel país. Hoy en NY se trabaja por reducir el 30% de los gases de efecto invernadero, o GEI, que produce la ciudad para 2030 con el plan One NYC 2050. En El Definido te contamos de qué se trata esta movilización que busca reducir las consecuencias del cambio climático en la ciudad que nunca duerme.

Rascacielos más modernos y ecológicos

El 18 de abril pasado, el Concejo Municipal de NY aprobó por amplio margen un paquete de seis proyectos de ley que deberá ser firmado por el alcalde De Blasio, denominado Leyes de Movilización Climática.

Tras el anuncio de la aprobación, una amplia gama de organizaciones ambientales, comunitarias, sindicatos y políticos, se convocaron en apoyo a estas medidas ecológicas. El día fue catalogado de histórico por autoridades y ciudadanos.

Dentro de este paquete de medidas, una de las más comentadas, fue la obligación por parte de edificios comerciales y residenciales de más de 2.300 metros, a disminuir sus emisiones de carbono a partir de 2022, lo que involucraría a unas 50 mil construcciones.

Pero ello no es por nada, los edificios de la ciudad aportan en conjunto más de la mitad de la contaminación ambiental de la zona, ya que utilizan mucha energía para calefacción, aire acondicionado e iluminación. Esto principalmente porque las antiguas ventanas o su aislamiento inadecuado, dejan que el calor se fugue en invierno y el aire frío en verano.

Si todo sale bien, se espera que de acuerdo a las exigencias aprobadas, para 2030 las emisiones de estos edificios disminuyan en un 40% y el doble para el año 2050. Para lograrlo, deberán precisamente modernizar las ventanas y el aislamiento térmico, con el fin de ser más eficientes energéticamente.

¿Las Torres Trump en problemas?

Muchos de los grandes edificios mundialmente conocidos, como el Empire State, deberán aplicar la iniciativa, incluso los pertenecientes al mismísimo presidente de Estados Unidos, Donald Trump: las famosas Torres Trump.

Los topes establecen límites para diferentes tipos de edificios; de departamentos residenciales o de oficinas. Y las multas podrían alcanzar los millones de dólares al año, dependiendo cuánto rebase un edificio el tope.

Pese a ello, hay muchos tipos de edificios que quedarían exentos de los topes, incluyendo iglesias y sinagogas, sitios de alquiler que benefician a personas sin muchos recursos y otros tipos de residencias de bajo costo, para así evitar que sus residentes sean impactados con un alza en el pago de sus viviendas. Sin embargo, a esos inmuebles se les requerirá que lleven a cabo otras medidas de ahorro de energía en su lugar.

Costa Constantinides, miembro del Concejo Municipal de NY y presidente del Comité de Protección Ambiental de este dijo que para esto se creará además una Oficina de Rendimiento de Emisiones y Energía de Edificios, manejada por el Departamento de Edificios de la Ciudad, para trabajar directamente con los dueños para poner freno a las emisiones.

Y, aunque las medidas no estuvieron exentas de la oposición del área inmobiliaria, cuentan con el apoyo del Instituto Estadounidense de Arquitectos.

Mark Chambers, director de la Oficina de Sustentabilidad del Alcalde, dijo que el costo acumulativo para los propietarios de edificios en las mejoras necesarias para cumplir con los límites máximos, superaría los $US 4 mil millones (casi $CLP 3 billones). Pero agregó que eventualmente recuperarán esos costos a través de menores gastos operativos.

Techos más verdes y energías renovables

Pero el paquete de medidas no se reduce solamente a disminuir el nivel de carbono de los rascacielos, otro de los proyectos de la Ley de Movilización Climática, considera que los techos de ciertos edificios sean cubiertos con plantas, paneles solares y/o pequeñas turbinas de viento, o una mezcla de los tres, como forma de relacionarse mejor con el medio ambiente.

También se contempla dar las facilidades para que las personas reciban los permisos de proyectos eólicos sin tanto trámite, o aumentar la eficiencia energética en las plantas de servicios públicos.

Otra medida incluida, ordena un estudio sobre la viabilidad de cerrar las 24 plantas en los límites de la ciudad que generan electricidad a partir de combustibles fósiles, como petróleo y gas, y sustituirlas por energías renovables y baterías. Relacionado con ello, otro proyecto establece un programa de préstamos de energía renovable.

Por último, se contempla un proyecto de ley final que modifica el código de construcción de la ciudad para facilitar la construcción de aerogeneradores, generadores de energía eléctrica accionados por la fuerza del viento.

De Blasio sigue su cruzada

Una semana después de la aprobación del paquete de medidas, el alcalde de NY, anunció un proyecto de ley que prohibiría la construcción de rascacielos con grandes fachadas de vidrio y acero, esto como parte del conjunto de medidas para reducir en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero en el conjunto de la ciudad para 2030.

La acción estaría pensada a causa de los altos niveles de energía que desperdician los rascacielos con este tipo de fachadas (y esto cobra mayor importancia si recordamos que los edificios enérgicamente ineficientes, son la principal causa de la emisión de gases de efecto invernadero en NY).

Esta propuesta podría obligar a los edificios de vidrio existentes a que se actualicen para cumplir con las nuevas pautas de emisión de carbono más estrictas, incorporando nuevos sistemas de aislamiento o compensando sus emisiones con otras medidas ambientales, como la generación de energía con fuentes renovables.

“Si una empresa quiere construir un gran rascacielo, solo podrá usar una gran cantidad de vidrio si hacen todas las otras cosas necesarias para reducir las emisiones, pero la ciudad de Nueva York ya no permitirá levantar edificios que dañen a la Tierra y amenacen nuestro futuro”, indicó De Blasio.

La aprobación de las Leyes de Movilización Climática, sin lugar a dudas marcan un paso adelante en el camino por el cuidado del medioambiente, este hito podría ser el comienzo del Green New Deal de Nueva York, y es un gran ejemplo para que otras ciudades lo imiten. Incluso, algunos activistas han destacado que se convierte en la primera ciudad del mundo en adoptar este tipo de medidas.

Si sale adelante la atrevida propuesta, luego de la firma del alcalde De Blasio, el clásico panorama arquitectónico de la gran manzana podría cambiar. Edificios como Freedom Tower o el Empire State Building, podrían enfrentar multas de hasta millones de dólares por año si no reducen significativamente las emisiones para 2030.

Con esta serie de iniciativas se espera que mejore la calidad del aire, se reduzcan los problemas respiratorios, así como también crear miles de empleos en el área de la construcción, debido a la magnitud de la inversión requerida para cumplir los objetivos de emisiones.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Don David | 2019-05-12 | 00:46
0
excelente noticia, digna de ser replicada en nuestras comunas.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.