Política, memes, burlas, Chile
Imagen: Gojko Franulic

Más respeto por la política: Calla Yerko, por favor

Hoy ninguno se salva. Llueven los memes de burlas a políticos. Los insultos ya no son sólo hirientes, sino vulgares con todas sus letras. ¿Paremos un poco o no?, Miguel Ortiz nos invita a aportar a un debate público más digno y menos chabacano.

Por Miguel Ortiz A. @ortizmiguel | 2015-06-10 | 15:00
Tags | Política, memes, burlas, Chile

Es cierto: las personas –sobre todo las autoridades- deben ganarse nuestro respeto comportándose a la altura del cargo que detentan. Sólo entonces pueden exigir de la ciudadanía un trato amable y civilizado. Si ellos se comportan como delincuentes, no pueden esperar aplausos. Pero también es cierto que, si tanto queremos recuperar las confianzas perdidas, requerimos de un cambio de actitud. Necesitamos que Yerko Puchento guarde silencio, que dejemos de hacer y viralizar memes ofensivos, que le demos a los políticos una oportunidad de redimirse, de conquistar nuevamente nuestra simpatía… y eso es imposible en el actual ambiente, en el que se trata a las autoridades a garabato limpio, sin filtro, en el que las conversaciones incluyen permanentemente improperios contra diputados, senadores, ministros y la propia Presidenta de la República.

No se puede confiar en quien ni siquiera tiene nuestro respeto. Por eso creo que para avanzar y superar la crisis político-social en la que estamos entrampados se requiere un doble esfuerzo: que los funcionarios públicos retomen el camino de la probidad y que la ciudadanía les otorgue esa opción de enmendar el rumbo.

Quiero ser explícito: es muy difícil que nuestro país recupere la estabilidad necesaria si hoy un sector político habla de “la gordis” –y elijo aquí el más suave de los adjetivos- para referirse a la máxima autoridad nacional. ¿Tenemos el derecho a tratar de “concha de su madre” a un parlamentario por el simple hecho de que está siendo investigado por la justicia?, ¿no somos nosotros mismos los que, a veces de manera injusta y destemplada, horadamos la fama y el prestigio de nuestros representantes? Y en esto los medios de comunicación cumplen un rol clave. Las portadas del The Clinic, por ejemplo –si bien son ingeniosas-, sólo colaboran en echar por tierra el respeto mínimo que merecen las personas. Lo mismo pasa con el programa Vértigo, que se ha convertido en el espacio de Canal 13 para insultar con ventilador a políticos de lado y lado, y en horario prime. Basta con revisar nuestro Whatsapp (y en esto me incluyo, pues no tengo cara para lanzar la primera piedra): ¿cuántos memes burlándose de la autoridad hemos compartido con nuestros contactos?, ¿qué ganamos haciéndolo? Nada. Peor aún: perdemos. Perdemos respeto, altura de miras, confianza y oportunidades de mejorar.

Estoy consciente de que mi planteamiento no es popular ni “políticamente correcto” (vaya contrasentido). Pero tampoco quiero ser mal interpretado. No estoy haciendo aquí una defensa de la clase política. Es más: creo que en algunos casos hasta se merezcan nuestros reproches más categóricos. Lo que quiero plantear es que el festín que nos damos al desprestigiar gratuita y groseramente a los políticos no es sano ni bueno. Podemos discrepar y criticar sin cruzar la línea de la vulgaridad y la falta de respeto. Podemos pedir explicaciones sin ofender, fiscalizar sin insultar, llamar la atención sin denigrar. No son necesarias las burlas o los tomatazos. No más escupos como los que han recibido Bachelet y Piñera.

Necesitamos más respeto por la política, entendida como esa participación ciudadana que distribuye y ejecuta el poder para promover el bien común. Nos urge contar con más estadistas, de esos a los que Winston Churchill definía tan bien: “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”.

Por eso resulta tan valiosa la firma de los proyectos de ley anunciados por el Gobierno para asegurar la reposición de la Educación Cívica y un “programa de formación ciudadana” en el sistema escolar. Necesitamos, hoy más que nunca, fomentar actitudes y valores democráticos que perfeccionen la convivencia social. Porque el país, finalmente, lo construimos entre todos, haciendo valer tanto nuestros derechos como nuestros deberes. La crisis de autoridad por la que estamos pasando es la raíz del desconcierto social y la rebeldía con que muchas veces reaccionamos enfrentados al poder.

Las marchas por la Alameda son un buen ejemplo de lo que nos está pasando: las manifestaciones callejeras son un buen ejercicio de compromiso y participación, porque la voz de la ciudadanía se hace escuchar. Lo que no está bien son los desmanes posteriores, los saqueos y el enfrentamiento (casi siempre violento) con Carabineros. En busca de nuestros derechos nos pasamos de revoluciones… y olvidamos los derechos de los demás.

Los invito a colaborar con un clima de mayor cordura y prudencia. Que nos guardemos el “gustito” de denostar o reírnos a costa de unos pocos, y aportar a un debate público más digno, menos chabacano, como el que Chile se merece. Calla Yerko, por favor.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Chris Goldsworthy | 2015-06-10 | 15:30
10
Tu dices que nos quedemos tranquilos mientras Saquean y roban a diestra y siniestra?
Yerko es un personaje de farándula que representa el descontento que hay hacia la clase política, me da sinceramente lo mismo si es vulgar u ordinario. En otros países lanzan a los políticos a la basura (literalmente), en Brasil soltaron ratas dentro del congreso.. y acá? Un actor diciendo verdades y lo quieres callar? No me parece.
Lo triste es que están haciendo esto desde hace mas de 30 años y lo van a seguir haciendo, lo mínimo que puedo hacer para calmar (momentáneamente) mi decepción es reirme...
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-06-10 | 15:41
8
Chris, claramente no entendiste la columna. Miguel explica en más de una ocasión que no se trata de no defender nuestros derechos y no se trata de no exigir un cambio.

De lo que se trata, es de no tirar a todo el mundo a la hoguera y meter a todos en el mismo saco, por una sencilla razón:

¿Qué persona decente, sacrificada y trabajadora se va a querer meter en política, si sabe que lo harán mierda sin misericordia, haga lo que haga?

Al final, cuanto más hostil hagamos el ambiente para los políticos, más serán sólo los más cara de palo, los más interesados en su propio beneficio, los que se postularán, y toda la gente decente quedará fuera.

Como dicen por ahí, "cuando la gente se desentiende de la política, los políticos se desentienden de la gente". Tenemos que votar, tenemos que exigir transparencia, tenemos que demandar altos estándares; pero con el cuidado de que el castigo y la sanción vayan sólo a quienes la merecen y no a todo el resto.
responder
denunciar
apoyar
Natalia Martínez Albornoz | 2015-06-10 | 15:48
8
Que yo sepa a Boric no lo meten en la hoguera, a Jackson tampoco.
Cuando decimos: que se vayan todos, es la forma mas sutil de decir: estamos chatos que nos metan "el que te dije" en el ojo.
Esto, es una mera manifestación de guardar silencio tanto tiempo... tarde o temprano la olla a presión explota, y si eso hace falta para cambiar a estos imbéciles que tenemos como gobernadores, bienvenido sea.
E insisto en el planteamiento que siempre digo con mis amigos, todo esto viene de la educación, sin educación cívica, es imposible dar a la gente la cultura de la política y no la politequería que vemos diariamente.
Disculpe Sr. Ortiz, pero no puedo estar mas en desacuerdo con ud. No nos pida que callemos algo que nos molesta. Esta misma rabia se demostrará en las urnas, claro que si, pero mientras que sepan quien manda, el pueblo, no un puñado de aprovechadores.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 15:51
2
Hola Chris, gracias por tu comentario. Entiendo tu indignción, y en parte la comparto. Pero ¿no crees que si todos colaboramos en mejorar el clima, podemos empezar a ver resultados?
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 15:55
4
Hola Natalia! Dices que no estás de acuerdo conmigo: "No nos pida que callemos algo que nos molesta", aseguras.
Te copio una de las frases de la columna, por si pasó inadvertida: "Podemos discrepar y criticar sin cruzar la línea de la vulgaridad y la falta de respeto. Podemos pedir explicaciones sin ofender, fiscalizar sin insultar, llamar la atención sin denigrar".
Se entiende el punto?
Saludos ;)
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Heredia Sepulveda | 2015-06-10 | 16:47
8
Aca hay un problema de comprensión. Algunos lectores interpretan lo que quieren y no son racionales al analizar el texto. Comparto el contenido de tu columna.
responder
denunciar
apoyar
Andrea me | 2015-06-10 | 16:48
1
Décadas donde la gente ha votado, jóvenes entusiastas que se inscribían (con el sistema antiguo), gente discutiendo y defendiendo a su candidato en época de elecciones, escuchando las propuestas , exigiendo transparencia y resulta que en menos de un año de destapan casos SQM, Penta, Caval, donde se daba la razón a quienes criticaban duramente a la política pero eran llamados "fachos ,comunachos o amargos" dependiendo del sector al cual criticaba, dan como resultado ésto.
Cada día se sabe de otro político ligado a alguno de éstos casos, Ministros , parlamentarios que votaron leyes con claros conflictos de intereses y piden que Yerko Calle y paren los memes? Creo que el ejercicio debe ser al revés, que los partidos y políticos tengan autocrítica, sean duros con sus pares que tienen tejado de vidrio y con acciones concretas (como trabajo en el congreso) se ganen el respeto que algún día tuvieron. Por mi parte respeto a los independientes, cualquiera que venga de algun partido de la NM o alianza, merece mi desconfianza y es completamente justificada. o no?
responder
denunciar
apoyar
Andrea me | 2015-06-10 | 16:55
3
A ver, en la columna dice que Yerko calle y paren los memes, para mi gusto ningún político ha recibido ofensas gratuitas, todos los que caen , caen porque están ligados a SQM, Penta o Caval.
Yo no soy partidaria d ela ofensa gratuita ni d ela vulgaridad, pero no me pidan que critique con guante de seda, cuando ellos y sus partidos se aprovecharon de nuestros votos para ofendernos y faltarnos el respeto en primer lugar !!
a mi me ofende que pasen décadas y ninguno tome el tema de la educación enserio, me ofende que apoyen a las AFP , cuyo fin no son las pensiones, si no que financiar a empresas privadas... Yo respeto a quien me respeta y quienes salen a la palestra con Yerko o los memes son justamente quienes se rien en tu cara vulgarmente al votar y trabajar no para ti (ciudadanía) si no que para quien les financió la campaña... se merecen lo que tienen, ésto no es gratuito.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 17:42
0
Gracias por eso Jonathan!
responder
denunciar
apoyar
Sergio Ortiz | 2015-06-10 | 17:54
5
No creo que cuando alguien discrepa signifique que no entendió o no tiene comprensión de lectura; simplemente discrepa y lo expresa. Decirle a un lector que discrepa que sólo se siente así porque "no entendió" es, de cierta manera, una ofensa.
responder
denunciar
apoyar
Andres Espinoza | 2015-06-11 | 08:29
0
Miguel, yo creo que no. Mientras había buen clima abusaban de nosotros, no mejoró nada. Hay que levantarles la voz y golpear la mesa para llamar su atención (porque no necesariamente con eso detienen el abuso).
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Heredia Sepulveda | 2015-06-11 | 13:30
2
Todos sabemos lo que esta ocurriendo con nuestro politicos, la pregunta es ¿si los ofendemos, los humillamos van a empezar hacer bien su labor? ya se demostró que no, es más las personas que si tienen ética no querrán entrar por evitar tener insultos gratis. Todos estamos descontento con nuestra actualidad política, pero debemos ser inteligentes y manifestarnos con respeto, nadie dice que no hagamos bromas, pero que no quede solo en la broma y no se haga nada al respecto. Mucho insulto, poca acción.
responder
denunciar
apoyar
Benjamin Rodriguez | 2015-06-11 | 14:28
0
Jonathan, las personas que tienen ética van a querer entrar a la politica porque quieren trabajar por el bien del pais, no para aprovecharse y llenarse los bolsillos como lo han estado haciendo hasta ahora.
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Heredia Sepulveda | 2015-06-11 | 15:21
0
Si, pero si alguien los acuso falsamente, todos aparecen insultando sin corroborar si es verdad de lo que se le acusa, se ganan un insulto gratis, por lo ocurrido con los políticos recientemente. Reitero mucho insulto poca accion por parte nuestra
responder
denunciar
apoyar
Christian Diaz | 2015-06-11 | 15:50
1
Cuando llegas al punto de agotar la paciencia se pas al punto de descontrol, sobre todo en el vocabulario.
Se entiende el proposito del articulo, pero hoy por hoy ya nadie cree en la politica, solo se ve como un negocio sucio, son sueldos desorbitantes, donde la gente siente que siguen aprovechandose... vamos que de mentira no tiene.
Cuando ya pasas del abuso, la rabia es dificil de controlar.
responder
denunciar
apoyar
Andrés Urrutia | 2015-06-10 | 15:54
2
Creo que todo el problema con tu columna estalla casi al final, con una simple frase: "Crisis de autoridad". No, no estamos bajo una crisis de autoridad, estamos bajo una crisis de representatividad. Si fuera una crisis de autoridad, implicaría que el pueblo tiene problemas de ser "ordenado" y "gobernado", y que para que todo vuelva al orden es necesario que nos quedemos callados, como niños que no le pueden alegar al papá. Una crisis de representatividad es muy distinta, pues los ciudadanos no sentimos que nadie represente nuestros intereses dentro del sistema político actual. Y esto es importante, especialmente en un medio masivo, el lenguaje es delicado, y como se utilice puede dar significados muy diferentes.
Yerko me parece el menor de los problemas, tal vez el único que piensa antes de hacer una talla. Si bien estoy de acuerdo que algunos memes y apelativos están de más, desearía ver a Chile con un poco más de altura de miras y creatividad. Como quemar el congreso. Eso no suena tan mal.
Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 15:58
3
Hola Andrés:
Te estaba tomando súper en serio hasta que propones quemar el Congreso.
En todo caso, cuando hablo de crisis de autoridad me refiero a algo muy diferente a la representatividad. Un ejemplo: Bachelet no me representa, pero la respeto como legítima autoridad. Es el juego de la democracia, que le llaman.
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Christian Diaz | 2015-06-11 | 15:54
0
Si hay un vocabulario soez hacias las autoridades y politicos, es porque ya se perdió el respeto.
responder
denunciar
apoyar
Roberto Salas | 2015-06-12 | 13:17
1
Pero nadie discute que la presidenta sea la legitima autoridad, por eso apoyo a Andrés cuando dice que estamos en crisis de representatividad, al momento que dudásemos de su legitimidad podría estar hablando de un problema de autoridad.
responder
denunciar
apoyar
Andrés Urrutia | 2015-06-26 | 15:40
0
Lamento responder un mes después, ya había olvidado este comentario. Lo de quemar el congreso lo dije de broma, y como un real ejemplo de crisis de autoridad.
Y por cierto, el respeto de "legítima autoridad" es algo bastante republicano, no democrático. Pongamos los conceptos en orden. Una sociedad puede ser super republicana, pero tener 0 democracia (vea la República Romana, por ejemplo).
Si su democracia se sustenta en la capacidad de gobernabilidad de sus autoridades, entonces tenemos conceptos muy distintos de democracia, y por cierto, de respeto.
responder
denunciar
apoyar
Diego Alvarez | 2015-06-10 | 16:00
1
Estoy practicamente 100% en desacuerdo con Miguel, por varios aspectos...
De todos modos, creo que se debe hacer mucho hincapié en la diferencia, enorme diferencia, entre POLITICA y POLITICOS.
La rabia de la ciudadanía debe apuntar a los políticos. Y yo creo que una ciudadanía medianamente educada perfectamente hace esa diferenciación.
EL problema es claro, son unos sinvergüernzas, y la mayoría unos flojos y ladrones. Cada día o semana aparecen más y más que caen en el mismo saco. Las confianzas están destruidas, NO SE PUEDEN RECUPERAR.
Considero que es muy ingenua la opinión en ese aspecto. El tema es contra los personajes, no contra el rubro o el potencial de una vocación de servicio hacia la gente.
Por mi parte, bienvenida la burla hacia esta casta. Además, muchas veces la burla se acompaña de los datos, de los sucios actos que cometen.
responder
denunciar
apoyar
Diego R Contreras | 2015-06-10 | 16:13
2
Demasiada condescendencia con la política. 40 años de paciencia son suficientes y agradezcan que estan en una era civiliada y ya no se ocupa la guillotina.

Estoy de acuerdo con que se eleve el nivel de discusión y se opine con altura de miras, pero basta una tarde leyendo ciper para que a cualquiera le nazca ese descontento infinito que está tan latente en Chile.

Si un obrero se levanta a las 5 y tanto am, sale de su casa con miedo que lo asalten, viaja en transantiago (sobran las explicaciones con eso), llega a una empresa donde su persona no vale nada, gana el mínimo, sale tarde, de nuevo el transantiago y para peor, cuando jubile no sabe si le va a alcanzar para vivir. Lo menos que merece es poder siquiera reirse (o insultar, va en cada uno) a quienes tienen la potestad y responsabilidad de velar por una mejor sociedad. PORQUE PARA ESO SE LES DESIGNO!

Saludos Migue, entiendo tu postura pero no la comparto, la empatia va mejor con el menos afortunado.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 17:48
1
Gracias por ese comentario Diego, lo haces justo en el tono al que invito a debatir.
Pero en todo caso, creo que puesto en el ejemplo que pones, tampoco trataría a garabatos a los responsables, lo que no quiere decir que les exigiría con fuerza una solución y las disculpas correspondientes.
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-06-10 | 16:19
4
El problema radica en la forma que tenemos de relacionarnos. Concuerdo con el D. Maturana en que si nos relacionamos desde la desconfianza y la burla, solo conseguiremos una sociedad agresiva y enferma, a diferencia de si nos relacionamos desde el respeto mutuo y no desde el amor, al menos desde la empatia hacia el prójimo.

Es por eso, por ejemplo, que nunca enganché con la candidatura de M. Claude, pues sus partidarios se relacionaban desde la agresión al otro y así, naturalmente no se conseguiría que nuestra sociedad se relacione de una forma distinta a la actual, que sería lo ideal...

Respecto a nuestra clase política, opino que la inmensa mayoría constituye un grupo social, cuya forma de vida consiste en vivir del Estado para satisfacer sus propias necesidades, y no parecen concebir otra forma de vida excepto esa. Se trata de un estilo de vida para ellos, y se ve muy difícil que vean otra manera de enfrentar la existencia.

Utópicamente, la solución seria retirar a la inmensa mayoría de nuestros políticos, y darles atención sicológica y espiritual, para ver si algún día pueden rehabilitarse como seres humanos íntegros... en efecto, considero que son seres enfermos, y que deberían tener la oportunidad de poder sanar. En su reemplazo, naturalmente habría que poner a personas sanas, que estén conectadas con el resto de la sociedad, y trabajen para la felicidad del conjunto de ésta.

Pero ya que eso no es posible, la cosa partiria por eliminar los vínculos perversos entre empresas y política, que nos ha llevado a esta situación de progresiva degradación, donde estamos dejando de tener respeto por nosotros mismos como país. Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto, por ahora :)
responder
denunciar
apoyar
Guillermo Hurtado | 2015-06-10 | 16:30
2
Me acerqué a la columna por el título principalmente y estoy de acuerdo a medias. Como dijeron arriba siento qeu de cierta forma los insultos se los merecen hago la analogía con un equipo de fútbol que teniendo las herramientas juegan y jugan mal, en algún momento la hinchada se va a enojar y los van a empapelar a puteadas, es algo natural.
Ahora, tambipen siento que lo que se está dandoe s excesivo y el reflejo de eso y en lo que estoy de acuerdo es en lo nefasto de Yerko. Hoy está de moda el humor político, y es chistoso cuandos e hacen buenas comparaciones y el objetivo siempre es hacer reir; pero Yerko hace LO MISMO TODAS LAS SEMANAS, webear con sus dichos populistas, tratar de gordo al hijo de la presidenta y decir que el pueblo está molesto y blah blah, no sé como a la gente le causa risa escuchar la misma wea todas las semanas. Dejé de ver a Yerko esta temporada por lo mismo, me obliga a cambiarlo de canal.

Buena Columna!
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-10 | 17:45
0
Gracias Guillermo por tu comentario. Me pasó lo mismo con Yerko, además de un poco dañino, lo empiezo a encontrar fome.
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2015-06-10 | 16:56
1
En mi opinión, yo siempre he creído que el peor castigo para los que no participan, no votan y se quedan con el discurso facilón de que "son todos iguales", "para qué votar si igual tengo que trabajar mañana" o "todos roban", es precisamente el ser gobernado por gente que no tiene por qué representarte y que puede hacer y deshacer más en tu contra que en tu favor. Los mismos que ahora insultan a mansalva, se rien con Yerko, Murillo o quien sea que trapea con la política, si no se deciden a tomar medidas votando, informándose o participando, sólo se exponen a que siempre estén los mismos de siempre, perpetuando el círculo vicioso.

En este caso la culpa no es necesariamente o sólo del chancho, y por lo mismo cosas como la educación cívica son más que necesarias e importantes.
responder
denunciar
apoyar
Christian Diaz | 2015-06-11 | 16:52
0
Siendo honesto, en las ultimas votaciones fui a votar solo en primera vuelta, pues estaban los candidatos que me daban la idea de cambiar lo sucio que esta el pasi en tema politico. Cuando llego la segunda vuelta fue, elijo malo o malo (para no entrar en palabras feas), sentía que quienes la gente eligio eran los mismos corruptos de siempre... entonces de que valía mi voto si al final el popular prefiere que se lo jodan... y ahora con el destape la gente se da cuenta que todo estaba mal (bien tarde se dan cuenta...)
No hay forma de curar el mal realizado, es como cuando tienes una pareja (confias en esa persona) y te jode... no hay nada que pueda hacer para que le perdones, puedes volver a confiar despues de mucho tiempo, pero ya no es lo mismo.
Lo mejor es empezar de neuvo, pero sacar a quienes estan en el poder actualmente es demasido complicado, ya tienen "casi" el derecho a ser los unicos que deciden sobre nuestro pais.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Olivares | 2015-06-12 | 15:20
0
Estoy muy de acuerdo contigo Christopher, cuando la gente de ja de expresar su opinión, las autoridades gobiernan por unos pocos. Yo voy a votar desde que me inscribí. Además creo que como mujer, es mi deber respetar a todas las que lucharon para que pudiésemos votar.

Chistian, en mi opinión ¿qué pasaría si todas las personas que no les gustaba ningún candidato votaran nulo?, ¿si NULO sacara el 50+1% de las preferencias?, se mostraría el descontento de la gente, pero ¿Qué pasó?, mucha gente prefirió quedarse en su casita o salir de viaje, y ¿Qué es lo que le hace ver a las autoridades?: “¡que no importa!” y como no les importa votar a los ciudadanos, tampoco les va a importar el cómo hacen su pega.
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Aguilera | 2015-06-10 | 16:58
3
Si al ladrón que te roba la billetera o el celular lo llamo conchesumadre, ¿por qué no lo voy a hacer con los que se llevan mis impuestos para enriquecerse ilícitamente, a los que manejan mi sueldo para devolvérmelo hecho mierda cuando jubile, o a los que por razones electorales hicieron un sistema de transporte como la mierda, que ha estado echando a perder mi calidad de vida por más de ocho años, y nunca han aceptado su error?

Muy rara vez se ha "metido a todos en el mismo saco", siendo Boric y Jackson buenos ejemplos de eso, así como la mayoría de diputados que hacen su trabajo bien y tranquilos. Si el mundo político se llegara a sentir mal porque se les trate mal a todos por algunos corruptos, deberían actuar acorde, y marginar la corrupción de sus filas.

Por último, si una persona tiene la piel tan delgada que este ambiente político bien justificado le provoca miedo de entrar a la política, probablemente no tenía lo necesario para jugársela y dejarlo todo por ser un buen representante de las personas que lo eligieron.

Mientras los políticos sigan cubriéndose entre ellos sin ninguna conciencia por el pueblo al que deberían servir, se merecen toda chuchada que les llegue, lo cual realmente es poco, porque a muchos deberían sacarlos a patadas.
responder
denunciar
apoyar
Cuando los ciudadanos se desentienden de la política, llegan al poder políticos que se desentienden de los ciudadanos.

Y por lo tanto la solución es simple: ¡Todos tenemos que participar en política!

¡Pongámonos las pilas!
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-06-10 | 20:06
3
"Si la masa no piensa, iré contra la corriente"
responder
denunciar
apoyar
Diego Contreras | 2015-06-11 | 09:41
0
estoy de acuerdo, esa es la solución. Pero no es simple: no en un país donde se acabaron con casi todas las formas de organización locales, ya no hay casi juntas de vecinos, los sindicatos o no pesan nada o están de adorno, las organizaciones gremiales son controladas por los mismos partidos que están en el gobierno... se destruyeron los espacios donde la gente puede comenzar a involucrarse en política. En el único lugar donde este tipo de espacios aún existe es en las universidades, y justamente desde allí ha surgido la presión para tratar de cambiar las cosas.

Por eso, es necesario primero generar nuevamente ese tipo de espacios no solo en las universidades (donde es difícil acumular experiencia si la gente pasa allí en torno solo a 5 o 6 años), para que el participar en la politica sea cotidiano y simple.
responder
denunciar
apoyar
Pancho Retamal | 2015-06-11 | 13:18
1
Voy a estar de acuerdo contigo. Hace unos días que vengo pensando en mi generación. Los que salimos del colegio y cursamos nuestra universidad en plenos '90, con la democracia recién recuperada. Epoca en que cometimos algunos errores garrafales como grupo social:
-Nos dejamos estar.
-Nos dormimos en los laureles.
-Nos confiamos demasiado y nos conformamos con poco. Quiero decir, sí, está bien, se fue Pinochet y ahora nosotros elegimos a nuestras autoridades...y sería. Nuestra desidia abrió la puerta al abuso de confianza de la clase política y a la desidia de la ídem por los grandes temas sociales.
No quisimos darnos cuenta que había tanto que cambiar todavía!! Y nosotros mismos echamos el líquido que serviría de caldo de cultivo a la incapacidad del político de escuchar a sus electores, y a la posibilidad de que los mismos agarraran papa hasta más allá de lo soportable.
Por eso me da un poco de verguenza y orgullo a la vez, cuando mi ahijado, de 20 años, va a marchar por una mejor educación (a marchar, no a destruir ni andar buscando camorra), porque estas generaciones han tenido la voluntad y los huevos para no dejarse estar. Para no cometer el error que sus mayores cometimos de otorgar, de ceder.
Por suerte, aún no es demasiado tarde, y aún podemos hacer algo. Apoyar a quienes quieren una sociedad mejor, no reprimirlos ni ningunearlos. Marchando con ellos si es posible. Protegiéndolos de los abusos de poder, y gritando junto a ellos, hasta que los poderosos no puedan evitar escuchar.
Los políticos, aunque lo nieguen, depende de nosotros. Pero más importante aún NOSOTROS DEPENDEMOS DE NOSOTROS MISMOS.
responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2015-06-10 | 18:55
0
Analizar si los políticos son merecedores o no de insultos (como si los insultos fuesen meritorios), no debiera ser el centro de la discusión como sí, la sorprendente verdadera incomodidad y desorientación que ha demostrado la mayoría de quienes conviven en la escena política en Chile. Escándalos de todo tipo sucedieron y suceden y nunca se hemos visto la virulencia que exteriorizamos en casi todos los canales comunicativos de los que disponemos, ni mucho menos, lo notoriamente afectados que están todos los partidos políticos por esto. Y es que, en parte, la violencia de "nosotros" ha propiciado que "ellos" se sientan amedrentados al punto de incluso destapar y acelerar la investigación de otros casos de corrupción con la esperanza de, a lo mejor, desviar la atención pública.
Justificando o no nuestro actuar hemos de meditar y entender el por qué del fenómeno. Qué elementos funcionaron como catalizadores de la reacción exotérmica ciudadana... y por tanto cabe preguntarse ¿es válido tratar de cambiar la forma sin entender el fondo?.
Podemos, actuar con más respeto hacia las "autoridades" de nuestro país, y no menos cierto es también que el respeto se gana... pero ¿qué podemos hacer nosotros si el mismo sistema enquista a personas y/o familias enteras a la cabeza del país?. ¿Cómo podemos cambiar a los elementos nocivos de la política, si estos son electos por matemática y no por vox populi?. ¿Por que no ha de causar resquemor ciudadano la falta equidad en la aplicación de sanciones administrativas de la que si somos objeto?. SII no dudaría en clausurar el almacén del barrio si el dueño evade impuesto... aún si este gritara a los cuatro vientos que se trató de un "error involuntario".
Fácil es llamar a participar de la política sin acordarse de los difícil que es entrar en ella. Los ex dirigentes estudiantiles pudieron entrar al sistema pero no 100% por la de ellos. Fueron ayudados de cierta manera por las mismas coaliciones bajando a algún candidato o incluso apelando para que la ciudadanía votara por ellos. Esto no resta legitimidad al trabajo que han hecho ambos y donde se nota convicción y acción; si no más bien, ratifica la nula participación que podemos ejercer en la política (véase también el caso Maricela Santibáñez).
La fuerza y calibre de los insultos están allanando el camino para algunos cambios. Puede que no significativos ni con la radicalidad que algunos queremos, pero cambios al fin. Es triste entender que, sin querer, el circulo vicioso de conatos ideológicos simulados al que nos tenían acostumbrado los políticos se rompa por el hartazgo de la gente. El apelar al olvido parece ser la única opción. Gracias san copa américa por favor concedido, rezaran hoy en algunos partidos políticos mientras los otros, dan gracia a Daniel Alcaíno y su libretista por ayudar a que la gente se hastíe del tema y en consecuencia, "sigamos nuestra vida"
responder
denunciar
apoyar
Daniel Soto | 2015-06-10 | 19:40
4
A ver, Miguel, discrepo y no estoy para nada de acuerdo con tu columna, estimado.

Y no creo tener falta de comprensión de lectura tampoco.

A todos los políticos a quienes se les esta tirando mierda con ventilador, pues por supuesto que no es gratuito, merecido se lo tienen. Recordar que hay parlamentarios que no están siendo insultados gratuitamente, como Giorgio Jackson o Gabriel Boric.
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Guerrero C. | 2015-06-10 | 22:21
2
Totalmente de acuerdo con la columna, felicidades a Miguel Ortiz, concisa, clara y real.

Si queremos una mejor política y políticos debemos partir en casa. Si no propiciamos un ambiente de confianza y respeto estaremos sepultando aun más algo tan necesario para una sociedad y una civilización, que es una clase dirigente de políticos preocupados por un país mejor y su gente. La única manera de hacerlo es darles la oportunidad.

Si seguimos creando un escenario donde se desprestigie a la clase política solo abriremos las puertas a populistas que son "incorruptibles" y que vienen a "salvarnos" de la vieja política, cuando son aun peores que su antecesor.

Es por ello que apoyo la columna a insto que como ciudadanos, como sociedad civil, creemos y demos vida a esa política que tanto queremos participando en ella, no sepultándola.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-11 | 12:55
1
Fuis más breve y claro en decir lo que quería decir.
Gracias por eso Sebastián!
responder
denunciar
apoyar
María Paz Salas | Colaboradora | 2015-06-10 | 23:29
17
Creo que la sátira es un recurso que han usado artistas, humoristas, críticos e intelectuales durante siglos para mostrar descontento o burlarse de alguna situación actual. En mi opinión funciona por que llama la atención de las personas y pone en un contexto más lúdico algo de la actualidad.Yo me he reído muchísimo con Yerko y el Clinic. Pero concuerdo plenamente en que a veces estamos cayendo en comentarios peyorativos innecesarios que le quitan la calidad a la discusión. Me pasa que a veces estoy hablando de política con alguien y a pesar de que encuentre interesante lo que dice, se me viene abajo el interés al escuchar "guatona #%&%", "la gordis" (que juran que suena cariñoso, pero no) y otros ejemplos aún peores. Y eso es tan de chileno: el pelao, la chica, la flaca, la gorda, el cojo. No entiendo por qué algunos creen que el garabato y la descalificación física (no sabía que vivíamos en un país de altos y flacos además, regios y estupendos todos) dará mas argumento o "choreza" a la discusión. Cuando causa un efecto contrario: es un recurso burdo y simplón.
responder
denunciar
apoyar
Andres Espinoza | 2015-06-11 | 08:34
2
Miguel invita a discusión con altura de miras, como la que se da en estos comentarios, según él con eso podemos empezar a ver cambios, así que me voy de inmediato corriendo a ver las noticias si han dejado de abusar y robar los políticos. Vuelvo luego a contarles como me fue.
responder
denunciar
apoyar
Diego Contreras | 2015-06-11 | 09:17
1
ok. Puedo entender que no quieras comentaristas de emol por todas partes. Aquellos que toman un bando politico y lo defienden negando cualquier crítica válida, y usando cualquier calidad de argumento para criticar al otro bando, aún sean argumentos hayan antes desestimado cuando iban contra su sector. Si es por defender cualquier tontera, argumentos no van a faltar, convirtiendo esto en un ejercicio inútil.

Eso es un cosa.

No veo la relación con no parodiar, sea el the clinic o yerko. El problema no es la parodia, es la gente que no puede analizar las cosas más allá de la caricatura.

Cabe notar que, si exceptuamos los fanáticos de emol y otras personas que solo se oponen a ellos por no ser de derecha, figuras como Giorgo Jackson, Boric o Fuentes no despiertan ese rechazo visceral que la mayoria de los politicos.
responder
denunciar
apoyar
Luis Opazo | 2015-06-11 | 10:18
2
100% en desacuerdo con la columna, si no se puede hacer justicia por vías legales para que esos HDP pierdan sus puestos y queden inhabilitados de por vida de ejercer cargos públicos, mínimo que pueda llenarlos a puteadas. Y ojo que muchos perfectamente podría ir a la cárcel.
Aquí el problema es la justicia, las leyes que ellos mismos acomodan para ser intocables, ya que las urnas poco pueden hacer si al salir electo vienen un montón de empresas con sacos de plata a "ayudarte en tus futuros problemas económicos".

Saludos
responder
denunciar
apoyar
Jorge Valdes | 2015-06-11 | 10:25
1
Buena la columna, pero no creo que se ataque a la politica... Solo a algunos políticos y no es gratuito, terrible es que esos wnes sigan en la política. Esa si es una falta de respeto, a todos.

igual fome y repetitivo yerko, pero vende :) .
responder
denunciar
apoyar
Guido Aramayona | 2015-06-11 | 10:35
1
Completamente de acuerdo contigo Miguel.

A mi me llama mucho la atención este tema, me incluyo quizás, en el error de humorizar esto, y por nada la justifico, error que intento enmendar con dejar de humorizar o con la participación en politica desde mi realidad.. y es que el nivel de agresión que se percibe en el entorno es tremendo! es que veo que nuestro entorno está casi esperando que se ataque poco menos...lamentable que el respeto se pierda un poco en pos de imponer una verdad que es a medias. Por nada le quito la importancia a decir las cosas que nos molestan, pero hacerlo burdo e insultando, esa creo que no es la manera de enfrentar la realidad. Nosotros debemos proponer sanciones efectivas en base a la corrupción, nosotros debemos proponer gente que nos represente (que salga de nuestro entorno)..es decir, las cosas no van a cambiar dejando la responsabilidad en otros. Da para mucho el tema en realidad, conecta no solo el descontento, sino que también una nula empatia en nuestra sociedad y en el que nos rodea.

Un abrazo, y como siempre, un agrado leer temas actuales, que nos preocupan y que no son ajenos a esto, a la vida :)
responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2015-06-11 | 10:52
5
Es difícil no estar molesto con lo que está sucediendo. Eso es evidente. Y comparto lo que menciona Miguel hasta cierto punto. Pero creo que lo que está pasando es reflejo de lo que somos nosotros como sociedad.
Ayer estando en el supermercado mi hija de 8 años fue a pesar la palta, por lo que se puso a la cola del "pesador". Atrás de ella una mujer de unos 45 años. Al momento del turno de mi hija, esta mujer trató de aprovecharse de su tamaño y posición más visible para el "pesador" para pasar primero que mi hija. En ese momento le dije a mi hija, de modo que la mujer escuchara, que era su turno. Sólo en ese momento la mujer dijo un "ah..perdón".

¿A dónde quiero llegar con esto?. Si no cambiamos nosotros es las pequeñas cosas, difícil pedirle cambiar a aquellos que están en las grandes decisiones. Y cambiar para hacer lo correcto es extremadamente difícil, en especial si vemos que otros actúan pasando a llevar las posiciones de otros. Basta con estar 5 minutos en un cruce donde hay una cola de autos esperando pasar y algún tipo/a adelanta a todos en segunda fila para pasar primero. "Es que los demás lo hacen así que yo lo hago".

Otro ejemplo: Tiempo atrás estaba en el estacionamiento de una clínica en Santiago, saliendo. Había un tráfico importante dentro del estacionamiento ya que no había cupos disponibles. La mayoría de la gente respetaba el sentido del tráfico, pero un tipo en una SUV Mercedes Benz del año se metió contra el tráfico, justo por donde yo venía saliendo. El ancho de la pista daba para 2 vehículos, pero no quise darle espacio para que avanzara por varios minutos (yo no tenía a nadie detrás), hasta que al final lo dejé pasar momento en el cual bajó la ventanilla y me dice "erís bien pesado csm", a lo que respondí "estimado, usted está contra el tránsito, yo no tengo por qué dejarlo pasar". Frente a eso me dice "lo que pasa es que está la cagá pa encontrar estacionamiento" y le respondo "si po huevón, pero la cagada es para todos, no sólo pa' voh". La vena se le hinchó y estuvo a punto de explotar, y se fue.

Es fácil tirar mierda con ventilador, lo difícil es tirar la mierda adecuada, en la cantidad justa, a las personas que corresponde. Y creo que ese análisis nos falta a todos a todo nivel.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Pancho Retamal | 2015-06-11 | 13:01
2
La clase política es, en su gran mayoría, un asco, lo acepto.
Pero..quien le dio al tal Yerko el título -y la altura moral- de portavoz?
Yo no, al menos. Yo no me olvido que es un personaje de ficción, representante de ese tipo de humor que aparte de que no me causa gracia, desprecio totalmente: ese que se burla de la condición humana en sí. Ese que desprecia a la mujer, al pobre, al débil, al de distinta raza, clase social o género. No gracias, no tengo interés en que me represente un personaje de esta calaña.

Por demás, la "irreverencia" de Yerko Puchento está totalmente dirigida. Por el dueño del canal, por los auspiciadores, por los que ponen las lucas y quieren tener sedado al redil para seguir manejándolo a su antojo. Y con que? con un "líder de opinión" que habla de esa forma que a la gallada le impacta. Ese que habla golpeado, que "ironiza" con sus burlados, ese que se pone una polera con la cara de un personaje como Rodrigo Avilés, sabiendo que alguien va a caer.
La clase de líder de opinión impuesto por el medio. Como Bonvallet, como la Maldonado o la Dra.Cordero o la Pamela Jiles.
Revolucionario según Luksic. Irreverente según Falabella.
Ese humorista que ninguneó a un periodista por ser de ascendencia mapuche y homosexual? Ese que se burló de la manera de vestir de una deportista, sólo porque su especialidad es un deporte que (según sepa uno quién) no es para las señoritas? A ese quieren que le compre que está contra el poder fáctico?? Gimme'a fuckin' break!

Además no todos los políticos son tan terribles, todavía queda uno que otro decentes (Boric, Jackson, Fuentes..okey, me sobran dedos de la mano, pero tres es mejor que nada).
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2015-06-15 | 12:44
0
Me parece lógica la columna. Por un lado, creo que sería bueno pasar con un lanzallamas por la clase política (si es metafórico o literal depende de cómo estén las noticias, jaja), pero por otro, hay que darle la oportunidad a la idea de cambiar nuestra actitud, si los políticos son tan humanos como nosotros. Honestamente, no sé si se ha intentado antes. En todo caso, me declaro pesimista: no creo que haya muchos chilenos dispuestos a aceptar su parte de la responsabilidad.

Por otro lado, nunca me ha gustado mucho el humor agresivo como el que hace Yerko, me da vergüenza ajena. Era más inteligente la sátira de Topaze, así como sus ilustraciones. Tampoco se trata de volver a lo antiguo, pero al menos el chiste iba más allá de la burla "porque sí".
Eso, saludos

P.S: Las columnas de Miguel casi siempre arman polémica, jajaja!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.