Fran Solar, azúcar, alimentación, obesidad, dieta, nutrición, calorías, IMC
Imagen: Gojko Franulic

¡El azúcar no es culpable del sobrepeso!

¿Corresponde poner al azúcar en el banquillo de los acusados? Fran Solar cuestiona esto a través de su propia experiencia y asegura que le hemos dado más responsabilidad en el sobrepeso de la que merece.

Por Francisca Solar @FranSolar | 2014-05-07 | 10:59
Tags | Fran Solar, azúcar, alimentación, obesidad, dieta, nutrición, calorías, IMC

Como chocolate todos los días.

Sí, así como leen. No es una metáfora ni una exageración, es mi realidad. Puede ser un cuadradito o la mitad de una barra –dependiendo de qué tan estresante haya estado la jornada– pero, sin falta, consumo unos cuantos gramos de cacao procesado azucarado de forma diaria. Es mi droga personal, perdonando la expresión, y a pesar de que está prohibido en las mil y una dietas disponibles en Google y escritorios de nutriólogos, aquí estoy, con 52 kilos que se niegan a aumentar. “¡Cómo lo haces!”, me gritan en Facebook. Bueno, simplemente soy una convencida de que ningún alimento “engorda”, no importa qué tan calórico o grasoso sea: lo que engorda son los malos hábitos y la falta de movimiento.

Dentro de los productos malditos, el azúcar es uno de los más vapuleados. Me da hasta pena. Es lo primero que le quitan a los niños hoy en día, sobre todo frente a las preocupantes cifras de obesidad infantil; según los resultados del último Simce de Educación Física que se aplicó a alumnos de octavo básico, muestran que dicha condición en ese grupo etáreo pasó de 41% en 2011 a 44% el 2013. Y en los más pequeños es peor: en preadolescentes el porcentaje es más alto, llegando incluso al 50%, incluyendo desde los que tienen un mínimo sobrepeso hasta obesidad mórbida. Pediatras hablan en chino, los profesores dicen que no pueden hacer nada y los papás se ponen ansiosos buscando soluciones milagrosas. ¿Y los adultos, cómo van? Igual de mal: según la Encuesta Nacional de Salud 2013, cada una hora muere una persona por obesidad en Chile. Los que crean que estas tendencias van a revertirse demonizando al azúcar en nuestras vidas, que levante la mano.

A los pocos que levantaron su mano, bájenla no más. Hay un montón de investigaciones que aseguran que, en lugar de eliminar de la ingesta diaria a algunos productos sólo porque tienen “mala fama”, consultar las etiquetas de información nutricional de los alimentos envasados es mucho más efectivo en la prevención del sobrepeso. Sin importar la edad de quien quiera prevenirlo, ya que te preocupas de otros factores como el sodio o el porcentaje de proteínas. Y tampoco hay que ponerse talibán: en cuanto a calorías, por ejemplo, eso de las 2.000 diarias es un estándar bien añejo, pues también se sabe que ese número depende de un montón de factores como tu altura y masa corporal, actividad física, hasta ciertos aspectos genéticos en tu metabolismo. Por demás, el primer gran y más común error es la del perdido: no come torta en su cumpleaños pero sí ataca el bowl de las papas fritas… Sepan ya que las grasas (saturadas y trans, juntas pero no revueltas) aportan el doble de calorías que los azúcares, sin contar que éstos no son ni la mitad de nocivos para la salud. ¿Falta  información, sobran mitos?

En mi cruzada por salvar la dignidad de los alimentos azucarados, me encontré con el “Libro blanco del azúcar”, escrito por médicos de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz, en España. En un lenguaje muy ameno, recorren desde su origen, pasando por todos sus usos pasados y actuales, hasta sus beneficios y/o sus enfermedades asociadas, asegurando que el consumo moderado de azúcar es altamente saludable y que tiene muy mal merecido su estatus negro en las causas de obesidad y diabetes en el globo. Dicen que el azúcar se comporta como cualquier otro carbohidrato –aportando calorías por gramo– y que no existe real evidencia científica que asocie su consumo específico con el desarrollo de obesidad. ¡Yo soy la prueba de eso! (ja). A su juicio, lo que sí podemos y debemos relacionar con la obesidad son los balances energéticos desproporcionados, es decir, cuando una persona consume muchas más calorías diarias de las que gasta en ese mismo día. Y punto. Básicamente, casi cualquier alimento tiene el potencial de desbalancear tu dieta si lo consumes en exceso y no lo aparejas con una rutina de ejercicio y otros hábitos saludables (como comer a horas adecuadas y dormir bien, entre muchos factores). Echarle la culpa a un solo tipo de alimento (o a un par, no olvidemos las grasas) por la epidemia de sobrepeso en el mundo, es de un reduccionismo absurdo que únicamente contribuirá a que haya más desinformados y más gordos. 

Hago yoga dos veces a la semana. No tengo auto, así que camino para todos lados. Como más verduras que cualquier otra cosa y sí, uso y abuso del chocolate. Llevo al menos ocho años en la misma rutina, y eso tiene a mi IMC (Índice de Masa Corporal) en una cifra saludable y adecuada para mi edad. ¿Soy tan sólo una excepción o más bien el ejemplo de un buen manual?

Eliminar el azúcar pero mantener el sedentarismo es más grave para nuestra salud que comer pasteles pero subir escaleras, dice el libro. Más claro, imposible. Así que la próxima vez que sea lunes y quieras empezar la dieta de moda, piensa de nuevo qué estás haciendo realmente para bajar de peso. ¿Sólo restringir alimentos? Si es así, no bajarás, y si llegaras a hacerlo, recuperarías esos kilos en tiempo récord. Una dieta prohibitiva no es una ayuda efectiva (y además algunas son peligrosas para tu cuerpo); una dieta equilibrada con de todo un poco, sumado a ejercicio regular y buenos hábitos, sí.

La responsabilidad no es del azúcar. Tampoco de la grasa. La responsabilidad es tuya.

¿Qué opinas tú?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Javier Salazar | 2014-05-07 | 11:15
4
Gracias, por fin alguien que no basurea al azúcar :3...

Por lo demás, siempre me ha sorprendido que dado que los carbohidratos son la fuente energética de más rápido acceso, los satanicen tanto, al punto de reducirlos (salvo por el arroz), pero mantener cosas grasosas en la dieta.

Aunque como para todo buen científico y dizque artista, dormir está sobrevalorado (?)
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Carolina Adaros Boye | 2014-05-07 | 11:29
4
Estoy parcialmente de acuerdo. Yo también me mantengo en mi peso y de vez en cuando me como mi chocolatito o algún pastel el fin de semana, etc. Pero un caso es cuando el objetivo es mantener el peso, que significa tener un equilibrio entre la energía que se consume y la que gasta (es decir come un chocolate, pero también sube escaleras)y otro caso distinto es el de las personas que tienen sobrepeso y necesitan bajar, porque para eso tienen que producir un desequelibrio energético, o sea necesariamente consumir menos calorías de las que gastan y en ese caso es conveniente que si disminuyan el consumo de grasas y azucar porque por más ejercicio que hagan es muy difícil lograr gastar más que lo que uno consume comiendo alimentos altos en calorías. Ya estando en un rango de peso saludable creo que si un chocolatito a como premio por cambiar el ascensor por la escalera si es razonable.
responder
denunciar
apoyar
Guillermo Pandelara | 2014-05-07 | 11:46
3
Concuerdo con tu punto de vista y lo valido con mi caso personal.
Hace ya 2 meses fui a la consulta de la nutriologa con unos poco saludables 98,5 Kg para mi estatura de 1.83.
Ésta me planteó un régimen estricto en la cual se quitaba el azúcar añadida, se quitaba el alcohol (muy importante este punto), se incorporaba más vegetales y fruta, carbohidratos no se quitan pero se mantienen muy medidos al igual que el aporte de proteína animal.
Además de esto, me solicitó que incorporara la actividad física que pudiera. Yo acostumbro a utilizar la bicicleta los fines de semana por al menos 2 horas por día, me pidió aumentar a 3 días a la semana (osea salir 1 día dentro de la semana + el fin de semana completo). Por mi cuenta también incorporé dentro de mi hábito el usar la escala del edificio para llegar a mi departamento (piso 12), tanto al llegar de la pega como al salir con mi perrito en la noche.
No considero una actividad física excesiva, la dieta al principio fue difícil de mantener pero ahora quedo bien con la ingesta reducida y si como demás quedo muy mal ("abutagado").
En consecuencia, 15 kilos menos, estoy en unos saludables 83 y ahora mi tarea es mantener ese buen resultado.
El punto es que al reducir el azucar y el alcohol, mantuve una diferencia de consumo calórico a mi favor, lo cual me ayudó a reducir rapidamente el peso extra.
Ahora, incorporo una vez a la semana un chocolatito o un pastelito dulce como premio, es muy importante esto ya que ayuda a mantener el ánimo, algo que realmente empeora en sobremanera con este tipo de dietas estrictas.
Saludos y muchas gracias por la información, no demonizo al azúcar pero tampoco considero que sea tan "blanca" como se ve.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Devilat | 2014-05-07 | 11:40
2
Buen Articulo...

También habría que incluir que hay un problema de lenguaje en todo esto.

Resulta que los médicos y nutricionistas le recomiendan a sus pacientes que se debe disminuir el consumo de azucares, refiriéndose incorrectamente a todos los carbohidratos, pero esta recomendación se convierte para nosotros, simples mortales, en eliminar de nuestra vida los dulces y pasteles, además de enviar al destierro a nuestro azucarero, reemplazándolo por endulzantes y continuamos comiendo el buen (y enorme) plato de tallarines y papas fritas a destajo... Total no son dulces... No se si logre explicarlo bien.... espero que si.

Justamente se trata de un problema de balance energético...

Un chocolate no hace mal... 4 barras de chocolate al día si causan serios problemas.
responder
denunciar
apoyar
En mi experiencia personal, cuando era deportista (y gastaba mucha energía por lo tanto), almorzaba y comía siempre 2 platos, en cambio ahora que soy más sedentario, tengo que cuidarme y comer poco para no subir de peso. La clave está en no comer más de lo que se gasta
responder
denunciar
apoyar
Camilo Terán | 2014-05-07 | 12:56
0
Sea o no uno consume "azúcar" en varias cosas como dicen chocolates, pastelitos, en tragos también, pero también el azúcar en "bruto" como cuando uno toma té, café y jugos está demas, y eso lo sé pq yo antes era fanático de tomar un té o un café bien dulce y hace ya un tiempo deje eso sin cambiar mucho mis hábitos alimenticios o deportivos y hizo la diferencia en peso de una forma notable (14kg) en unos 7 meses solo por dejar de tomar té endulzado, igual sea o no la azúcar refinada en si es dañina para el cuerpo, y también es algo medio innecesario, pero no puedo dejarla en todo caso soy fan de comer y hacer pasteles, queques, kuchen, brownies y chancherias variadas xD, es algo como fumar sabes que no te hace bien pero igual lo consumes.
responder
denunciar
apoyar
Andres Vergara | 2014-05-07 | 13:19
2
Si es cierto, personalmente lo que mas me causa risa es la gente que piensa que va a bajar de peso comiendo como condenado, siendo sedentario PERO consumiendo productos light... ¿Conocen a alguien que haya bajado de peso consumiendo productos light? O_o

En fin, gracias por la info.

pd: Creo que deberías haber puesto una fotito de tus medidas... para acreditar el articulo por supuesto ah!

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-05-07 | 14:46
3
Yo no he bajado de peso consumiendo productos Light, pero si he evitado el seguir subiendo. (De mi muy poco saludable peso) El tema es justamente la actividad física: Los ratos y tiempos libres que tengo los gasto en la familia, por lo que hacer ejercicios cuesta demasiado.
Y los habitos, tanto alimentarios como de vida ayudan bastante... pero hay que seguir una regularidad, lo cual cuesta mucho. =(
Soy un cerdito asumido
responder
denunciar
apoyar
Andres Vergara | 2014-05-07 | 16:45
0
Onda con coca cola light? O_o Impresionante... nunca lo había escuchado de alguien xD

Aunque igual los productos light tienden a usar productos que son catalogados como cancerígenos o posiblemente cancerígenos, como el aspartamo... es una por otra.
responder
denunciar
apoyar
Enrique Ulloa | 2014-05-11 | 16:06
0
Hay otras personas que erróneamente creen que por dejar de comer, o por comer sólo dos veces al día bajarán de peso, cuando cualquier búsqueda en Google te dice que lo ideal es comer más veces (cinco), pero porciones más pequeñas. Yo en lo personal abandoné el azúcar que le echaba al té o café, pero aumenté mi consumo de frutas, que son una mejor fuente de azúcares.

Saludos
responder
denunciar
apoyar
Guillermo toro | 2014-05-07 | 16:37
0
Claro que estas bien, quemas lo que consumes... un chocolate antes del gym para llegar con las pilas cargadas

Ahora todos estos dieta lovers que comen barritas de cereal, algunas tienen mas azucar que comerse una cucharada de la susodicha
Y estan estos que toman gatorade pensando que les dara mas energia en la oficina... eso es una bomba de azucar y sal para compensar en el ejercicio! Giles.
responder
denunciar
apoyar
Diego Alvarez | 2014-05-08 | 11:39
0
Me gustó mucho tu artículo aunque tu enfoque personal es, en efecto, un caso bien puntual. Tu cuerpo, probablemente por tu cantidad de actividad física, sintetiza ese alimento y no te genera problemas. O puede ser un tema netamente de tu metabolismo, que perteneces a ese grupo de personas que comen lo que quieran y no engordan pese a no moverse.

Por otro lado, creo que existe una sobre valorización de lo light y sin azucar, y que basados en las tendencias contemporáneas, las empresas explotan esa necesidad creada para que la gente los consuma (y generalmente son mas costosos).

Aparte de esto, está el tema de la "memoria" que tiene el cuerpo, y que a veces uno lamenta. Es el típico caso del profesor de educación física. Mientras estudia, puede comer 3 platos de comida y nada, hasta que se casa y...
Ese es el caso de cuando uno en "su" tiempo practicó algún deporte y hoy en día es una lucha contra los kilos ya que el cuerpo tiende a reservar. Y los refinados es lo principal que se reserva.
responder
denunciar
apoyar
KaiPi | 2014-05-08 | 17:07
0
lo importante es saber primero si tienes alguna enfermedad que te hace engordar, luego ira una nutri que te diga que cosas puedes comer y las cantidades, y luego algún tipo de ejercicios físico.

yo he bajado 10 kilos en 1 año y algo gracias a esos cambios, como dijo alguien tenia un peso poco saludable de 69 kilos para alguien de 1.5mts de estatura xD osea era una bolita andante ahora peso 59 =) y sigo bajando de apoco pero seguro =)

hay que comer de todo un poco, si dejas de comer algo que siempre comes y en grandes cantidades, tu cuerpo después te lo pide y baja la ansiedad y eso es malo, puedes volver a comer mas aun.

suerte a todos los que quieren bajar de peso es lento pero se puede =)

responder
denunciar
apoyar
Sebastián Sánchez | 2014-05-12 | 10:49
1
El azucar es dañina. Al igual que cualquier carbohidrato procesado.

Reducir el tema a "que me engorda o no me engorda" es una recomendación irresponsable.

Lo más probable es que tu tengas un cuerpo que cae en la categoria de ectomorfo, es decir, que les es muy dificil subir de peso.

Estar sano va mucho más alla de verse delgado o de tu IMC. Cuidado.
responder
denunciar
apoyar
andrea huber | 2014-05-14 | 01:28
0
Muy cierto el comentario de Sebastian. El problema del azucar y las grasas no es solo el aumento de peso. El tema del azucar, de las grasas, del ejercicio y los buenos habitos tiene que ver con un tema de salud.
Puedes tener un peso perfecto, verte flaquit@ y todo y tener diabetes, o ir camino a desarrollar algun sindrome metabolico.
No hay qye satanizar los alimentos, pero es muy importante tomar consciencia que lo mas importante no es lo que muestra la pesa, sino como se encuentra nuestro cuerpo en VERDAD.
Sin ir mas lejor, mi papa se ve lo mas bien, peso ideal para su estatura, y es diabetico.

Tomemos consciencia de lo que comemos, como lo recibe nuestro cuerpo, sigamos los consejos de los nutricionistas y doctores, y el tema del peso ideal va a llegar solito.

P.D: no tengo acceso a acentuacion ya que estoy fuera de Chile con computador con teclado ingles, lo siento!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.