Intendencia, regiones, descentralización, gobierno regional
Imagen: César Mejías

Santiago no es Chile: luz verde para la votación popular de intendentes

La necesidad de descentralizar la toma de decisiones y de fomentar el desarrollo de las regiones, tendría su avance el 2017 gracias a un Proyecto de Ley que busca que los Intendentes sean electos por la ciudadanía y no designados por el gobierno de turno, entre otras medidas.

Por Macarena Fernández | 2016-01-29 | 14:49
Tags | Intendencia, regiones, descentralización, gobierno regional

Anoche, tras una larga discusión de 8 horas en la Sala del Senado, los legisladores aprobaron con 25 votos a favor, el artículo que establece la elección directa de los intendentes, que se llamarán gobernadores regionales a partir de esta ley. Ahora el proyecto deberá pasar a la Cámara de Diputados para su segundo trámite constitucional.


En enero del 2015, el Gobierno ingresó al Congreso un proyecto de ley que busca fomentar el desarrollo regional, a través de una Agenda de Descentralización. Una de sus medidas principales es la votación popular de intendentes, máxima autoridad regional, quienes pasarían a llamarse gobernadores regionales y serían elegidos, por primera vez en la historia, por los propios habitantes de la región. Hace un par de días, y después de meses de espera y de debate, la Comisión de Gobierno Interior del Senado aprobó el proyecto de forma unánime.

¿Por qué este cambio? Porque Chile presenta una necesidad urgente de descentralizar la toma de decisiones que hoy recae principalmente en Santiago, y porque las regiones deben empoderarse para poder fomentar su desarrollo local.

"Es una señal clara de que queremos avanzar integralmente, desde Arica a Punta Arenas, ya que cada rincón de Chile es fundamental para avanzar como país", comentó la presidenta del Senado, Isabel Allende, agregando que es una acción necesaria para que "podamos tener regiones empoderadas, que puedan resolver y avanzar de acuerdo a sus características, idiosincrasia y necesidades (…) No tiene sentido que las decisiones se sigan tomando en Santiago”.

Por su parte, el subsecretario de Desarrollo Social del Ministerio del Interior, Ricardo Cifuentes, considera que este proyecto de reforma constitucional es “la iniciativa política más importante que se haya hecho en Chile en los últimos 65 años, tras la promulgación de la Ley del Sufragio Femenino Universal en 1949”.

Cómo será la votación y cuál será el rol de los nuevos intendentes

Para que un nuevo intendente, que de aprobarse la ley se pasaría a llamar gobernador regional, sea electo, requerirá la mayoría absoluta de los sufragios válidamente emitidos, por lo cual se contempla la posibilidad de que haya una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

Los mandatos durarán cuatro años, pudiendo postular sólo una vez a la reelección inmediata. Es decir, el período más prolongado de un gobernador regional será de ocho años. Esto, con el fin de otorgar la renovación de autoridades y la alternancia democrática.

El nuevo gobernador regional será el presidente del consejo regional y le corresponderá la coordinación, supervigilancia y fiscalización de los servicios públicos que operen en la región y que dependan o se relacionen con el gobierno regional respectivo.

Además, el gobernador regional coordinará, supervigilará y fiscalizará el accionar de los órganos públicos desconcentrados del nivel central en la región (por ejemplo, seremis y directores regionales de servicios).

¿Cuál es la diferencia entonces del actual intendente con el futuro, aparte del nombre y de la forma en la que será electo? El nuevo gobernador regional tendrá facultades para aplicar las políticas desde el nivel comunal hacia el regional y nacional. Hoy en día se hace al revés, se aplican políticas nacionales que muchas veces no se adecúan a las necesidades locales, lo que se traduce en un desperdicio de recursos.

Según afirman los impulsores del proyecto, con la elección popular los nuevos intendentes representarán los intereses de la gente de su región y no los intereses políticos ni del gobierno de turno.

Más independencia y poder a las regiones

La necesidad de descentralizar la toma de decisiones y de dar más independencia y poder a las regiones para su mejor desarrollo, es un eterno pendiente en nuestro país. Por ejemplo, en marzo del 2014, cuando Claudio Orrego asumió la intendencia de Santiago, señaló a El Mercurio que “espero ser el último intendente designado de Santiago, y que el que me suceda, que sea electo por la ciudadanía”.

Otra de las medidas considera un proyecto de financiamiento regional y responsabilidad fiscal que modificará el modelo de financiamiento de los gobiernos regionales, lo que permita incrementar los recursos de las regiones, pero a la vez apuntará a una mayor eficiencia en la asignación y uso de esos recursos".

“La elección directa de los intendentes, la transferencia de competencias a los gobiernos regionales, y un financiamiento permanente, son decisiones estratégicas para la descentralización. La Presidenta Bachelet ha realizado un relevante y audaz planteamiento, que desde hace décadas no se veía y, por cierto, contará con todo mi apoyo desde el Senado”, señaló Isabel Allende.

A juicio del senador regionalista Alejandro Guillier, la aprobación por parte de la comisión representa un avance importante, pero qudan temas pendientes: "falta un largo camino que tiene que ver con definir cuales serán sus facultades administrativas, políticas y financieras (del gobernador regional). Falta definir la ley de rentas regional, si el Estado va asignar recursos amarrados o no, si las regiones podrán generar sus propios recursos, si éstos podrán quedarse en las regiones, y si podrán asignarlos según sus necesidades. En fin, son varios puntos que aún falta precisar, pero lo bueno es que con esta elección comienza la descentralización en Chile”, señaló.

De aprobarse el proyecto de ley, y tomando en cuenta que desde el 2013 los consejeros regionales también son electos a través de voto popular; la totalidad de las autoridades de la administración regional y comunal, incluyendo a alcaldes y concejales, serán elegidas directamente por la ciudadanía.

Hoy el proyecto fue aprobado de forma unánime por la Comisión de Gobierno Interior del Senado, y pasó ahora a la Comisión de Hacienda para su revisión y para pasar luego, durante las primeras semanas de marzo, a votación en el pleno del Senado. Luego de esto, pasará a segundo trámite constitucional en la Cámara de Diputados.

Se estima que, de avanzar según lo previsto, las primeras elecciones de intendentes serían en noviembre de 2017. Es decir, en las próximas elecciones, junto a la papeleta para elegir al nuevo Presidente, cada ciudadano podría votar por el futuro gobernador regional.

¿Crees que estas medidas fortalecerán el desarrollo regional? ¿Qué más falta?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
gif Comentario destacado por El Definido
María José Salazar | 2016-01-30 | 19:42
5
Me parece una excelente iniciativa. Ojalá no se entrampe en el Senado para que pueda salir en el plazo que se pretende.
Creo que aún falta mucho para avanzar en descentralizar, pero como primer paso, me parece importante.
Ojalá nosotros, como ciudadanos, tomemos la importancia que esto conlleva y tomemos más responsabilidad cívica, asistiendo a votar en las distintas elecciones, y no quejándonos de los políticos con memes en las redes sociales.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-02-01 | 11:38
1
Eso último es particularmente cierto en las elecciones regionales, donde es importante votar por personas realmente locales (siempre que ofrezcan una buena alternativa, claro) y no gente que dice representar a cierta región pero nunca ha puesto un pie en ella.
responder
denunciar
apoyar
Ale Cofré | 2016-02-02 | 13:25
1
Creo que parte importante de contrarrestar el poder centralista de la región de Santiago es que las demás regiones tengan un "peso" (población, PIB, entre otros) similar que les permita "dar la pelea".

En los últimos años se produjo la división de algunas regiones (Arica - Iquique y Puerto Montt - Valdivia) lo cual es razonable desde el punto de vista centralista, para que así las autoridades designadas pudieren estar en mayor cercanía a los problemas locales; pero eso desde un punto de vista más "regionalista", creo que genera entidades más pequeñas que pierden su importancia frente al resto.

De pasada podría hacerse un cambio en la división del país y agrupar algunas regiones para que así tengan un poder de negociación mayor. Bueno, no sólo bastaría con reagrupar, sino que también asegurar una repartición de la torta de los ingresos de una manera más equilibrada. No se saca nada con que la autoridad regional sea elegida "popularmente" si ésta no va a tener los recursos suficientes para echar a andar la máquina económica local sin tener que "rogar" por los pesos a la autoridad nacional.


responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.