Ley de etiquetado de alimentos, modificaciones, ministerio de Salud, estricta, cambios, junio 2015
Imagen: Gojko Franulic

Endurecieron la norma: La ley aplicará mano dura a los envases alimenticios

Mano dura a los alimentos altos en sal, azúcar o grasas saturadas es lo que buscan los cambios a la Ley de Etiquetado de Alimentos, con el objetivo de disminuir la obesidad de los chilenos y que entraría en rigor en junio próximo. ¿Qué cambió respecto al proyecto original?

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2014-07-10 | 07:00
Tags | Ley de etiquetado de alimentos, modificaciones, ministerio de Salud, estricta, cambios, junio 2015
Leemos que somos el segundo país con mayor sobrepeso de Sudamérica, que el 9,5% de nuestros menores tiene peso extra y que más del 80% de las enfermedades que nos afectan están relacionadas con cómo nos alimentamos, bebemos y fumamos. Claro, nos preocupa, nadie quiere estar dentro de esos índices, pero es difícil tomar medidas concretas al respecto cuando vamos al supermercado: ¿Qué snack engorda menos? ¿O cuál de los cereales es más saludable? ¿Y la mantequilla menos dañina? Para remediar eso, el ministerio de Salud nos dará un empujoncito para que hagamos mejor la tarea y desde el 2015 comprar a conciencia será más fácil.

Hace un tiempo les contamos sobre las características básicas de la Ley de Etiquetado de Alimentos, también conocida como la "Ley Súper 8", con el objetivo de reducir el consumo de alimentos envasados altos en contenidos de sodio, azúcar y grasas saturadas. Pero tras una serie de críticas respecto a su falta de rigidez, se le hicieron nuevas modificaciones y por ende se pospuso su entrada en vigencia para el próximo año. 


¿Qué cambió en la ley?


Anteriormente, se había definido una aplicación progresiva de la ley de etiquetado de alimentos, que disponía originalmente de tres fases, en un plazo de un año, para la rotulación de cada nutriente crítico y su prohibición de venta en establecimientos escolares. Ahora se determinará una fecha única para la total vigencia de todos los aspectos de la norma.

Así que a helados, mayonesas, bebidas gaseosas, masas y varios otros productos más, se les acabó la fiesta. Todos tendrán advertencia, sin importar su marca. Todos deberán tener un mensaje saludable en las caras frontales de sus envases. Todos tendrán restricciones de publicidad y ganchos comerciales, y ninguno se podrá vender en los colegios.

Otra de las grandes modificaciones es una medida universal de 100 gramos para medir si un alimento tiene exceso de sal, azúcar o grasas saturadas. Por ejemplo, un alimento será considerado con exceso de azúcar cuando tenga 10 gramos de este nutriente por cada 100 gramos del insumo. Anteriormente se requerían de 18 gramos por porción para considerarse excesivo, cosa que fue criticada pues la "porción" es algo que determinan arbitrariamente los fabricantes y podía manipularse para quedar bajo la norma.

A propósito de lo mismo, otro cambio es que cuando un producto tenga alto contenido de sal por ejemplo, en vez de decir "alto en" en el envase, saldrá "exceso de", así se evita darle una connotación positiva. Todos los envases tendrán un ícono de advertencia que simule el signo pare de las señales del tránsito. 

La figura con la información nutricional ocupará un 10% de la cara del envase, cuando sólo un nutriente crítico supere la norma (sal, azúcar o grasas saturadas), y aumentará a un 20% cuando sean dos o más nutrientes críticos. Estos productos no se podrán publicitar en programas de televisión, radio o internet destinados a niños o adolescentes, ni tampoco en espacios publicitarios.

¡Sal de nuestros alimentos, sal!


El sodio será el más castigado... de hecho, la idea es que progresivamente vaya disminuyendo su proporción hasta prácticamente desaparecer. La propuesta de ahora es que se aceptan 400 miligramos de sal en 100 gramos de comida, pero se someterá a una disminución que deberá llegar a 150 miligramos por esa porción en los próximos años. Además, la nueva ley especifica que se debe rebajar en un 15% la cantidad de este insumo cada cinco años.

Eso si, hay unos que se salvan. Las legumbres, carnes, leche, semillas, entre otros, tienen chipe libre y no se someterán a juicio. 

Si prosperan las modificaciones elaboradas por el ministerio de Salud, estas debieran entrar en vigencia en junio de 2015, aunque primero deberá sortear las críticas de varios actores de la industria alimenticia, que señalan que este no es el camino para sanar un tema como la obesidad y el sedentarismo y que se debería hacer a través de la educación y el deporte.

¿Tú qué piensas? ¿Te parecen razonables los cambios a la ley?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-07-09 | 23:23
2
Me parece bien que se endurezca la norma, pero me llama la atención que le cargue tanto la mano al sodio, cuando el principal enemigo de la salud pública y responsable de la obesidad, es el azúcar.
responder
denunciar
apoyar
Daniela Figari | 2014-07-10 | 10:56
1
Si y no... el problema es que muchos productos "light" aumentan descaradamente su contenido en Sodio, los productos envasados o preparados suelen aportar, si sumamos, el sodio del día, más la sal que se le pone a la comida y la cultura del chileno del salerito en la mesa. A la larga se traduce en Hipertensión Arterial, retención de líquidos y problemas renales.
Me agrada que no sólo se enfoque en el azucar, de hecho.
Aun que todo esto debería ir de la mano con EDUCACIÓN! para comer y preparar alimentos acordes a nuestras necesidades y gustos.
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Angel Donati | 2014-07-10 | 11:30
2
Es absurdo que dentro de muchos colegios sigan los "kioscos" vendiendo comida chatarra, afuera de los colegios y a su alrededor más venta de comida chatarra y para variar los papás les mandan "colaciones" a los niños sólo con comida chatarra, de esas que venden en pack en los supermercados...

Toda norma en sentido de una mejor alimentación es buena pero también hay que educar a los papás.
responder
denunciar
apoyar
Racuna Matata | 2014-07-10 | 11:51
0
Me parece bien, que se haga fácil de entender.

Aunque les faltaron los hidratos de carbono simples. Y la grasa no es mala siempre y cuando esté dentro de los macros diarios. Pero casi nadie se maneja en esos términos.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-07-10 | 12:06
4
En la personal, creo que el estado está siendo demasiado paternalista. Acá, lo primero que se debe hacer es regular la publicidad de los alimentos. ¿Un cereal con mucha azucar te hace jugar mejor fútbol? Eso SI convence a un niño. ¿Que un oso recoge estrellas del espacio y las pone el cereal? Eso tb convence a un niño.
Por otra parte: Adios a los juguetes en la comida, no comprar mas alimentos con regalos.
Y algo aún mas fuerte: Actividad deportiva para los niños y adolescentes, gratuita y de calidad. ¿Cuantas multicanchas hay por n° de habitantes? ¿En los colegios se practica deporte mas allá de la educación física?
Además: ¿Porque en los colegios no existen talleres de cocina? Si se puede explicar como cocinar rico y saludable, la gente sería mas sana

Para los adultos estamos jodidos, somos viejos y grandes, debemos asumir nuestras responsabilidades. Si es tan leso de no leer una etiqueta y le cree a la publicidad... weno... eso es otro problema

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-07-10 | 16:13
0
Bueno, al menos la primera parte de lo que dices (mascotas, publicidad orientada a niños, regalos) viene en la ley.

La segunda parte, deporte y talleres de cocina, sin duda que es una deuda gigante que tiene este país.

Sobre lo último, de los viejos, el problema es que nosotros transmitimos nuestros hábitos a nuestros hijos. ¿Has visto esos niños de 5 años con obesidad mórbida? Eso no se lo hicieron solos.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-07-10 | 16:58
1
Respecto a los niños obesos: Es pega de los adultos. Los niños por lo menos hasta los 7 años no comen nada que los padres no les den. O sea, mis hábitos alimenticios dejan mucho que desear, pero la alimentación del hijo la tenemos mas que controlada. Mucho de la obesidad de los hijos es porque suplimos el cariño con comida (como salía hoy en LUN) y si llora, dulce, si se sacó una buena nota, dulce, si aprendió algo, dulce... ad infinitum...
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Joselin Rivas | 2014-07-10 | 12:31
5
A mi me parece bien etiquetar los alimentos que son malos, pero creo que seria bien interesante verlo de un lado mas positivo y etiquetar los alimentos saludables, un sello de que el alimento es bueno, no me gusta que todo siempre se vea del lado negativo y restrictivo.
responder
denunciar
apoyar
Antonia Laborde | Periodista | 2014-07-10 | 14:47
2
Es una buena idea Joselin. Mientras más información aparezca, ya sea de los productos dañinos como de los que no, hacen más fácil la elección. Hay que avanzar en esa dirección
responder
denunciar
apoyar
Camilo Terán | 2014-07-10 | 12:46
0
Hay falta claridad en la rotulacion de ingredientes que traen algunos alimentos, ya que ponen la composición y cosas así pero uno no anda con un diccionario para saber que es cada cosa, y menos con el poco tiempo que tiene la gente cuando va al supermercado. Ademas faltan campañas para "educar" a la gente con respecto a lo dañinos que pueden ser algunos alimentos o que tan buenos o beneficiosos son otros.

responder
denunciar
apoyar
Elisa Bazan | 2014-07-15 | 13:14
0
Ojala esta ley contemplara también un etiquetado estricto respecto a los productos alérgenos, pero evidentemente falta bastante para eso, lo bueno es que en el ultimo tiempo existe mucha más gente preocupada de que es lo que esta comiendo.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.