¿Eres tan racional como crees?
9.8K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 10.000
Psicología, comportamiento, lotería, azar, probabilidad, cara, sello
Imagen: César Mejías

6 fallas de razonamiento que nos hacen seguir jugando a la lotería

A pesar que tenemos claro que las probabilidades de ganarla son inimaginablemente bajas, hay mucha gente que sigue participando en este tipo de juegos. ¿Por qué no aprendemos?

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2016-04-20 | 11:18
Tags | Psicología, comportamiento, lotería, azar, probabilidad, cara, sello

¿Sabías que la probabilidad de ganar el Loto es una en 4,5 millones? Para ponerlo en perspectiva: antes de ganar la lotería, es más probable que mueras en una tormenta (una en 2,3 millones, al año), que mueras tras caer de una escalera (una en 157 mil al año), que mueras atorado (una en 100 mil al año) o que en algún momento de tu vida seas alcanzado al menos una vez por un rayo (una en 12 mil) ... al menos en Estados Unidos, que es de donde obtuvimos estas estadísticas.

Y a pesar que nunca salimos de la casa preocupándonos de si nos va a caer un rayo encima debido a lo poco probable que sería, sí podemos llegar a pasar noches enteras imaginando cómo será nuestra lujosa vida cuando ganemos el pozo millonario de la última apuesta de la lotería.

Es raro, ¿no? Por lo mismo, Kevin Bennett, profesor senior de psicología de la universidad estatal de Pennsylvania, PennState Beaver, estudió este hecho y demostró a través de la ciencia del comportamiento las seis razones que explicarían esta conducta que va en contra de toda probabilidad.

1. Incapacidad de comprender la real magnitud de las probabilidades

Kevin hace alusión a que muchos investigadores ligados al estudio de la toma de decisiones argumentan que la mente del ser humano no está capacitada para dimensionar probabilidades tan grandes como las de ganar (o perder) la lotería. Y esto se podría deber a que nuestros cerebros han evolucionado sin tener la necesidad de computar estos enormes cálculos.

Por ejemplo. Es fácil imaginarse uno o diez clips en la mano. Pero a medida que la cantidad va aumentando, se nos hace cada vez más difícil visualizarlo. “¿Cómo se ven mil clips apilados en una mano? ¿10 mil? ¿100 mil?”, plantea el psicólogo. Y la verdad es que es imposible imaginárselo, así como es imposible dimensionar lo poco probable que es el ganar la lotería.

2. El sesgo publicitario

Aquí la culpa es del marketing y la publicidad. Kevin explica que ganar una cantidad abrumadora de dinero pareciera ser mucho más posible si es que hemos visto o escuchado sobre la historia reciente de algún ganador. Y es que nunca escuchamos algo sobre los millones de perdedores, sino que sólo nos hablan de los pocos ganadores.

“Me pregunto si la cantidad de gente que participa en la lotería podría disminuir si todos los nombres de los perdedores aparecieran en los diarios locales, en vez de las historias sobre los ganadores”, se cuestiona el psicólogo.

3. Superstición y la falacia del apostador

También es conocida como la falacia de Montecarlo y se puede explicar de la siguiente manera: si se lanza una moneda al aire, la probabilidad de que salga cara al caer es de una en dos (0,5), mientras que lo mismo pasa para el sello. Después de cuatro lanzamientos que han dado cuatro sellos consecutivos, alguien podría pensar “ya, ahora sí que sí viene cara. No pueden salir tantos sellos seguidos sin una cara. Las probabilidades están a favor del sello”. Así que esa persona creerá que la probabilidad de que ahora salga cara es más alta. Lamentablemente, esta siempre será de 0,5 para cara y 0,5 para el sello; como debió aprender dolorosamente nuestro columnista Juan Reyes, según nos contó en una columna sobre el tema.

En el fondo, a lo que apunta esta falacia es a que los sucesos aleatorios no tendrán la posibilidad de ocurrir en mayor o menor medida respecto a si ha ocurrido más o menos recientemente, ya que por definición, siempre serán aleatorios. O en otras palabras, en el azar, los eventos pasados no influyen en las probabilidades futuras.

Kevin explica que lo mismo pasa con la lotería. “Si compras cuatro tickets y pierdes los cuatro, esto no significa que tengas más probabilidades de ganar el quinto. Lamentablemente, mucha gente cree erróneamente que estos productos están relacionados”. Esto significa que en muchos casos, el perder constantemente la lotería podría fomentar al mismo tiempo la idea de que se va a ganar, aunque en realidad sólo significa que es casi imposible lograrlo.

4. Ilusión de control y “errar por poco”

Esto viene del concepto que en inglés se llama “near miss” y que podría ser traducido como “errar por poco”. Y en la práctica, funciona así: cuando alguien elige el número tres, pero el ganador fue el cuatro, la persona tiende a pensar que "estuvo cerca de ganar". Y si bien estuvo a un número de distancia del ganador, la verdad es que probabilísticamente hablando estuvo igual de lejos (o cerca) que si hubiese sacado un ocho o un dos.

“Esto le da al jugador la ilusión de que se está acercando a la victoria”, sostiene Kevin. También agrega que hay una serie de estudios que estipulan que mucha gente prefiere elegir sus números de la lotería, a que estos les sean entregados por un computador. Y en el fondo, habla de lo mismo: los números son aleatorios, así que sin importar que los elija el Papa, tú mismo o un computador de la NASA, las probabilidades de ganar siempre serán igual de bajas.

5. Trampas sociales o "costo hundido"

Mucha gente lleva jugando a la lotería por décadas y después de tantas derrotas, piensan que no se podrían rendir ahora después de tanto dinero desperdiciado. “Nadie cae intencionalmente en esta trampa. La gente se encuentra atrapada después de descubrir los costos de esta actividad, los que en un principio están escondidos, pero que parecen ser muy grandes después de un tiempo. Eso mismo impide que puedan abandonar el barco”, razona Kevin.

El psicólogo grafica la situación con lo que ocurre cuando estamos a la espera en el teléfono. Después de minutos sin que alguien responda al otro lado, simplemente no queremos cortar para no sentir que toda esa espera fue en vano. Incluso si ya sabemos que la probabilidad de que nos contesten es muy baja.

Esto, en economía se conoce como "costo hundido", el costo que ya se asumió y que es imposible recuperar. La recomendación que se hace en estos casos, es sencillamente ignorar este costo para las decisiones futuras: seguir perdiendo plata porque ya perdiste mucha plata, no tiene sentido; lo mejor es salirse del negocio si no ves que vaya a prosperar.

6. Es fácil de justificar

La idea de poder cambiar radicalmente tu futuro a un bajo costo puede ser muy tentadora. “Al igual que con el cigarro, es fácil de justificar cuando compras sólo una cajetilla cada cierto tiempo”, ejemplifica Kevin. Y agrega que poca gente estaría dispuesta a invertir una gran cantidad de dinero con la mínima esperanza que dentro de 30 ó 40 años podría recibir una cifra increíblemente alta como retorno. “Se ve mucho menos tentador cuando ves la cantidad de plata gastada junta”, sostiene el psicólogo.

¿Eres de los que juegan a la lotería? ¿Cómo te lo justificas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Domi Astaburuaga | 2016-04-20 | 12:15
7
Hola! buen articulo, pero tengo algo que rescatar.
Estoy estudiando terapia ocupacional y, en una clase, un profesor nos contó que mas del 50% de las ganancias del loto (el profe dijo 70, pero difícil de creer) son donadas a distintas beneficencias en Chile.
Otra escusa mas para seguir jugando el loto: ¡Estoy donando!
responder
denunciar
apoyar
mistral verdejo | 2016-04-20 | 15:45
1
por algo se llamara "polla chilena de beneficencia"??siempre me causo gracia y curiosidad el nombre,ya que siempre la he visto como una empresa y no algo que beneficie (exceptuando a los dueños xD)
responder
denunciar
apoyar
Rafael Ortiz | 2016-04-24 | 16:42
0
https://www.pollachilena.cl/beneficiarios/transparencia/beneficiarios
responder
denunciar
apoyar
Rafael Ortiz | 2016-04-24 | 16:42
0
En 2014, el total aportado por Polla Chilena al Fisco a través del pago de impuestos alcanzó la suma de $33.339.000.000.
responder
denunciar
apoyar
Pablo Gorigoitia | 2016-04-20 | 13:01
3
Hay una sola estadística que importa las posibilidades de ganarse el Loto jugando un cartón que si no se compra ninguno. Ya de ahí, cualquier cartón adicional no hace diferencia estadísticamente significativa.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2016-04-21 | 09:55
2
Exacto. Creo que más que nada, yo compro ilusión, no probabilidades.
responder
denunciar
apoyar
Andres Herrera | 2016-04-20 | 13:27
4
Me acuerdo que iba caminando por la calle, me acababan de pagar el sueldo y justo en el momento que la cancion que estaba pensando empieza a sonar pense 'oh que suerte' mientras caminaba frente a esos locales que venden Loto. 'Por qué no, este es mi dia, me compro uno'. Lo pedi al azar, con todo incluido y al momento de pagar no aceptaban tarjeta, y me fui sin perder 2500 pesos ajaja
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2016-04-20 | 19:31
0
Sólo juego cuando hay premios altos... Y un solo cartón. Yo no creo en la suerte, pero tengo mala cuea... Así que podría una vez ser al revés
responder
denunciar
apoyar
Ramón Farias | 2016-04-21 | 12:50
1
Si, yo juego todas las semanas los mismos números, está muy bueno el artículo pero ahora con el primer comentario tengo una nueva excusa para seguir jugando
ajajajajajajajajajaj
responder
denunciar
apoyar
Christina Bielefeld | 2016-04-21 | 15:03
0
Este articulo me recordó a esas persona que rezan para ganarse el Kino y juegan al Loto (o viseversa). Cosa muy curiosa.
responder
denunciar
apoyar
José Arcángel Salazar Delgado | 2016-04-22 | 23:48
3
Yo trabajo como consultor para las agencias de lotería de México y hay un dato que quizá no conozcan. Ganarse la lotería esta maldito. Alrededor del 70% de las personas que se sacaron la lotería, al cabo de 10 años son mas pobres que antes de sacársela. No conviene tener mucho dinero si no se está preparado para administrarlo.
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2016-04-26 | 10:59
1
mi mama se compra un loto cada semana.... ahora creo que lo compra mas distanciado. Una vez le dije que botaba la plata, me dijo que no, que ella sabia que nunca lo iba a ganar, pero esa luca le daba derecho a pensar en viajar, arreglar la casa, cambiar el auto, comprar una parcela o hacer una fiesta durante una semana.....
personalmente, he comprado loto muy pocas veces, onda con pozos ultragigantes, y con cuea menos de 10 veces en mi vida, conozco mas gente que ha vendido lotos millonarios que gente que se ha sacado el loto, asi que mi idea es que es mas posible vender un loto millonario que ser el que lo compre....
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.