viajes, ahorros, vacaciones, trotamundos, working holiday, flatshare, wwoofing

¿Cómo recorrer el mundo con poca plata?

¿Te mueres de ganas por conocer otros países, pero piensas que eso es sólo posible para millonarios? Despreocúpate: se requiere menos dinero del que piensas. Ésta es una pequeña guía para los que tienen espíritu viajero y están listos para tomar el mundo en sus manos.

Por Bruno Carrillo | 2013-05-06 | 09:54
Tags | viajes, ahorros, vacaciones, trotamundos, working holiday, flatshare, wwoofing

*Esta nota fue publicada originalmente en 2013 (6 de mayo). 

No falta el amigo que pasa subiendo a Facebook fotos de lugares increíbles: Tailandia, el Ártico, Indonesia, la selva del Amazonas, Noruega, Kazakstán y quizás hasta Timbuktú. Y uno no puede evitar preguntarse: ¿Cómo diantres lo hacen? 

Claro, hay algunos que tienen la suerte de contar con auspicio paterno, becas "madre de la república" o un trabajo que les rinde un montón de dinero y meses de vacaciones (el sueño del pibe ¿no?). Sin embargo, me atrevería a decir que un porcentaje importante de los verdaderos patiperros lo hace a costo, esto es, con un presupuesto mínimo, pero con todas las ganas y el espíritu de viajar. Irse de viaje con unos pocos dólares en el bolsillo es posible y es más simple de lo que pensamos. 

A continuación, una pequeña guía para sacarle una buena cantidad de millas a ese arduamente ganado dinero.

Definiendo una meta

Elige a dónde quieres ir. "Africa" o "Europa" son conceptos demasiado generales; mientras más especifiques, mejor. ¿Qué lugares en Africa quieres visitar? ¿Por qué país en Europa te gustaría comenzar tu viaje y por cuántos días / semanas / meses? Una vez que tengas uno o más lugares concretos en mente, puedes comenzar a hacerte una idea de cuánto dinero y tiempo vas a necesitar. 

Una buena forma de estimar los costos que afrontarás en cada país es el sitio Numbeo, que permite comparar los costos de vida de muchas ciudades del mundo. Lo otro es consultar a personas que ya hayan hecho el viaje (ojalá recientemente) y revisar blogs y sitios de viaje para consultar las experiencias de terceros. Las guías de viaje como Lonely Planet y Frommer's son otra gran ayuda para la planificación.

Por último, una breve cotización en sitios web de pasajes aéreos (Despegar, Orbitz, Expedia, Travelocity, Kayak, etc.) y arriendos (Hostelbookers, Hostelworld, Tripadvisor, Booking) te permitirá hacerte una idea del dinero que necesitarás para dar el primer paso: llegar allá y alojar esos primeros días que tardarás en orientarte. 

Juntar las lucas para el primer paso

En primer lugar, ahorra. En vez de tomarte dos cafés al día, tómate uno solamente y pon el vuelto en un tarro o en un chanchito de greda. Llévate comida hecha en casa en vez de comer en el restaurante de la esquina y tómate una cerveza menos el fin de semana. Te sorprenderías con todo lo que se ahorra con estas pequeñas cosas. 

Es muy importante llevar un registro cuidadoso de tus gastos, no sólo para ver dónde puedes ahorrar más, sino también para poder estimar cuáles serán tus principales costos durante el viaje.

Ve cuánto estás ahorrando en dos semanas o un mes y calcula cuánto te vas a demorar en ahorrar el dinero para el viaje o si puedes hacer algo más para meterle más monedas a la alcancía (caminar a la pega, irte en bici, conseguir un trabajo de medio tiempo, por ejemplo). 

Si estás dispuesto o dispuesta a hacer cualquier cosa por viajar, en algunas circunstancias lo único que tendrías que pagar sería el pasaje de avión y un poco de transporte, y tal vez el costo de aplicación a la visa (en caso de que la necesites).

Viajando como voluntario

Ve si hay opciones de voluntariado en el lugar que quieres visitar: a menudo hay organizaciones que ofrecen comida y alojamiento gratis o a muy bajo costo para quienes quieran trabajar como voluntarios. Aquí es donde sólo tendrías que costearte el pasaje de avión y, a lo más, el transporte hasta el lugar. 

De esta forma puedes ir ya sea a Sudán, Estados Unidos, India, Perú o una infinidad de ciudades y países más en todos los continentes. San Google te puede dar muchísima más información que yo en este respecto. 

Generando tus ingresos mientras viajas

En el caso de Australia, Nueva Zelanda y Canadá, son muy populares las visas de trabajo y vacaciones (working holiday). Tengo una amiga que trabajó en Chile como promotora de cecinas en supermercados por meses y meses hasta que logró juntar suficiente dinero para irse a Australia, donde trabajó por seis meses y juntó suficiente dinero para viajar tres meses más por el Sudeste asiático.

Adicionalmente, en varias partes del mundo puedes trabajar en granjas a cambio de alojamiento y comida, conocido como wwoofing. Si haces esto, sólo necesitarías el pasaje de avión y el transporte hasta el lugar que escojas. Hay personas que van de granja en granja, aprovechando así de conocer el país en el que están. 

Por otro lado, existen trabajos que consisten en, precisamente, viajar. El más obvio es ser tripulante de cabina en una aerolínea o formar parte del servicio en cruceros de placer (nadie dice que sean trabajos fáciles de conseguir, pero se puede). Otros trabajos menos vistosos también pueden llevarte a otros países: viajar en cargueros, conseguir que tu empresa te mande en viaje de negocios, actuar de reportero o fotógrafo freelance para revistas internacionales, por ejemplo. Todo depende de tus talentos y los contactos que seas capaz de hacer.

Dependiendo por cuánto tiempo te vayas, si tienes una casa o departamento, puedes dejarla en arriendo mientras viajas: puedes arrendársela a un amigo o familiar o dejar a alguien de confianza a cargo del inmueble mientras estás afuera. Siempre es bueno generar este ingreso extra mientras estás fuera. 

Las ventajas de ser estudiante

Si eres un estudiante, ve en tu casa de estudios qué oportunidades de intercambio existen y qué becas hay en los lugares a los que quieres ir. En pocas etapas de la vida se ofrecen tantos beneficios para viajar como cuando se estudia: intercambios, magisters, doctorados, pasantías... las opciones son tantas y tan conocidas, que no hace falta detenerse mucho en este punto.

No quiero trabajar o estudiar, sólo quiero vacaciones

Si las opciones anteriores no te llaman la atención y sólo te interesa recorrer, hay buenas opciones para estirar tus fondos. 

Una vez que llegas al lugar que quieres viajar puedes hacer couch surfing, a costo prácticamente cero; puedes hacer intercambio de casas o, si tienes un poco más de fondos, quedarte en un hostal o dormitorio pagando algunos dólares por noche. En Australia, donde incluso un hostal te puede salir más de veinte mil pesos por noche, hay muchos viajeros que traen carpas y pagan un cuarto de ese costo. Para estadías más largas, compartir el arriendo de un departamento con otros viajeros (flatshare) puede ser la opción más económica. 

Como dato anexo, hay casos de personas que han viajado completamente gratis haciendo uso de las redes sociales. Probablemente el caso más emblemático es el del inglés Paul Smith, un ciudadano común y corriente que logró recorrer medio mundo gracias al apoyo de sus seguidores en twitter.

¡Es que no tengo tiempo para viajar!

Aunque suene un poco drástico, son muchas las personas que renuncian a su trabajo para poder viajar. Si eres un poco más conservador o conservadora, haz lo posible por acumular vacaciones y prepárate para defender tus planes si es que tu jefe te tienta con oportunidades para ese período de tiempo. Algunos empleadores están dispuestos a aceptar que te tomes un período sabático más largo, siempre que sea sin goce de sueldo. No pierdes nada con preguntar si es posible.

Aprende de otros

En internet puedes encontrar varios testimonios de personas que han viajado con unos pocos dólares en el bolsillo. Busca y lee los que necesites para convencerte de que puedes hacerlo. Aquí tienes dos ejemplos, uno en español y otro en inglés

A fin de cuentas, la parte más importante de poder viajar son las ganas y atreverse a tomar riesgos. Una vez que tienes un objetivo en mente y estás lo suficientemente motivado o motivada para perseguir esa meta, te aseguro que vas a encontrar la forma de lograr llegar hasta ese lugar. En mi caso, me tomó ocho años el poder llegar a Japón, pero fue una de las experiencias más gratificantes de mi vida. 

Si siempre has soñado con ir a India, al Tíbet, al Gran Cañón, a los Montes Urales o al Kilimanjaro, haz algo al respecto. No lo dejes para mañana: parte desde ahora viendo cómo puedes llegar y qué es lo que tienes que hacer. Se puede. 

¿Tienes más consejos que compartir? ¿O alguna duda que quieras aclarar?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-06 | 13:22
6
Yo usé varios de estos sistemas durante mi viaje de un año a Nueva Zelanda, que a su vez nos permitió llegar al sudeste asiático, Corea y Japón.

Me parece que lejos lo mejor de todo lo que se refiere a vivir por plazos largos en países, alojarte con locales y trabajar ahí, más allá del ahorro, es que te adentras en la cultura local y conoces cosas que jamás hubieses visto o entendido desde un hotel o un resort. Lejos mis mejores recuerdos del viajes son el contacto con la gente del lugar, entender su cultura y ganarme la vida como un local.
responder
denunciar
apoyar
La inmersión cultural es de las experiencias más enriquecedoras cuando se viaja. El ir de hotel en hotel y conocer la superficie turística de un país tiene sus encantos y ventajas, pero personalmente también prefiero experimentar las cosas desde el punto de vista de los habitantes locales.
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2013-05-06 | 13:25
3
En mi caso junto a mi marido usamos la Working Holiday Visa en Nueva Zelanda y luego ahorramos para viajar por Tailandia, Vietnam, Cambodia, Japon y Corea del Sur. Haciendo Couchsurfing y con lo ahorrado de los trabajos Nueva Zelanda, logramos viajar por 1 año completo! (10 meses NZ y 2 meses asia). Este tipo de visa es algo que recomiendo 100%. La experiencia es impagable y muy enriquecedora.
Lo importante es hacerlo antes de los 30 años, que es el limite de edad de la visa.

Otra forma de hacerlo es la de un amigo mio que tenía el sueño de conocer Japón. Se cambio de trabajo a un call-center de una aerolínea y gracias a eso puede viajar gratis prácticamente a cualquier pais del mundo! Y ya ha ido a Japon por lo menos 3 veces.

De que se puede, se puede, asi que anímense! :)

responder
denunciar
apoyar
¡Qué excelente! ¿Hicieron Couchsurfing en Nueva Zelanda?

Trabajar en aerolíneas o agencias de viajes es la mano para conseguirse buenos descuentos para patiperrear. ¡Gracias por la anécdota y la recomendación!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-07 | 08:47
2
En Auckland nos quedamos en hostales la primera semana y luego hicimos flatshare por varios meses, pero para recorrer el país usamos Couchsurfing, que fue genial. Lo mismo en Corea, allá sólo alojamos en casas de locales. En Japón fue más difícil porque fuimos una semana después del terremoto/tsunami/desastre nuclear
responder
denunciar
apoyar
Franco Santa Cruz | 2013-05-06 | 15:30
6
Creo que no cualquier persona puede estar un año viajando, aunque sea trabajando. Pero no por eso no se pueden disfrutar vacaciones que valgan la pena recordar.
Yo soy el tipico chileno promedio jeje, hasta hace dos años nunca había salido de Chile, apenas conocia un par de ciudades. A fines el 2011 nos enteramos con mi polola que recibiriamos un bono en el trabajo y en vez de pagar algunas cuentas nos decidimos en ir a Machu Picchu. Seguí varios pasos de los mencionados en el artículo sobre todo averiguar lugares concretos: descubrí una ruta alternativa para llegar a las ruinas, pasando por algunos pueblitos escondidos. Un buen dato para mí fue buscar en internet relatos de viajeros que cuentan sus experiencias tal como las vivieron, ahí se aprende que cosas evitar y a que sacarle provecho. Así que en el verano de 2012 partimos 14 días a Perú. Sacamos luquitas guardadas, uno que otro prestamos con amigos, el bonito y eso sería jaja. Además de varias ciudades, varios pueblos, las ruinas de Machu Picchu y el lago Titicaca recolectamos un montón de experiencias.
Mmm esa es mi experiencia que aunque no fue tan larga ni a lugares tan exóticos fue bastante buena. El 2012 juntamos plata durante todo el año y nos fuimos algunos días a Buenos Aires, ahorramos mucho buscando datos anteriormente y tuvimos buenos panoramas.
Ya salió un poco largo el posteo jeje
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Estoy de acuerdo. Va con la personalidad de la persona también. Además, si se tiene hijos se hace un poco más complicado el viajar por períodos de tiempo prolongados.

Suena fantástico el viaje que hicieron a Perú. ¿Tienes alguna recomendación de pueblitos escondidos? Es curioso, pues a menudo sentimos que los lugares cerca de Chile no son tan exóticos, pero para el resto del mundo (fuera de nuestro continente) Sudamérica es casi la última frontera de la exoticidad.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Infante | 2013-05-07 | 01:01
2
Pero hay gente que lo hace. El work and travel de verdad funciona!
responder
denunciar
apoyar
Franco Santa Cruz | 2013-05-07 | 09:53
2
Primero que todo gracias por los comentarios =P . Daniel, se que hay mucha gente que lo hace pero mi punto es que si no puedes o no quieres hacerlo de todas maneras te puedes arrancar durante tus vacaciones a nuevas experiencias.
Bruno la verdad es que solo fueron dos pueblitos: Santa María y Santa Teresa. Lo que pasa es que la forma más directa (y cara) de llegar a Machu es en tren desde Cusco hasta Aguas Calientes (que es el pueblo del distrito de Machu Picchu). Lo que nosotros hicimos fue tomar una combi desde Cusco hasta Santa María, serpenteando las montañas. Luego en taxy hasta Santa Teresa (que queda rodeado de montañas, ya casi en la selva) y luego tomas un taxy para llegar a una hidroeléctrica, desde donde tienes que caminar un par de horas a través de la línea del tren hasta el pueblo de Aguas Calientes. Por un lado el río y por el otro la selva... realmente recomendable!

responder
denunciar
apoyar
Franco Santa Cruz | 2013-05-07 | 09:57
1
ah!!! Puno, el pueblo del Lago Titicaca tb merece mención. si bien es una ciudad,con supermercado y todo tiene un tráfico vehícular tan caótico que uno se siente en un mini india o algo así jejeje. También hay islas en el lago aunque como se llega con guía turistico no se disfrutan tanto...
responder
denunciar
apoyar
Oh, ¡buenísimos datos! Los tendré en cuenta para cuando vaya a Perú más adelante. ¡Gracias, Franco!
responder
denunciar
apoyar
Ariel Nuñez | 2013-05-07 | 12:33
5
Ya, esta dicho y decidido... Tengo 24, juntare lucas dos años y me voy a la mierda! (asía de preferencia).
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Carlos Cárdenas | 2013-05-09 | 10:36
3
Muy buen artículo. Yo soy miembro de Couchsurfing desde ya casi 3 años. Cuando estuve en Pucón trabajando recibí un montón de gente. Fue una experiencia de verdad muy buena, mejoras tu inglés y compartes todos los tips que un viajero necesita. Además tendrás una casa asegurada al país que vayas, porque las referencias hablarán por si solas.

Mi recomendación es primero ofrecer couch, recibir gente y conocer su experiencia, el valor que eso agrega y la motivación que te entregan esas personas es más que suficiente para proponer esa meta. Ayuda mucho, además que harán muy buenas amistades:

Espero se decidan a viajar y tengan las mejores experiencias.
responder
denunciar
apoyar
Carlita MF | 2013-05-13 | 10:22
4
Excelente artículo y muy cierto. Lo importante de viajar por pocas lucas es ser organizado y leer mucho.
En mi caso, el año pasado me pegué un viaje a Francia e Italia. Junté dinero por 2 años y con lo que tenía me empecé a organizar. Planifiqué los días que estaría en cada ciudad que quería conocer, planifiqué gastos y todo lo que podía pagar desde acá, lo hice. Lo que ayuda mucho es leerse guías turísticas de las ciudades que uno quiere visitar. Siempre vienen con tips de donde ahorrar, donde comer rico y barato y qué visitar.
Organicé todo por internet, las reservas de los hostales y algunos pasajes en tren. Sinceramente, el organizarme me ayudó mucho. Porque cuando se vino la huelga de Iberia, que me dejó tirada en Roma por 2 días más (donde no me pagaron nada los muy malditos ¬¬), mi planificación me tenía con el dinero suficiente para quedarme esos días extras sin sufrir.

Con pocas lucas y siendo ordenado todo se puede hacer :D La cosa es atreverse y como dice el artículo, ahorrar con paciencia además de informarse.

A todo esto, les dejo un link a un blog que me ayudó mucho para tener una idea de europa y como moverse allá :D http://www.euroviajex.com/
Oh! y el tema del idioma. A muchos les asusta el no hablar ni ingles, pero creo que hay que soltarse. En la mayoría de los lugares son muy amables con los turistas y a mi me pasó que me ayudaban cuando me veían complicada. Así que a lanzarse no más! (*__*)/
responder
denunciar
apoyar
Gracias por el link! Y qué fuerte que te haya tocado la crisis de Iberia, pareciera que les hicieron una "tapita" a todos los afectados en ese momento. Felicitaciones por la buena planificación, cuando se anda con las lucas al justo una situación así te puede perfectamente dejar en duros aprietos.
responder
denunciar
apoyar
Cristián Farías | 2013-05-25 | 02:05
3
Deberìan escribir màs artìculos como este. A todos los futuros viajeros nos sirven. Se agradece chiquillos.
responder
denunciar
apoyar
Se agradece el comentario! Ya vendrán más. ;)
responder
denunciar
apoyar
En caso de que veas esto, Cristián, ya salió uno para empacar las cosas eficientemente.

http://www.eldefinido.cl/actualidad/plazapublica/746/Tu_vida_en_una_maleta._Guia_para_empacar_con_eficiencia/

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.