matemáticas, educación, ábaco, calculadora, aprendizaje, enseñanza, Asia, cálculo
Imagen: Gojko Franulic

Mira cómo estos niños con ábaco, son más rápidos que una calculadora

Son esenciales para el desarrollo del cerebro humano, las usamos en nuestro día a día lo queramos o no y son fundamentales incluso para el desarrollo de un país. ¡Conoce lo que hacen países asiáticos para enseñar matemáticas con impresionante eficiencia!

Por Bruno Carrillo | 2014-01-20 | 10:50
Tags | matemáticas, educación, ábaco, calculadora, aprendizaje, enseñanza, Asia, cálculo

El estereotipo asiático es que son secos para las matemáticas. Si bien esto puede ser debatible, decididamente las personas oriundas de muchos países de esa región del mundo (China, Japón, Corea del Sur, Singapur y Malasia, por nombrar algunos) tienden a tener un muy buen dominio sobre los números, muchas veces superior al de sus pares en países del occidente. ¿Cómo lo logran? Hay varios factores y te vamos a mostrar algunos que se pueden aplicar a nuestra sociedad, nuestros hijos e incluso nosotros mismos. 

El ábaco

Sí, el ábaco. Es un instrumento arcaico, vetusto, de tiempos de antaño y, en la opinión de muchos, anticuado, pero es una de las herramientas más valiosas, potentes y eficientes que existen para desarrollar un sinnúmero de habilidades matemáticas en adultos y, especialmente, en niños. Para dar algunos ejemplos, mejora la concentración, la memoria, la confianza en las propias habilidades, desarrolla habilidades analíticas, aumenta la capacidad mental, la capacidad de procesar información e incluso mejora la velocidad de lectura.

El ábaco sería un instrumento revolucionario de aprendizaje, si no fuera porque tiene miles de años de existencia. Diferentes culturas tenían diferentes maneras de usar instrumentos para contar, desde los quipus incas, a las diferentes versiones del ábaco en civilizaciones como la babilónica, romana y china.

Incluso en 1946 hubo una famosa competencia entre un soldado americano usando una calculadora y un trabajador postal japonés usando un ábaco, y en 4 de los 5 rounds, el ábaco ganó. Claro que en ese tiempo las calculadoras no eran necesariamente tan rápidas como hoy en día, pero aun hoy, sería difícil predecir cuál de los dos ganaría. 

Aun hoy en día, si vas a pequeños negocios o cafés en China, Sudcorea o Japón, te puede tocar una cajera sacando los cálculos en ábaco y es un verdadero espectáculo. Si quieres verlo con tus propios ojos, te presentamos un video: 

Más recientemente, la versión japonesa o soroban (una versión mejorada del ábaco chino) se ha abierto camino a escuelas e institutos de muchos países del mundo, dada su estructura, relativa facilidad para aprender a través de él y beneficiosos resultados en el desarrollo de los alumnos. 

Como señaló la prestigiosa revista Wired en una de sus publicaciones, una vez que se domina el ábaco, pasa de cierta medida a ser una herramienta de ejercicio motriz más que de ejercicio mental, y es por esto que los japoneses llevaron las cosas al siguiente nivel inventando un juego simplemente increíble: el anzan.

El anzan: el cerebro como una calculadora super-rápida

Una pantalla proyecta 20 números de 4 dígitos en 15 segundos. Al término de la proyección, los concursantes deben dar el resultado de la suma de dichos dígitos.

Los participantes en las competencias de anzan tienden a ser expertos en soroban: al ver los números hacen los cálculos en un ábaco imaginario dentro de sus mentes.

Puedes verlo en el siguiente video: 

Si quieres probar cómo te iría en este juego, puedes intentarlo en el siguiente link. El primer número es para la cantidad de dígitos, el segundo para la velocidad (en segundos) y el tercero para la cantidad de números a aparecer. 

Por otro lado, si quieres aprender a usar un ábaco, en eHow hay una explicación sencilla de su modo de uso. Además, en Youtube abundan los videos explicando cómo realizar operaciones matemáticas en un ábaco.

Apoyo desde la casa

Lo que es muy común en las potencias matemáticas de Asia, es un factor absolutamente fundamental a la hora del aprendizaje de cualquier cosa: a los niños se les enseña a tener confianza en su habilidad para aprender, en este caso, matemáticas. Usualmente, en nuestro lado del mundo ocurre que los padres que no son muy buenos para las matemáticas, directa o indirectamente le enseñan al niño a "temerles" o a darse por vencido si no las entiende al primer intento.

En países de Asia, y especialmente en el caso de los "papás tigre" se instaura y refuerza la disciplina para hacer las tareas desde una temprana edad y lo mismo con la perseverancia y paciencia. ¿El resultado? Niños que a los cuatro años están recitando tablas de multiplicar sin problemas (yo pasé los cinco con suerte sabiendo cómo sumar). A menudo, los padres tampoco tienen idea de matemáticas (especialmente si no han tenido educación formal), pero refuerzan la confianza del niño en sus propias habilidades. 

Y en el occidente, ¿qué?

Hay un creciente número de centros y páginas web que ofrecen maneras lúdicas de aprender matemáticas (orientados a niños) y que enseñan métodos basados en los orientales para complementar lo aprendido en el colegio. 

Dos ejemplos provenientes de España son Smartick, una página donde se aprenden matemáticas en línea con una interfaz colorida y donde el programa se ajusta al niño y Kids Brain, un grupo de centros de aprendizaje donde se usa el soroban para desarrollar las habilidades de los estudiantes. Recientemente abrieron un centro en Perú, y cabe la posibilidad de que sigan expandiéndose. 

¿Por dónde comenzar? 

Como bien comentó nuestro lector Sebastián Arentsen en una carta publicada anteriormente, un aspecto fundamental en el aprendizaje de los niños es la influencia de los padres en la casa. No se trata de que se hagan expertos en matemáticas y que les enseñen fuera de clases, sino que simplemente se eduque al niño a que lo puede lograr con esfuerzo y perseverancia, y que no son imposibles o complicadas de aprender. La mayoría de los métodos asiáticos ponen hincapié especial en que el niño parta demostrándose que puede resolver ejercicios simples para nutrir su confianza y no temerle a ejercicios o conceptos más complejos. 

Es hora de dejar de temerles a las matemáticas y llamar las cosas por su nombre: no es que uno sea negado, sino que simplemente te pueden no interesar. Al igual que con los idiomas, no existen personas negadas para aprender algo, sino falta de interés, motivación o de encontrar el método adecuado para enseñarles. Hay quienes lo hacen con más facilidad que otros, pero todos quienes estamos en todas nuestras facultades mentales, podemos aprender más.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
katiuska pinilla | 2014-01-20 | 11:42
2
bueno son asiáticos, ellos están a otro nivel completamente diferente a nosotros, lo malo es que los sobre exigen demasiado para ser brillantes. Los países asiáticos son los que tienen el indice mas alto en suicidio juvenil. a pesar de que su país es mas desarrollado prefiero estar en Chile y no terminar loca o matándome :/
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-01-20 | 13:23
5
Efectivamente, hay factores sociales que hacen que la vida allá sea muy competitiva y que no se le de espacio a los niños para disfrutar su infancia.

Pero más allá de eso, el caso aquí es que la metodología de enseñanza matemática parece ser más eficiente con un ábaco. En el fondo, en lugar de números abstractos, ofrece una alternativa concreta, tangible para hacer cálculos mentales matemáticos de manera rápida.

No se trata que imitemos su estilo de vida, sólo el uso de esta herramienta.
responder
denunciar
apoyar
La verdad de las cosas es que es Corea del Sur en particular la que tiene el índice de suicidio alto entre los jóvenes (y en general en el país). El resto de los países de Asia están bastante más abajo que países de Europa del Este y África (con la excepción de China y Japón, que no están tan abajo).

De todas formas lo que dices es muy cierto, es demasiada la presión y la competencia que hay entre los jóvenes. En Hong Kong hay reñidos exámenes de admisión ¡para entrar a pre-kinder! Y ni hablar de primaria, secudaria y universidad. Es loquísimo.

Y concuerdo con Marco, se trata más bien de tomar los elementos que les dan una ventaja a ellos en términos de aprender matemáticas más que de emular la cultura en sí.
responder
denunciar
apoyar
Margarita Ovalle | 2014-01-20 | 14:17
2
Oye podrían hacer una columna acerca del método de aprendizaje Kumon, ya que hay varios centros, y es una gran ayuda tanto para niños como para jóvenes-adolescentes.

http://www.kumonla.com/web/index.php

Saludos
responder
denunciar
apoyar
Lo tendremos en cuenta para más adelante, Margarita, gracias por la recomendación!!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.