tecnología, educación, gamificación, Argentina, Mobbyt, videojuegos
Imagen: César Mejías

¡Cualquier profe puede crear su videojuego gratuito! Esta plataforma quiere cambiar la forma de aprender

Hace cuatro años un profesor en Argentina vio que sus alumnos tenían desgano por las clases, pero un gran interés en computación. Así nació Mobbyt y en El Definido te contamos cómo funciona esta plataforma que está comenzando a romper esquemas.

Por Trinidad Vercellino Ortúzar @tverceo | 2019-04-22 | 07:00
Tags | tecnología, educación, gamificación, Argentina, Mobbyt, videojuegos
"Nos financiamos con recursos propios, la típica historia de los emprendedores que comenzamos con la idea e intentamos fondearnos con lo que se pueda conseguir. Hasta vendimos una guitarra acústica de uno de nosotros para pagar el diseño del logo" (Germán Lanfranco, fundador y CEO de Mobbyt).
Relacionadas

Mobbyt es una plataforma online que permite crear videojuegos de forma gratuita y utilizarlos con fines educativos. Su interfaz es simple, para que cualquier persona que tenga conocimientos básicos en computación y acceso a internet (no es necesario saber programación) pueda crear su propio videojuego, con el contenido, imágenes y texto que desee.

Diversas instituciones de Latinoamérica han comenzado a utilizarla: universidades, colegios, incluso una compañía de bomberos de Córdoba. Por estos días la plataforma se alista para sacar su versión de pago que será una extensión de la gratuita, con mayores opciones y posibilidades, y también, el sistema para inversores.

Si ya te picó el bichito y quieres probarla, ¡adelante! Pero te recomendamos antes, llegar al final de esta nota para conocerla mejor y navegar en ella como un experto.

Aprender sin darse cuenta

La idea nació hace cuatro años en Córdoba, Argentina, cuando el profesor de educación tecnológica, Germán Lanfranco, de la escuela secundaria I.P.E.M. 37 de Villa Ascasubi, notó el desgano de sus alumnos al tener que trabajar en la sala, con cuaderno, lápiz y copias de la pizarra. Sin embargo, como su ramo se realizaba en el laboratorio de computación y los equipos tenían la enciclopedia Encarta (sí, la misma con la que varios aprendimos cuando éramos niños), sus alumnos esperaban felices el momento de la clase e incluso pedían ir más seguido.

“Dentro de ella [Encarta], había pequeños contenidos interactivos y noté cómo ellos se interesaban vivamente en ese tipo de jueguitos que eran muy sencillos. Pensé, ¿por qué no utilizar ese tipo de contenidos para abordar los temas de clase? Y me puse a ver qué tipo de juegos había y si estaban relacionados con la materia que yo dicto. Vi que no había y surgió la idea de hacer una herramienta que facilitara generar ese tipo de contenidos interactivos y educativos en el formato de videojuegos”, comentó Germán Lanfranco en entrevista con El Definido.

Esta manera de “aprender sin darse cuenta” mientras se juega un videojuego, evolucionó en lo que hoy es Mobbyt, un servicio multiplataforma (así es, lo puedes utilizar desde tu computador, tablet o celular) de acceso gratuito que ofrece cinco opciones de mecánicas de juego.


Mobbyt

Y si te estás preguntando de dónde viene el nombre Mobbyt (que suena bastante parecido a Mobike, pero acá no hay bicicletas), te contamos que nació luego de una búsqueda de dominios disponibles y de formas para denominar la movilidad y el internet, características importantísimas para sus creadores.

“Con mi socio, Gerardo Bertea, nos pusimos a pensar y definir cómo debería ser Mobbyt, tendría que ser una herramienta muy sencilla de usar, gratuita, que se pueda utilizar en cualquier tipo de dispositivo y que se pueda acceder a ella desde cualquier lugar. Vimos que no había en ese momento nada similar y es un nicho muy importante, así que decidimos que debía funcionar en todo el mundo a través de internet”, nos contó Lanfranco.

¿Quieres crear un videojuego educativo?

Los pasos que debemos seguir si queremos crear nuestro propio videojuego, son muy simples: nos creamos una cuenta en el sitio, con un correo electrónico, clave, nombre y fecha de nacimiento, y luego elegimos una de las mecánicas anteriormente mencionadas: Trivia, Conectar ideas, Historietas, Tarjetas de memoria o Juegos multinivel. ¡Hasta acá vamos bien!

Lo que viene es subir a la plataforma las imágenes y texto que queremos utilizar, ponerle un título y una imagen general de portada y posteriormente publicar. Una vez que se publica, el equipo detrás de este emprendimiento lo revisa y en 24 horas el juego está completamente operativo y en línea, listo para ser usado.


Mobbyt

"¡Hasta vendimos una guitarra acústica para financiar el logo!"

Pero como siempre en este tipo de proyectos, no todo ha sido fácil, la falta de capital, uno de los grandes temas para estos emprendedores, ha ido moderando lentamente su crecimiento y difusión.

“El uso de Mobbyt es gratuito, pero lo hemos diseñado pensando en el nuevo tipo de economías de plataforma, donde aún no están habilitados, pero en el futuro va a haber modelos de negocios que están relacionados con características premium dentro de ella”, nos comentó Germán.

El presupuesto también ha ido dictando la cantidad de integrantes y socios de Mobbyt. Por el momento, además de Germán Lanfranco y Gerardo Bertea, quien es contador público y vive del desarrollo de páginas web para diferentes empresas, la componen Héctor Rojas, programador colombiano que comenzó contratado y hoy es socio; Matías Ferreyra, quien se encarga de las traducciones a inglés (y otros idiomas próximamente); y Mónica Ferreyra, quien trabaja en control de calidad y supervisión de los contenidos que se van generando en la página.


Gerardo Bertea (izquierda) y Germán Lanfranco (derecha), presentando su emprendimiento/Gentileza Germán Lanfranco

Nos financiamos con recursos propios, la típica historia de los emprendedores que comenzamos con la idea e intentamos fondearnos con lo que se pueda conseguir. Hasta vendimos una guitarra acústica de uno de nosotros para pagar el diseño del logo en sus primeros momentos”, contó Lanfranco.

Además, el apoyo económico de familiares, amigos y de sus mismos trabajos, ha servido para poder llevar a cabo esta solución tecnológica que imaginaron ya hace cuatro años. Luego de comprobar el interés de diferentes usuarios, instituciones y también de la prensa, Germán nos contó que se están preparando para recibir inversores para poder llevarla a todo el mundo.

“En cuanto a la ayuda estatal, hemos gestionado con muy poca suerte algún pequeño crédito o subsidio, pero la verdad en el rango de lo insignificante, ya que en esta parte del mundo y en Argentina en particular, el sistema no está preparado para este tipo de emprendimientos relacionados con la tecnología”, cerró.

Gamificación, ¿la educación del futuro?

¿Qué es la gamificación? También llamada ludificación, es en pocas palabras el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos en actividades no recreativas, con el fin de potenciar la motivación y mejorar la productividad. Es decir, utilizar juegos o sus mismas fórmulas para que el trabajo se haga más ameno y entretenido.

“El uso de los videojuegos en las aulas es un campo nuevo de la educación que está en pleno auge y hemos empezado a descubrir que es un campo muy importante. Nos animamos a decir que la educación en el futuro va a pasar por este tipo de estrategias. Siempre se pone de ejemplo el caso de los pilotos de avión, que para capacitarse y antes de subir a una máquina que es muy costosa y que es crítico que sepan operarla de manera correcta, primero pasan muchas horas interactuando con un simulador de vuelo y eso es en esencia un videojuego. Esto habla de la importancia que tienen este tipo de estrategias educativas”, señaló Lanfranco.

¡Quedan entonces todos invitados a hacer la misma prueba que hice yo! El otro día me hice una sesión y en cerca de diez minutos ya tenía un mini juego creado: tarjetas de memorice con cinco frutas con sus respectivas fotos, nombres y hasta pude elegir el fondo y las palabras que saldrían al finalizar el juego. No crean que ese es el único nivel que se ofrece, porque es posible combinar mecánicas, crear niveles y la dificultad aumenta. Existen amplias posibilidades y grados de educación a los que se adecúan, de acuerdo a lo que uno necesite. Si eres profe, ¡anímate a crear!

¿Crees que los videojuegos son una buena herramienta de educación?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Alex Klein | 2019-04-25 | 22:38
1
Respondiendo a la pregunta planteada al final, creo que si. Quizás no para todos. A fin de cuentas todos aprendemos de manera distinta. Pero considerando la pasión de las nuevas generaciones con la tecnología, creo que vale la pena darle una oportunidad. ;-)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.