shinrin yoku, japón, relajación, terapia, meditación, naturaleza, bosques
Imagen: César Mejías

Shinrin Yoku: la técnica de relajación japonesa que te permite "absorber" el bosque

Esta terapia japonesa consta de dejar de lado los aparatos electrónicos para adentrarse en paseos por extensas áreas verdes de manera contemplativa. Sus resultados son sorprendentes en la mente y el cuerpo. ¡Simple y gratis!

Por Maria Paz Larrondo | 2019-04-09 | 11:49
Tags | shinrin yoku, japón, relajación, terapia, meditación, naturaleza, bosques
Los bosques liberan al aire sustancias denominadas fitoncidas vegetales que son saludables para el estado emocional, una genuina medicina natural.
Relacionadas

Caminar por el bosque, contemplando con tranquilidad cada detalle que inunda el ambiente, como el color de los troncos de los árboles, la forma de las hojas o el profundo silencio interrumpido por los pájaros que conversan. Sin duda, es un panorama relajador y tranquilizador.

¿Has oído hablar de los Shinrin Yoku? El significado de este término es literalmente “baño de bosque”, en japonés. Precisamente, se trata de una caminata como la que te mencionamos, pero usada como terapia forestal para mejorar la salud.

Este método lo inició el gobierno de Japón en 1982 para promover las 25 millones de hectáreas de bosque que habían en el país. Una práctica terapéutica que, a la vez, incentiva el conocimiento de estos maravillosos lugares.

Afortunadamente con el tiempo, los estudios científicos han comprobado que el contacto con la naturaleza nos trae múltiples beneficios. Es más, se recomienda dedicar al menos 20 minutos al día para pasear o sentarse en lugares con gran vegetación, lo que reduce significativamente los niveles de la hormona del estrés. Es por todo esto, que el Shinrin Yoku es una práctica que va como anillo al dedo en estos tiempos agitados.

Desconexión y contemplación

La terapia de árboles o baño forestal, es considerada como una ayuda para sanar para el estrés mental y del cuerpo. Mediante ella se trata de “absorber la atmósfera del bosque. ¿Y de dónde salió esto?

El concepto está inspirado en prácticas budistas ancestrales y en el sintoísmo, una religión nativa de Japón que venera los espíritus de la naturaleza.

Esta técnica propone paseos conscientes, meditativos y tranquilos, durante una o dos horas, en áreas repletas de vegetación con el fin de despertar los sentidos y desacelerar el ritmo de vida. Durante el paseo se recomienda caminar como máximo dos kilómetros y medio, lo que implica un nivel de detallada contemplación. Todo esto, con ejercicios de respiración adecuados, los que son orientados por monitores especializados en el tema. Una actividad sencilla y gratuita.

La idea es apagar la mente, meterse en la naturaleza y el bosque hace el resto. Pero antes hay que desconectarse de los aparatos tecnológicos para tomarse enserio el tiempo escuchando el ruido del viento, observando el paisaje, sintiendo la textura de los árboles y oliendo las flores, cada detalle del lugar. Eso sí, ojo, se debe evitar cualquier tipo de fatiga, y para ello se recomienda tomar infusiones o agua fresca.

El Shinrin Yoku se ha convertido en un pasatiempo en Japón, y la mayoría de las agencias de viajes ofrecen paquetes turísticos de estos baños forestales en todo el país. Se estima que al menos dos millones y medio de japoneses participan cada año en sesiones de terapia de bosque, en las que son conducidos por guías o “terapeutas forestales”.

En 2017, la Agencia Forestal nipona designó a cerca de 50 bosques como centros de terapia forestal y espera expandir el número a 100 en la próxima década. Es tal el éxito de esta práctica, que también se ha aplicado en países occidentales como Estados Unidos, España, Inglaterra o Escocia. ¿Sabías?

¡La ciencia lo dice!

Increíblemente, según los estudios realizados por los científicos japoneses, el impacto de estos baños en la salud es considerable: baja la presión arterial, se fortalece el sistema inmunológico, se reducen las hormonas relacionadas al estrés y la incidencia de infartos.

Yoshifumi Miyazaki, profesor de la Universidad de Chiba y autor de un libro sobre Shinrin Yoku, afirma que cuando sales a caminar por el bosque, los niveles de cortisol, la hormona del estrés, se reducen. Estos beneficios para la salud pueden durar incluso varios días, lo que significa que una desintoxicación semanal puede promover el bienestar sostenido.

De hecho, sus trabajos junto a sus colegas demostraron que los baños forestales lograron bajar en un 12,4% los niveles de la hormona del estrés, y en un 1,4% en promedio la presión arterial. La ocurrencia de infartos también se redujo en un 5,8%.

Todos estos beneficios pueden comprobarse in situ, pues antes y después del paseo meditativo, los guías usan monitores para medir la presión arterial, de forma que los caminantes puedan constatar el impacto positivo en su salud del baño forestal.

Las bosques liberan sustancias en el aire denominadas fitoncidas vegetales, que son saludables para el estado emocional, por lo que se trata de una verdadera medicina natural. De esta manera también mejora el estado de ánimo, disminuye la percepción de las dolencias generales y mejora el sistema inmunológico.

De hecho, la neurobiología ha demostrado que disminuye la actividad del córtex prefrontal, la parte del cerebro encargada de planificar, resolver problemas y tomar decisiones, consiguiendo que se relaje. Mientras que aumenta la actividad en las áreas relacionadas con el placer, la emoción y la empatía.

Shinrin Yoku en Chile

En Chile esta modalidad ya empieza a oírse. La jefa de comunicaciones de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Valeria Peña, nos contó que la corporación cuenta con el proyecto Vive tu naturaleza, que tiene tres focos de acción: la gratuidad para adultos mayores en la entrada a áreas protegidas, la oferta de accesibilidad universal para los mismos y para personas con movilidad reducida (discapacidad física y sensorial) y, por último, la guía por guardaparques para realizar Shinrin Yoku. Esta última tiene contemplada una preparación institucional, con énfasis en la capacitación al personal del sistema de áreas protegidas para su realización, centrado en personas mayores.

También, en agosto pasado, se inauguró el proyecto Senderismo sin límites en la Reserva Nacional Río Clarillo. Durante el evento de apertura, se realizaron ejercicios para que niños y jóvenes participaran con la naturaleza a través de los sentidos. Además, se realizaron actividades de respiración que maximizan los beneficios que se experimentan al recorrer bosques nativos, todo esto basado en los Shinrin Yoku.

Esta técnica japonesa de la que te hemos contado, remite a algo tan simple como ir al bosque o la montaña para “absorber” y contemplar tranquilamente su entorno a través nuestros sentidos y así mejorar la salud. Pero si no cuentas con la posibilidad de ir a alguno de estos lugares, siempre hay opciones. También sirve ir a un parque o lugar con áreas verdes menos extenso para experimentar los beneficios. En el caso de que estés repleto de trabajo y eso no te permita salir, mirar una fotografía o un video con bosques, también es útil. Sin embargo, siempre es mejor intentar realizarlo en el lugar más apropiado, ¡no te quedes sin experimentar esta terapia de sanación!

¿Te gustaría probar el Shinrin Yoku?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
César Arias | 2019-04-09 | 16:18
0
Leyendo este comentario, no pude evitar pensar "millennials descubren pasear por el campo" jajaja lo siento
responder
denunciar
apoyar
jajajaja, nos encanta el "millennials descubren", ¡de hecho le hicimos nota! https://www.eldefinido.cl/actualidad/mundo/10374/Millennialsdescubren-trolleo-en-redes-sociales-genera-debate-Por-que-esta-generacion-es-ridiculizada/
Pero nunca está de más redescubrir ciertas cosas que nos hacen bien al espíritu :)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.