innovación, sociedad, cambio

Un concepto extraño

Las ideas novedosas pueden confundirnos y asustarnos, pero debemos movernos más allá de esas emociones para desatar su potencial innovador.

Por Martín De Mussy @mdemussy | 2013-09-05 | 12:02
Tags | innovación, sociedad, cambio

Durante mis años haciendo críticas y comentarios de discos en revistas de música –Rolling Stone, Extravaganza!, Sonar, entre otras- algunas raras veces te topabas con un verdadero descubrimiento. Algo que te ponía incomodo por el sólo hecho de no poder compararlo con ningún referente claro (un viejo vicio de los periodistas de música que ocupamos instintivamente al comentar algún trabajo). Me acuerdo de Funeral, el primer disco de Arcade Fire, algún álbum de TV On The Radio o los sonidos espaciales de Animal Collective. Eran muestras de un concepto extraño. Algo desconocido, pero maravilloso y que parecía hablar desde el futuro. Eran sencillamente innovaciones en la historia de la música.

Hoy en el mundo de las comunicaciones y el desarrollo social la innovación sigue provocando el mismo tipo de incomodidad: cuando vemos una idea creativa, revolucionaria y rupturista nos sentimos fascinados y sorprendidos, pero inmediatamente llegan los miedos sobre cómo esto se va a desarrollar bajo los parámetros de lo tradicional. No sabemos bien cuáles son los referentes sobre los que se puede evaluar la idea y todo tipo de valorización reglada pierde sentido. Nos enfrentamos a un concepto extraño y por eso debemos estar abiertos a considerarlo sin mirar para el lado.

Sucede cuando hay que apostar por una nueva propuesta de alguna fundación que no es de las “tradicionales”, cuando hay que invertir en algún emprendimiento tecnológico que no tiene flujos futuros claros o cuando un nuevo medio irrumpe en el panorama de las comunicaciones que ofrecer valor desde otra vereda. Son pequeños movimientos de timón que nos desorientan, pero que también funcionan como los únicos mecanismos capaces de llevarnos hacia otros rumbos, aunque siempre exista el riesgo de perderse en el intento.

Una disposición que cada vez se debe hacer más habitual entre nosotros, ya que hoy la innovación es parte esencial del desarrollo social de nuestro país y está sirviendo para abrir puertas que seguramente nos mostrarán otras visiones. Algunas que se pueden convertir en verdaderos avances si no tenemos miedo de aplaudirlas. Tal como me sucedió en el 2004 con ese ruidoso combo de Montreal llamado Arcade Fire.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Buena columna Martín!

Algo parecido nos ha pasado con El Definido. A quién se lo mostramos, le sorprende, le fascina y siempre termina diciendo que hay que apoyar proyectos así. Pero a la hora de lo que hubo, son pocos los que se la juegan .

Pero son esos pocos pioneros los que cambiarán el país y junto con ellos, ya partimos esta linda tarea de construir una sociedad donde podamos confiar en el otro y así juntarnos a colaborar en la construcción de un Chile mejor.
responder
denunciar
apoyar
Martín De Mussy | Periodista | 2013-09-06 | 13:05
1
Gracias Cristián! Creo que estamos apostando por proyectar confianzas y arriesgarse por la creatividad y eso probablemente nos va a llevar lejos. La verdad, es que me encanta ver que El Definido va abriendo un camino para los demás!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.