videojuegos, juegos, gaming, censura, restricciones, congreso, leyes, senado, calificación

Los "atonta-niños". Los videojuegos en la mira del Congreso

El ex-Presidente de Videogames Chile, Pablo Gorigoitia, hace una apasionada defensa del valor de los videojuegos, ante las restricciones que impone la nueva ley de contenido que se discute en el Congreso.

Por Pablo Gorigoitia | 2013-08-02 | 19:22
Tags | videojuegos, juegos, gaming, censura, restricciones, congreso, leyes, senado, calificación
Voy a hablar de Videojuegos, no como crítica de una obra, sino desde la perspectiva de una industria cultural incipiente en nuestro país, que ahora deberá enfrentarse a un nuevo escenario legal, que modificará la forma en que estos bienes culturales son percibidos y consumidos. Es una visión nacida de la emoción, que sé que me resta neutralidad a este artículo y le pido al lector informarse de otros puntos de vista antes de formarse una opinión.

Es muy fácil demonizar a los Videojuegos, ya que son una expresión cultural que no tienen más de 30 años de masividad en nuestro país. Tememos a lo desconocido, es lo natural; le tememos tanto que nuestro primer instinto es negarlo, enjuiciarlo, borrarlo absolutamente. Pero negar lo desconocido es negar lo esencialmente humano que es reinventarnos más allá de lo existente.

Ayer el Senado votó a favor del proyecto de ley que regulará la comercialización de videojuegos en Chile. En resumen, este proyecto de ley afectará de las siguientes formas la venta y arriendo de videojuegos:

  • Todo videojuego deberá advertir de la edad a la que va dirigido su contenido, según lo explícito que muestren violencia, creando las categorías de mayores de 3, 7, 12, 16 y 18 años. Esta advertencia debe ser claramente visible, ocupando al menos el 25% de ambas caras de la carátula.
  • Al momento de la compra o el arriendo del videojuego, el consumidor deberá demostrar con su identificación correspondiente, la mayoría de edad, en caso que el juego sea para mayores de 18 años.
  • Quien hará la revisión de los contenidos será el Consejo de Calificación Cinematográfica.
El que quiera detalles sobre la más nueva ley de comercialización de videojuegos, pueden leer esta nota publicada en el sitio web del Senado de la República

¿Y qué tiene de malo?

Si bien a primera vista no parece algo “terrible”, la ley afectará negativamente a la industria puesto que:

  • Es redundante, los juegos ya vienen rotulados con una clasificación, bajo los estándares Internacionales ESBR, PEGI o CERO. Éstos ya están vinculados con los sistemas de protección parental en las consolas, por lo que un niño de 10 año no puede jugar un juego para mayores de 18 si su padre configura el dispositivo de otra forma.
  • Formaliza la idea que los Videojuegos son per sé negativos, al emplear medios de comunicación nacidos de drogas como el tabaco, lo que afecta negativamente la percepción que se tiene de los profesionales de esta industria.
  • Producirá gastos innecesarios en campañas de difusión, procesos de revisión, rotulación y distribución, entre muchos otros.
  • No se hace cargo del cambio en el acceso y adquisición de los videojuegos, producto de los cambios tecnológicos, por lo que es una ley obsoleta desde su concepción.

El nuevo proyecto en el congreso, promovido por nuestros senadores Tuma, Sabag y García Huidobro, refleja más el miedo que la posibilidad de tratar problemas, acalla las discusiones y, lo que me entristece más profundamente, parte de la concepción que los ciudadanos todos que construimos cada día este país, somos unos inocentes e influenciables que requerimos el cuidado y protección de nuestro padre Estado, de nuestros centinelas de la moral, que son nuestra clase política.

Soy un enamorado por Chile y un agradecido de la industria del entretenimiento, de los videojuegos, que me han permitido y ser recibido con gentileza en distintas partes del mundo. Cada nuevo viaje, cada nuevo negocio y cada nuevo esfuerzo de nuestros emprendedores tecnológicos me hacen sentir más amor por este país, no por su prosperidad, si no por esa eterna promesa que reviste para muchos el crear cuando no hay “nada”.

Y hoy esta ley dice que como nación le hacemos el quite al problema de fondo, a la vez que dañamos económicamente al país por la ignorancia. Este daño económico viene por los esfuerzos y presupuestos que se gastarán en campañas informativas sobre esta ley, en costos adicionales para aquellas tiendas que venden videojuegos, para los consumidores y, en último término, para cada uno de nosotros, cuando esos dineros de las arcas fiscales se gasten en esta labor de promoción del terror y el desconocimiento, en lugar de dirigirse en mejorar nuestro bienestar como sociedad.

Obsoleto de nacimiento

La raíz de esta ignorancia pasa por no conocer la industria, no en cuanto a sus contenidos, sino respecto de su modelo de negocios. Las consolas son el símbolo de la cultura gamer, sin embargo, ya son dinosaurios que prevén su propia extinción, así como fue antes con los arcades y flippers que hoy languidecen escondidos en distintas galerías y paseos setenteros.

¿Qué pasa con aquellos juegos, probablemente los más jugados por niños y jóvenes chilenos en laboratorios de Enlaces a lo largo de todo el país y en los cibercafés de barrio? Son gratuitos y están en línea, disponibles en cualquier computador conectado a Internet. ¿O acaso entre estos juegos no hay también contenidos que los niños debiesen evitar? ¿Nos hemos olvidado acaso de los juegos para las cada vez más comunes tablets y celulares inteligentes? No se preocupen, quizás les pidan a las operadoras telefónicas y retailers que cubran estos aparatos con cintas negras del 25% del ancho de la pantalla. Y qué me dicen de la piratería y el mercado gris que vive en conocimiento de todos. Compre su consola “desbloqueada” con 200 juegos de respaldo. 

¿De quién es la responsabilidad?

Pongámonos la mano en el corazón y revisemos la anécdota que da origen a esta ley: padre entra a la pieza de su hijo y se sienta a ver como éste juega un juego extremadamente violento. ¿De dónde sacó ese niño el juego, o el dinero para comprarlo? De seguro fue ese mismo padre “generoso”, quien compró el juguetito basado sólo el nombre que su retoño le dio.

Son los padres quienes no revisan esos juegos. Somos nosotros quienes no hacemos la primera acción fiscalizadora al aceptar abiertamente estos contenidos… Y con razón cuando los juegos como otros tantos bienes culturales y de entretención cuestan tan caro gracias a impuestos irrazonables.

¿Discriminación de formatos?

El mercado del contenido tecnológico cambiará tan prontamente que estamos ya haciendo una ley obsoleta, con veedores ignorantes. Ignorantes, digo, porque será el Consejo de Calificación Cinematográfica el que evaluará los juegos. 

¿Qué tal si apliquemos esta misma lógica a los otros productos culturales? Si aquellos del cine y la televisión fiscalizan a los juegos, que los autores de libros califiquen al cine, los actores a la música, los músicos a los libros y así sucesivamente, pues los creadores claramente no tienen el criterio o la fibra moral para observar y hacer crítica de su obra.

He aquí otra propuesta: Cubra el 25% de “Cincuentas Sombras de Gray”, no vaya a ser cosa que algún menor de edad lo lea y se traume. Aprovechando, haga lo mismo con “Palomita Blanca” y “Condorito”, temo que Yayita revolucione las hormonas de algún joven impresionable.

Ya que estamos en eso póngale la franja a los programas de farándula que retransmiten matutinamente las escenas más rojas del reality de turno, el video escandaloso “filtrado por error” y la picarona escena hot de la última teleserie nocturna.

El cara a cara con los prejuicios

Esta ley no me puede dejar indiferente, pues estuve personalmente en conversaciones mientras se gestaba. Señor Tuma, recuerdo bien hace un año en el congreso cuando nos llevaron a los “expertos” para complementar los puntos de vista. Recuerdo las caras de terminemos este trámite, la formalidad del escuchar sin ver a los ojos, para seguir con la agenda que ya teníamos de antemano. Y por favor, denos sus años de experiencia, pero que sea tan sólo en 15 minutos, vea usted que somos muy ocupados.

También recuerdo a uno de sus abogados, que no tendría más edad que yo, un astuto y genial comediante que creo se pierde escribiendo leyes. “Así que hace videojuegos... perdón, atonta niños”, dijo al presentarnos.

Como monos porfiados

No se preocupen, los “atonta niños” seguiremos creando juegos para enseñar ciencias de nuestro país, rico laboratorio natural, para sensibilizar sobre la cultura de nuestros pueblos originarios, para integrar a los discapacitados, para expandir las fronteras del arte. Seguiremos nuestro plan maquiavélico de crear empleo y de formar en competencias para un capital humano avanzado, creativo y tecnológico, que atenta contra la economía del comodity basado en la explotación desbocada de las riquezas de un territorio que deberíamos proteger.

No son palabras al aire ni locuras de patio de escuela, son acciones de empresarios y de organizaciones de nuestro gobierno. Sólo enumeraré algunas pocas:

  • Hace 10 años había apenas un par de empresas chilenas en el rubro de los videojuegos, hoy son más de 26, dan empleo a cientos de jóvenes talentosos, creativos y, sobretodo, altamente capacitados y especializados. Una industria donde ya hay empresas que facturan millones de dólares a pesar de las trabas impositivas de desarrollar contenidos digitales.
  • El Laboratorio de Videojuegos Científicos, co-organizado por CONICYT y Consejo de la Cultura, que reunió a científicos, artistas y creadores de videojuegos en una desarrollo maratónico durante un fin de semana en el Centro Cultural Palacio La Moneda, donde luego quedaron exhibidos, para que nuestros jóvenes pudiera verlos expuestos en el mismo centro donde estaban, en ese momento, los tesoros textiles de la herencia de Latinoamérica.
  • El Centro de Innovación de DUOC UC está desarrollando juegos que ayuden a la integración de los discapacitados visuales.
  • Estamos en un país donde este mismo fin de semana en que nuestros senadores descansan de la agotadora labor de protegernos, 100 jóvenes estarán en la Escuela de Informática de la UDP, por 30 horas continuadas, creando videojuegos, muchos por primera vez. Estarán en línea con Colombia, Taiwán y Japón, con el fin de conmemorar y ayudar con la reconstrucción moral y tecnológica de éste último país, luego del desastroso terremoto y las filtraciones radioactivas en Fukushima.

Queridos Senadores, cuando ustedes gusten nos podemos sentar a hablar, pero hablar en serio, de innovación, tecnología e investigación, palabras que abundan tanto en sus discursos, pero que claramente miran con desconfianza. 

Estaremos encantados de asesorarlos, de mostrarles de lo que somos capaces, del potencial que ofrecemos para Chile. Pero para eso hay que partir con escucharnos con respeto, no con burlas; con atender a los argumentos, no a los prejuicios; con darnos siquiera el tiempo para exponer nuestras ideas y conocimientos.

De lo contrario, los avances nos pasarán por al lado, como tantas veces ha ocurrido, por la miopía de nuestros legisladores. La pelota está en su cancha.

Pablo J. Gorigoitía C. es Diseñador de Juegos y Juguetes, magíster en Educación. Ex presidente de la Asociación gremial de Empresas Desarrolladoras de Videojuegos de Chile (VG Chile). Uno de los representantes para Chile y Latinoamérica de la International Game Developers Association (IGDA). Colaborador de la Federación de Empresas Tecnológicas de Chile e invitado recurrente para dar charlas de innovación, emprendimiento y generación de contenidos culturales en universidades y eventos, tanto en Chile como en el resto de América Latina, Estados Unidos y Japón. 
¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Eduardo López | 2013-08-02 | 20:23
4
Lo único que provocará esto, es que los niños que compran juegos violentos compren más juegos violentos en formato físico.

Chistoso será ver como aplican la ley a juegos de distribución digital, como los que están en Steam o GoG, o en la AppStore de Andriod y Apple.

Apruebo eso de la CI para comprar el juego, pero lamentablemente en ningún local van a pedir eso, ya que los niños que juegan estos juegos no compran directamente, lo hacen sus padres, por lo que igual es inservible.

Esto es aún más absurdo que lo de mandar mensajes a los que usamos programas P2P (mi navegador gestiona torrent, me obligarán a dejar de navegar en internet? xD)
responder
denunciar
apoyar
Felipe Sanhueza | 2013-08-02 | 20:35
2
Realmente en un mundo como este donde la tecnología crece en forma exponencial los conservadores retrógradas no pueden competir con sus leyes de "protección" a los niños y jóvenes al creciente mercado de la entretención, donde el formato físico (CD, DVD, BLU-RAY) va en retirada para dar paso al formato digital donde juegos, películas y otros serán comercializados en forma de descargas y francamente esta ley solo servirá para decorar las cajas de lo que será, más pronto de lo que se cree, lo que hoy en día es equivalente a un cassette, o sea un artículo de nostalgia solamente.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-08-02 | 20:39
6
No hay nada de malo en la rotulación de edad, me parece, por algo se aplica a todo el mundo.

El problema es el modo en que se hace, al hacerlo sin escuchar a la industria, utilizando como jueces a gente de otro rubro y utilizando gráfica que es propia de drogas, no de productos de entretención.
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-08-03 | 04:02
1
yo igual estoy de acuerdo, pero lo deberían hacer personas que saben de vídeo juegos y que pueden dar un argumento valido a la trama de un juego que puede contener acción y explosiones pero no ser violento, es mas hay juegos que estimulan el compañerismo. Regresando al tema de rotulación. Hay padres que compran el juego de su hijo y ni saben de que se trata ya que de tecnologia tienen un conocimiento pobre y menos aun activando el control parental de la consola. Por eso creo que el rotulado en grande es una buena opción.
responder
denunciar
apoyar
Favio Zúñiga | 2013-08-09 | 14:28
1
Rotulado que ya existe y en diversos tipos de estándares internacionales. Y si el papá no sabe de qué es el juego o cómo configurar el control parental, pues tiene a un vendedor frente a él que le está entregando la cajita y que sabe de eso, que puede responder todas sus dudas.

¿Por qué no mejor hacer una campaña que eduque a la gente sobre los tipos de clasificación existentes? Porque claro, para qué hacerlo fácil si se puede hacer difícil...

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Rodrigo Arriagada | 2013-08-02 | 21:02
5
Estoy totalmente de acuerdo con Pablo, pienso que esta ley es absurda (por no decir imbécil).
La industria de los videojuegos, hoy en día está mucho más allá de sólo vender juegos físicos, las nuevas plataformas y nuevas consolas van hacia el contenido en la nube, tratando de a poco de eliminar todo lo que sea físico, por lo que esta ley realmente ya es obsoleta.
Es triste que ya no me sorprenda el nivel de ignorancia y estupidez de nuestros políticos.
responder
denunciar
apoyar
Diego Alvarez | 2013-08-03 | 13:40
2
Muy buena la información. Patético, para variar, el actuar de legisladores.

... sonaría actual en los tiempos del Errols... Mortal Kombat rotulado al 100%
responder
denunciar
apoyar
Jorge Guillermo Uberuaga | 2013-08-03 | 18:38
6
Y pensar que me crié matando cocodrilos con un gorila, comiendo flores sonrientes que me hacían tirar fuego y arrancando la columna vertebral de mis enemigos... no sabía que estaba tan dañado psicológicamente. Esta ley es como esconderle las galletas a un niño dejándolas más alto, solamente hay subirse a una silla
responder
denunciar
apoyar
Roberson W. Miranda | 2013-08-04 | 11:44
0
Estoy de acuerdo con la medida, soy un gamer y padre de jn hijo de 11 años al cual le encanta los juegos de guerra "Mature" los cuales no le permito jugar por su gran contenido violento y lenguaje inapropiado para su edad. Pienso que lo que no engrandese destruye y en lo que respecta a los videojuegos estos solo divierten ( si eres adulto pudes sacar mayor provecho de una historia ) sin embargo los niños de por si no le prestan atencion a ello si no mas bien solo quieren matar y matar, les consume gran parte de su tiempo y no desean estudiar. Creo que es una buen a iniciativa, claramente no puede controlarse en su totalidad y ahi donde aparece el rol de los padres el cual lamentablemente es debil frente a la presion de un niño el cual sin mucho esfuerzo puede obtener lo que quiere. Los niños deben mantenerse el mayor tiempo posible alejados de las tecnologias para que puesan deaarrollar su mente en disiplinas deportivas y artisticas lo cual esra al debe en nuestro pais.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2013-08-05 | 09:47
2
Según los senadores, habría que calificar a Super Mario Bros como para adultos, ya que se come un hongo y crece; se come una flor y "lanza fuego", se pone una capa y "vuela", se pone un traje de mapache y "queda duro" y si te traga una estrella ...
Hablando en serio: ¿Que tiene de malo ocupar la calificación internacional de Videojuegos? Parece que los congresistas no tienen idea de que están hablando... o quizas las empresas de videojuegos no les han soltado las suficientes lucas, ¿Pq no le aprenden a los farmaceuticos y laboratorios, que soltaron lo suficiente para cagarse una ley que favorecía a todos los chilenos?
responder
denunciar
apoyar
yuly sepulveda | 2016-08-19 | 10:29
0
Pero Mario claramente era drogo... piénsalo: tenía alucinaciones, juraba que había una princesa en apuros que se la raptaba un cocodrilo obeso y que justo lo elegía a él -un italiano aún más obeso- para que la salvara! ahí claramente lo que pasaba era que al pobre Mario ni Luigi le hacía el favor... y por eso métale comiendo honguitos mágicos que le daban poderes! y que le hablaban! me acuerdo que en Mario III después de los barcos pirata llegaba a encontrar una varita mágica de la que se desprendía un polvito multicolor (claramente el barco estaba en el puerto, donde conseguía el polvito) y luego de eso, seguía con la psicosis, y con la euforia de saltar y correr para llegar al otro cantón donde le esperaban sus amigos surtidores... y la princesa nunca estaba al final del castillo... y nunca le dio la pasada. FIN. Pobre hombre... alguien que lo lleve a una fundación de ayuda.
responder
denunciar
apoyar
Cristián Ithurbisquy | 2013-08-05 | 14:58
2
El problema de los legisladores es que son completamente ignorantes del tema (y de muchos otros), sumado a que encuentran en una posición tan cómoda que nos les exige investigar ni aprender sobre nada "nuevo" (para ellos).
responder
denunciar
apoyar
Nicolás Garibaldi | 2013-08-05 | 15:00
2
Lo que más me apena, más allá de la ley que considero inservible, es la actitud que tienen frente a esto, reflejado en la frase “Así que hace videojuegos... perdón, atonta niños”, y en el hecho de que los expertos hayan tenido 15 minutos para su interlocución. Además, parece un tema sobre el que quieren legislar seriamente, pero uno se da cuenta de que no lo es, al pedir al Consejo de Calificación Cinematográfica que califique los juegos, en lugar de un Consejo especializado.
Yo no soy ningún experto en el tema, pero estos Tenientes Bello están puro dando la cacha.
responder
denunciar
apoyar
Luis Guillermo Morales Vega | 2013-08-05 | 18:54
2
El problema, es que mientras en Chile tenemos deficits horrendos en Educación, Salud y Seguridad ciudadana, nuestros honorables desperdicien el tiempo (pagado a precio de oro por todos los contribuyentes) reinventando la rueda.

Ya existen sistemas internacionales de clasificación, y dudo mucho que nuestros expertos cinéfilos del CCC puedan tener una opinión mejor preparada que organismos internacionales que llevan más de 10 años haciéndolo.

Al final, un proyecto inutil más en el que los políticos (gobierno Y oposición) distraen la atención mientras evitan tocar los temas que realmente nos importan y afectan a los ciudadanos.
responder
denunciar
apoyar
Carlos Lopez | 2013-08-06 | 11:44
0
ah o sea, esta mal que deje jugar a mi sobrina de 6 años el "Dios de la Guerra"?? jajajajajaa...

otra ley absurda que busca hacer algo imposible, la educacion de los hijos radica exclusivamente en los padres, por mas leyes basura que se emitan.
responder
denunciar
apoyar
Ariel Cruz | 2013-08-18 | 12:26
0
Como decía en mis contactos de Facebook. Me parece tremendamente ignorante la posición del abogado diciendo que los videojuegos atontan niños. En la práctica, encuentro que la educación es más perjudicial que los niños, considerando que los videojuegos estimulan la imaginación, la fantasía, además de mejorar habilidades como la resolución de problemas, velocidades de reacción, valores, memorización, contextualización, lenguaje. No es por nada, pero yo aprendí inglés jugando Pokemon, no con las clases del colegio, aprendí JUGANDO!
responder
denunciar
apoyar
Areli Riquelme | 2013-08-18 | 19:53
1
No es por nada pero, esa cosa (adhesivo, papel, etc) se va a poder sacar, ¿cierto?
Porque si va a afectar permanentemente al arte de la carátula, ahí sí que me enojo, y mucho.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.