ética, empresas, negocios, corrupción, honestidad, abusos, sociedad, mercado

La ética forzosa

Gracias a una sociedad crecientemente conectada y empoderada, las decisiones poco éticas en los negocios serán cada vez más costosas e inviables.

Por Martín De Mussy @mdemussy | 2013-07-11 | 13:13
Tags | ética, empresas, negocios, corrupción, honestidad, abusos, sociedad, mercado

Como se pudo ver esta semana, desde el caso de las farmacias hasta el notición de los alimentos que destapó Contacto, en el ejercicio comercial y en las oportunidades de negocios, la ética sobre las decisiones no siempre aparece como una prioridad. No es una novedad, ni un hallazgo, pero aún así no deja de sorprender. Muchas veces para levantar un buen trato –o deal, como dicta la jerga financiera– o poder concretar un negocio, el plano de las propias responsabilidades y la importancia de pensar en el resto pueden ser simples baches en el camino para conseguir un objetivo. ¿Por qué?

Probablemente, una de las mayores explicaciones está en el hecho que hoy cuesta mucho más ser empático con una contraparte que no es una persona, sino un grupo sin rostro definido, como los consumidores o el público, pero también porque sencillamente no se prevé las verdaderas incidencias que esta decisión puede tener en la vida de una mujer, un hombre o una familia completa. 

Seguramente, serían muchos menos los gerentes que dirían que sí a todo si se dieran cuenta que esas determinaciones pueden tener un efecto real en la calidad de vida de su vecina, sus amigos o incluso su familia. O tal vez no. Puede ser que exista una determinación tan grande por el éxito, que todo lo demás va a pasar siempre a segundo plano. No importa. Esa realidad va a cambiar.

Hoy, con el acceso masivo y democrático a las redes y una asimetría cada vez más acotada en el manejo de la información, la ciudadanía, los consumidores y la propia vecina, tienen la posibilidad de exigir y responder. Lo mínimo es la verdad y el respeto por las vidas de los demás, pero un segundo paso será la transversalidad de las oportunidades. Es difícil pensar un futuro en Chile donde sólo algunos puedan acceder a productos saludables, remedios certificados o una rica comida gourmet. Lo mismo debería pasar con los servicios financieros y la realidad comercial. Se puede demorar, pero de seguro va a pasar.

Por todo esto, es una responsabilidad individual hacerse cargo de las decisiones que tomemos en el día a día con un sentido de ética a la hora de pretender tomar una determinación. Mucho más si eso va a afectar a otras personas y todavía más si nuestra responsabilidad de un cargo lo exige en una empresa o en un negocio. Al final, el sentido solidario de lo que es bueno y correcto se debe hacer costumbre, de esa forma se puede cambiar una realidad que hoy nos hace dudar de quien está al lado. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-07-11 | 16:32
1
H.L. Meneken decía que "Conciencia es la voz interna que nos advierte que alguien puede estar mirando"... hoy en día, sobretodo tratándose de empresas, siempre hay alguien mirando.

Pero más allá de la conveniencia y la fiscalización, sería bueno cambiar los incentivos sobre los que trabajan los gerentes. Desgraciadamente las empresas los evalúan con objetivos trimestrales o semestrales, lo que los hace tener una mentalidad cortoplacista. Urge modificar aquello.
responder
denunciar
apoyar
Martín De Mussy | Periodista | 2013-07-11 | 17:13
0
Muy buena tu perspectiva Marco! Es cambio que se debe tratar de implmentar desde las nuevas generaciones de emprendedores y policy makers..
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.