religión, fe, coherencia, pasión, iglesia, católicos, catolica, sacerdotes, caridad
Imagen: Felipe Muhr

Por qué sigo siendo católica

En un contexto de frecuentes escándalos, Mane Cárcamo explica por qué sigue creyendo en su Iglesia. Y de paso, hace un mea culpa respecto a su propio actuar, y el de otros como ella, a la hora de predicar con el ejemplo.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2016-03-07 | 14:01
Tags | religión, fe, coherencia, pasión, iglesia, católicos, catolica, sacerdotes, caridad
Relacionadas

¿Te lo perdiste? Regularmente republicamos contenidos vigentes que pueden resultarte interesantes.

Los escándalos y polémicas que rodean a la Iglesia Católica suelen tomarse la agenda noticiosa. En mis chats familiares se producen debates acalorados acerca de sus líderes, el papel de la institución, el Papa y su influencia en el mundo. No les miento que estuvimos dos días discutiendo el tema vía WhatsApp, con los más variados puntos de vista acerca de lo que la Iglesia (para algunos nuestra) necesita hoy. Mi familia no es parámetro, llega a ser latera de buena para la conversa, pero sin duda la fe y la religión son temas que llenan páginas de diarios, tuiteos apasionados y muchas horas de TV.

En El Definido escribo columnas de opinión. Por ende lo que viene a continuación me representa, como dice la palabra, sólo a mí, mis creencias y lo que pienso acerca de esa locura inexplicable llamada Fe

¿La Iglesia católica se equivoca? Sí y mucho. ¿Hay actitudes que me enojan y entristecen? Más de las que me gustaría. Entonces… ¿por qué seguir siendo parte de ella? ¿Por qué educo a mis hijos bajo sus mandamientos y los invito a seguir perteneciendo?

Hay una Iglesia que no aparece en los portales de medios online, ni en las discusiones de las cartas al Director y en la que probablemente muchos de sus miembros se meten con suerte una vez a la semana a revisar sus mails. Hay una Iglesia silenciosa que acompaña a los enfermos, los toma de la mano en sus últimos suspiros cuando nadie se acuerda de ellos y les organiza un funeral en el que la única flor que hay en la tumba, es la que puso esa persona que le cerró los ojos al que murió solo y abandonado.

Hay una Iglesia que acompaña en el dolor a los afligidos, sin hacer nada más que escuchar a ese que lo está pasando mal, se equivocó como nunca en la vida o no es capaz de sobrellevar sus pequeñas dificultades que por muy chicas que parezcan son SUS dificultades.

Hay una Iglesia que está con los ancianos, con los niños, con los inmigrantes, con los que nadie quiere estar y lucha porque tengan una vejez digna, una infancia feliz, un lugar en el mundo y alguien que se la juegue porque sus derechos sean escuchados y respetados.

Hay una Iglesia que, sin hacer ruido, trabaja día a día en pueblos que no aparecen en los mapas, haciendo el bien con humildad, sin querer nada a cambio y verdadera vocación por los demás. Una que, según un estudio realizado el 2007, está a cargo de 5.378 hospitales, 521 leprosorios, 15.448 casas para ancianos, enfermos crónicos y minusválidos, 9.376 orfanatos y 33.146 centros de educación, entre otros.

Esa es la que me motiva, me inspira y me invita a seguir llamándome católica.

Y cuando leo o converso con católicos bien informados e inteligentes que con un sour los domingos, hablan de “los curas” o “la Iglesia” haciendo críticas muchas veces bien fundamentadas, pero poco comprometidas, pienso cuán al debe estamos los laicos que nos hacemos llamar católicos. Aquí haré una reflexión para quienes bautizamos a nuestros cabros, nos vestimos de blanco para tener un compañero de Isapre y llamamos a un cura cuando nuestra abuela partió al más allá. Si no eres uno de ellos, capaz que te aburra este tema y no me sentiré ofendida si dejas de leer.

Creo que los que somos católicos nos metemos poco en la Institución y trabajamos con menos pasión que repartidor de guías telefónicas por mejorar nuestra Iglesia. ¿Por qué sentimos que todo depende de los sacerdotes? ¿Qué hacemos desde adentro para que nuestra Iglesia sea más caritativa, acogedora, empática, justa y transparente? ¿Nos hemos acercado a decir lo que nos molesta y ofrecer nuestros talentos para contribuir a hacerla mejor?

Porque acostados, con el scaldassono en 3, sintonizando el reality de moda es bien fácil encontrar que todo está mal hecho y darle consejos vía tuiter al Papa Francisco.

Hay sacerdotes que se han equivocado de las maneras más tristes, espantosas y desilusionantes para cualquiera que se diga seguidor de Jesús, pero hay miles (y creo que la mayoría) que hacen su pega de corazón, transformándose en sospechosos sólo por llevar una sotana y de los que nadie se acuerda. Por cada Karadima, creo que hay 10 Padres Hurtado viviendo su vocación con audacia, pasión y verdadero amor por los más desvalidos. Llámenme ingenua, pero soy una ferviente convencida que el mundo está poblado por mucha más gente buena que mala.

Y también habemos muchos católicos comunes y corrientes que hemos sacado PhD en opinología, con saldo en contra en acciones concretas, haciendo muy poco porque esa, nuestra Iglesia, que nos ha hecho felices en los momentos más simples, que no ha acompañado en los oscuros y que nos ha escuchado en la confusión, sea mejor y más fiel al mensaje que trajo su líder.

Entonces, no nos tapemos los ojos con sus errores ni neguemos sus grandes caídas, pero creo que a todos aquellos que aún tenemos el corazón comprometido con su mística y llamado, nos haría bastante bien soltar el CandyCrush, arremangarnos la camisa y trabajar por ella desde donde sea que nos toque. No necesitamos irnos a África para ser solidarios, ni ser Ministros de la Corte para aplicar justicia. Es muy simple, pero muy concreto: tratemos de ser ejemplo en nuestra vida cotidiana y en todos aquellos pequeños actos que día a día ponen a prueba la coherencia con que vivimos esa Fe que decimos profesar. E intentemos hacerlo con alegría y sin apuntar al otro. Con valentía y humildad. Con honestidad y respeto. Haciéndonos cargo con amor, espíritu crítico, lealtad y compromiso de lo que como católicos laicos, esperamos con harta patudez que haga todo el resto del mundo…menos nosotros.

¿Qué fe profesas? ¿Eres coherente con ella?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Martín Poblete | Colaborador | 2016-03-07 | 16:06
18
Durante muchos años fui católico, pero en determinado momento decidí alejarme porque, por más que en mi iglesia se hablaba de solidaridad y amor al prójimo, era mucho el énfasis que ponían en la moralidad íntima, en desmedro de otros temas más trascendentales. Recuerdo haber visto cómo a las madres solteras y a los homosexuales les daban la espalda, pero a los estafadores y a las autoridades corruptas, que conscientemente habían obrado mal, las recibían con los brazos abiertos.

Finalmente me di cuenta de que había aprendido mucho estando dentro, pero ya no estaba creciendo y, por el contrario, las cosas buenas que quería hacer para el mundo ya no podían seguir desarrollándose ahí. Además, al abandonar la religión me di cuenta de lo poderoso que es el motor de la culpa en el catolicismo, y de lo tranquilo que vivo ahora que no me preocupa saber que Dios me está mirando cada vez que me emborracho o me voy a dormir con mi polola.

Esa es mi historia, Rumpy.
responder
denunciar
apoyar
Natalia Martínez Albornoz | 2016-03-14 | 16:13
3
Concuerdo al 100% con todo lo que comenta.
Fui catequista de 30 niños. Me echaron de la iglesia porque no les iba a enseñar sobre el pecado de la "Fornicación" porque lo encontré retrógrado. Me exigieron que lo hiciera, y no accedí.
Hasta el día de hoy, los niños me lo agradecen. Les enseñé la realidad que ni sus padres querían contarles.
De un tiempo a esta parte, solo sigo al Flaquito y al pulento. Las personas son las que decepcionan.

ah! y no todos los creyentes son buenas personas. No dan nada a nadie, ni al perrito que pide agua, para llegar a la iglesia a pegarse en el pecho.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2016-03-07 | 16:33
8
Fui católico, enseñado dentro de sus reglas y con un conocimiento mayor al promedio de la feligresía. Tengo 3 sacramentos y he estudiado sus reglas, comparandolas con otras instituciones... y lo que creo es:

- Prefiero llamarme cristiano (seguidor de Cristo), ya que sus enseñanzas son las que dejan. (Mano en el corazón ¿Cuantos ponen la otra mejilla?, ¿Cuantos perdonan 70 veces siente?, ¿Cuantos aman a sus enemigos?) Si seguir la palabra del Salvador no es fácil.

- La iglesia católica, como institución, está demasiado rígida, por lo que no se ha adaptado a las nuevas necesidades de humanidad de la gente. Todos recuerdan al padre Hurtado por el "dar hasta que duela" pero se les olvida que el santo fue un gran defensor de los derechos de los trabajadores, partidario de los sindicatos y de la dignidad de la personas. La iglesia católica debiese ser la primera en defender a los trabajadores, a los abusados, etc. (Y la primera en condenar a los coludidos, a los coimeados, a los coimeros)

- El oscurantismo de las autoridades en tapar las malas prácticas de su gente. El caso extremo es el de Marcial Maciel y los legionarios de Cristo. Acá en Chile tenemos a Karadima y la iglesia de El Bosque. Cuando llegue el día del juicio, Jesús se va a enojar y mucho con los abusadores de menores ("Y cualquiera que hace tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgara al cuello una piedra de molino de asno, y que se le anegara en lo profundo del mar" Mateo 18:6)

- El alejamiento que se hace de las parejas de una tendencia sexual diferente a la normada por la iglesia católica en matrimonio. El hecho de rechazarla para los sacramentos me parece una aberración, dado que si la unión entre personas es fundada por el amor, es Dios quien está entre ellos.

Eso me hizo irme de las filas del catolicismo. (Y eso no significa que no reconozca como personas dentro de la institución hacen maravillas)

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Isabel Herrera | 2016-03-08 | 23:50
2
amé el segundo punto que pusiste, es muy cierto...
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2016-03-09 | 13:00
2
coincido con todo lo que dices, especialmente con el último y penúltimo punto. clap, clap, clap! :)
responder
denunciar
apoyar
FRANCISCO CARDENAS | 2016-03-07 | 16:43
1
¿Por qué en Chile,
último rincón de Sudamérica,
se sigue aún a esta religión milenaria
de un pequeño país de Medio Oriente?
responder
denunciar
apoyar
Manuel Valenzuela | 2016-03-10 | 12:46
9
Con todo respeto, pero preguntarse algo así es casi tan tonto como preguntarse si los productos Bayer sólo son buenos en Alemania.
responder
denunciar
apoyar
FRANCISCO CARDENAS | 2016-06-12 | 10:06
0
En fármaco alemán funciona en la bioquímica de todas las personas de forma similar. Las religiones, en cambio, tienen muchos componentes de floklore y culturales del lugar de donde provienen; me refiero a representatividad.
responder
denunciar
apoyar
yuly sepulveda | 2016-03-07 | 17:34
6
Sinceramente, el post me parece no ingenuo, sino mas bien publicitario para un tema que no debería tener tribuna en una página en teoría laica, como El Definido. En nombre de esa iglesia se han cometido los mayores crímenes de la humanidad, y cualquiera que la siga debería saber que si tiene el status que posee actualmente, es a base de manos ensangrentadas. Decirse católico es bien fácil para quienes tengan los sacramentos (pero no van nunca a la iglesia), pero Cristiano es quien conoce a Cristo, y eso no es tan fácil como decirlo parece. En todas partes hay gente buena y gente mala, eso está claro y no es necesario explicarlo con manzanas, pero el abuso de la gente que ocupa estas creencias que les dan poder en base a la ignorancia de las masas, es y ha sido demasiado a las personas que han tenido que sufrir el saqueo de esta religión inventada. Es hora de decir BASTA.
responder
denunciar
apoyar
Anita Santa María | 2016-03-07 | 19:59
19
Perdón, pero se llama columna de opinión, y por lo que yo tengo entendido, aquí en El Definido caben todas las opiniones. Si cabe la tuya, cabe también la de la columnista (que por lo demás especificó al principio que se trata de una opinión personal).
responder
denunciar
apoyar
Paloma Gonzalez | 2016-03-08 | 07:59
4
Me da la impresión de que no entendiste esta columna. Justamente habla de el lado B. Tanta gente que Sí hace bien y deja una maravillosa huella.
responder
denunciar
apoyar
María José Pino Pérez | 2016-03-13 | 12:17
1
Preguntarse esto es cómo preguntarse por las ideologías políticas, todos han matado y aún así tenemos partidos políticos!!
responder
denunciar
apoyar
yuly sepulveda | 2016-08-19 | 09:57
0
Puedes estar a favor o en contra de algo, pero lo cierto es que si ella puede dar su opinión, cada uno puede expresar la suya, y caben todas. Cuando comenté esta columna, la había leído sólo 1 vez, y me dejó un mal sabor de boca porque encontré que si bien ella dejaba en claro que era una opinión personal, esa opinión tenía mucho de una visión idealizada de la iglesia, casi publicitaria. Pero cuando la leo ahora, creo que en verdad esto sale del corazón de una mujer normal, que trata de luchar por un mundo mejor, desde el lugar donde ella está situada, que es su creencia o su fe; y si ella trata de luchar por un mundo mejor, menos individualista, y con fe en que se puede mejorar todo lo malo k hay hasta ahora, eso es valioso y hace que lo demás pierda importancia, el sesgo se convierte en un mero paisaje, que rodea el mensaje de que deberíamos -cualquiera sea nuestra fe- tratar de seguir las enseñanzas de Cristo, que es el real líder de un cristiano y al cual podemos ver seguros de que es el único que nunca nos fallará.
responder
denunciar
apoyar
Sergio Ortiz | 2016-03-07 | 18:25
4
Si es por las obras sociales, entonces eres seguidora de una poderosa ONG, pero no de Jesús, quien, a pesar de haber sanado a mucha gente, dedicó la mayor parte de su tiempo a evangelizar, consolar con el mensaje proveniente de Dios entregando una esperanza, condenar públicamente el abuso de los líderes religiosos de su época (fariseos, saduceos y otros) y capacitar a sus discípulos para que hicieran lo mismo.
responder
denunciar
apoyar
Patricio Meneses | 2016-03-07 | 18:31
2
Aunque me gusta la ciencia ficcion, siempre me da lata leer comentarios sobre ella.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Astudillo | 2016-03-08 | 11:40
2
Esto es lo mejor que entregan las religiones, personas intolerantes que no respetan el credo de otras personas. Que risa me dan los haters por la cresta!
responder
denunciar
apoyar
Patricio Meneses | 2016-03-15 | 10:15
0
No se si las religiones entregan algo bueno, en verdad un gran porcentaje de las guerras en la historia de la humanidad se inician por temas religiosos. Segun mi experiencia la intolerancia de las personas es proporcional a su "FE". Y segun mi abuelita (que en paz descance) la risa abunda en la boca de los tontos.
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2016-03-07 | 23:25
7
Yo me distancié porque el catolicismo que conocí era de monjas cordimarianas, que con miles de defectos, me hacían sentido a pesar de todo. Eran muy de derechas, pero en dictadura hacían trabajo en poblaciones, y con lo que cobraban en mi colegio (particular, de señoritas), mantenían el rural de Andacollo, y sin teatro ni propaganda por eso. Nunca echaron a las embarazadas, porque "igual que María, optaron por la vida", y recibían a esa guagua como si fuera un nieto. Cuando se hizo mixto, tuve un compañero homosexual que ocultaba pésimamente su naturaleza, y mientras él creía que las monjas no sabían, ellas encontraban que tenía habilidades fantásticas, y que lo demás era tema suyo, siempre que no hiciera daño al resto.

Salí del colegio, y conocí a la Iglesia Católica predominante... Y me di cuenta de que no era lo que me mostraron. Guardé las enseñanzas, trato de transmitirlas, pero no puedo compartirlas con quienes se dicen formalmente católicos (ni cristianos en general).
responder
denunciar
apoyar
Nicolás Iturriaga | 2016-03-10 | 12:37
3
Esta es la Iglesia Católica que buscamos algunos, pero que muchos aún no se dan cuenta que con ciertas actitudes estamos llevandola a sólo una incoherencia porque eso no es lo que Cristo querría. Es difícil remar contracorriente, esa corriente que muchos llevan, pero que el Papa Francisco está tratando de cambiar. Tengo claro que la Iglesia va por un camino que no es el mejor, pero desde adentro yo quiero cambiarla de poco en poco porque una sola persona poco puede hacer, pero si todos nosotros católicos q sabemos q vamos mal como iglesia logramos q el del lado también se de cuenta, podremos cambiar el rumbo y vamos a lograr mucho. Tenemos q seguir luchando. Mucho se ha logrado, pero falta mucho más aún. Se acabó la época medieval, época de oscuridad de la iglesia. Ahora a luchar por el cambio y la constante renovación.
No te alejes. Tu ves claro el panorama. Ayuda a otros a abrir los ojos pero sin dejar de cambiar la iglesia. Esta la hacemos todos y alejarnos sólo la deja en nada.
Un abrazo
responder
denunciar
apoyar
Paloma Gonzalez | 2016-03-08 | 08:02
10
Excelente columna! Me encanta tu manera de ver las cosas. Vaso medio lleno. Buscar el lado inspirador de "la iglesia" y seguir el ejemplo de gente maravillosa que se las juega por el mundo, por la gente y por lo que de verdad cree. Gente que quiere dejar una huella positiva. Yo? Me sumo y creo fervientemente que el mundo esta lleno de gente buena!
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2016-03-08 | 11:03
2
En mi caso yo me crié católico mediante la profesora de Religión de mi colegio. Hice la catequesis y antes de salir de 8vo Básico ya había hecho mi primera comunión. sin embargo me pasó algo similar a Martín, al ver cómo la iglesia se preocupaba más de la mitad para abajo del cuerpo de las personas que de la pobreza y la desigualdad, de la cual mucho hablaban pero poco hacían, al menos los curas Schoenstatt que tenía en la parroquia a la que iba. El hecho de ser además hijo de madre soltera hacía más complicado el asunto en lo personal, debido a la visión de los curas sobre la familia y todo eso.

Finalmente ese dilema sumado al hecho de que me volví más liberal en cuestiones valóricas terminó por alejarme progresivamente de la Iglesia, y a la larga el tema de los curas pedófilos y el blindaje eclesiástico simplemente ratificó la decisión que tomé. Ahora simplemente me defino como un creyente con serios problemas con las distintas "franquicias locales".

Lamento decirlo, pero la Iglesia que describe la columnista simplemente no me tocó verla nunca. Pareciera ser que la Iglesia de Silva Henríquez terminó siendo la Iglesia de Karadima, y a esa no quiero ni pertenecer ni acercarme.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Astudillo | 2016-03-08 | 11:54
5
Aveces iba a misa con mi madre los domingos porque me obligaban, era la costumbre decía, y nunca me tocó ver una iglesia mala, llena de pedófilos y violadores, tampoco vi una iglesia que atentara contra la libertad de las personas y les robara el dinero a los feligreses. Nunca pertenecí a ninguna rama de la iglesia, pero veía que los niños que iban a catequesis les enseñaban cosas positivas, visitaban ancianos, enfermos... ayudaban a animales y les inculcaban cada vez que podían (y increiblemente con la ayuda de los padres) que tenían que hacer siempre el bien.

Entonces me pregunto, ¿de que mierda hablan?, siempre he creido a la gente estupida por dar fe que la iglesia católica esta llena de gente de mal haber cuando es todo lo contrario, en mi comunidad no existió nada de aquello y me alegro de haberlo vivido.

¿Acaso todos los chilenos son ladrones porque roban en el extranjero? "Meter en el saco" es la costumbre y la idiosincrasia del chileno promedio.

Por ultimo. No soy católico, pero si creo en dios o en algo que esta sobre nosotros y no me interesa lo que piensa el resto, pero como opinión, diría que las personas que creen en ese "algo" mas grande que la existencia humana, son siempre mejores personas. Quizás no creer les quite ese tanto de "cargo de conciencia" que tanto hace falta en este mundo.

Buena columna mane, el vaso siempre lleno :)
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2016-03-09 | 12:53
4
Con respeto, pero eso de que los creyentes son "siempre mejores personas" que los no creyentes debe ser una de las falacias más grandes de todas, aunque a lo mejor Bin Laden y Tomás de Torquemada podrían estar de acuerdo con usted.
responder
denunciar
apoyar
Isabel Herrera | 2016-03-09 | 13:17
3
ajajajajaja totalmente de acuerdo, la Bondad de las personas no es en base a una religion o a un credo, el no creer en un "alguien" o "algo" no se traduce ni significa ser mala persona, es más quizá hasta sea en cierto modo beneficioso (quien sabe), es cosa de ver a los fanáticos religiosos de todo el mundo no???
Y respecto del "cargo de conciencia" por alguna acción que se haya hecho, una persona con valores, los cuales no los da ese "algo" per se. Muchos católicos cristianos o lo que sean son delincuentes (de cualquier tipo) y nada refleja que todos ellos lo tengan.
(Lo anterior sin generalizar claro, en eso sí concuerdo: que para todas las cosas no se puede meter a todos en el mismo saco)
responder
denunciar
apoyar
José Olave | 2016-03-08 | 14:52
2
Estimada Mane por lo que expresa se nota que tiene un corazón humilde, sincero y dispuesto a servir como el Señor lo hizo: en Apocalipsis él tiene un mensaje para usted: "¡Salid de ella pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas!, pues sus pecados se han amontonado hasta al cielo, y Dios se ha acordado de sus injusticias. Pagadle tal como ella os ha pagado, y devolvedle el doble según sus obras. En la copa que ella preparó, preparadle el doble. En la medida que ella se ha glorificado y ha vivido en sensualidad, así dale de tormento y llanto, porque dice en su corazón: Estoy sentada como reina; no soy viuda, ni jamás veré llanto. Por eso en un solo día sobrevendrán sus plagas: Muerte, llanto y hambre. Y será quemada con fuego, porque fuerte es el Señor quien la juzga"
Mane es un mensaje fuerte pero urgente, como urgente es el llamado que le hago hoy: estudie las profecías de Daniel y Apocalipsis y se dará cuenta de muchas verdades que hoy le deben parecer duras e incómodas. Dios bendiga su investigación.
responder
denunciar
apoyar
Francisco Álvarez | 2016-03-08 | 15:10
4
Soy un ex católico. Y creo que lo principal para seguir o no una religión es su credo. Y debo mencionar que la doctrina católica (y cristiana en general), tanto la que aparece en su libro fundamental, como en sus encíclicas, magisterio, etc. es algo para no seguir.
Mucha de su "acción social" se basa en, finalmente, mirar en menos al otro. Los "pobres" (por dar un ejemplo), al final, siempre son menos que uno. Quienes trabajan en lo social conocen el término "asistencialismo": a eso me refiero. Por eso funciona tan bien en los colegios de la elite (a uno de los cuales asistí en mi infancia).
Es tremendamente jerárquica. Si no actúas como el dios desea, estás frito, te vas al infierno. Para "salvarse" hay que sentir culpa (sin culpa no hay fe, finalmente).
El catolicismo, y el cristianismo en general, ha sido un obstáculo gigantesco para el avance de los derechos de las mujeres a lo largo de la historia. O si no pregúntenle a las compañeras feministas. Para qué decir de diversidades sexuales, masones, judíos, etc. Y no me olvido que Alberto Hurtado era tremendamente retrógrado en términos de moral sexual. Apoyaba la censura cinematográfica (según normas religiosas), las "ligas por la decencia" y cosas por el estilo. Lean sus libros.
En nombre del amor/bien común/ley natural, con sus mejores intenciones, muchas personas católicas luchan por mantener las inequidades, injusticias y discriminación que la iglesia católica fomentó. Acuérdense de cuántos católicos laicos estaban contra el divorcio, hasta no hace mucho.
Y lo mejor de todo, es que guardo un muy buen recuerdo de mis profes y curas del colegio al que fui. Eran buenas personas. Pero también tremendamente equivocadas.
responder
denunciar
apoyar
Isidora Varela | 2016-03-08 | 16:01
1
Lo que no me concuerda es ver las túnicas con bordados de oro, las cruces de plata, etc. de quienes profesan que hay que ayudar a los pobres y que predican la sencillez. ¿Por qué no vestir algo más sobrio y discreto para así fundir ese oro y ayudar a quienes no tienen qué vestir?

Dejando eso de lado, estoy de acuerdo con muchas cosas de la columna. Creo en Dios, al igual que la gran mayoría de mi familia. Rara vez voy a misa, pero sí trato de ayudar a quienes lo necesitan. No cuesta nada compartir lo que uno tiene, escuchar a alguien aproblemado, etc. Ponerse en el lugar del otro y hacer algo al respecto es, prácticamente, lo único que hace falta para mejorar el mundo :)
responder
denunciar
apoyar
Alejandra Jiménez | 2016-03-09 | 13:18
4
Realmente se necesita una religión para ser buena persona?
responder
denunciar
apoyar
Manuel Valenzuela | 2016-03-10 | 12:51
4
Es discutible, aunque puedes estar segura de que la religión no es suficiente.
responder
denunciar
apoyar
Guido Aramayona | 2016-03-09 | 22:06
3
Me encantó la columna y me identifica muchísimo!
Soy Católico y orgulloso de ello, pertenezco a un movimiento de mi Iglesia, trato de empatizar con el prójimo y vivo mi fe confiando en un Cristo que me ama y que se entregó por mi para mostrarme el real sentido de mi vida. Es difícil hablar de esto cuando muchos no conocen ese lado que describes Magdalena, ese lado empañado por pocos. Hay testimonios muy grandes de fe, carismas inmensos, experiencias que llenan el corazón. Siento que esta fe que compartimos, nos ayuda a mirar la vida con el vaso medio lleno, a testificar que los errores se corrigen con amor y perdón, que nuestra misión está en llevar la alegría de llamarnos hijos de Dios a los alejados de Él. Los que de verdad se cuestionan y saben de su fe, son los que más perduran en ella, y nuestras fuerzas deben recaer en entregarnos hacia el servicio desinteresado del más necesitado. Finalmente creo importante, el respetar a todos por igual, puede que no comparta los mismos pensamiento de los demás, pero si los respeto por que todos lo merecemos. Un abrazo grande, saludos!!!
responder
denunciar
apoyar
Marcia Luna | 2016-03-10 | 18:22
2
Esta columna es una prueba de que la gente buena, sea de la religión o credo que sea, siempre va a ver el bien en vez del mal, y la lucecita de esperanza entre tanta oscuridad. El mundo necesita más gente así (y).
responder
denunciar
apoyar
Daniela Asenjo | 2016-03-11 | 14:39
3
La religión no salva a nadie. Hay un dicho cristiano, que dice: "Predica, predica. Y después habla". Quiere decir, que ser Hijo de Dios (o cristiano), debe ser demostrado con nuestro hechos, que van mucho mas allá que nuestras palabras. Si seguimos las enseñansas de Jesús (y no las doctrinas o dogmas de una religión), seremos unos buenos cristianos.

Ahora, en cuanto al tema de las distintas denominaciones, si alguien quiere congregarse en una "Iglesia", tiene que asegurarse de que se predique y practique lo señalado en la Biblia. ¿Como sabremos si es así?, la respuesta es: leer la Biblia.
responder
denunciar
apoyar
Martín Poblete | Colaborador | 2016-03-14 | 20:26
0
El problema es que ni siquiera leer la Biblia es suficiente. Dejó de ser una referencia 100% confiable desde el momento en que se seleccionó por conveniencia qué libros irían en la versión definitiva y cuáles no.
responder
denunciar
apoyar
Nora Benitez | 2016-03-14 | 12:47
1
Yo creo que la inglesia no es la religión y hace mucho tiempo que ya no la representa... tambien naci catolica,,, estudie en colegio catolico estudie la biblia y el nuevo testamento y comence a indagar por mi misma puesto la iglesia no me convencia con sus dichos versus sus acciones o hechos, soy catolica como muchos solo de palabra, porque mis creencias van por otros lados, distintos del catolicismo, lo unico que si creo firmemente es en Dios.
responder
denunciar
apoyar
Carlos Soto | 2016-03-22 | 13:18
1
Leí esta nota hace días, pero comento ahora después de pasada la reacción.

Creo que más humildad le falta a "la gente religiosa", humildad que la misma iglesia (como otros valores), pareciera que, privatizó.

Ah, algo que pensé cuando leí "la -locura inexplicable- de una persona religiosa puede ser igual de irracional que la de un hincha de futbol". Suerte que los segundos no escriben en El Definido jaja.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.