comida, alimentación, bienestar, vida sana, verano, apariencia, cuerpo, vanidad, obsesiones, obesidad, delgadez, felicidad
Imagen: Felipe Muhr

¿Un verano sin polera? La maldita obsesión por bajar ese rollito

¿Dónde termina la vida sana y empieza la obsesión patológica por el cuerpo? ¿Cómo conseguir un equilibrio entre un cuerpo saludable y una vida que valga la pena vivir? Pase a opinar.

Por Miguel Ortiz A. @ortizmiguel | 2015-10-07 | 10:35
Tags | comida, alimentación, bienestar, vida sana, verano, apariencia, cuerpo, vanidad, obsesiones, obesidad, delgadez, felicidad

Estoy seguro de que hemos sido hipnotizados, convencidos, sometidos a un lento pero efectivo lavado cerebral: para ser felices es necesario tener un abdomen plano, ojalá con calugas marcadas, duro. Si se te asoma un rollito, si al sentarte tu vientre sale a saludar… entonces hay un problema, debes hacer dieta, ejercicio, dejar las cosas dulces, olvidarte del alcohol y enfocarte en tu físico como prioridad.

Antes de seguir, y a modo de advertencia, debo aclarar que no es mi intención dar consejos sobre nutrición, alimentación, vida sana o rutinas de ejercicio. Eso se lo dejo a los entendidos. El tema que quiero abordar es otro: ¿cuánto hay de necesidad y cuánto de obsesión en nuestros intentos por adelgazar? La pregunta me surgió hace un par de días cuando supe que una amiga, conocida precisamente por su flacura, se había sometido a una liposucción para sacarse lo poco y nada que le quedaba de grasa sobre las caderas. “Por un verano sin polera”, se justificó.

Estamos siendo bombardeados constantemente con mensajes que nos invitan (¿coercionan?) a ser delgados, por eso los gimnasios están llenos, por eso el exitazo de las clases de zumba, por eso tanto producto light, sugar-free, descremado, bajo en calorías, zero, con stevia, por eso tanta dieta. Y ojo que no hablo de aquellos que se rindieron ante el culto al cuerpo, esos que buscan esculpir a Adonis en su propia piel. No. Me refiero a personas comunes y corrientes, trabajadores, estudiantes, dueñas de casa, que invierten tiempo y dinero en ese único objetivo casi sagrado: eliminar la guata.

Así es como surgen planes “milagrosos” del tipo “¡Pierde la panza con este fácil plan de ejercicios!”, o “Elimina la grasa en sólo una semana”. ¿Qué hay detrás de eso? Engaño, falsas promesas… y frustración. El objetivo, creo yo, debe ser la búsqueda de un estilo de vida sano, que combine una alimentación correcta y actividad física. Nada peor que el sedentarismo. Y nada tan peligroso como la obesidad, considerada una epidemia por la Organización Mundial de la Salud. ¿Conseguir una figura digna de portada? Eso es tarea para las modelos (quienes también deberían replantearse si es ético presentar como ejemplar esos cuerpos “imposibles”).

Quiero ir un poco más lejos en mi planteamiento: ¿vale la pena decirle que no a un rico plato de lasagna durante un almuerzo familiar… sólo para mantener la línea?, ¿tiene sentido decirle que no a una copa de vino con tu pareja, para así no romper con la dieta?, ¿por qué a veces sentimos culpa cuando, en un cumpleaños, caemos en la tentación de comernos un pedazo de torta?, ¿no nos estamos perdiendo el sabor de la vida por las puras ganas de vernos mejor?

Quiero compartir con ustedes esta entrevista con la actriz Catherine Mazoyer. Resulta inspirador leer su testimonio y la forma en que logró “ordenar su cabeza” para no sufrir por los kilos de más: las fuerzas que destinaba en bajar de peso las reenfocó en vivir de manera sana. Es un matiz importante, la clave para dejar de sufrir y comenzar a disfrutar de un nuevo estilo de vida. En lugar de batallar contra aquellas cosas que nos engordan, es mejor esforzarse por buscar lo que nos hace bien.

Porque patologías asociadas al querer adelgazar hay muchas y variadas. ¿Ejemplos? El estreñimiento; la ortorexia, que es la obsesión por consumir productos totalmente naturales; y la potomanía o ingesta masiva de agua sin control… por mencionar sólo tres.

Mi propuesta –y les pido que compartan en los comentario su opinión, para debatir en torno al tema–, es que nos esmeremos en vivir una vida sana. Y eso incluye, además de una buena alimentación y actividad física, darnos algunos gustos. Es sano a veces dejar de pedir ensalada y optar por una chorrillana, es sano brindar con una piscola, es sano cucharear Nutella: nos aporta alegría, complicidad, energía, sabor.

¿Un verano sin polera? ¡Claro que sí! Pero no importa si se nos ve ese rollito. Es señal de que sabemos gozar, de que nuestra prioridad está en ser felices y no en la vanidad de vernos bien.

¿Qué privilegias tú?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Guillermo Pandelara | 2015-10-07 | 12:39
2
Apoyo la mocion!!, Un verano sin vergüenza!!!
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2015-10-07 | 12:51
1
XD pero dile a tu amiga que "un verano sin polera" en la calle la llevan presa por exhibicionista

afortunadamente no tengo el problema de hacer dietas nunca he hecho ninguna.... soy feliz con mi panzota :D... aunque estoy intentando comer mas sano ya que soy muuuy sedentaria....pero dietas no que lata

en lo personal privilegio el sentirme bien conmigo misma....y que mi ropa ñoña me siga entrando es difícil encontrar ropa XL o XXL... si noto que estoy comiendo mucho y el cuerpo lo siento pesado trato de disminuir cantidades o reemplazarlas por cosas mas sanas, si no nica
responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2015-10-07 | 13:49
10
Estoy en absoluto desacuerdo. Lo sano es cucharear manjar. Dígale NO a la Nutella!!!!....dijo el único ser humano del planeta que creo yo encuentra mala la Nutella :P

Voy a exponer mi caso. No soy flaco, nunca lo he sido y probablemente nunca lo seré. Y en algún tiempo de mi vida, producto del stress, mal ambiente laboral y otras cosas me puse casi obeso (pongo el casi sólo para evitar la verguenza de decir obeso propiamente tal). La cosa es que perdí mi pega (lo mejor que me pasó) y fui a comprar unos jeans. En mi no darme cuenta de mi estado pedí talla 46...48...50...52...54...56...que fue la que me quedó bien. Sólo en ese momento me cayó la teja de lo absurdamente gordo que estaba.
Y aquí mi primera reflexión: El único que te puede decir que estás gordo y que debe hacer algo al respecto eres tu mismo. Lo que diga el resto, al menos en mi caso, nunca lo asimilé.
Desde ese momento empecé con alimentarme mejor (que no dieta), en porciones adecuadas y dejé de comer pasadas las 8 de la noche. También empecé con ejercicio, trotando especialmente y gimnasio (bendito sea el bono de vida saludable de mi actual pega que me financia 100% el gimnasio). cuento corto, en 4 meses había bajado entre 25 y 30 kilos.

Ahora sigo en lo mismo, me doy mis gustos semanales, juego 2 a 3 partidos de futbolito a la semana, voy al gimnasio 3 o 4 veces a la semana y puedo decir con orgullo extremo que terminé una maratón.

¿Y qué demonios importa esta historia respecto a la nota?. No mucho, sólo que me siento orgulloso de mi mismo y que lo importante es al final sentirse bien con uno mismo. Ahora estoy entre las tallas 44 y 46 de pantalones (llegué a 42), pero no me estreso más allá de la cuenta.
responder
denunciar
apoyar
Eva Zúñiga | 2015-10-07 | 14:39
1
Yo también encuentro mala la Nutella!!!! Larga vida al manjar!! jajaja
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-10-07 | 17:38
2
Dos cosas:

1) ¿Bono de vida saludable? ¿Qué empresa es esa? =O

2) ¡DISCÚLPATE CON LA NUTELLA AHORA MISMO!
responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2015-10-07 | 18:27
1
1) La empresa no lo digo :). Pero tenemos hasta $51.000 pesos para items relacionados a vida saludable. Puede ser clases de baile, gimnasio, masajes (de los reales, no de los otros), etc.

2) Jamás me disculparé con la Nutella. Ya tiene de rehenes a mis hijas. Manjar/Dulce de Leche y no hay más.
responder
denunciar
apoyar
Varo Cerda Silva | 2015-10-07 | 14:07
3
siempre he tenido panza y eso no es problema al momento de ir a la playa, lago u otros, mi problema es que soy EXTREMADAMENTE BLANCO!tanto así que si me sacan una foto al sol parece que estoy evolucionando haha.
responder
denunciar
apoyar
Alonso Rojas | 2015-10-07 | 14:14
0
yo estoy trabajando por un verano sin poleras... verano 2020, claro...
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-10-07 | 17:35
0
Jaja. Pensando a largo plazo XD
responder
denunciar
apoyar
Alonso Rojas | 2015-10-08 | 20:12
1
es que prefiero evitar la fatiga...
responder
denunciar
apoyar
Francisco Mora | 2015-10-07 | 14:47
2
No entiendo porque se relaciona tanto dieta con restricción. Yo creo que es importante tener una dieta variada: legumbres un par de veces a la semana al menos, comer hartas frutas y verduras, carnes, huevos, leche, yogurt, frutos secos etc. No digo que haya que andar pesando la comida o andar contando calorías, pero si estar consientes de que diantres metemos a la boca semanalmente.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-10-07 | 17:35
1
Creo que aquí se habla de "dieta" en la acepción tradicional de "dejar de comer muchas cosas por un período de tiempo hasta lograr un objetivo" más que "dieta balanceada" que es lo que tú estás describiendo.
responder
denunciar
apoyar
Eva Zúñiga | 2015-10-07 | 14:48
2
Nunca he tenido sobrepeso, mucho menos ahora que soy delgada. Sin embargo, al leer el artículo me recordó mi época en la que tenía unos ¿13 años?, tenía las famosas "charchetitas" y además siempre he tenido mis caderas anchas (orgullosa de ellas) y pucha que era feliz chancheando (ahora no, porque por tanta chanchada me enfermé del colon)el punto es que recuerdo que en mi mente se grabó el deseo de querer adelgazar (no haciendo dietas estrictas, sino cambiando las golosinas por cosas sanas, y reduciendo porciones) siempre que pienso en lo que gatilló encontrarme "gorda" fue el hecho de que mis compañeras en el colegio (super flacas) me decían literalmente que por mis humildes charchetitas me veía "asquerosa"...fue vergonzoso, sobre todo para una niña adolescente que no discrimina de quien viene la "opinión". Gracias a Dios actualmente cuido mi peso, lo que como, (y ahora viene mi tip) pero cuando me siento cansada, estresada, con antojitos, me doy esos gustos, siento que me lo merezco y si engorda, no importa, para eso camino todos los días a mi trabajo, que de paso, me permite relajarme.
Saludos a todos! Vivan los gustitos y regaloneos! (Abajo los malintencionados que critican!)
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2015-10-07 | 16:18
2
siempre he sido gorda. soy gorda mental, hasta en mis epocas mas flacas, para mi fui una morsa tremebunda. Lo bueno? siempre acepte mi tema del cuerpo y eso no me llevo a grandes trastornos alimenticios, digo "grandes" pq ser gorda por comer y chanchear desde ya es un trastorno.... ahora me alimento sano y debido a un trastorno endocrinologo creo que aunque me coma una hoja de lechuga a la semana, jamas podre volver a ser la flaca regia que se sentia morsa.....
Trato de mantenerme sana, hacerme controles, el azucar, y todos esos niveles, y sobre todo, sana de la mente, por lo que de un par de años volvio el traje de baño y esa cabra que no habia como sacarla del agua (nivel me bañana hasta de noche en el lago peohe, torres del paine), no soy la gorda que baja en jeans y pareos gigantes a la playa, soy de las que se bañan, que hago escalopa, salgo en bici, subo el cerro y estoy en paz conmigo misma.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-10-07 | 17:33
3
Ahora solo falta que dejes de referirte a ti misma como morsa :)
responder
denunciar
apoyar
Racuna Matata | 2015-10-07 | 17:50
0
5/3/1 Beach Body Challenge.

Cuático.
responder
denunciar
apoyar
Daniela Bacigalupo Perez | 2015-10-07 | 19:47
0
Es un tema complejo esto de los kilos de mas ..considero que lo mas importante es el tema de la salud hay gente que por contextura nunca sera flaca palillo como las modelos; así hay otras personas que sufren por que no pueden engordar..increíble pero así es ..en fin yo creo que se puede comer de todo pero poquito es lo mas sano ..y sobre todo evitar comer muy seguido esas cosas que sabemos que tienen 1 millón de calorías ..y bueno evitar el sedentarismo que hace pésimo, me parece que lo que hay que cambiar es la mentalidad acerca de la importancia de cuidar la salud por que todos sabemos las cosas que hacen mal pero las hacemos/comemos igual y cuando estamos muriendo de dolores nos acordamos que en todo control de salud algún profesional nos dijo NO lo haga/coma...pero nos hacemos los locos y queremos que nos den algún medicamento mágico que nos quite el dolor..pero eso muchas veces no soluciona el problema de fondo, cuidar la salud es tarea de cada uno y creo que eso debiera primar....y otra cosa es que acostumbramos a comer un plato gigante de almuerzo yo como un pote de 350 gr mas ensaladas y fruta y quedo estupenda pero todos mis compañeros dicen que como poco y los restaurantes fomentan eso por que la mayoría sirve unos platos enormes que de solo mirarlos ya se te quita el hambre y es tanta comida desperdiciada que da pena.
responder
denunciar
apoyar
Arlene Musume | 2015-10-08 | 12:23
0
yo tengo sobre peso, lo acepto, asi que este verano no sera sin polera, será verano con poncho! xD
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.