medicina, ciencia, clonación, transgénsis, transgénicos, reproducción, niños

Niños transgénicos

¿Qué piensas de formar en un laboratorio bebés con material genético de dos madres y un padre? Así son los bebés transgénicos que han nacido en Estados Unidos. Su creador postula que esta técnica es sólo un tratamiento de fertilidad más, pero otros disienten.

Por Luz Edwards @luzedwardss | 2013-06-05 | 17:54
Tags | medicina, ciencia, clonación, transgénsis, transgénicos, reproducción, niños

Hace pocas semanas se publicó la noticia del nacimiento de 30 niños resultantes del experimento del doctor Jacques Cohen, dos de los cuales poseen material genético de tres padres. Estos nacimientos no son recientes, sino que se dieron entre 2001 y 2010, al alero del Institute for Reproductive Medicine and Science of St. Barnabas en New Jersey, Estados Unidos, donde trabaja Cohen. 

El experimento consistía en traspasar material de óvulos fértiles a los óvulos de mujeres infértiles para que ellas pudieran ser madres genéticas de sus hijos y las parejas no tuvieran que resignarse a usar sólo óvulos ajenos. Ese óvulo modificado –o esa fusión de dos óvulos– se fecunda in vitro con un espermio del hombre en cuestión. Según Cohen, el proceso no implicaría de por sí el traspaso de genes de los óvulos donados a los óvulos protagonistas, por llamarlos de alguna manera, pues lo que se transfiere no es el núcleo del óvulo. Sin embargo, en dos de los casos  –o en dos de los niños– sí sucedió. Al ser acorralado e interrogado por otros científicos, Cohen contestó, con toda tranquilidad, que se trata de bebés completamente sanos y que eso es lo importante, ya que el experimento pretende ser una alternativa más de tratamiento de fertilidad.

La ciencia lo rechaza

Esta técnica tiene reparos éticos importantes. Como toda fecundación in vitro, implica una selección de los “mejores” embriones y, por lo tanto, un descarte de los de menor calidad. Para muchos, se trata de una eugenesia hecha y derecha, pues mata a los seres humanos que no cumplen con cierto estándar. Por otro lado, dado que en esta técnica se agregan genes de una segunda mujer, se prestaría para el diseño de niños al más puro estilo de la película Gattaca, filmada en 1997 como ciencia ficción. Se supone que no es lo que pasó en los niños formados por Cohen, donde el foco era hacer padres a una pareja donde ella era infértil. Pero bien podría suceder que, ya que habrá genes de una segunda mujer, esta donante o vendedora de óvulos sea escogida cuidadosamente para incorporarle al niño rasgos deseables. 

Muchos científicos acogen estos reparos. Aunque no es necesario considerar estos argumentos para estar en contra de la técnica que produce bebés genéticamente modificados o transgénicos. La comunidad científica se ha declarado contraria aludiendo a razones que pertenecen netamente a su área (lo que no quita que haya ética científica de por medio). En primer lugar, se postula que el hecho de que tengan material genético extra es un riesgo, pues estos genes van a ser heredados a su descendencia, alterando la línea germinal humana que lleva siglos evolucionando y haciendo selección natural. En segundo lugar, no se puede tomar por verdadero el argumento de Cohen de que se trata de niños completamente sanos. Para poder saber eso, hay que esperar a que los niños crezcan. Por último, la técnica implica un nivel de manipulación de la vida humana que no parece aceptable, ni siquiera en pos de algo tan loable como el deseo de tener un hijo biológico.

Temas que no debieran parecernos ajenos

Lo de los niños transgénicos, como muchos otros temas del área científica, parece tan complicado que se nos hace ajeno. Sin embargo, lo que está ocurriendo en cuanto a las técnicas para hacer nacer niños es algo que debiera incumbirnos a todos. La periodista estadounidense Shannon Brownlee, investigadora en temas de bioética y directora del Health Policy Program de la New America Foundation de Estados Unidos, abre los ojos a la necesidad de informarnos y de ser más críticos. “En nuestra nación se están llevando a cabo experimentos de bioingeniería en humanos sin ningún control en clínicas de fertilidad, como Cohen y sus colegas han demostrado. Pero el debate y la búsqueda de información están mucho más centrados en las implicancias del maíz genéticamente modificado que en los humanos genéticamente modificados”,  escribe en su texto “Designer babies”. 

En su opinión, esto tiene relación con que el hecho de que una pareja pueda lograr tener un hijo es un tema sensible y nos quedamos ahí, en la sin lugar a dudas buena noticia. Observa que ante cada nueva técnica de reproducción los medios titulan “Nuevo milagro para parejas infértiles” y cosas del estilo, sin indagar en las implicancias del método. Tampoco parecen reparar –dice Brownlee- en los millones de dólares que mueven las clínicas de fertilidad en el mundo entero, que hacen sospechar que se trate de un sector que no busque nada más que el bien de las personas que no han podido tener hijos.

LA DIFERENCIA CON LA CLONACIÓN

Clonar es copiar el código genético de un organismo, en cambio la transgénesis es incorporar genes extra a los que le corresponden a ese ser vivo. La clonación en seres humanos se está realizando, pero aún no se ha llegado a hacer nacer a un niño clonado, pues la técnica aún es riesgosa y poco eficiente. Eso se sabe por los experimentos en animales, donde la gran mayoría de los embriones clonados no logra implantarse en el útero y los que han nacido, son defectuosos, como ocurrió con la oveja Dolly. Actualmente hay laboratorios donde se generan embriones clones para ser usados con fines terapéuticos: si a la persona le falla un órgano, podría generarse uno nuevo a partir de células de su embrión clon. 

Quienes realizan estos experimentos dicen que hay que diferenciar entre los fines terapéuticos y los reproductivos, pues las implicancias de uno y otro fin serían distintas. Sin embargo, hay bastante acuerdo en que la clonación humana es un área oscura de experimentación que puede ser un paso hacia atrás para la humanidad.

Chile y la mayoría de los países tienen leyes que la prohíben explícitamente (Ley 20.120). Otros tipos de experimentaciones y técnicas como la fecundación in vitro no están regulados en Chile y tampoco se sabe bien con qué protocolos opera cada laboratorio o clínica. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Paper Luis | 2013-06-05 | 18:05
4
Estás clínicas de "creación de niños" me suena como el libro "Un Mundo Feliz" de Huxley. Creo que para allá vamos, ya todo lo que ese libro de Ciencia Ficción planteó, se está cumpliendo.

Me imagino en la clínica te preguntarán: "¿Y quiere agregar pecas por $200?, ¿Y lo hace crespo por $300?, Sabe que ya no puede ser rubio ¿Si lo hace moreno y le agregamos ojos azules? "

Salu2
responder
denunciar
apoyar
den l | 2013-06-05 | 22:12
4
Hacer niños transgénicos es "alterar la línea germinal humana", ¿ayudar a padres infértiles a procrear, no lo es también?
PD: Qué noticia! buen artículo.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-06-05 | 23:04
8
Si algo nos ha demostrado la historia es que lo que parecía aberrante en una época, se vuelve normal en tan sólo un par de décadas. Hoy la idea de tener implantes y chips bajo la piel ni nos asusta. Andar conectados todo el dia es algo normal. Crecer partes de nuestro cuerpo en una placa de petri o alterar genéticamente nuestros alimentos ya no es ciencia ficcion.

Los avances de la ciencia son, en cierto sentido, imparables. Una vez que se descubre cómo hacer algo, no se puede des-aprender. Siempre habrá alguien dispuesto a llevar las cosas un poco más lejos.
responder
denunciar
apoyar
Luz Edwards | Periodista | 2013-06-06 | 09:48
4
Es cierto lo que dices, Marco. Por eso, muchos estudiosos plantean que llegó la hora (hace unas décadas que llegó) de CREAR UN CONOCIMIENTO PARA USAR EL CONOCIMIENTO. Una de las propuestas para eso es la Bioética, rama de estudios poco conocida aún, pero que existe hace unos 40 años y que propone hacer un puente entre CIENCIA y HUMANIDADES (por eso el nombre bio, de biología, y ética). La meta es ir reflexionando a medida que se hacen experimentos y se van haciendo hallazgos cientificos para que la aplicación de ese conocimiento sea un aporte para la humanidad y no juegue en contra del medio ambiente, que es nuestro hogar, a fin de cuentas.

Un autor pionero en esto es el bioquímico Van Rensselaer Potter, con su libro "Bioethics: a bridge to the future", de 1971. El puente al que se refiere, es entre la ciencia y las humanidades.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2013-06-06 | 10:46
0
Lamentablemente el poder del dinero juega en contra de la ética. Y en esta sociedad del conocimiento, el dinero manda.
responder
denunciar
apoyar
PABLO BIRAGHI | 2015-06-26 | 19:05
0
¿¿Quien determina que es etico ,y que no lo es,de igual manera seria interesante saber quienes son los "muchos estudiosos" y de donde proviene su poder para juzgar el accionar de los demas y determinar si el mismo es etico o no
La tan nombrada Comunidad cientifica,subidos como monos ala rama de la bioetica miran para otro lado cuando se crea una nueva arma de destruccion masiva ,pero ponen el grito en el cielo si un bebe tiene tres padres,esa linea de pensamiento no solo es hipocrita por su doble discurso sino tambien peligrosa porque es una forma moderna de la santa inquisicion,que argumentan como "gran peligro"que pudieran nacer niños mas fuertes ,sanos e inteligentes ¡Espero que si!para que remplacen el dia de mañana a este grupo de iluminados obtusos que intentan frenar el accionar cientifico
responder
denunciar
apoyar
Guillermo Pandelara | 2013-06-06 | 10:12
2
Habiendo tanto niño huérfano y falto de cariño en el mundo, a veces cuesta entender el egoísmo humano.....
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Tomás Arriaza | 2013-06-10 | 12:09
5
Comparto la idea de que deberíamos generar políticas o revoluciones culturales que fomenten la adopción. Sin embargo, hay personas quienes realmente quieren un hijo propio, más que nada por el proceso de embarazo muchas veces. Discrepo con que existan hechos morales como el "egoísmo". Éstas prácticas se han mantenido culturalmente y se pueden cambiar, como todo.

Sería bueno pensar en las formas de fomentar la adopción como una práctica cultural.

Saludos. :)
responder
denunciar
apoyar
Andrés Verscheure | 2013-06-23 | 00:25
1
Creo que es un tema complicado el tener un hijo o adoptar. La sobrepoblación humana es un problema real que no puede olvidarse, pero por otro lado el deseo de tener hijos propios se basa en uno de los instintos más básicos de todos los seres vivos, que es el de reproducirse y tener descendencia. Es algo muy potente, he escuchado a muchas amigas decir que antes no querían tener hijos por ningún motivo, y después se dieron cuenta que de la nada comenzaron a tener el deseo cada vez más fuerte. Podría verse como egoísmo, pero tampoco se puede forzar a alguien a reprimir una necesidad tan básica y tan fuerte, lo que atentaría contra su bienestar (mental/emocional). Sería como decirle a alguien egoísta por no querer dar su vida por el bien de miles de otras personas (y no exagero, el reproducirse podría llegar a ser tan fuerte como la necesidad de subsistir). Por eso digo que es complejo, y no hay que enjuiciar a alguien inmediatamente por querer tener hijos propios.

Igual creo que lo mejor sería educar para fomentar una consciencia de adopción como una alternativa fuerte, entendiendo que igual habrá gente que después de eso puede querer tener hijos y no tendría nada de malo.
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-06-09 | 13:26
1
A mi sólo me preocupa la alteración de la linea genética, pues lo que pueda nacer después ya no será humano y a largo plazo todos seriamos incompatibles para reproducirnos.
responder
denunciar
apoyar
Tomás Arriaza | 2013-06-10 | 12:02
0
Sólo quiero corregir tu interpretación (asumiendo que lo piensas a través de la selección natural), dado que lo que se adquiere o elimina es producto de la relación entre la variabilidad genética y la supervivencia, si acaso algún día naciera un ser humano que no pudiera reproducirse, no podría heredar dicha información genética a su descendencia por lo que no habrían seres humanos que no se reprodujeran. En otro sentido, también podrías decir que por el no uso de una función, el cuerpo perderá dicha función. Esto también es un error, puesto que, y siguiendo la lógica de dicha relación entre la variabilidad y la supervivencia, el no uso de una función no merma la supervivencia (en el caso distópico o utópico de que los seres humanos se creen en laboratorios, aún dependerían de información genética humana) ni la variabilidad por lo que es complejo pensar que ya no habría una capacidad de reproducirse.

PD: Si he errado en la aclaración, que alguien me corrija, por favor. :)
responder
denunciar
apoyar
Andrés Verscheure | 2013-06-23 | 00:07
2
Creo que Juan Pablo se refiere al hecho de que al permitir que individuos con factores que los hacen infértiles se reproduzcan de todas formas, estos factores se traspasan a la descendencia y así las generaciones futuras tienen cada vez más problemas de fertilidad. Creo que eso explica en gran parte el descenso de la fertilidad que ha ido ocurriendo en los últimos años (sobretodo en los países más "desarrollados"). Y esta inquietud vale para todos los tratamientos de infertilidad creo yo.

No digo que una persona infértil no debiera tener hijos, sólo que es un factor que se debe considerar al seguir en el avance tecnológico en este aspecto (¿y aquí creo que podría entrar la bioética, no?).
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-08-02 | 12:02
0
en verdad me refería al error en la manipulación de ganes que puede dar como resultado a niños que se vean como humanos, pero no puedan reproducirse por incompatibilidad genética entre especies. pseudo-humano o super-humano, genéricamente seria incompatible con nosotros
responder
denunciar
apoyar
den l | 2013-06-17 | 11:36
0
No es por nada..pero si busco en google "niños transgénicos" solo aparecen 4 noticias (entre ellas El Definido), además, en ninguna aparece la fuente primaria (publicación, comunicado de la clínica, etc). Me causa un poco de suspicacia que esta noticia no se haya propagado mucho...¿no será mentira? ¿o tal vez algún pillo haciendo una broma?
responder
denunciar
apoyar
Andrés Verscheure | 2013-06-23 | 00:09
2
Es posible que transgénico no sea el término con el que se habla de estos niños (obviamente el autor del experimento no hablará con ese término), quizás aparecería más del tema con otro.

Eso no quita que lo que se haya hecho acá sea transgenie, por lo que igual comparto el uso del término aunque sería bueno saber como se le ha llamado a esto para buscar más información del tema.
responder
denunciar
apoyar
María de los Ángeles Orellana | 2013-07-21 | 17:30
1
Yo leí este año el libro "Mundo feliz" de Huxley, muy buen libro que está totalmente relacionado con los niños transqénicos. Me parce que el dinero en este especia de mundo esta dominado por sobre los sentimientos o lo natural, la alteración de los nacimientos solo provocan mas problemas, habiendo tantos niños en el Sename donde en las noticias se dan a conocer a primera vista la calidad de vida que sufren, que ademas no tienen la culpa de estar allí, porqué no estar pendientes y tomarles atención a ellos que lo necesitan aún más?,Muy buen artículo!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.