política, sociedad, igualdad, justicia

Igualdad vs. Justicia

Mientras unos hablan de igualdad a secas, otros la acotan a las oportunidades. Sin embargo, ambos conceptos violentan derechos y provocan diferencias. Aquí, propongo reenfocar la discusión hacia la justicia.

Por Marco Canepa @mcanepa | 2013-05-27 | 17:12
Tags | política, sociedad, igualdad, justicia
"El concepto de justicia nos dice que el triunfo en sí no es bueno ni malo, todo depende de cómo se obtiene y qué haga yo con él una vez que lo obtengo."
Relacionadas

“¡No es justo!”, hemos reclamado todos, más de una vez en nuestras vidas. Lo más probable es que el reclamo haya surgido por haber sido víctimas de una evidente desigualdad en el trato. De niños, por ejemplo, que a nuestro hermano le hayan hecho un regalo mucho mejor que el nuestro, o que, con igual nivel de conocimientos que un amigo, a él le haya tomado el examen un profe paleta y a nosotros uno perro, con un resultado claramente perjudicial para nosotros.

Pero en otras ocasiones, esa sensación de injusticia ha provenido de la situación exactamente opuesta: De sentir que, producto de nuestro esfuerzo y sacrificio, merecíamos recibir más que otro que no hizo los méritos para recibirlo. Cuántas veces, por ejemplo, nos tocó un miembro “parásito” en algún grupo de trabajo como estudiantes, que no aportó nada, pero se benefició de nuestro esfuerzo. O aquél patán que se dedicó todo el semestre a entorpecer las clases y no estudió nada para el examen, mientras nosotros nos quemábamos las pestañas estudiando, pero que a punta de copiarnos la prueba, sacó igual resultado.

Así, pareciera que la justicia y la igualdad pueden ser, dependiendo del caso, sinónimos o antónimos.

Igualdad de resultados


En política, el término igualdad es uno que se ha repetido de manera constante en tiempos recientes.

Razonablemente, los menos privilegiados, los que recibieron pocas o nulas oportunidades en su vida y que hoy deben mirar la escala social hacia arriba, sienten que ser provistos de un mayor grado de igualdad es justo. Las desigualdades de origen, argumentan con toda razón, no les permitieron jugar en la misma cancha y desarrollar sus talentos y, por lo tanto, sería justo recibir una compensación de parte de la sociedad.

Hasta aquí, me atrevería a decir, hay acuerdo. Los errores del pasado deben compensarse. Pero el tema es qué debería pasar hacia el futuro y es ahí donde las diferencias empiezan a hacerse patentes.

Para algunos sectores, la igualdad debería estar garantizada de por vida. No se trataría sólo de una igualdad de oportunidades, sino también de una cierta igualdad de resultados garantizada por el Estado. Es decir, eliminar al máximo las diferencias tanto en resultados educativos, como en términos económicos, en toda la sociedad.

Esto, por supuesto, preocupa a los grupos que han logrado ascender en la escalera social y a aquellos que siempre han ocupado su cúspide. De qué manera, dado que no todos podemos sobresalir en todo, podría asegurarse en la práctica una igualdad de resultados sin tener que “emparejar hacia abajo” y en definitiva “prohibir el éxito”, es algo que nunca ha quedado del todo claro. Más aún, señalan, si no hay un premio por trabajar más y esforzarse más, nadie se esforzaría. 

Volviendo a los ejemplos del principio, es como asegurarle por ley la misma nota al estudiante que estudió como al que se dedicó a sacar la vuelta. Eso no sería justo.

Igualdad de oportunidades

Por ello, otros sectores proponen, en lugar de la igualdad a todo evento, el concepto de igualdad de oportunidades. Ésta señala que a todos se nos debería dotar inicialmente de las mismas herramientas (o herramientas equivalentes), pero lo que construyamos luego con ellas y lo alto que lleguemos, es totalmente libre. Esto, afirman quienes adscriben al concepto, es lo más favorable para un crecimiento económico y social saludable.

Pero si la igualdad de resultados resultaba demasiado rígida, el problema con la igualdad de oportunidades es que carece de un parámetro ético para controlar la desigualdad. Por ejemplo, a todos nos parece justo que Lionel Messi gane más que cualquier otro jugador del planeta, pues es efectivamente el mejor jugador del mundo. Pero cuando nos damos cuenta que este jugador gana en un mes, por perseguir una pelota, lo mismo que un buen profesor gana en toda su vida profesional, por formar a varias generaciones de niños, uno empieza a sentir que eso tampoco es muy justo. Está bien que gane más, ¿pero es justo que gane tanto más? O más bien, ¿es justo que un profesor gante tanto menos?

Igualdad vs. Justicia

Así, la discusión política se ha mantenido en el eje de la igualdad, total para unos, de oportunidades para otros. Pero ante estas dos visiones del mismo concepto, antepongo uno diferente, pero que los incluye: La justicia. 

Creo que, conceptualmente, supera por mucho al concepto de “igualdad”, porque señala que el éxito debe ser premiado, pero en su justa medida. 

¿Cuánto es justo?

Ante esto, la pregunta que es inevitable hacerse es: ¿Cuál es la cota superior? ¿Hasta dónde llega el legítimo derecho a beneficiarme de mi esfuerzo y disfrutar de mi éxito?

Parece haber un límite moral, un límite ético respecto a cuánto es justo que alguien se “despegue” del resto, pero ese límite no corresponde a una cifra o porcentaje fijo de diferencia, sino que parece estar dado por cuánto contribuye esa persona a la comunidad o sociedad que le entregó las herramientas para llegar a donde está. 

Así, un empresario que gana una pequeña fortuna con un negocio, a costa de abusar de sus clientes y pagar malos sueldos a sus empleados, nos resulta inaceptable. En cambio, los millonarios ingresos de otro, cuya empresa ha revolucionado la industria y el estilo de vida de millones de personas en el mundo, que se esfuerza por crear un buen ambiente de trabajo y reducir su impacto medioambiental -como es el caso de Google- nos parecen totalmente justificados.

En otras palabras, el concepto de justicia nos dice que el triunfo en sí no es bueno ni malo, todo depende de cómo se obtiene y qué haga yo con él una vez que lo obtengo.

Así, el concepto de justicia da una cota inferior fija, que asegura que todos tengamos oportunidades similares, pero una superior flexible, que no limita el libre emprendimiento y su justa retribución, sino que entrega un parámetro ético respecto al modo en que se obtiene y administra ese éxito. En el fondo nos dice que así como es justo jugar en una cancha pareja, pero también es justo que nuestros esfuerzos se premien, existe además un deber moral de retribuir y contribuir al éxito de toda la sociedad, tanto en el ascenso al éxito, como una vez que se ha triunfado.

Sería de esperar que los candidatos, los políticos, los líderes de opinión y los actores sociales adoptaran esa bandera, que creo que nos une, en lugar de separarnos, para por fin juntos empezar a construir un país, precisamente, más justo.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
marta alarcon | 2013-05-27 | 18:34
1
Esta un poco complicado de entender el articulo ,tal vez sea el tiempo malo que me herrumbro la capacidad de pensar...
responder
denunciar
apoyar
Guillermo Pandelara | 2013-05-27 | 18:40
1
"El fin no justifica los medios", es cosa de ver lo que estamos haciendo con nuestro planeta....
responder
denunciar
apoyar
Ignacio Rodríguez | 2013-05-27 | 23:26
4
No hay justicia sin igualdad de oportunidades, ni igualdad de oportunidades sin igualdad de condiciones.

¡Hey!, todos podemos hacer una gran empresa, ¿cierto? SOLO hay que haber tenido la educación, las condiciones de salud, el entorno familiar adecuado, la plata para la inversión inicial...
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-28 | 14:05
0
Me parece contradictorio tu comentario. Me gustaría que me expliques mejor qué es lo que estás tratando de decir.

¿Deben igualarnos a todos, prohibir todo éxito personal, toda diferencia entre nosotros? ¿Eso sería justo?
responder
denunciar
apoyar
J Confidencial | 2013-05-28 | 15:59
2
"¿Deben igualarnos a todos, prohibir todo éxito personal, toda diferencia entre nosotros? ¿Eso sería justo?"

¡Nadie a dicho eso, se está hablando de igualdad de oportunidades!.

¿Es justo que dos hermanos, con la misma educación, padres, recursos, etc. tengan distinto éxito (por ejemplo económico) debido a que uno trabajó más que el otro o a que tenía distintos talentos? ¡Sí! El caso de los hermanos es uno en que se parte con igualdad de oportunidades pero que los resultados finales son distintos.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-28 | 17:27
0
Aaah... entonces sí pues. La igualdad de oportunidades es una base indispensable.

El tema de la columna es que la igualdad de oportunidades es necesaria, pero no suficiente. Mi punto es que lo que pasa después de ese comienzo equitativo, también tiene parámetros morales.
responder
denunciar
apoyar
Luis Perez | 2014-11-25 | 13:54
1
Ignacio lo siento pero estas totalmente equivocado, los mas grandes empresarios de la historia NO tuvieron ni la educacion, condiciones de salud,entorno familiar ni plata inicialmente para invertir, la gran mayoria de ellos fueron pobres miserables (algunos huerfanos) con vision, espiritu y perseverancia, eso es lo que mas le cuesta admitir a las personas que la diferencia entre el gran empresario y el trabajador comun no es las oportunidades que tuvieron sino como las aprovecharon.
responder
denunciar
apoyar
Luis Perez | 2014-11-25 | 14:03
0
Lo siento Can pero la moral no es y nunca podra ser un parametro para medir las obligaciones de una persona puesto que la moral de una persona (basada principalmente e su religion) no es igual a la de otro, nadie puede obligar a otro a aceptar su moral, en un ejemplo grafico, seria como si tu le dijeras a otro que debe regalarte sus tierras por que "TU MORAL" asi lo indica (cualquier similitud con el problema Judio es solo coincidencia.. o no)
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Berríos | 2013-05-27 | 23:27
3
No puedo estar más de acuerdo contigo Can, en resumidas cuentas en tu artículo te refieres a la meritocracia, que debiese ser el motor que mueva nuestra sociedad, esperemos llegar a aquello en algún momento, o cercanamente a esto.
responder
denunciar
apoyar
J Confidencial | 2013-05-28 | 15:52
0
¿Que Messi gane mucho es injusto, pero que Google gane mucho sí es justo? La verdad es que no entiendo la diferencia. Esta bien expresar opiniones, pero podrían al menos investigar un poco más (Aristoteles no es suficiente, al menos hay que leer también a Rawls, A. Sen y a algún chileno, por ejemplo lo que escribió O. Larrañaga sobre el tema). ¿Qué la igualdad de oportunidades no tiene un parámetro ético? Justo lo contrario, lo que dicen las estadísticas y los estudios respecto al tema es que avanzar dando igualdad de oportunidades en un principio (económicas, educacionales, etc., nadia habla de igualar talentos)hace que las diferencias sean menores, sólo basadas en el esfuerzo, suerte y capacidades de cada uno. Esto significa que las diferencias se hacen "más justas" por como son obtenidas, el resultado es menos disparejo y no se distorsionan los incentivos.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-28 | 17:35
1
Creo que estamos mucho más de acuerdo de lo que piensas. Tal vez me expresé mal.

1) No dije que no haya un parámetro ético en la igualdad de oportunidades. La igualdad de oportunidades es fundamental y es una base ética indispensable. Mi argumento fue que por sí sola, la "igualdad de oportunidades" no considera todo lo que pasa después. Con el mismo origen, yo puedo triunfar de manera injusta (ej: engañando clientes) y tú lo puedes hacer de manera justa (en base a talento). En definitiva, mi punto es que el concepto de justicia es más completo, porque considera no sólo el momento inicial, sino todo el proceso.

2) Usé a Messi y Google para ejemplos diferentes, en los que trataba aspectos diferentes. El primer ejemplo hace referencia al nivel de desigualdad entre dos profesionales; el segundo, respecto al modo en que se obtiene el éxito. Si sacas de contexto ambas cosas obviamente no calzan entre sí.
responder
denunciar
apoyar
Soweird Keronte | 2013-05-30 | 01:32
1
El problema que veo y siento en la argumentación que trabaja bajo los mismas lógicas que producen la desigualdad, creo necesario entender que la desigualdad viene dada con el sistema y no es un error o una anormalia de el.

En las sociedades complejas como la nuestra, en donde existe diferenciación del trabajo y especialización del mismo,la desigualdad entendida como diferenciación de la sociedad en por lo menos dos grandes grupos con distintas condiciones de existencia (materiales,culturales e ideologicas) para simplificar la grandes teorías sobre el trabajo y conformación del orden social que se estudian en sociología.

La desigualdad está presente como parte del sistema y no como una anomalía del mismo, ya que en este sistema se trabaja bajo la lógica de la acumulación del capital, en dicha logica no es dificil entender que la acomulacion se dara necesariamente para un lado y no para ambos, y que dicha acumulacion tambien provocara la desigualdad, al usar a la parte menos favorecida como fuerza de trabajo que reproduzca la desigualdad, y al acumular , obviamente, Capital

Entonces la desigualdad, en un sistema que se maneja bajo la logica de la acumulacion del capital, es natural.

entendido esto y teniendo en cuenta que siempre en este sistema económico existirá dicha acumulación nos es difícil darnos cuenta que también existirá y se reproducida la desigualdad social.

Ahora producto de lo antes mencionado los modelos económicos han contemplado en mayor o menos medida generar estratégicas y medidas para la llamada "redistribución de los ingresos" esto es redistribuir las ganancias del país de forma tal que la desigualdad social entre estratos, o clases sociales (dependiendo de la teoría) sea la menos posible.

el problema con esta redistribución es que sea da (al parecer) de manera inversa con lo que hoy dia se llama "Desarrollo" y en el periodo 40-50-60 Chileno se le llamó "Industrialización".
Esto es que en términos económicos como bien dicta el libro sagrado del Neoliberalismo "Mankiw" en el capítulo uno "Principios de la economía"

"La sociedad deberá enfrentarse al corto plazo a la disyuntiva entre "Eficacia e "equidad". Aquí llamaremos eficacia al desarrollo entendido como la mayor cantidad de dinero, bienes o servicios que puede generar un país, e equidad a la distribución "pareja" de los recursos y ganancias generadas por el país.

En Chile en los últimos 20 años (Desde el 78), con las lógicas inyectadas desde Estados Unidos cuna del neoliberalismo, se aposto por poner todo el esfuerzo en el primer termino “Eficacia, Desarrollo” es por ello que hoy Chile es uno de los países mejor vistos para hacer negocios a nivel mundial.

Pero como los economistas no todo lo que dicen son mentiras, adivinen se comprueba la teoría. enlos últimoss 20 años la desigualdad incrementóo de manera sostenida mientras el eficacia también lo hacía.
Es por esto que hoy en dia Chile es uno de los paises mas desiguales del mundo. no expresara mas sobre este tema por que es bien conocido por todos y llega hasta ser ejemplo a nivel mundial de la desigualdad en los paises.

“ El 1 % de las personas con mayores ingresos concentró como promedio entre el 2005 y 2010 el 32,8 % de los ingresos totales (si se incluyen las utilidades retenidas) o el 30,5 % (si se incluyen las ganancias de capital). Mucho más que lo que nos dice la encuesta Casen (15,1 %) o los datos sin ajustar del Servicio de Impuestos Internos (21,1 %).”

Como iba diciendo tenemos entonces que la desigualdad es parte del sistema y no una anormalidad de este, que existe una correlación entre desarrollo y equidad o igualdad de condiciones económicas y que Chile es el ejemplo mundial de la concentración de la riqueza por un nivel ínfimo de la población.

Entonces entrando al análisis del comentario:

siento que se trabaja bajo una lógica meritocrática e individualista en donde nosotros y nuestro esfuerzo personal es premiado, y que gracias a nuestro esfuerzo podemos salir adelante ya sea con condiciones iguales o no, pero la comunidad y el esfuerzo colectivo son desplazados, el éxito se sigue viendo como una característica individual y en aquello noto un problema, ya que se trabaja bajo la misma lógica que reproduce la desigualdad, y la que reproduce a su vez la acumulacion del capital, una logica que trabaja con la individualidad siento yo, no sería capaz nunca de solucionar un problema colectivo como la desigualdad.

se utiliza el concepto “existo” como si se supiera lo que es, como si de alguna forma existirá un solo camino llamado éxito, esto lo digo porque el éxito está asociado como lo planteas aquí a generar mejores condiciones de vida, esas mejores condiciones de vida están relacionadas a su vez con la concepción de lo bueno y lo malo, y como en nuestra sociedad predomina una concepcion hedonista de la etica, lo bueno sería aquello que le es agradable al cuerpo, por ende el éxito serian aquellas cosas que generarán mayor placer y agrado, como hoy mismo se hace a través de la comodidad de los servicios tecnológicos como es el caso de Google, Etica que es bastante cuestionable.
por ende se concibe un concepto de éxito de forma naturalista y a priori que no necesariamente sea el unico posible ni menos el que perpetúa un equilibro con el planeta, ya que las lógicas de existo y desarrollo a nivel mundial fomentadas por el mismo sistema económico se enmarcan en gran medida con una depreciación de los recursos naturales.

lo mismo ocurre con el concepto de “ Justo” como se dice en el texto:lo justo sería un parámetro ético respecto al modo en que se obtiene y administra ese éxito
pero como dije anteriormente, el parametro ético no definido, y el éxito tampoco claro, dan a su vez a entender que yo puedo ganar mucha plata siempre y cuando de algo a la sociedad, pero ese algo no necesariamente puede ser bueno.

Siento que esta discusión sólo tiene sentido en el marco del sistema económico dominante y lo ha tenido más o menos por los ultimo 150 años en el mundo, siento que no arregla nada decir que la desigualdad se reduciría con lo propuesto porque como antes dije es parte del sistema, si aceptamos el sistema aceptamos también aquella desigualdad ya sea en términos relativos o no.

hoy el mundo cuenta con la tecnología para alimentar a más de un planeta tierra, pero las lógicas dominantes de consumo, lógicas que no se quiebran ni se cuestionan en la argumentación citada, impiden que aquello sea posible.

Darle la espalda a la desigualdad y negarla tambien implica negar el sistema de acumulacion del capital, la sociedad de consumo y la búsqueda del beneficio personal, que no se cuestionan en la argumentacion planteada.

creer que la desigualdad terminará dentro del mismo sistema constituye, desde mi punto de vista, una idea ilusoria.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-30 | 09:35
2
Ojalá algún día inventemos un sistema económico mucho más solidario. Algunos pasos parecen darse con todos los sitemas distribuidos (crowdfunding y similares) en que es la colaboración la que logra resultados.

Pero tengamos cuidado con pretender eliminar a la fuerza cosas que son propias de la naturaleza humana, como es la búsqueda del éxito, de sobresalir, de ser "especial". Todo lo que tenemos hoy -bueno y malo- es fruto de ese impulso. Cuando nos han tratado de igualar a la fuerza ha sido cuando los peores atropellos se han cometido.
responder
denunciar
apoyar
den l | 2013-05-31 | 18:47
0
La disyuntiva "eficacia" versus "equidad" que planteas, no es una disyuntiva propiamente tal y de hecho, una no niega la otra. La única razón por la que hoy en día la equidad no puede producir eficacia (crecimiento económico) es debido a que grandes empresarios no están dispuestos a bajar sus márgenes de ganancias para pagar sueldos dignos que producirían la "equidad" tan anhelada. Y ¿por qué grandes empresarios han llegado a acumular grotescas cifras? Respuesta: porque hay un sistema que lo permite. Entonces, eficacia y equidad no son excluyentes per sé.

Lo del "éxito hedonista", estoy de acuerdo, y creo que la explicación va por la falta de educación.
La meritocracia no es negativa per sé, tampoco. Sucede que hoy en día no hay ni equidad ni meritocracia, ni nada.
responder
denunciar
apoyar
Soweird Keronte | 2013-05-30 | 15:09
0
El problema con la naturaleza humana,ya sea desde el punto de vista de Hume como un hombre gregario y solidario que busca el bienestar de forma social y en conjunto o ya sea como la perspectiva de Hobbes como un ser egoísta y mal intencionado que busca solo el placer de forma individual es que ninguna de las dos visiones clasicas de la naturaleza humana existen como naturaleza en si.

Es decir no se puede asegurar ni comprobar empiricamente una naturaleza humana, si se pueden examinar constantes historicas de la misma, no podemos decir que el hombre es de tal o tal forma, pero si podemos decir que se a ido construyendo una forma cultural y social de ser, alimentado por el sistema economico politico e ideologico, pero nunca de forma natural.

la naturaleza involucra una ley o norma preexistente, el ser humana al parecer, y por los 500 años de reflexion filosofica, estaria exenta de esa norma, y a lo que nosotros llamamos naturaleza de forma naturalizada, oscila entre los dos polos antes descritos de Humme y Hobbes pero no son se tiene concenso de que exista una o la otra.

Ahora en la actualidad existen constantes de creer que la naturaleza humana si tiene claridad y que corresponde a una o la otra, pero eso no es tan claro, cuando dices eliminar las fuerzas propias de la naturaleza humana, tales fuerza basicamente no existen y son producto de la construccion historica y social del hombre, el hombre como constructor de su propia significacion de mundo es el que juega en esta dimension.

hay que tener cuidado si de dar cosas por sentado cuando no se sabe ni empiricamente y logicamente que es lo que realmente nos hace ser hombre.

estoy en desacuerdo con aquel comentario por lo antes dicho, ya que no podemos asegurar que existan fuerzas naturales y naturaleza humana, de hecho aquellas concepciones pertenecen mas a la sociología y psicología social del siglo XIX que poco a poco a ido dejando de tener sentido.
responder
denunciar
apoyar
den l | 2013-05-31 | 18:29
0
No sé lógicamente hablando, pero empíricamente, estudios en neurología y teoría de juegos han mostrado que los humanos tendemos a la bondad y la cooperación más que al egoísmo y la competitividad. Te invito a conocer los estudios (disponibles en internet, pero poco conocidos), formar tu propia opinión.
responder
denunciar
apoyar
lina contreras | 2013-07-26 | 19:10
0
mmmmmmmmmmmm creo que te fuiste a lo profundo si lo único que pasa es que todos los de arriba son sinverguenzas y aprobechadores
responder
denunciar
apoyar
Soweird Keronte | 2013-05-30 | 15:22
0
"Cuando nos han tratado de igualar a la fuerza ha sido cuando los peores atropellos se han cometido."

El hambre mata mas personas al día que cualquier guerra.
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2013-06-03 | 15:49
0
habrás querido decir equidad v/s justicia...?
responder
denunciar
apoyar
Natz Wangnet | 2013-07-23 | 18:31
0
Creo que se repitió demasiadas veces la palabra "justo" y quedó algo difícil de entender el texto, aunque creo haberlo entendido.

No sé si está definido por ley algún parámetro (ético o no) sobre la igualdad de oportunidades. Si no la hubiera, habría que hacerla, obviamente.
responder
denunciar
apoyar
lina contreras | 2013-07-26 | 19:04
0
soy nula en esto pero para mi por lo que veo y e conversado me doy cuenta que las personas que tienen mas en esto me refiero a empresarios y los de clase alta que jamas van a querer que una persona de clase media o baja sea mas que ellos por esta razón los jóvenes tienen tanto problema para salir adelante esto de la psu no significa nada si uno quiere surgir lo hace con o sin la prueba pero con esta situación no dejan entrar a nadie a las universidades estatales solo hay que optar por privadas y si son estatales deberían tener mas apoyo los jóvenes.
hay personas que no fueron buenas el el colegio y así son grandes empresarios o médicos etc pero nacieron en cunas de oro muchos no se pero este país es como la mismísima mmmmmmmmdddddddddaaaaaaaaaaaaa
uno hace lo que mas puede para poder tener alguna ayuda de gobierno pero abecés ni te pescan hay muchas becas dicen pero ponen tantas trabas que al final no dan nada de nada con respecto a las leyes y seguridad tambien es un desastre sobretodo acá en el campo carabineros brillan por su ausencia y coime-ros como ellos solos anda a reclamar ni te pescan cuando los llaman los lindos tomando y con mujerzuelas pasándolo bien en unas parcelas camuflados y uno pidiendo ayuda y nada lo que la justicia es un asco y la educación igual bueno no se si viene al caso pero quería desahogarme
responder
denunciar
apoyar
Katherine Martínez | 2013-08-29 | 19:13
0
Estoy de acuerdo con el artículo, hay que tener clara la diferencia entre igualdad y equidad. La igualdad es la que nos limita en el desarrollo personal e incluso colectivo, pero no la equidad, esta no es antagonista del desarrollo, como bien decían en otro comentario. No es posible que exista un reducido grupo de personas que esten acumulando de forma desmesurada mientras las necesidades básicas de otros están comprometidas. Allí radica el problema, en la inmoralidad que existe actualmente en el mundo, aspecto intrínseco del sistema capitalista neoliberal que tenemos.
responder
denunciar
apoyar
Víctor Hugo Valdivia Palacios | 2013-09-08 | 21:42
2
No quiero comenzar mi participación siendo negativo... pero tanto la igualdad como la justicia son conceptos utópicos... ideales a los que deseamos alcanzar. Si bien estoy muy de acuerdo con la mayoría del artículo, debo agregar a título muy personal que la igualdad no se conseguirá NUNCA, y esto es debido a que no todos somos iguales, estoy de acuerdo en que se necesita emparejar la cancha para que todos podamos "desarrollarnos", no competir en condiciones similares, pero por ejemplo en el caso de la educación, la Universidad, por ejemplo, no debe ser para todos... no debe ser para los con más ingresos, no debe ser para los con menos ingresos... debe ser PARA LOS MEJORES. La justicia no debe ser igual para todos, porque no todos somos igual ante ella, un carabinero o un militar que comete un delito no debe ser juzgado de la misma forma que un civil así como quien agrede a uno no debe recibir la misma pena que por agredir a otro civil. Un político que es corrupto no pude recibir la misma pena que una persona común y corriente, así como un sacerdote o pastor ya que ellos son figuras de autoridad. La igualdad es utópica pero crear un equilibrio en las oportunidades y las leyes es perfectamente factible de ser realizado, ahora, ¿alguien conoce a algún político que se la pueda jugar de verdad por eso, ya que son ellos los que hacen las leyes?, ese es otro asunto.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.