energia, renovable, sustentable, medioambiente, corte, luz
Imagen: César Mejías

¿Podrían las energías renovables ahorrarnos los cortes de luz?

Ya nos aburrimos de los cortes de luz, así que nos preguntamos si existe alguna forma de solucionarlos para siempre. Hay alternativas para no depender del suministro común y aquí les explicamos los alcances.

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2017-07-27 | 07:00
Tags | energia, renovable, sustentable, medioambiente, corte, luz
Relacionadas

Nadie quedó indiferente con la nevazón del 15 de julio pasado en la Región Metropolitana. Mucho menos los más de 300 mil casos de personas que tuvieron un corte en el suministro energético. Y para qué decir aquellas personas que estuvieron durante más de una semana sin luz (R.I.P. comida congelada).

De alguna forma, a los capitalinos nos invadió una sensación de vulnerabilidad. Después de todo, no se trató de la primera vez en el año en que tuvimos un corte de luz prolongado. Solo un mes antes de la nevazón, ya había ocurrido uno producto de un frente con intensas precipitaciones.

Sabemos que hay factores naturales que no se pueden controlar, pero también tenemos bien claro que a veces se puede deber por falta de mantención en el sistema, en prevención, atención y en reacción ante las emergencias.

Sea cual sea la razón, después de mucho tiempo la continuidad de nuestro suministro energético se volvió un tema. Es por eso que en El Definido nos bajó la curiosidad y nos cuestionamos: ¿podrían ahorrarnos las energías renovables los desagradables cortes de luz?

La verdad de las verdades

Hablamos con Carolina Pizarro, directora de Escuela de Ingenierías de Base Tecnológica de la Universidad San Sebastián (USS) y su respuesta tiene un lado alentador y otro no tanto.

¿La respuesta corta? Las energías renovables por sí solas no podrían ayudarnos a capear los cortes de luz, básicamente porque seguiríamos necesitando un sistema de transmisión por cables, que es precisamente lo que ha estado fallando últimamente.

“Las energías renovables son una fuente más de generación de energía que después son transmitidas por redes de alta tensión y distribuidas por subredes domiciliarias”, explica Carolina. Eso sí, poseen una desventaja: su intermitencia, es decir, que “no generan energía de forma continua. Esto se debe a que depende de fenómenos climáticos y/o meteorológicos”, agrega Carolina.

¿La respuesta larga? Podríamos ahorrarnos los odiosos cortes de luz si tenemos un sistema propio de generación de energía renovable, algo que nos permite la Ley de Generación Distribuida y que cada vez se está desarrollando más. Esto se podría hacer a través de la instalación de un panel fotovoltaico (o solar) o un generador eólico y funciona más o menos así:

La fuente genera la energía y la envía a un inversor, es decir, el dispositivo encargado de transformar dicha energía en electricidad. Luego, está lista para su consumo, el que queda registrado en el medidor. Ahora, si la electricidad que generaste es mayor a la que usaste, el “resto” se envía al sistema y se te descuenta del próximo pago. Si lo que generaste es menor a lo que usaste, la diferencia la aporta el sistema energético de todos (lo que significa que igual pagarás menos).

También está la posibilidad de almacenar esa energía que “sobra” en las baterías, como la de Tesla, que buscan precisamente combatir la intermitencia de la generación de electricidad en energías como la solar (durante la noche o días con menos radiación). Mientras más pequeñas y más capacidad de almacenar mejor, ese es un desafío de hoy.

Del dicho al hecho

Pero más allá de si tendrás que pagar más o menos, lo importante es que sí es posible generar tu propia energía y utilizarla para abastecer a, por ejemplo, tu hogar. ¿Cómo saber cuántos paneles solares o generadores eólicos necesitas? Pues haciendo cálculos.

Lo principal es saber que el consumo promedio mensual de energía en Chile en un hogar es de 240 kWh. Teniendo ese dato, la cosa cambia dependiendo del tipo de energía que queremos tener en nuestra casa.

Si es fotovoltaica (con paneles solares)

Saca tu calculadora. Si tu promedio mensual es de 240 kWh, tienes que multiplicarlo por 12 para calcular tu consumo anual. Eso sería 2.880 kWh, lo que tienes que dividir por 365 para sacar tu consumo diario, que sería de 7,9 kWh (pero lo dejaremos en 8 kWh). Eso significa que son 8 kilo watts, es decir 8.000 watts o vatios.

Ahora, al menos en Santiago, el día cuenta con alrededor de diez horas de luz, lo que significa que tendrás 10 horas de creación de energía solar.

En tanto, en el mercado puedes encontrar paneles solares de 150W a CLP$ 100 mil. Es decir, uno de esos produciría 1.500 watts en esas 10 horas de un día soleado, lo que significa que necesitarías unos seis paneles (CLP$ 600 mil) para llegar a los 8.000 watts. ¡Pero no tan rápido! Todavía falta sumar el inversor (el aparato que convierte la energía en electricidad) y que en algunas partes se puede encontrar desde los CLP$ 200 mil y la batería (CLP$ 300 mil aprox). Si quieres mantener tu carga de energía por un día (a falta de luz solar suficiente), necesitarás al menos una de 12Vx180A. Es muy importante considerar eso, sobre todo si se quiere asegurar la electricidad completamente (quizás quieras agregar un par más).

Si le sumas otros CLP$ 100 mil por la instalación, te da una suma mínima aproximada de CLP$ 1.2 millones. Sí, no es como que todos tengamos ese dinero a disposición, pero si lo piensas, se trata de una inversión que puedes recuperar a partir de unos cuatro años (si le descuentas el cobro de la cuenta de luz).

Si es eólica

En el caso de la energía eólica, lo que se necesita es un mini generador eólico, baterías, un medidor y un inversor. Eso sí, acá el asunto es más complicado, porque el rendimiento del generador dependerá de las condiciones del viento, así que se podría decir que para el cálculo de producción de energía aquí es necesario ir viendo “caso a caso”. Si vives en Punta Arenas o en costas ventosas, tal vez te vaya bastante bien con esto, pero se hace más complejo para sectores con poco viento.

De todos modos, en el mercado se pueden encontrar generadores eólicos de 400W a CLP$ 360 mil, para que te vayas haciendo una idea. Así que si de verdad te interesa este tipo de suministro energético, hay varias empresas que se dedican a realizar estudios de viabilidad en hogares, además de la instalación y todo eso.

Bonus track - Energía geotérmica

¿Sabías que también se puede calefaccionar tu hogar a partir de la energía geotérmica? Es decir, con el calor natural de la tierra. Al respecto, Carolina nos cuenta que “Chile tiene oportunidades reales para aprovechar su recurso geotérmico. Una primera solución sería que cada casa tuviera un sistema de bomba de calor, cavando un pozo e instalando cañerías e intercambiadores de calor, para aprovechar la energía de la Tierra, pero sería muy caro. Por eso, la calefacción distrital se piensa como un proyecto comunitario para edificios, condominios, barrios e incluso comunas”.

Es decir, es una medida que sería más viable siempre y cuando las comunidades se organicen para llevarla a cabo.

¡Pensemos en grande!

¿Podría Chile abastecerse solamente de energías renovables, como lo ha hecho Costa Rica por ejemplo? Esa fue la pregunta que le hicimos a Carolina Pizarro y, entre otras cosas, nos explicó que para mantener un suministro de energía constante en la actualidad, Chile necesita de centrales base: centrales de gran potencia, o sea, que permiten generar grandes cantidades de energía en poco tiempo y de forma continua.

Lamentablemente, estas plantas utilizan turbinas que combustionan petróleo o carbón, generando dióxido de carbono (CO2). “Nuestro ‘enemigo’ no es la central ni el combustible, sino el CO2, gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático. La buena noticia es que los ingenieros desarrollaron tecnologías como la CSC (Captura y Secuestro de Carbono) que rebaja las emisiones de este gas a la atmósfera”, agrega la directora de carrera de la Universidad San Sebastián.

Entonces, pareciera que en el corto plazo sería complicado tener un matriz 100% de energías renovables, pero así como vamos (desarrollando cada día más las ERNC) y viendo que otro países lo han logrado o apuestan a eso, ¿quién sabe dentro de unos años más?

¿Estarías dispuesto a crear tu propio sistema de abastecimiento energético en tu casa?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Pablo Raín | 2017-07-27 | 10:45
1
"Si le sumas otros CLP$ 100 mil por la instalación, te da una suma mínima aproximada de CLP$ 1.200 millones."

1200 millones? XD
responder
denunciar
apoyar
Rodolfo Westhoff | Colaborador | 2017-07-27 | 10:59
1
¿Quién no tiene CLP$ 1.200 millones?
Jajaja. Corregido :P
responder
denunciar
apoyar
Iván Suazo | 2017-07-27 | 14:00
1
Algunas observaciones a los cálculos hechos para energía solar fotovoltaica. Un panel de 150W no significa necesariamente que produce 1500W en 10 horas. Ese es un dato de laboratorio con condiciones controladas. En Chile, por ejemplo en Santiago, un panel de 150W puede producir cerca de 650W al día promedio año (en verano más, en invierno menos). 1kW de potencia instalada (7 paneles de 150W aprox. o 4 paneles de 250W) produce 4,2kWh de energía promedio dia-año. (Potencia:kW, Energía:kWh).
Si vamos a las baterías, una como la mencionada es de las caras (AGM). Las de plomo-ácido son más económicas, aunque requieren mantención (nivel del líquido), duran menos y generan gases. Ojo con el dato de Ah de la batería. El valor es dado en función de un consumo a 12 V. A 220V el tiempo de la batería disminuye y una estimación más cercana sería calcular cuántos watts puedes "conectar", en este caso: 180*12=2160Wh(W=V*A) y a 220V tendría una capacidad de 2160/220=9,2Ah (W/V=A).
Algo similar podríamos decir del inversor en cuanto a alternativas existentes por potencia, tipo de onda, etc. A eso se suma un regulador de carga para las baterías, cableado, estructura de montaje, etc. etc. etc.
En fin, hay otros números que se pueden hacer, pero para tener en mente, una instalación como la mencionada alcanzaría para iluminar una casa normal, pequeña, y cargar artefactos eléctricos/electrónicos pequeños (celular). Para alimentar una casa completa se requiere una inversión aproximada entre 3.5 a 5 millones de pesos (depende de tecnología, instalación en techo o con estructura, cantidad de paneles, potencia a conectar, cantidad de baterias si se quiere, si es con conexión a red o no, etc.). Hoy en día un el valor de una instalación varía entre 1,5 a 2,3 millones por cada kW instalado (que no es lo mismo que generado).
Tampoco es algo complejo de hacer, para que no se asusten. Existen kits que viene con todo, hay que armarlos, pero simplifican el proceso.
responder
denunciar
apoyar
Alberto Calderón | 2017-08-02 | 05:10
0
Eso mismo iba a argumentar. Hay un error en el tratamiento de las unidades de energúa y potencia.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Gutiérrez | 2017-07-27 | 15:56
1
Lo primero es que deberían corregir en el artículo donde habla de "watts" como unidad de energía. La unidad de energía es watt*hora [Wh], mientras que la de potencia es watt.

El contra más grande que le veo al análisis es que se enfocaron demasiado en la energía dejando de lado la potencia. Es necesario considerar la variabilidad durante el día y estacional (no se consume lo mismo en verano que en invierno, ni lo mismo a lo largo del día).

Viéndolo desde un punto de vista económico, en una emergencia (e.g un corte de luz) el gasto más relevante es la inversión del generador, donde el combustible pasa a segundo plano (se va a encender solo en un caso puntual de todo). Con esa premisa un generador diesel es mucha mejor inversión que un panel solar.
responder
denunciar
apoyar
Alberto Calderón | 2017-08-02 | 05:16
0
Mi respuesta a la pregunta ¿Es posible haber evitado las molestias del corte de luz en Santiago con energías renovables, utilizando para ello el esquema de generación distribuida que se propone en el artículo (paneles fotovoltaicos)? es NO

y por algo bien siemple: bajo las condiciones meteorológicas que existian en ese momento, la generación eléctrica de dichos paneles hubiese sido muy baja, no alcanzando, ni en generación instantánea ni tampoco por acumulación, cubrir la demanda (kW) ni el consumo (kWh) de una casa en las 24 o 48 horas que duró el corte.

Al día de hoy, lamentablemente seguimos dependiendo de la robustez de las líneas de distribución eléctrica.
responder
denunciar
apoyar
Iván Suazo | 2017-08-02 | 17:54
0
Estando de acuerdo con la afirmación que la ley de generación distribuida en principio no permitiría evitar cortes de luz, los paneles fotovoltaicos sí permiten a una casa contar con electricidad (off-grid: sin conexión a la red), incluso llegar a ser autosuficientes en ese sentido, aunque con una inversión importante en baterías para almacenar energía. Y ahí creo está el punto más relevante, que con desarrollo de tecnologías nuevas como las baterías de Tesla y otros (http://www.ampere-energy.es/) cada día se facilita más.
Tengo un caso cercano que instaló paneles fotovoltaicos poco antes de la nevazón y que al menos le permitió contar con iluminación y calefacción (control de calefacción a gas) durante el corte. Incluso con días nublados se logra generar energía, poco, pero algo es algo.
Con buenos hábitos de consumo eléctrico (en caso de corte usar sólo lo necesario) se puede mantener una vivienda por 2 o 3 días de autoabastecimiento. De día se cargan (incluso en días nublados), de noche se descarga (por consumo).
Hay muchos factores a tomar en cuenta para que no crean que es la mejor alternativa, pero sin lugar a dudas es un aporte. Ejemplos hay muchos, como el programa de techos solares en Alemania (con radiación mucho menor que la zona central de Chile), y sin ir más lejos, el caso de unos vecinos en Estación Central que apareció en la prensa.
responder
denunciar
apoyar
Francisco Gallardo Silva | 2017-08-04 | 01:02
0
muy interesante lo que quiere expresar este reportaje
aunque hay un error muy grande: el inversor no convierte "energía en electricidad"
En el caso del sistema de paneles fotovoltaicos, son éstos los que transforman la energía lumínica/solar en energía eléctrica. Lo que hace el inversor es transformar los niveles de energía eléctrica que generan los paneles (o el generador eólico) en niveles de energía eléctrica que pueden ser utilizados por los artefactos presentes en una casa. Específicamente hablando, los paneles generan un voltaje bajo (entre 5V y 40V tipicamente según la configuración) y el inversor lo transforma a 220V alterno (como el voltaje presente en los enchufes de la casa)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.