mapocho, rio, ciclovia, pedales, bicicleta, doglover, ONG, proyecto, mapocho pedaleable, rio mapocho, seguridad
Imagen: César Mejías

Mapocho pedaleable se abre a la ciudad y traerá mucho más que una gran ciclovía

De lunes a domingo se podrá disfrutar esta ciclovía, que en primera parte fue abierta como proyecto piloto. Si estos meses todo funciona a perfección, podría estar abierta permanentemente.

Tags | mapocho, rio, ciclovia, pedales, bicicleta, doglover, ONG, proyecto, mapocho pedaleable, rio mapocho, seguridad
Relacionadas

Este tema no es nuevo; desde hace más de tres años que Mapocho Pedaleable se encuentra en movimiento para aprovechar los espacios que el río tiene. Mapocho42K es uno de los proyectos que busca lograr completar los 42 kilómetros de ciclovía urbana, creando un cicloparque, con las que se quiere unir a 8 comunas: Pudahuel, Cerro Navia, Quinta Normal, Santiago, Providencia, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea.

Varios otros proyectos se han sumado a la iniciativa de activar el Mapocho, y como parte de esto es que todos los años se abre un tramo de ciclovía por un día, para que los ciclistas puedan recorrer a un costado del rio. Sin embargo, este tramo no es precisamente el mismo de Mapocho42K, sino uno que pasa por debajo, al lado del río. 

Pero esta noticia sí que es nueva: este sábado 17 de diciembre Mapocho pedaleable volvió abrir sus puertas, pero no por un día, si no por cuatro meses (y con una gran posibilidad de que sean seis), y esto como un plan piloto para medir la real efectividad del proyecto, y ver si establecer la ruta como una ciclovía definitiva.

Por el momento, el trayecto disponible contará con 3 accesos en el tramo total de 2,7 kilómetros; una rampa de acceso en el Puente Recoleta, otra en el Puente Purísima y otra en el Puente Huelén.

Para que este gran piloto pudiera ser lanzado, se invirtieron 160 millones, que entregó el gobierno regional, y que van destinados a la pavimentación, medidas de seguridad (como guardias y apoyo de Carabineros) y las rampas de acceso.

A esto, se le suma una escalera para los peatones que también quieran hacer uso del paseo, pero siempre respetando la ciclovía, porque claramente no hay que pasear por ella sino se está arriba de una bicicleta.

Y este proyecto no solo ofrecerá una ciclovía de 4,2 metros de ancho, sino que también un espacio de 6 metros de ancho, a lo largo de todo el tramo, para otras actividades. Por ejemplo, este fin de semana se instalaron distintos puestos ofreciendo productos para los ciclistas, entre otras cosas.

¿Qué más tiene de nuevo? En El Definido conversamos con Victorino Goldberg, Director Ejecutivo de la ONG MAP8, la organización detrás de esta apertura, y que lidera el proyecto “Activemos el Río Mapocho”. Aquí les contamos las novedades que se vivirán durante estos meses.

Mucho más que una pista pedaleable

Los accesos estarán abiertos de lunes a domingo, de 7:00 a 20:30 en la semana de 7:00 a 18:00 los fines de semana. Sin embargo, “Activemos el Río Mapocho” tiene muchos planes que van más allá de la pista pedaleable.

Tal como lo dice el nombre, lo que se busca con el proyecto es que los ciudadanos utilicen el espacio como nunca antes, disfrutando y recorriendo, dándole vida al paseo que se está armando para ellos. Y es por eso, que la organización propuso una serie de actividades para lograrlo.

La idea es que en el área, las personas puedan pasear con las mascotas o con la familia tranquilamente, y que se pueda disfrutar de los diferentes stands. Tal cual, al costado de la ciclovía hay puestos para todos aquellos emprendedores deportivos y artesanales que deseen instalarse para darse a conocer, como también stands con productos para mascotas.

Pero si para estos meses, una caminata o trayecto en bicicleta, más las altas temperaturas de la época, te hacen desear un lindo descanso, la ONG también pensó en eso: la Zona Cero.

Es un lugar de descanso, donde las personas se pueden sentar a la sombra o al sol, a compartir, a leer, y se quiere, también, que en esa zona se pongan eventualmente carros de distintos tipos de comida. Esos stands y actividades, solo estarán activas los fines de semana, que es cuando más gente visita la ciclovía.

Como si esto fuera poco, se podrá disfrutar de clases de zumba, baile entretenido, yoga, y de artistas gráficos que mostrarán su trabaje y creaciones a todo aquel que vaya pasando. Todo esto, en distintas zonas del trayecto, y que irán rotando.

Victorino Goldberg nos explicó que además, las organizaciones o empresas que deseen hacer uso del espacio para sus actividades, pueden solicitarlo sin ningún problema. De hecho, nos contó que ya hay una organización que se contactó con ellos para poder armar un workshop momentáneo en el lugar.

Enfocados en la seguridad y el bienestar

En la inversión de este piloto, también está incluida seguridad. Según nos explicaron, existe una empresa de seguridad que ganó la licitación y que hoy se encuentra vigilando todo el trayecto, con casetas permanentes en diferentes puntos.

Por su parte, MAP8 cuenta con su propio aporte a la seguridad. “Nosotros tenemos cinco personas, por turno, que van dando vueltas en el trayecto, y estas personas además son paramédicos y técnicos de bicicletas”, explicó Goldberg.

Finalmente, todo el proyecto, actividades y seguridad, tiene un solo objetivo: que se logre activar el paseo del Río Mapocho.

“El espacio siempre estará abierto para todos, para toda la comunidad que vaya y que disfrute, ciudadanos y organizaciones, siempre con responsabilidad y armonía, sin destrozar ni dejar basura. Para que sea grato, que al otro día puedas volver y que todo esté impecable”, dijo Goldberg.

El futuro de la ciclovía del Mapocho

Lo que se espera a futuro es que se logren concretar los 42K de recorrido, pero que además se cumplan con las promesas que se tienen para este lugar, explicó Victorino.

Explicó que la promesa fundamental, necesaria para que el proyecto de Mapocho Pedaleable pueda funcionar durante todo el año, es que se logre el “parque inundable”. Es decir, que para los días que llueva y el río empiece a subir, exista la organización y funcionalidad correcta, para que se muevan rápidamente los stands y otros artículos que estarán en el paseo, para que luego que pase la lluvia y el rio baje, se haga la limpieza correspondiente y se vuelva a habilitar el paseo. “Así poder tenerlo de por vida y cobrarle la palabra a la Presidenta”, declaró Goldberg.

¿Te gustaron las actividades de la ciclovía del Mapocho? ¿Qué otra cosa te gustaría que hubiera? 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Racuna Matata | 2016-12-20 | 10:25
4
"Los peatones que también quieran hacer uso del paseo, pero siempre respetando la ciclovía, porque claramente no hay que pasear por ella sino se está arriba de una bicicleta"

LOL, el "claramente" debería ser cierto siempre.
responder
denunciar
apoyar
Javier Valdivia | 2016-12-21 | 03:54
1
no esta demas decirlo , aca donde yo vivo la gente tiene la mala costumbre de creerce bicicleta y caminar por las ciclovias
responder
denunciar
apoyar
Racuna Matata | 2016-12-22 | 10:51
0
En Chillán usan la ciclovía como feria de las pulgas :/
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-12-26 | 11:48
2
Ya me he ido por esa ciclovía dos veces a la casa y es genial: sin autos, cruces ni peatones (aunque no está completamente pavimentada en algunos tramos), con el agua corriendo a tu lado, harto viento fresco (aunque salta un poco de arena a los ojos, ideal ir con lentes) y una vista preciosa cuando uno va llegando desde el oriente a la altura de Plaza Italia al atardecer.

También te muestra cosas que no ves normalmente, como los niños que viven bajo los puentes. Heavy.

Como crítica, el acceso a la altura de Bellas Artes sólo tiene escalera, cosa imposible de subir con las bicis de BikeSantiago, que pesan una tonelada. Ojalá hubieran más accesos. Pero cada cosa a su tiempo.

Felicitaciones por la iniciativa.

responder
denunciar
apoyar
Pedro Llanten | 2017-01-05 | 15:10
1
La iniciativa y el proyecto son super buenos, pero resulta lamentable que la municipalidad de Santiago no se lo haya tomado en serio como Providencia, que pusieron asfalto y maderas para hacer una ciclovía buena. El cambio de comuna se nota demasiado, en especial si andas en pistera. Todo el sector de Santiago Centro es como piedra con cemento y es realmente molesto pasar por ahí, no sólo por todo lo que te sacudes por la vibración sino porque eso también daña tu bicicleta. De verdad debieron hacer algo más decente si planeaban abrirlo por cuatro meses, lamentablemente este tramo es mediocre.

También apoyo lo de poner más accesos.

Me preocupa todo esto porque varios (me incluyo) desistiremos de transitar por ahí debido a que la experiencia no es buena.. y si eso lleva a que no se concrete como una vía bien hecha por falta de afluencia sería bastante triste. Es una ruta que sirve mucho y sería ideal si estuviera bien implementada.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.