¡Ayúdalos a tener éxito!
9.5K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 10.000
salud, jugos, productos, emprendimiento, maqui, comercio justo, empresas B, solidaridad, responsabilidad, antioxidantes
Imagen: Newén Maqui

Este es el jugo más bueno que probarás en tu vida (y no es sólo por su sabor)

Newen Maqui no sólo es rico en antioxidantes, su producción es un ejemplo empresarial de cooperación y generosidad. Su fabricante, GeCo, cuida el medioambiente, paga bien, entrega el 20% de las ganancias a sus trabajadores y quiere ahora sentarlos en su directorio.

Por Jonathan Mardones | 2015-11-27 | 11:08
Tags | salud, jugos, productos, emprendimiento, maqui, comercio justo, empresas B, solidaridad, responsabilidad, antioxidantes
"Yo creo que en algún momento el país confundió libertad con egoísmo" - Carlos Abogabir, Director Ejecutivo de GeCo
Relacionadas

En la casa de Nolbe Aburto, comuna de Santa Bárbara, región de BíoBío, cuesta llegar a fin de mes. En una de las zonas más pobres de Chile, el trabajo escasea y las necesidades abundan. Nolbe se dedica a la recolección de frutas. Trabaja por temporada.

En el 2012 se acercaron a ofrecerle un trabajo interesante. Lo aceptó como cualquier otro. Servía para ganar algo de dinero. A los días se dio cuenta que salía de lo común: era diferente a todos los trabajos que tuvo en su vida.

El hecho que la marcó y que cambió su percepción definitivamente, fue cuando sus jefes le dijeron que querían ir a tomar once a su casa. “Yo pensaba que como eran más de plata iba a ser distinto, como de otra categoría, pero cuando los tuve en mi casa los sentí muy cercanos”, confiesa Nolbe.

Esa tarde de 2012 hubo risas, mucha comida (como buenos sureños) y una larga conversación. “Ellos son acogedores. No son como otras empresas que te dicen ‘nos vemos cuando te paguemos’. Están preocupados de nosotros de verdad”, cuenta Nolbe. 

Ella se refiere a la empresa GeCo, productora de Newén Maqui, un jugo gourmet que poco a poco va entrando con fuerza en el mercado nacional y latinoamericano. De hecho, recientemente estuvo representando a Chile en la Expo Milán.

“Partimos con una relación de jefe, de mandante a mandado. Pero de a poco vamos logrando un trato de igual a igual, que es lo que queremos”, dice Carlos Abogabir, Director Ejecutivo de GeCo.

La idea la quieren llevar a la práctica. La intención de la empresa es que los recolectores de maqui formen una cooperativa para que puedan convertirse en socios y sentarse en el directorio. Pero no es lo único: en GeCo tienen como política, además de pagarle bien a los trabajadores por la recolección, el entregarles un porcentaje de las ganancias. Tras la primera producciónm Nolbe ya recibió su dinero.

Newen Maqui: sano, ecológico y justo 

La Expo Milán 2015, una de las ferias internacionales más prestigiosas del mundo, revolucionó la ciudad Italiana por seis meses. Y como no, si albergó a delegaciones de más de 140 países de todos los continentes, que buscaban exponer sus mejores productos bajo el concepto de Alimentación y Sostenibilidad. La feria se realiza cada cinco años, con sede y temática diferente.

Este año, en el pabellón nacional, en medio de los mejores productos del país, estuvo Newén Maqui. De etiqueta blanca y líquido oscuro, y sabor similar, pero más dulce que el del arándano, el jugo está hecho en base a Maqui (Aristotelia chilensis), fruto endógeno que sólo existe en el sur de nuestro país y algunas zonas de Argentina, y tiene varias particularidades, que sus creadores llaman el "Triple Beneficio". 

Lo primero, te hace bien: contiene todos los antioxidantes que una persona necesita en un día, pues el Maqui está entre los frutos con mayor capacidad antioxidante del mundo (casi 7 veces más que el Arándano). Segundo, nos hace bien: la extracción del maqui está basada en la ecología, ya que se trabaja con la misión de no dañar los árboles, capacitando a los trabajadores en la extracción sustentable del fruto. Tercero, hace el bien: los que recolectan las frutas, los que se levantan muy temprano y trabajan duro para alcanzar un buen pago, próximamente serán socios de los dueños de la empresa productora, por iniciativa de…los propios dueños. Así tal cual.

Newén Maqui se basa en un novedoso concepto empresarial, donde la empresa productora, los inversionistas y los trabajadores conviven en un sistema colaborativo. Gracias a esta forma, y por la calidad del producto, se ganaron los pasajes a Milán.

“No puede ser que una empresa sea exitosa a costa de sus clientes, o sus inversionistas, o sus vecinos, o sus trabajadores”, dice Carlos Abogabir, Director Ejecutivo de GeCo. “Creo en la empresa como un motor de cambio social, pero no desde la filantropía, no regalando plata, sino que integrando a la gente al negocio, a las decisiones que se toman y haciendo que todos ganen”, agrega.

La intención de GeCo, la empresa creadora de Newén Maqui, es que los recolectores en los próximos meses formen su propia cooperativa. Desde 2012, cuando se contactaron con ellos, han creado liderazgos para que paulatinamente asuman mayores responsabilidades.

Pero las confianzas mutuas se logran con hechos, no sólo con palabras. Carlos Abogabir reflexiona sobre este punto: “Las relaciones de confianza no se generan con regalos. Mi señora no me quiere más si le regalo más cosas. Si yo le regalo un reloj, puede que esté contenta un par de días. Si le regalo un auto puede que esté contenta un par de meses. Pero sólo me va a querer más si tenemos más confianza, si construimos nuestras vidas juntos. El regalo es una consecuencia. Lo mismo pasa con los trabajadores. La confianza no se gana arreglándoles las canchas o regalándoles juguetes para navidad, sino que mejorando su calidad de vida”.

Por eso, primeramente, GeCo certifica el pago que realiza a cada trabajador a través de un sistema denominado Comercio Justo, donde una empresa externa certifica que se les dé un pago digno y por sobre la media de mercado. En segundo lugar, GeCo comparte el 20% de las ganancias totales con los recolectores. Ese pago ya le fue hecho a Nolbe Aburto y a los 399 trabajadores restantes que participaron en la primera producción.

Pero antes de que los recolectores recibieran su dinero, antes de que Newén Maqui deslumbrara en Expo Milán, antes de que Nolbe Aburto recibiera a sus jefes en su casa, nadie creía en el proyecto. “Nosotros, cuando empezamos, íbamos a conversar con los recolectores y no nos creían. Nadie quería trabajar porque no confiaban. Estuvimos varias semanas buscando gente. Nos costó mucho”, confiesa Carlos Abogabir.

No se daña lo que se conoce

“La desconfianza parte porque ha habido malas prácticas de ambos lados: empresarios y trabajadores. También por falta de comunicación. Los gerentes de las empresas se han alejado mucho del terreno, de humanizar su trabajo, y terminamos viendo planillas Excel y no personas. Cuando nos volvemos a vincular, a humanizar, cambia todo. Yo creo que uno debe ponerle amor a las cosas que hace, no sólo en el aspecto personal sino también en el laboral. Y lo contrario al amor no es el odio, sino que la indiferencia. Y en Chile hemos caído en la indiferencia, y esa indiferencia hace que no nos vinculemos.

Uno pudo haber tenido más oportunidades, porque accedió a mejor educación y cosas así, pero eso no te hace una pisca más digno que cualquier otra persona. En el fondo hay que entender que somos todos personas. Tú empiezas a ver los sueños, los anhelos, las ganas de sacar la familia adelante, somos todos súper parecidos.

Yo he aprendido harto. Yo tendía a ser súper pedante intelectualmente. O sea, por tener más estudios pensar que uno sabe más, es bien estúpido. El conocimiento local es mucho más valioso. El conocimiento simple de la persona que ha vivido, que ha tenido experiencia es mucho mejor que una persona con un doctorado. Nosotros llevamos 3 años estudiando el maqui, hemos ido a todos los congresos, pero no hay nadie que sepa más de maqui que los recolectores, porque lo han vivido, lo han sentido, están conectados. Hemos aprendido a respetar ese conocimiento. A creerles, a escucharlos. Y no tan sólo en eso, en términos humanos es lo mismo. El nivel de apañe, de colaboración con el que trabajan es sorprendente. Un día si uno amanece enfermo, otros dicen ‘dividámonos la pega entre los dos’. Yo no sé si eso se ve en las empresas.

Yo creo que en algún momento el país confundió libertad con egoísmo. Entonces pareciera que en estos lugares alejados ese pensamiento todavía no llega”. Carlos Abogabir, Director Ejecutivo de GeCo, ingeniero civil de la Universidad de Los Andes.

El lento proceso de construir confianzas

En el año 2012 se funda GeCo. A los pocos meses la empresa Colbún, generadora de energía eléctrica y creadora de varias hidroeléctricas a lo largo de Chile, llamó a GeCo para que desarrollar proyectos con sus comunidades vecinas; Colbún aportaría en financiamiento necesario. Así nació Newen Maqui. 

"Newen Maqui es un proyecto de GeCo con Colbún, que fueron los primeros en apoyarnos, luego vino Fosis, Corfo y The Aspen Institute (institución americana que entrego la Beca First Movers a Newen Maqui como uno de los 20 proyectos mundiales que combinan el negocio con el impacto social). También nos ganamos el año pasado el premio Emprendimiento Sustentable 2014 entregado por el Hub de Sostenibilidad", explica Abogabir.

Luego de la solicitud de Colbún, y tras la evaluación del proyecto, idearon el proyecto que ya conocimos. Sólo faltaba encontrar a la gente.

Ese mismo año viajaron a Quilaco, región BíoBío. Fueron a la municipalidad de la comuna a solicitar contactos de personas que se dedicaran a la recolección de frutas. Se los dieron. Anduvieron casa por casa mostrando su proyecto, transmitiendo la idea empresarial, pero sólo recibieron rechazos. La gente desconfiaba. Lo mismo pasó en la comuna de Santa Bárbara y Mulchén.

“Nos costó entrar. Un día nos pusimos a jugar una pichanga con unos hombres que pillamos por ahí, y al terminar el partido los invitamos a participar. Así fuimos entrando, poco a poco”, relata Carlos Abogabir.

Una vez conseguidos los trabajadores, había que generar la confianza. “Nos pasaban a buscar en auto, estaban ahí con nosotros mientras cosechábamos, preocupándose de lo que faltara. Noté al tiro que el ambiente era distinto a otras empresas. Nos reímos juntos, andamos todos alegres, nadie anda amargado”, cuenta Juan Carlos Contreras, habitante de Quilaco y recolector de maqui.

En el verano de 2013 fue la primera cosecha. El maqui aparece en una breve temporada a partir de mediados de diciembre, por no más de tres meses, por lo que el trabajo debe ser intenso y diario.

“Lo bueno es que nos pagan al tiro, el mismo día”, asegura Nolbe Aburto. A cada recolector se le paga por kilo recolectado. El precio es variable, depende del mercado y varios otros factores. Últimamente se ha pagado entre 700 a 1.200 pesos el kilo. “Uno de los mejores recolectores sacó la temporada pasada 100 mil pesos diarios aproximadamente”, confirma Carlos Abogabir.

Así fueron creciendo. Nuevas personas se fueron sumando. Eligieron a cinco jefes de cuadrilla para organizar a los trabajadores. Nolbe Aburto y Juan Carlos Contreras son dos de ellos.

En la última temporada tuvieron 400 personas dedicadas a la recolección. GeCo proyecta trabajar con cinco mil. Y no se ve la meta tan lejana.

“Toda mi familia trabaja en la temporada del maqui con ellos. Y últimamente mucha gente se me ha acercado a decirme que quieren trabajar en diciembre. Cuando les cuento cómo es la empresa, dicen que quieren sumarse”, cuenta Nolbe Aburto.

Juan Carlos Contreras aporta otro dato: “este año se ve mucho maqui. Va a haber mucho más que el año pasado”. Juan Carlos dice que se siente contento con el trato que he recibido. “Me han venido a ver a la casa dos veces en el año”, confiesa.

Además, asegura que “Nos han regalado hartos jugos. Cuando lo tenemos en nuestras manos nos sentimos parte de la producción”.

Nolbe Aburto, la recolectora de Santa Bárbara, dice que se sintieron importantes cuando supieron que Newén Maqui llegó a la Expo Milán, porque ayudaron a producirlo. “Además es súper rico. Es un manjar (se ríe)”.  

El Maqui es sólo el comienzo

En conversación con este medio, Carlos Abogabir comentó que el jugo de Maqui es sólo el comienzo. Aunque por ahora están empeñados en aumentar los volúmenes de venta, para bajar los costos de producción (el producto actualmente se puede encontrar principalmente en SalcoBrand, Coquinaria, Juan Valdés, Carlo Cocina, Marriot y una serie de cafeterías. Sus puntos de venta aparecen en su sitio web), la idea de GeCo es, en un futuro cercano, expandir el rango de productos, tanto creando nuevos productos a partir del Maqui, como de la explotación de otros frutos y plantas que abundan en la zona. "La idea es poder dar trabajo a los recolectores todos los meses del año", explica Carlos.

Tú puedes contribuir a que esto se haga realidad, con el simple acto de consumir sus productos.

¿Has probado el jugo de maqui?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
carmen concha | 2015-11-27 | 13:53
1
Excelente. Buena forma de trabajo y ademas el maqui es tan chileno.
responder
denunciar
apoyar
Peter Traicer | 2015-11-30 | 12:41
1
Wow, hasta me dieron ganas de ir al sur y trabajar de recolector unos meses, ahahha
Gran articulo e inspiradora empresa, me gusta, :)
responder
denunciar
apoyar
Adrian Hurtado Escanilla | 2015-12-01 | 11:49
1
Buen artículo...he comido maqui directo de la mata y realmente es un fruto exquisito. Además existe en el sur el michay, similar pero con hojas espinudas y en las pampas de la austral Punta Arenas el famoso calafate.
Felicitaciones a los empresarios y trabajadores...otro mundo es posible...
responder
denunciar
apoyar
Loreto Vásquez | 2015-12-01 | 22:23
3
Espectacular en todo sentido, que lindo artículo además. Hasta me emocioné. Gracias por compartir Jonathan.
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Mardones | Colaborador | 2015-12-01 | 22:34
0
Gracias a usted por su comentario. Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Mario Vial | 2015-12-02 | 09:52
0
Enorme artículo. Con cosas como esta me siento esperanzado.
Felicidades a la Empresa y al autor.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Vega García | 2015-12-02 | 21:11
0
emocinante articulo! aun tenemos patria!

responder
denunciar
apoyar
cristian guajardo | 2016-01-19 | 10:36
1
Wow simplemnete espectacular, me das mucha esperanza seguir creyendo en un cambio para bien en la forma de construir sociedad, muchas gracias
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.