Reforma Laboral, cambios, conceptos, términos, proyecto de ley
Imagen: Gojko Franulic

11 conceptos clave para entender la Reforma Laboral

Para discutir sobre un tema, lo primero, es entenderlo. Y para seguirle el ritmo a la discusión sobre el cambio a la normativa laboral, es fundamental que manejamos el lenguaje de quienes están más involucrados. Para eso, les explicamos 11 de los términos más utilizados.

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2015-08-31 | 07:08
Tags | Reforma Laboral, cambios, conceptos, términos, proyecto de ley

Si bien no está sellada y sacramentada la polémica Reforma Laboral –más bien está en etapa de indicaciones al proyecto de ley–, sí tiene tomada la agenda noticiosa. A diario leemos sobre las discusiones y opiniones sobre las medidas que se tomarán ante las huelgas, quiénes y cómo negociarán, qué pasará con los trabajadores no sindicalizados, y los posibles efectos de todo lo anterior en las empresas de todos los tamaños, entre otras cosas, pero rara vez se nos explica realmente de lo que se está hablando.

Con el objetivo de que entendamos mejor los conceptos que se están manejando, sobre todo para aquellos que no están inmersos en el mundo sindical, hicimos un glosario de 11 términos explicados de la manera más sencilla y comprensible posible.

1. Negociación colectiva

Es el procedimiento a través del cual un empleador se relaciona con una o más organizaciones sindicales de su empresa, o con trabajadores que se unen específicamente para tal efecto (es decir, un grupo negociador), con el objeto de establecer condiciones comunes de trabajo y de remuneraciones por un tiempo determinado.

Hoy en día el Código del Trabajo no reconoce la existencia de un “sindicato titular” que sea el único capaz de negociar, lo que permite que los trabajadores se agrupen en órganos paralelos al “sindicato” y negocien con el empleador.

El proyecto de ley deroga la facultad unilateral del empleador de aplicar o extender total o parcialmente los beneficios de un instrumento colectivo a trabajadores que no formaron parte de la negociación colectiva -incluyendo aquellos sin afiliación sindical- con el simple descuento del 75% de la cuota sindical correspondiente a cada trabajador.

2. Sindicato titular

La titularidad sindical establece que el sindicato será el sujeto principal encargado de llevar adelante el proceso de negociación colectiva por parte de los trabajadores. De hecho, será el único que podrá negociar mejores condiciones a nivel colectivo en empresas en que existan sindicatos. Los grupos negociadores solo se aceptarán en empresas sin sindicatos.

Con la nueva normativa, la negociación colectiva beneficiará a los trabajadores que se encuentren afiliados al sindicato titular del proceso y a los que se asocien dentro de los 10 días de iniciado el proceso de negociación. Igualmente, los beneficios del instrumento colectivo suscrito, se otorgarán automáticamente a los trabajadores que se afilien al sindicato con posterioridad a la negociación y que no estén cubiertos por otro instrumento colectivo. El sindicato no podrá impedir o restringir arbitrariamente la afiliación de un trabajador al sindicato.

Los beneficios obtenidos por el sindicato en procesos de negociación colectiva se entregarán solo a sus afiliados. El empleador podrá extender los beneficios a los no sindicalizados sólo si cuenta con la venia del sindicato.

3. Grupo negociador

Un grupo negociador es un conjunto de trabajadores que se une específicamente para fines de negociar colectivamente condiciones laborales, y que se disuelve una vez concluidas las negociaciones.

En las empresas en que no existe sindicato, se reconoce el derecho a que los trabajadores puedan unirse en grupos para el solo efecto de negociar colectivamente.

Si en la empresa ya hay un sindicato, no se podrá organizar un grupo paralelo. Solo podría hacerlo en el caso de que no haya un sindicato. Con un mínimo de ocho trabajadores se podrá formar un sindicato propiamente tal y, en ese caso, sí tendrá derecho a negociar.

4. Beneficios de la negociación

Como dijimos antes, con la nueva ley,el empleador estará obligado a extender los beneficios de la negociación colectiva automáticamente a todos los trabajadores que, aunque no hayan participado de la negociación colectiva, se afilien al sindicato con posterioridad a la suscripción del contrato. Del mismo modo, si la empresa contrata nuevos empleados y, al día siguiente, estos deciden afiliarse al sindicato, la empresa estará obligada a extenderles los beneficios, asumiendo ese costo adicional.

La excepción será el pago del bono de fin de conflicto, que solo se hará extensivo a los que participaron de la negociación.

5. Reemplazo por huelga

Actualmente, la contratación de personal en reemplazo de trabajadores que se van a huelga, es autorizada por la ley bajo determinadas condiciones. La oportunidad en que el empleador puede reemplazar a los trabajadores que se encuentran en huelga depende si cumple una serie de exigencias que van desde que el inicio de la huelga se dio por escrito, hasta que ofrezca un bono de reemplazo.

Si el empleador cumple con las exigencias para contratar reemplazante a partir del primer de huelga, el reintegro puede producirse a partir del día 15 de iniciada ésta. El empleador puede oponerse al reintegro, en la medida que tal oposición sea para todos los trabajadores en huelga. No se admite discriminaciones en esta materia.

La huelga concluye cuando más de la mitad de los trabajadores involucrados se reintegra. Producida esta situación los demás trabajadores deberán reintegrarse, ya que la huelga ha llegado a su término, lo que deberán hacer dentro de los dos días siguientes.

Este es uno de los puntos más candentes de la reforma. En dicho proyecto se elimina la facultad del empleador de reemplazar los puestos de trabajo de los trabajadores en huelga, con trabajadores propios o externos a la empresa.

La organización sindical que haya aprobado la huelga, tendrá el deber de proveer el personal necesario para cumplir con los “servicios mínimos”, los que estarán a cargo de uno o más “equipos de emergencia” que serán dispuestos por el sindicato.

La nueva normativa no solo prohíbe la contratación de trabajadores externos para reemplazar a los huelguistas, sino que establece que los trabajadores no sindicalizados no podrán asumir las funciones de los que se encuentren movilizados.

6. Servicios mínimos

Los servicios mínimos son, durante una huelga de trabajadores, aquellos servicios considerados esenciales que se siguen prestando durante la huelga para evitar que haya desabastecimientos, caos administrativo, falta de producción, daños irreparables, etc.

En la nueva legislación, donde no habrá reemplazo en caso de huelga, los servicios mínimos juegan un rol importante. La definición de qué será considerado un “servicio mínimo” y de los “equipos de emergencia” encargados de llevarlos a cabo, podrán acordarse antes del proceso de Negociación Colectiva o al inicio de éste. En caso de descuerdo sobre estas definiciones, la Dirección del Trabajo podrá resolver, decisión que será reclamable ante los Tribunales Laborales.

7. Descuelgue

Son los trabajadores que abandonan la huelga y retornan al trabajo.

El proyecto de ley prohíbe el descuelgue de trabajadores que votaron la huelga. Con la legislación vigente, en cambio, los trabajadores involucrados en un proceso de negociación colectiva pueden reintegrarse a sus labores individualmente.

8. Comisión de negociación

Hoy, los trabajadores deben ser representados por una comisión negociadora, de no menos de tres integrantes ni más de cinco, elegida por los involucrados, en votación secreta celebrada ante un Inspector del Trabajo.

En la nueva normativa,se establecerá un procedimiento obligatorio para integrar mujeres a las Comisiones Negociadoras.

9. Piso de negociaciones colectivas

Hoy en día, no existe un piso en la negociación colectiva, no obstante se otorga a los trabajadores el derecho de exigir la suscripción de un nuevo contrato colectivo con iguales estipulaciones a las contenidas en los contratos vigentes al iniciarse la negociación colectiva.

La nueva ley establece un piso mínimo para cada negociación colectiva que emprendan los trabajadores: El nuevo contrato colectivo no podrá contener beneficios inferiores a los contenidos en el contrato vigente. El empleador estará obligado a ofrecer, como mínimo, idénticas condiciones a las establecidas en el contrato colectivo vigente. De este modo, si el contrato vigente establece un reajuste salarial de 2%, el empleador no podrá ofrecer un reajuste menor que 2% en la nueva negociación.

Si producto de una crisis económica, la empresa no puede ofrecer las mismas condiciones, podrían negociarse condiciones inferiores, eliminando o sustituyendo beneficios. Para esto, la empresa estará obligada a entregarles a los sindicatos toda la información financiera, tributaria, costos de la mano de obra y planes de inversión que acrediten que no puede cumplir con las mismas condiciones del contrato vigente.

No forman parte del piso de la negociación la reajustabilidad de los salarios por IPC y el bono de término de la negociación o conflicto.

10. Práctica antisindical

Son las acciones que atentan contra la libertad sindical, ya sea del empleador, del trabajador, de las organizaciones sindicales, y de todo aquel que ejerza fuerza física o moral en los trabajadores con el fin de obtener su afiliación o desafiliación sindical. Unos ejemplos son: Obstaculizar la formación o funcionamiento de los sindicatos. Ofrecer o dar beneficios para impedir la formación de un sindicato. Evitar la afiliación de un trabajador(a) a un sindicato ya existente.

Un cambio de la nueva normativa es que el trabajador podrá negociar individualmente condiciones laborales incluso similares o superiores a las negociadas por el sindicato, pero en ningún caso esa negociación podrá llevarse a cabo a nivel colectivo, ya que eso se entenderá como una práctica antisindical.

11. Permiso sindical

Según el Código del Trabajo, los empleadores se encuentran en la obligación de conceder a los directores sindicales los permisos necesarios para ausentarse de sus labores con el objeto de cumplir sus funciones fuera del lugar de trabajo, los que no pueden ser inferiores a seis horas semanales, ni a ocho tratándose de sindicatos con 250 o más trabajadores, con un máximo de una semana al año. Ahora bien, siendo los permisos sindicales un derecho para el dirigente, el empleador no puede en forma alguna condicionar su otorgamiento. De todas formas, el dirigente, en pro de buen servicio, debe avisar a su empleador o a quien corresponda, que hará uso del beneficio. Lo anterior, para que el empleador pueda reemplazar al trabajador a tiempo y evitar cualquier problema.

El mecanismo de aviso puede estar contemplado en el reglamento interno de la empresa, lo cual permite establecer eventuales sanciones para el caso de incumplimiento. No obstante lo anterior, en ningún caso la sanción por el no aviso podría llegar a implicar la supresión del permiso.

La nueva ley ampliará el horario destinado a actividades sindicales, las que pasarán a denominarse “horas de trabajo sindical”.

¿Qué otros términos te gustaría que explicáramos?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Alonso Rojas | 2015-08-31 | 08:30
3
Me gustaría que ahondaran en los casos en que los sindicatos representan a la minoría del personal. ¿Tienen algún requisito de afiliación mínimo? Lo pregunto porque en mi caso, trabajo en una empresa que compró a mi antiguo empleador y a otra empresa afín, la cual tenía sindicato.
Según la actual ley, el sindicato se puede formar con poca gente, pero al cabo de un plazo debe representar a la mayoría de los trabajadores, salvo que no la haya entendido bien. Pero si fuera ese el caso, se produciría un secuestro de la voluntad de los trabajadores por unos pocos.
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo Cornejo | 2015-08-31 | 10:32
3
De hecho ese es el motivo por el cual algunos estamos en contra de la reforma. La Nueva ley le pretende dar más poder a un único sindicato que represente sólo los intereses de quienes estan afiliados. Siendo que lo ideal es que cada trabajador negocie sus condiciones de trabajo individualmente al momento del contrato. Cosa que sabemos que no pasa porque los chilenos creemos que este tipo de prácticas, asi como regatear, son de mala educación.
Como si no bastara en sí con lo fascista que es el colectivismo
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-08-31 | 11:09
2
Hola Gonzalo. Creo que la intención es buena (incentivar que los empleados se asocien, para fortalecer su posición) pero la forma de lograrlo a mí no me parece. Soy en general más amigo de los incentivos positivos (fomentar con mejoras) que los negativos (obligarte por medio de quitarte cosas).

No he leído un buen estudio de por qué la gente se resiste a sindicalizarse, pero me imagino que deben haber buenos motivos. Quizás encuentran demasiado politizados y capturados por intereses a los sindicatos. Quizás no quieren pagar cuotas. Quizás no le ven utilidad. Creo que esas son preguntas que hay que responder para tener una mejor reforma.

También habría que preguntarse si es malo en sí mismo que existan grupos negociadores. Debería hacerse algún estudio comparado de los resultados de los distintos tipos de asociatividad.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-08-31 | 12:52
2
Desde el punto de vista de RRHH (área desde donde me desempeño) tengo una impresión del porque la gente no se sindicaliza: El tema va con que eres visto como conflictivo, te frena ascensos e incrementos de renta. Por otra parte, la sociedad chilena no cree en las comunidades para solucionar problemas comunes.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-08-31 | 12:53
0
Yo tengo una duda:
En la reforma ¿Se cambian las condiciones de personas que pueden quedar excluidas de afiliación sindical?
Saludos
responder
denunciar
apoyar
Antonia Laborde | Periodista | 2015-08-31 | 13:09
1
Hola Paper, no se mencionan cambios a las condiciones. Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Pablo Alvarado | 2015-09-07 | 10:50
0
No se menciona nada sobre los sindicatos corruptos (el caso en que un dueño le pague una cantidad para controlar indirectamente el desarrollo de la situación), ¿verdad?
Lo digo porque al evitar que existan grupos paralelos, se deja en una desprotección total a la gente si ese es el caso.
responder
denunciar
apoyar
Pablo Pablo | 2015-09-23 | 10:46
0
desde mi punto de vista y en mucho tiempo que llevo trabajando en el área de la construcción y mineria, los sindicatos interempresa buscan mas lucrar que hacer un sindicalismo organizado, los sindicatos que son empresas buscan mas el entendimiento con el empleador ya que ven una mejor estabilidad laboral, pero no en muchos casos, y caen de igual forma como los interempresa (en la actualidad y ante de los cambios a la reforma laboral)
Los delegados sindicales buscan NO HACER NADA como condicion minima, muchos crean una condicion hostil entre los mismos trabajadores para atraer adeptos y dicen que arreglan las cosas, esto es FALSO.
tantos empleadores como sindicatos buscan el bienestar y el negocio, los sindicatos interempresa mas aun y les pregunto ¿que hacen con las cuotas sindicales de $3.000 en un universo de 12.000 asociados? solo saquen la cuenta, quien los fiscaliza?, en que los gastan?, ¿lo gastaran? como viven los que administran estos fondos? ¿sera un negocio?
muchos trabajadores se hacen delegados con la finalidad y para cuando terminan la construcción en NEGOCIAR LA SALIDA y como condición de negociación desde 10 sueldos hacia arriba, he visto que han negociado hasta MM$35
Muchos sindicatos interempresas y por su mala administración de sus delegados sindicales (piden ser elegidos los mas confrontacionales), han llevado a que empresa les quiten proyectos, incentivan a la empresa principal con cahuines en todo sentido, piden sacar gente, te amedrentan, te afrocen combos, te siguen, te dicen que conocen donde vives, ¿y asi quieren dar mas poderio a los sindicatos y que mas patuamente dicen que son ORGANIZADOS? pero organizados en el terror en muchos casos.
Buscan su negocio???, por supuesto y en todo sentido.

podría seguir escribiendo pero no los quiero aburrir, lo único que se que hoy la economía esta malisima, y estos sindicatos mas ayudan a quedar sin trabajo a muchos y mas aun los trabajadores quedan marcados por un buen tiempo.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.