barrio, bicicleta, caminar, comodidad, urbanismo, 20 minutos, medioambiente, calidad de vida, portland

"Barrios de 20 minutos" Una vida caminable

Todo lo que necesitas a pasos de ti, literalmente. Gimnasio, supermercado, oficina, hospital, restaurant, cine, colegios, tiendas. Así son los "Barrios de 20 minutos" de Portland, que han traído enormes beneficios para su economía, medioambiente y calidad de vida.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2013-08-12 | 17:08
Tags | barrio, bicicleta, caminar, comodidad, urbanismo, 20 minutos, medioambiente, calidad de vida, portland

¿En qué piensas cuando te imaginas el lugar ideal donde te gustaría vivir? Dejando de lado los costos y soñando un poco ¿qué es lo primero que consideras al evaluar dónde instalar tu residencia? En el mundo inmobiliario, existe bastante consenso en que el principal factor que considera una persona a la hora de irse a vivir a un lugar, es su ubicación. 

Habitualmente tenemos que conjugar factores ambientales, sociales y prácticos para elegir dónde establecer un hogar. Pero éstos rara vez coinciden. Así, debemos elegir por estar cerca del colegio de los niños, pero lejos de la oficina. O cerca del transporte público, pero lejos de las áreas verdes. Cerca de los sectores de servicios, pero sometidos al ruido de vehículos. Lo ideal, claro, sería que todo se diera junto en un mismo espacio, en que se priorizara a los peatones, bicicletas y vida de barrio. Pero... ¿qué tan probable es eso en una ciudad grande? 

Al menos en Portland, Estados Unidos, es bastante probable. De hecho, 11% de los barrios de esa ciudad ya reúnen esas características. El alcalde de la ciudad se la quiso jugar con un proyecto que respondiera a la polución producto del traslado en vehículos contaminantes, la pérdida de tiempo por traslados y el deterioro del sentido de comunidad entre sus habitantes.

El poder de la costumbre

Las grandes ciudades han impuesto la necesidad largos tiempos de viaje y extensos recorridos por avenidas atochadas. Con el tiempo hemos ido considerando esto como parte de la "normalidad", si bien resulta completamente disfuncional.

Según los datos indicados en ICIC (Inniative for Competitive Inner City), un estudio ha demostrado que el precio promedio de mantener y echarle bencina a un auto en EEUU es de unos 4 millones de pesos chilenos por año. En cambio, el de una bicicleta es de tan solo $200.000. Otro estudio muestra que las personas que viven en los suburbios y tienen que trasladar a sus hijos, pasan en total 17 días completos al año manejando. Los viajes promedio en auto de un estadounidense, al año, son 1.305. Estas son cifras de EEUU, pero el caso chileno no es muy diferente.

Es ante esta realidad que surge el concepto del Barrio de 20 minutos.

Un barrio a la medida

La visión de Sam Adams, Alcalde de Portland, era la de organizar la ciudad de manera tal que cada barrio contuviese todos los servicios necesarios (supermercado, oficina, hospital, banco, parques, cine, librería, colegio, etc.) a una distancia caminable dentro de 20 minutos. En distancia esto se traduce a 1,6 kilómetros. Las calles y veredas estarían dispuestas de manera tal que promoviesen el uso de los pies y la bicicleta, integrando también el transporte público. 

De este modo se rescataría la vida de barrio y sería factible que estos micro-polos urbanos se instalasen en lugares alejados del centro de la ciudad, sin por ello forzar a sus habitantes a largos tiempos de traslado.

Con esto en mente, el alcalde Adams lleva 15 años realizando una extensa recopilación de datos de cada sector, para identificar las principales necesidades y características de las personas que se mueven en esas calles. A continuación, dotar a los barrios de toda la infraestructura que carecen. Junto a esto, incentivar además a la gente a disfrutar de sus comunidades a pie y en bicicleta, a través de diversas actividades y con una infraestructura segura para peatones y ciclistas, bien conectada con el transporte público.

Para Adams, la información es tan fundamental como el dinero para transformar una ciudad regular en una de barrios de 20 minutos. "El desafío del dinero es permanente y universal. Pero después de eso, es la falta de comprensión, la falta de investigación. Odio decirlo, soy un nerd... pero son los datos. No datos por y para sí mismos, sino para comprender mejor. La noción de que podemos hacer más con los recursos que tenemos es realmente clave (...) Esto no es gratis, pero no cuesta lo que cuesta expandir arterias vehiculares y autopistas y esas cosas", declara y agrega que falta valorar más el aporte del viaje no realizado, la milla no manejada.

La vida en 20 minutos - Beneficios evidentes

¿Qué beneficios tienen estos barrios? Si pensamos en nuestras vidas, lo primero es la comodidad de tener todo cerca y el valor que adquiere lo local. Conocerse, relacionarse con las personas del barrio, sentirse en un espacio propio. Adams comenta en una entrevista en The Atlantic, que esto ayudará a mejorar el sentido de pertenencia, donde el barrio se convierte en una gran familia.  

Además el cuidado de la ciudad es diferente. Al caminar por las calles, las personas van a otro ritmo y observan más su entorno, que sienten propio. Así, cualquier problema o descuido es comunicado. El alcalde comentó que ahora hay más comentarios y quejas, lo que considera bueno en el cuidado de un barrio.  

Hay beneficios ambientales. La idea de Adams es reducir las emisiones de carbono en un 80% para el 2050. Hasta el momento, en Portland se maneja un 20% menos que en otras ciudades de Estados Unidos, lo que reduce considerablemente la huella de carbono en el ambiente y el nivel de ruido de la ciudad.

Además, económicamente conviene, no sólo porque las familias evitan consumir sus ingresos alimentando los motores de sus vehículos, sin también porque al mantener el consumo local, cada dolar que no se gasta en otros lados, se queda en la economía del sector, comenta Adams. 

Por último, hay un serie de ventajas extra, como la disminución del tráfico vehicular, la reducción de accidentes de tránsito y una menor contaminación acústica.

¿Es posible en otros lugares? 

Adams cree que los barrios de 20 minutos no son exclusivos de Portland y pueden ser replicados en otras partes. De hecho en la ciudad de Eugene, por ejemplo, se están implementando. "Nuestro éxito no tiene nada que ver con la originalidad de Portland. La lección que hemos aprendido es: provee a la gente de lugares decentes y seguros para caminar, y ellos lo harán. Es así de simple", asegura.

Si quieres ver cuán caminables son las ciudades en Estados Unidos, entra a Walk Score.

Un poco de urbanismo...

La idea está desde 1920, cuando algunos urbanistas hablaban de algo parecido. Se mostraban las ventajas sociales de un barrio definido físicamente con parques, tiendas y viviendas concentradas alrededor de un centro comunitario. De esta forma, lograr una interacción social entre vecinos. También se suma a esta base otros principios de planificación, como el New Urbanism, Desarrollo orientado al tránsito y Calles Completas, diseños para equilibrar necesidades de peatones, ciclistas y autos. 

¿Crees que es posible hacer un barrio de 20 minutos en Chile? ¿Qué habría que tener en cuenta?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-08-12 | 17:21
2
Muy interesante lo que dice el alcalde. Aunque admite que la plata es un tema, el foco lo pone en la información, en entender bien los flujos y necesidades de los diversos sectores de la ciudad, para entender mejor cómo enfocar los esfuerzos y qué infraestructura instalar dónde.

Lo mejor es que no se trata de empezar ciudades satélite nuevas, sino mejorar y complementar lo que hay. No suenta tan inalcanzable para nosotros. El gran problema es que no tenemos una visión central que considere a toda la ciudad.
responder
denunciar
apoyar
Orietta Dennett | 2013-08-12 | 17:27
4
En realidad es lo que me encanta de vivir en provincia, Chile tiene muchas comunas de 20 min, con sentido de pertenecia y gran calidad de vida. El problema es cuando comienzan a crecer lo hacen sin la debida planificación, y con viviendas sociales en el perímetro, sin la cercanía de los servicios básicos.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-08-12 | 17:37
1
¡Exacto! O peor, algunas incluso desde su concepción vienen sin los equipamientos básicos, como es el caso de muchas ciudades del norte.
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2013-08-12 | 20:04
2
Un poco Off-topic, pero me encantó la ilustración!

Comentando el tema, seria genial que todo Stgo fuese asi. Igual yo que vivo en el centro siento que estoy cerca de la mayoría de las cosas y es muy comodo! Aunque faltan áreas verdes, limpieza y la sensación de seguridad como para sentirlo más propio.
responder
denunciar
apoyar
Arlene Musume | 2013-08-13 | 10:14
3
A mi me encantaba vivir en Chillán, porque tenias todo cerca, el centro es pequeño, esta todo junto, y en 20 min estaba en la casa.

Las micros te esperaban cuando ibas camino al paradero, el chofer de la micro era simpatico, la gente relajada...

en una hora podia estar en Concepción, ir al mall, al centro, etc.

extraño el sur :/
responder
denunciar
apoyar
Franco Santa Cruz | 2013-08-13 | 10:18
3
Yo vivo en un pueblo pequeño. Vivo a 5 minutos de mi trabajo, voy a dejar a mi polola a su casa a 15 o 20 min. los trámites los hago muy rápido (puedo ir y volver al registro civil en 20 minutos y asi no pido días administrativos por ejemplo). El ritmo de vida es otro y he aprendido a disfrutar todo eso.
Sin embargo la atención de salud es malísima, el "hospital" en realidad tiene la categoría de consultorio y para atender algo grave o serio debo viajar al menos dos horas a un hospital (sin contar tránsito y dos peajes). No hay lugares para tomarse un café después del trabajo o un trago en la noche (sin contar "LA" disco local), tampoco hay áreas verdes ya que el parque está abandonado por el municipio, solo una sucursal bancaria por lo que para muchos trámites se debe viajar a otra ciudad cercana y varios etcéteras más.
Por razones laborales el próximo año no esteré aca y sé extrañaré el estilo de vida más "privado", más propio pese a todas las carencias. Si se implementaran algunas estrategias para mejorar la calidad de vida estoy seguro de que muchos nos esforzaríamos por permanecer en lugares como estos.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2013-08-14 | 16:50
1
Uta...Yo vivo en una Ciudad de 20 minutos, tengo todo cerca, a mi trabajo me vengo caminando. Todos los trámites los hago y me quedan cerca. (Santa Hora de Almuerzo). Puedo ir al supermercado, a la feria y a mercado marítimo y todo me queda cerca. Se corta poco la luz, es seguro y, según mi opinión, es poco estresante.
Vivo en el Centro de Santiago, Alameda Sur para ser Exacto y tengo todos los beneficios y ninguno de los problemas =)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.