Por soluciones inteligentes que protejan nuestro planeta
¡Comparte esta nota!
4.0K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 5.000
ecología, medio ambiente, aviones, industria, combustible, madera, bosques, Estados Unidos
Imagen: César Mejías

Histórico: se hizo el primer vuelo comercial energizado por ¡¿madera?!

La compañía aérea Alaska Airlines hizo historia al efectuar el primer vuelo comercial alimentado por biocombustible hecho de residuos forestales. Se trata de un novedoso producto que podría disminuir el importante impacto medioambiental que tiene la industria aérea.

Por Francisco J. Lastra @efejotaele | 2016-12-02 | 12:04
Tags | ecología, medio ambiente, aviones, industria, combustible, madera, bosques, Estados Unidos

Cada día millones de personas aprietan los dientes y tararean canciones ad-hoc como I Believe I Can Fly, mientras el avión que los lleva despega para perderse en los cielos. Hablamos de más de 100.000 vuelos que se realizan cada 24 horas alrededor del mundo. Una cifra que cada año aumenta más debido a una mayor demanda que, estiman, se duplicará en los próximos 20 años.

Más aviones en el cielo cubriendo mayor cantidad de rutas, proponen un desafío ecológico quizá no tan conocido como el que afecta a sus primos terrestres, los autos, pero que es vital en los planes de control del cambio climático.

Para que se hagan una idea: un vuelo ida y vuelta de Santiago a Miami, genera cerca de 0,7 toneladas métricas de C0 2 por persona, esto equivale al 15% de lo que esa persona generaría ¡en todo el año!

Un importante paso se dio recientemente con la utilización, por primera vez, de un biocombustible hecho de los residuos de bosques, que dicen es "indistinguible" del combustible tradicional, pero que genera mucho menos C02 en su ciclo de vida.

Biocombustible con el sello del bosque

El 14 de noviembre, un avión de Alaska Airlines levantó vuelo en Seattle y aterrizó horas después en Washington, D.C. Nada distinguió a este vuelo de los varios miles que se realizan cada día, salvo por lo que contenía su tanque de combustible.

Un 20% de la gasolina eran, en realidad, residuos forestales transformados mediante un novedoso proceso, en un compuesto idéntico al combustible aéreo tradicional. Un hecho único en la historia de la aviación comercial.

Se trató del esfuerzo de NARA ("Alianza noroeste de renovables avanzados", en inglés), una coalición compuesta por académicos, compañías aéreas y el gobierno de Estados Unidos y liderada por la Universidad de Washington, que busca convertir este biocombustible en una alterna viable al tradicional.

La tecnología fue desarrollada por una compañía socia de NARA, llamada Gevo, Inc., quienes toman los tocones y las ramas que quedan después de una cosecha de madera y de la poda de bosques en tierras privadas, y lo convierten en isobutanol renovable. Este alcohol es luego convertido, mediante un proceso patentado, en un combustible bautizado por la compañía como Alcohol-to-Jet, igualito al tradicional. ¡Tranquilos! Nada de lo que realmente necesita el bosque para renovarse es extraído y ya les explicaremos por qué.

Quien más gana es la atmósfera, ya que, según la Universidad de Washington, producir este combustible y su posterior uso genera entre 50% a 80% menos de C02 que el tradicional. Por otro lado, la aerolínea estimó que el vuelo en específico, con solo un 20% de la mezcla (equivalentes a 1.080 galones), produjo un 70% menos del gas que un vuelo típico.

La misma Universidad señala que si la compañía utiliza un 20% de la mezcla en todos su vuelos, reduciría sus emisiones anuales de C0 2 en 142 mil toneladas métricas al año, "equivalentes a quitar de circulación a 30 mil vehículos ". ¡Nada mal!

Múltiples beneficios

Este biocombustible también tiene otras aristas que favorecen al medio ambiente y a quienes poseen las tierras de los bosques que proveen la materia prima.

Como les contábamos, la tierra consta de excesos de residuos forestales de bosques sustentables. Normalmente se deja una cantidad para reponer de nutrientes el suelo, pero el exceso se suele quemar, y por lo tanto generan también contaminación ambiental. Usarlos como biocombustible evita esto, y además prepara el suelo para ser replantado.

Por otro lado, se trata de territorios mayormente pertenecientes a tribus indígenas, la Tribu India Muckleshoot y las Tribus Confederadas Salish y Kootenai en este caso, las que han estado involucradas en cada paso del proceso, señalan. NARA busca potenciar la economía rural de estas zonas, tradicionalmente con altas cuotas de desempleo y baja escolaridad, mediante la especialización de sus habitantes en bioenergía y manejo de bosques.

El problema es el "chipe libre" aéreo... por ahora

Al día de hoy, la industria de la aviación es responsable del 12% del C02 producido por medios de transporte. Aunque no parece una cifra tan alta, hay que considerar que las emisiones podrían triplicarse para 2050 por el crecimiento de la industria, poniendo incluso en riesgo los objetivos del Acuerdo de París, según organizaciones medioambientales.

¡Pero a ver, a ver! ¿Cómo llegamos a esto? ¿No tienen los aviones que cumplir con sellos ecológicos o algo así?

A diferencia de diversas normativas ambientales nacionales e internacionales que rigen la industria automotriz, por ejemplo; la industria de la aviación es como el hijo del medio: nadie se preocupó de ponerle límites, así que ahora va por la vida como si fuese el rey del mundo.

Dado que no existen impuestos "ecológicos", ni tampoco estándares de emisiones, la industria de la aviación, desde los fabricantes hasta las aerolíneas, no han priorizado la reducción de la contaminación que producen las naves.

De todos modos, durante este 2016 se ha avanzado bastante. La Organización de Aviación Civil Internacional de las Naciones Unidas está trabajando en un estándar de emisiones de C02 para aeronaves y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos declaró, por primera vez, que las emisiones de los motores de reacción (los de los aviones) ponen en riesgo la salud pública al contribuir al cambio climático.

Aún así, puede que tome años o décadas ver un giro en la industria, y es por eso que iniciativas como la del biocombustible de NARA son para destacar y dignas de imitar.

¿Crees que será posible volar en el futuro en aviones "verdes"?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.