idiomas, felicidad, chino, español, inglés, alemán, lenguajes, lenguas, positividad, negatividad, francés, actitud, personalidad, optimismo, pesimismo
Imagen: Gojko Franulic

Confirmado: el español es el idioma más feliz del mundo

Un estudio de la Universidad de Vermont que analizó la connotación de 10 mil palabras en 10 idiomas distintos, llegó a la conclusión de que el español es el idioma más positivo. También determinó que el lenguaje en general es feliz y el chino sería el más negativo.

Por César Burotto @cburotto | 2014-12-01 | 12:00
Tags | idiomas, felicidad, chino, español, inglés, alemán, lenguajes, lenguas, positividad, negatividad, francés, actitud, personalidad, optimismo, pesimismo

El año 1969, psicólogos de la Universidad de Illinois, llevaron a cabo el primer estudio que pretendía determinar que tan positivo o negativo era el lenguaje. Para lograr esto, analizaron las palabras que se utilizaban en los distintos idiomas y en diferentes culturas. Sus hallazgos establecieron que las personas, en general y en cualquier idioma, utilizan más palabras positivas que negativas. Es decir que el lenguaje lleva consigo una carga de alegría :)

Las conclusiones a las que llegaron los psicólogos se le conoce como la hipótesis Pollyana. El nombre viene de una obra de Eleanor Porter que lleva ese nombre y fue escrita en 1913. En la novela, el personaje principal es una niña que a lo largo de la historia intenta siempre encontrar algo positivo de cada situación a la que se ve enfrentada.

Sin embargo, este estudio no fue considerado conclusivo, es decir que se tomó en cuenta como una posibilidad, pero el trabajo no servía para probar la hipótesis. La razón es que las palabras fueron analizadas por muy pocas personas y tenía un alcance relativamente corto, por lo tanto, no podía llegar a considerarse una verdad.

Un nuevo estudio

Este año, Peter Dodds, del programa Computational Story Lab de la Universidad de Vermont, sacó a la luz un estudio similar y que apunta a lo mismo que la hipótesis Pollyanna, pero que es mucho más amplio. El equipo liderado por Dodds tomó en cuenta 24 idiomas distintos de diversas partes del mundo.

Para cada lenguaje distinto se recopilaron 100 mil palabras y se analizó la cantidad de palabras positivas versus el número de negativas. Las conclusiones a las que llegaron van en línea con la hipótesis Pollyana. “Las palabras del lenguaje natural humano poseen una inclinación universal al optimismo”, aseguraron desde el equipo de trabajo.

Pero no solo se quedaron con esos resultados. El equipo seleccionó 10 idiomas que se encuentran entre los más hablados del mundo, entre ellos estaba el español, inglés, francés, alemán, portugués, coreano, chino mandarín, ruso y árabe. Además, seleccionaron las 10 mil palabras más utilizadas en cada idioma.

Esta vez no fueron los miembros del equipo quienes evaluaron las palabras, si no que se le solicitó a 50 hablantes nativos de cada lenguaje. Estos tenían que evaluar la positividad de cada una de las palabras en una escala del 1 al 10, siendo el 10 lo más feliz. En total se realizaron cerca de 5 millones de evaluaciones.

Español, el más feliz

Los resultados indicaron que tres de los idiomas analizados son claramente más positivos que el resto: el español, el portugués y el inglés. Pero el gran ganador fue el español, que podría catalogarse como el idioma más feliz y positivo del mundo.

En la vereda opuesta se encuentra el chino mandarín, que fue el peor evaluado entre los 10 lenguajes, aunque no deja de inclinarse mayoritariamente hacia lo feliz.

El equipo de la Universidad de Vermont recopiló todos sus hallazgos en un solo sitio. También generaron gráficos comparativos entre la apreciación de los idiomas, en que se pueden ver las palabras utilizadas, sus evaluaciones en cada idioma y permite comparar entre distintas lenguas.

Es interesante ver como una misma palabra puede tener una connotación distinta en idiomas diferentes. Por ejemplo, en el español la palabra “vacío” es evaluada con una puntuación de 3,36, es decir, es considerada más bien negativa; en cambio, en el alemán la misma palabra está evaluada con 7,3, una calificación muy positiva. Lo mismo sucede con la palabra “regalo”, que en inglés tiene una nota de 7,72; pero en alemán solo alcanza 3,54. Puedes ver las comparaciones aquí

La palabra peor evaluada en español fue “muerte”, en francés es “suicidio”, mientras que en el inglés fue “asesinato”, en el chino fue “sida” y en el árabe fue “cáncer”. Entre las palabras más felices, en español es “amor”, en inglés es “felicidad”, al igual que en francés, en ruso es “feliz”. Lo curioso es que en árabe, las tres palabras más positivas son “él”, “dios” y “paraíso”, siendo esta última la con connotación más alegre.

Análisis literario

Como algo extra y gracias al estudio que llevaron a cabo, el equipo de la Universidad de Vermont también dejó a disposición un análisis de diversas obras literarias. A través de gráficos, mostraron la connotación de los libros a lo largo de su historia. Por ejemplo, puedes ver que la obra “Moby Dick”, termina utilizando una mayoría de palabras negativas, mientras que “El conde de Montecristo”, finaliza de manera muy positiva, por lo menos en cuanto al análisis de las palabras.

Los realizadores de este estudio dejaron desafíos pendientes que tienen que ver con buscar las razones que expliquen por qué el español es más feliz que otros idiomas, o por qué el chino es más negativo.

¿Estás de acuerdo con esta evaluación de nuestro idioma? ¿Sientes que eso se traduce en nuestra forma de ser?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-12-01 | 12:21
7
Bueno, los extranjeros suelen decir que los latinos son alegres, quizás algo tiene que ver el idioma. Aunque no diría que la nuestra es una sociedad particularmente optimista, en eso me parece que los gringos tienen la batuta. Más bien, somos apasionados: o estamos felices o estamos furiosos o nos queremos cortar las venas.
responder
denunciar
apoyar
Luis Alejandro González Miranda | 2014-12-01 | 12:37
2
Habría que hacer un estudio como ese para los dialectos del español hablado en España y Latinoamérica. Apuesto que el Español Chileno queda de los últimos...
responder
denunciar
apoyar
Diego R Contreras | 2014-12-01 | 13:11
1
Cuando era escolar, había una frase incomparable que me llevaba a la felicidad máxima.
En la mañana cuando entraba mi mamá a mi pieza y decía: "Hijo esta lloviendo fuerte, quédese en la casa"

:') !!!!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2014-12-01 | 13:15
2
Me parece muy interesante el resultado, aunque el corpus utilizado al menos para el español, me inspira dudas, pues fue tomado de las palabras más usadas en Google y Twitter, por lo que se consideraron como palabras distintas a la misma palabra pero con vocales repetidas, así como expresiones como "#el2012prometo", "#1millionforniall", "u_u","#agarratechavezqueesteañotevas", "jajajajajajajajaja", "jajajajajajajajajaja", "jajajajajajajaj" y "jajajajajajajaja".

(En cambio, las palabras del chino fueron sacadas exclusivamente de Google Books).

Todo esto, me parece que incidiría en el cálculo del promedio de "felicidad" para cada idioma. Me parece super interesante que se quieran renovar los corpora utilizados justamente para la lingüística de corpus, pero tengo la impresión que esto pone un poco en cuestión, como mínimo, al corpus utilizado... esto quizás se deba, a que no había lingüistas en el equipo de investigadores, sino que únicamente personas especializadas en computación.

De todas formas, me sigue pareciendo un estudio súper interesante, aunque no estoy seguro si los resultados tienen toda la validez que se le atribuye, por los problemas de definición de corpus... pienso que si se dejaran palabras únicas y se eliminaran las repeticiones (por ejemplo, en qué se diferencian, para los fines del estudio, las palabras "ámbito" y "ámbitos"?), me entusiasmaría mucho más el resultado de este estudio, y de hecho me da lata que tenga esos detalles de procedimiento, porque me encantaría que fuera una prueba contundente, más aún con el enorme trabajo que se hizo! :)
responder
denunciar
apoyar
Ignacio Monreal | 2014-12-01 | 17:27
6
Estaba viendo la página de las comparaciones del gráfico (en el sitio del estudio), y realizando la comparación Inglés-Español, encontré que había varias palabras que pueden llevar a la confusión: Por ejemplo "Acostado" tiene un puntaje de 6.80 en español y 2.58 en inglés, el tema es que la palabra para "Acostado" en Ingles es "Lying", que también significa "Mintiendo". Así como esa hay varios ejemplos de palabras que tienen alto puntaje en español y bajo en ingles como "Bill" ("billete"...pero también "cuenta")... También encontré el efecto contrario con la palabra "Multa", que en inglés es "Fine", pero "fine" también significa "bien", lo que le da un alto puntaje en Inglés y bajo en Español.

Si ese efecto se repite muchas veces, quiere decir que no introdujeron el contexto de muchas palabras polisémicas (reconozco que lo googleé), y eso echaría por tierra el estudio....supongo

Saludos

responder
denunciar
apoyar
Sergio Ortiz | 2014-12-02 | 07:31
2
Estimado Ignacio

Yo creo que el objetivo de usar a hablantes nativos es justamente hacer esa diferenciación y resolver los conflictos dándole una ponderación. Al ver la palabra "policia", algunos meditarán "no me provoca felicidad si voy conduciendo, pero sí cuando estoy en una multitud y necesito resguardo... entonces le pondré un 5... o, mejor un 4, porque paso más tiempo conduciendo que en eventos"; lo mismo para "fine", "bill" y otras palabras conflictivas. Un hablante nativo sabrá darle la ponderación de felicidad adecuada de acuerdo a su uso del idioma.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.