educación, niños, bebés, hablar, comunicación, crianza, 30 million words, too small to fail, providence talks, conversar
Imagen: Gojko Franulic

Hablarle a tus hijos podría ser tu mejor inversión educativa

A la edad de tres años, un niño de escasos recursos ya ha escuchado 30 millones de palabras menos que uno de altos ingresos. Muchos expertos aseguran que disminuir esta brecha inicial, podría reducir muchas otras brechas educacionales entre ricos y pobres.

Por María Paz Salas @mpazsalasm | 2014-08-04 | 17:30
Tags | educación, niños, bebés, hablar, comunicación, crianza, 30 million words, too small to fail, providence talks, conversar
La cantidad de palabras que un niño escuche en sus primeros años, determinará el éxito académico que este tenga más tarde en la vida. Y aunque parezca un poco obvio, la ciencia viene comprobando desde 1995 cuán importante son el número de palabras a los que los niños están expuestos en sus primeros años de vida.

El problema es que no todos los niños escuchan la misma cantidad de palabras.  A la edad de tres años, un niño de escasos recursos promedio ya habrá escuchado 30 millones de palabras menos que un niño con familias con padres profesionales. Muchos programas educativos empiezan cuando los niños cumplen cuatro años y según estas investigaciones, la ayuda estaría llegando demasiado tarde.

Según el diario The New York Times, el cerebro es impulsado con la continua interacción del niño con padres y cuidadores (ya sean profesionales de la educación, familiares, niñeras), desde el nacimiento. Lamentablemente, según estadísticas, los niños con familias de mayores recursos ya vienen aventajados en este tema también desde antes de los dos años: conocen o han escuchado muchísimas más palabras, ya que los padres con mayores ingresos interactúan más con sus hijos y cuentan con un capital cultural mayor (un lenguaje más rico, mayores conocimientos académicos, mejor preparación para debatir y explicar ideas, por ejemplo).

"Esa desventaja es casi irreversible", asegura Kenneth Wong, profesor de Políticas Educativas en la Universidad de Brown.

La brecha explica en parte, porque un padre de bajos recursos, que muchas veces tiene dos trabajos o que debe pasar gran parte del día en el transporte público, no tiene tiempo para estar alrededor de su hijo, o tiene menos energía cuando ya está en su casa. Y crece también, según The Atlantic, porque unos padres que no pueden costearse comprar un elefante de peluche, no tendrán nunca muchas razones para hablar de elefantes.

Sólo hay que empezar a hablar

Afortunadamente, es posible arreglar esta situación. Sólo hay que concientizar a los padres para que empiecen a hablar más con sus hijos. En Estados Unidos ya hay muchas organizaciones que están informando sobre esta súper herramienta (que además es gratuita) para las familias con menos dinero.
 
Providence Talks por ejemplo, es una organización que está interviniendo en los niños de la ciudad de Providence desde el nacimiento hasta los cuatro años, para acabar con esta brecha de las 30 millones de palabras. Esta iniciativa ha llamado la atención a nivel de país.

La idea es que cuando entren a kindergarten, todos los niños estén al mismo nivel. Para hacer esto, realizan talleres y visitas a las casas para enseñarle a los padres a hablarle a sus hijos y también para instruirlos en cómo se debe hacer eso.

Pero también y por tres años, estarán investigando con la ayuda de un dispositivo de grabación (financiado por Bloomberg Philantropies) que identificará la intensidad en la comunicación entre padres e hijos. Los bebés y niños pequeños de Providence lo llevarán consigo dos veces al mes (como parte de su ropa) por 12 a 16 horas. La grabadora luego se lleva al computador donde un software automáticamente convierte el audio en tablas de información, que luego los especialistas pueden usar para enseñarle a los padres cómo hablarle a sus hijos más a menudo.

Susan Landry, directora del Children Institute de la Universidad de Texas en Houston y quien desarrolló un programa similar al de Providence, asegura que muchísimas madres jóvenes se acercaban a ella y le comentaban: “no sabía que tenía que hablarle a mi bebé hasta que ellos pudieran decir una palabra y hablarme a mí”, comentó.

El diario The New York Times, que cita a distintos educadores, concuerda con esto y asegura que hay muchos padres que simplemente no saben que al hablarle a sus hijos, al leerle un cuento, al jugar con ellos cuando son muy chicos, están colaborando con su desarrollo.

La directora de Too Small To Fail, Ann O'Leary, iniciativa que busca acortar esta brecha existente alrededor del mundo, asegura que la mejor manera de llevar a cabo esto es realizar esfuerzos constantes en casa.

“De la misma manera en que decimos que debes alimentar a tu hijo, lavarle los dientes, deberías estar estimulando su cerebro hablándoles, cantándoles y leyéndoles”, aseguró a The New York Times. “Queremos que pase de ser algo opcional, a una actividad que deba hacerse de manera obligatoria", explica.

En el caso norteamericano, estas actividades suceden en mucho menor nivel entre las personas más pobres y también los inmigrantes. Por lo mismo, esta organización está experimentando con distintos mensajes en medios de comunicación (especialmente enfocados a latinos) y en distintas ciudades, con mensajes para recordarles a los padres esto. “Hablar es enseñar”, “Las palabras llevan la mente de tu niño a la vida”, “aliméntame con palabras”, son alguno de los mensajes.

“Todo padre puede hablar”, asegura la doctora Dana Suskin, cirujana de la Universidad de Chicago y quien lidera otra gran iniciativa dedicada a este tema, Thirty Million Word Iniciative, que también realiza visitas a hogares y crea campañas públicas informando sobre este tema.
 

Cómo hablarle a un bebé

La iniciativa 30 Million Words da tres consejos para aprender a comunicarse de manera correcta con los niños más pequeños.

1. Estar en sintonía: Para hacer esto recomiendo poner atención en lo que bebé o niño pequeño se esté concentrando, ya sea mientras se está comunicando contigo o no.

2. Hablar más: recomiendan hablar usando muchas palabras descriptivas para construir su vocabulario.

3. Tomar turnos: De esta forma el niño estará participando en la conversación.

Además, los expertos recomiendan hablar tan a menudo como sea posible. La mejor forma es mirar al niño lo más atentamente que se pueda y reforzarle las palabras y los objetos que tiene a su alrededor. También las actividades cotidianas, se le está vistiendo por ejemplo es bueno ir diciendo "ahora ponemos los calcetines y ahora ponemos los zapatos", mientras se vaya haciendo.

Es bueno también exponerlo a ambientes y situaciones nuevas. Si lo llevan a dar un paseo es positivo ir indicándole cosas que ven a su alrededor, enseñándole como se llaman. Recomiendan hablar de forma simple, usando frases cortas y enfatizando las palabras clave.

 ¿Le hablas a tus hijo pequeño? ¿Crees que es importante adoptar esto en el país?
¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
El Pol | 2014-08-04 | 18:35
5
Nosotros hicimos esto desde recien nacida con mi hija y tiene un vocabulario muy amplio ya con 4 añitos.

Aca les dejo un videito de ella enseñandonos a doblar calcetines XD!

https://www.youtube.com/watch?v=cmLKufyoTkM
responder
denunciar
apoyar
Alvar Fañez | 2014-08-04 | 19:41
4
Bueno, eso explica la manera de hablar que tiene mi sobrino. Yo siempre fui muy detallado y usaba palabras indiferentemente de si eran "entendibles" o no (de vocabulario normal).

Ahora él tiene 10 años y se comunica perfectamente con un demasiado amplio vocabulario. A veces me da miedo, porque habla igual que yo y apenas tiene diez años de edad. Ni imaginarme puedo cuando tenga 18 o 23. Ah, y sí, es el mejor de su clase en su salón por mucho jaja, tanto que creo que los otros niños quizás no le entienden.
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2014-08-04 | 19:58
2
¡Qué buena nota! Mis mejores amigos le hablan a su hija desde pequeña: le explican cosas, le leen cuentos, le cantan y juegan con ella. Tiene poco más de un año y medio y lo más entrete es que entiende todo.
Ver cómo la criaban me sirvió para eliminar un montón de prejuicios que tenía. Además, entendí la importancia de que los adultos sepan que los niños pueden comprender con palabras en vez de castigos o gritos. Y si son escuchados, tampoco necesitarán hacer pataletas.
Eso, saludos!
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-08-04 | 21:30
4
Con mi esppsa le hablamos al enano desde la panza y, ahora, nos sorprende muchas veces con lo que nos comunica.
Cuando era bebé nos dimos la lata de explicar cosa por cosa. Describir donde andábamos y, con juegos , enseñarle las partes del cuerpo y todo... Pero eso para nosotros como padres es secundario...
Lo más importante de todo: es un niño feliz y se sabe feliz. Pueden tener los conocimientos y habilidades por cientos, pero cuando un hijo llega de la nada y te dice: Papá, soy un niño Feliz, es lo mejor.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-08-04 | 22:36
3
Este artículo llegó justo a tiempo, el Sebita acaba de cumplir 2 meses y como que quiere conversar con nosotros =)

Mi papá usaba palabras muy rebuscadas a veces y yo de chico me reía de eso. Ahora soy yo el que las usa XD... gracias pa.
responder
denunciar
apoyar
Nerdosauria | 2014-08-05 | 10:54
4
Mi Sebita cumplió un mes, y nosotros también le explicamos todo como sí fuera un adulto... Mi esposo juega Leage of leyends con el en brazos y hasta eso le cuenta con detalle jajaja
responder
denunciar
apoyar
Selene Di Lunna | 2014-08-05 | 18:56
0
Holiii >>si te sale como denunciado disculpa, fue un error, me equivoque de boton cuando quise poner"responder"<<
Bueeeno, lo q yo queria decir era simplemente:LOOOOOOOOOOOL!~(>.<)~
responder
denunciar
apoyar
Luis Alejandro González Miranda | 2014-08-04 | 22:56
1
No es solamente cosa de dinero. Con dinero se compran juguetes, no amor.

Sí son grandes factores la educación que tengan los padres, y también cómo está constituida la familia y cuanto tiempo los padres pueden dedicarle a los niños.

Es mucho más difícil cuando falta el papá o la mamá, cuando hay problemas familiares o cuando ambos trabajan. Pero por otra parte hay madres solteras que desde la pobreza son capaces de educar a sus hijos en mucho mejor forma que otros que se la pasan trabajando para mantener un estándar de vida y creen que una nana o un buen colegio son sustitutos del amor que ellos no les dan.
responder
denunciar
apoyar
Claudia JD | 2014-08-05 | 08:36
1
Es increíble todo el vocabulario que absorben los niños, mi sobrina, cuando tenía 2 1/2 años, un día me dice "hola linda", con una entonación tipo Mary Rose Mcgill.
Desde entonces, hay que tener un ojo con lo que uno habla. Es un lorito!!
responder
denunciar
apoyar
El Pol | 2014-08-05 | 09:39
4
En too caso, hace unos dias mi hija peinaba a su gato y le dijo "quedato quieto o el peinado te quedara como el hoyo", mi señora se puso roja cuando lo escucho y entendio que tiene que tener ojo con que cosas le dice a mi hija XD!

responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-08-05 | 10:47
4
Imagínense el sufrimiento que fue ver el partido Chile - Brasil con el retoño
Ya para los penales, me encerré en una pieza, para poder putear tranquilo.
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2014-08-05 | 12:16
2
bodoque (mi sobrino)antes de entrar al jardin no hablaba mucho, cuando al fin entro se puso a conversar como un loro y es cierto repiten todo cuando me estaba mudando de la casa a madre se le salio un "hay por la xuxa" y paso un mes para que bodoque dejara de repetir esa frase...igual tiene salidas entretenidas como cuando le soltó la mano a mi cuñada y se paro delante de una pareja de carabineros (había pasado hace poco su día y lo habían celebrado en el jardín)y les dijo "buenos días seño cadabinedo" todos se mataron de la risa...un poroto de 2 años con esa frase mejor que ensayado XD
responder
denunciar
apoyar
Daniela Bacigalupo Perez | 2014-08-05 | 22:45
1
No tengo hijos ..pero siempre he creido que se debe hablar a los niños y explicarles las cosas igual o lo mas parecido posible a como se hace con otro adulto e incluso mejor ya que ellos estan aprendiendo y son mucho mas capaces de absorber informacion...Por unos niños mas conversadores y menos pegados en el celular :D
responder
denunciar
apoyar
Eirin Stiva | 2014-08-07 | 02:03
0
Es entretenido hablar a los niños, por mi trabajo es normal y es sorprendente la diferencia en el vocabulario entre niños de la misma edad. Mi hermano y yo aprendimos a hablar a corta edad, y a los cinco años teníamos un amplio vocabulario y buena pronunciación, por lo mismo nos costaba hablar con niños de nuestra edad. Yo no lo recuerdo, pero mi mamá sí.
responder
denunciar
apoyar
Arturo B. | 2014-08-07 | 12:19
2
El cerebro es plástico: entre más se estimula, más se desarrolla. Y también es curioso: cuando hay estímulos que no sabe que son QUIERE SABERLO, por lo que desarrolla en su anatomía (y en toda la red nerviosa correspondiente) conexiones que le permitan "atrapar" ese estímulo, decodificarlo, entenderlo y sumarlo a su arsenal de herramientas. Entre más estímulos se dan, más conexiones neuronales se obtienen; y a mayores conexiones, mayor capacidad de aprendizaje y de desarrollo general, así como de nuevas conexiones a partir de esas nuevas creadas. ¡De nosotros depende!
Sólo un detalle CLAVE: está excelente explicarle a los niños las cosas "como a los adultos", pero NO OLVIDAR que siguen siendo NIÑOS; por ende, si le explican algo "como adulto" y el niño NO responde como tal, NO lo castiguen ni critiquen, pues NO es adulto. Eso genera el efecto contrario al deseado, pues los desconcierta (en especial si consideramos que NO tienen por qué pensar como adultos ni reaccionar como tales).
responder
denunciar
apoyar
Claudia JD | 2014-08-07 | 13:39
0
Que cierto lo que dices, a uno se le olvida que la mente de los niños funciona de otra forma.
Casi meto las patas una vez al decirle a mi sobrina que los dinosaurios ya no existían, me mira y me dice "y los de la TV también se murieron?" y yo tratando de salir del paso, me di mil vueltas y terminé diciéndole que sus dinosaurios de la TV estaban vivitos y coleando. No es fácil!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.