California, Estados Unidos, violación, abusos sexuales, ley, consentimiento, afirmación, pareja
Imagen: Gojko Franulic

¿Se pueden regular las relaciones sexuales? La polémica ley anti-violación de California

Si no dijo que sí, no quería el acto sexual. Así de absoluta es la nueva normativa que se aprobó en el estado norteamericano y que ha causado revuelo entre el alumnado y los especialistas. Unos dicen que es mejor prevenir que lamentar, otros, que se les pasó la mano.

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2014-10-10 | 12:08
Tags | California, Estados Unidos, violación, abusos sexuales, ley, consentimiento, afirmación, pareja

De chicos seguramente escuchamos la sentencia "NO es NO", pero un poco más crecidos, empezamos a oír eso de que "el que calla, otorga" o "cuando la mujer dice que no, quiere decir sí". Bueno, en universidades como Harvard, Princeton y Berkeley, podrían empezar a enseñar algo distinto: "sí" significa "sí" (Yes means yes) y la ausencia de un "no", no es un "sí". Se trata de la ley contra delitos sexuales aprobada en California, donde si no hay un consentimiento afirmativo a la hora del acto sexual, hay problemas.

En Estados Unidos se han tomado el tema de las violaciones bien en serio. La proporción de mujeres víctimas de violación o asalto sexual ha caído 64% entre 1995 y 2005, y se redujo un poco más para el 2010, a 1,1 por cada 1.000 mujeres por año. Ahora el foco está en las universidades. Si bien no hay registro en la Oficina de Estadísticas Judicial de que sucedan más violaciones a mujeres de entre 18 y 24 años dentro de estos establecimiento que fuera de ellos, los esfuerzos se están poniendo ahí. Una de las medidas del presidente Barak Obama para combatir el tema fue hacer públicas las investigaciones por casos de violación en más de 70 colegios y universidades, cuando anteriormente todos estos casos se resolvían con las puertas cerradas y los micrófonos apagados.

Este mes, el Senado aprobó de forma unánime la norma SB 967, según la cual todas las instituciones postsecundarias, públicas y privadas, que adopten la política de "sí significa sí", recibirán aporte estatal destinado a los estudiantes. La ley es la primera en determinar un lenguaje claroa la hora de diferenciar una relación consentida de una agresión o violación en un campus universitario. A partir de ahora, antes de tener relacione sexuales, se debe tener un acuerdo afirmativo, consciente y voluntario de las partes, para que no sea delito.

La pasividad y el silencio no cuentan como consentimiento, el que debe ser constante y puede revocarse en cualquier momento. Decir sí a un beso apasionado, tampoco da a entender que se quiere tener un acto sexual con la otra persona. Que no haya resistencia, tampoco. Y es que, según los impulsores de esta norma, la victima puede tener miedo por su integridad personal y por eso no detiene a la otra persona. Los más defensores de la normativa aseguran que no hay porqué esperar que la persona sea agredida, para que tenga validez su rechazo.

Con esta ley, nadie que esté borracho, drogado, inconsciente o dormido (suponemos), podrá dar consentimiento a relaciones sexuales.

Las universidades en que se aplicará, están obligadas a entrenarse en cuanto a cómo tratar las querellas y no hacerles preguntas inapropiadas a las víctimas. Además, se debe educar a los alumnos en cuanto a la naturaleza del consentimiento y el vocabulario explicito para utilizar previo al acto sexual. Así también, los establecimientos tienen que contar con acceso a consejería, servicios médicos y otros recursos por parte de los involucrados.

Los críticos que dicen "no" a la ley del "sí"

A pesar de que ya se dictaminó la norma y hay varias universidades que ya la están poniendo en práctica ―entre ellas, la Universidad de California y la Universidad Estatal de California—, hay varias organizaciones que han levantado una voz contraria respecto al funcionamiento de la ley.

La Coalición Nacional de Hombres se mostró contraria, por considerarla una ley discriminatoria hacia los varones, abriendo la puerta a que se hagan falsas acusaciones e incrementando el peligro de demandas infundadas.

Otros críticos, aseguran que es ponerle una camisa de fuerza a la sexualidad humana, es tener al Estado diciéndote cómo debes comportarte en un encuentro sexual. Joe Cohn, de la Fundación para los Derechos Individuales en la Educación, ha mostrado su rechazo asegurando que la ley "no es consistente con la forma en que actúan los adultos."

Incluso los evangelistas han presentado sus reparos ante la nueva ley, ya que el "preguntar primero y preguntar a menudo", que es la idea que buscan inculcar los talleres de sexualidad que promocionan esta política, puede ser vista como torpe dentro de la pareja o hasta "mata las pasiones". Los mismos terapeutas sexuales recomiendan dejarse ir en el acto sexual y darle espontaneidad e incluso algo de misterio a la relación.

Pero las defensoras feministas dicen que las personas estarán más atentas a si ambos se sienten entusiasmados con la experiencia sexual y que vale la pena parecer torpe o generar algo de incomodidad previo al acto, si es para resguardar que no se cometa una agresión.

De todas formas, hay legisladores que aprueban la ley, pero que señalan que el consentimiento puede ser no verbal, relajando un poco las cosas. Por su parte, hay universidades que han establecido políticas similares de precaución, pero también considerando consentimiento asentir con la cabeza o acercarse a una persona. Las instituciones lo adaptan a sus modelos, pero solo el tiempo dirá si es posible regular una de las facetas más complejas y privadas de la experiencia humana.

¿Qué te parece la normativa? ¿Estás de acuerdo o crees que es muy estricta?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Fabian Jacquin | 2014-10-10 | 12:59
7
Como dato interesante, nuestra legislación ya tiene esa estructura. Si bien no se exige expresamente que la persona manifieste su consentimiento a la relación sexual, el artículo 361 del Código Penal chileno castiga varias hipótesis en que la persona no ha consentido, aunque eventualmente podría hacerlo. Por ejemplo, es violación la penetración de una persona privada de sentido, o habiéndose aprovechado de su incapacidad para oponerse.
Entre la alternativa de exigir la negativa de la víctima a la relación sexual, o de castigar la relación sexual sin consentimiento de la persona, pareciera ser mejor esta segunda alternativa. Si la razón para castigar la violación es la vulneración de la autonomía de las personas para decidir sobre sus interacciones sexuales, entonces deben sancionarse todas las conductas que de alguna forma transgredan esa libertad. Y la libertad no sólo se afecta cuando se actúa en contra de la voluntad expresada, sino que también cuando se actúa sin dar la posibilidad al otro de manifestar una voluntad. La libertad sexual requiere como elementos la capacidad de comprender la realidad, y por lo tanto se pasa a llevar cada vez que la persona carezca de esa capacidad: en nuestra legislación, los menores de 14 años no tienen esa capacidad, y siempre se cometerá violación cuando se tenga relaciones sexuales con ellos. Una persona mayor de 14 años pierde esa capacidad en la inconsciencia (por alcohol, sueño u otra causa).
En el fondo, el cambio de legislación de USA no debiera sorprendernos. Después de los episodios de "date rape" y abusos de personas bajo la influencia del alcohol, no es de extrañarse que se estén tomando medidas en contrario. Finalmente, y para no abundar en la lata, los posibles problemas probatorios para acreditar que la persona sí consintió a la interacción sexual, aunque no lo haya dicho expresamente, hasta ahora, no han causado grandes inconvenientes.
responder
denunciar
apoyar
Antonia Laborde | Periodista | 2014-10-10 | 13:06
2
Muchas gracias por tu aporte Fabián!
responder
denunciar
apoyar
Marciana Extraterrestre | 2014-10-10 | 13:03
4
Al menos hasta que ocurra el cambio cultural, en el que todos subentendamos un "SI como Si" y un "NO como NO", me parece una buena norma.
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2014-10-10 | 15:50
3
Conozco de cerca uno de los casos por los que se realizó esta ley, y por ella sé de otros muchos más.
Y por lo que cuenta, es cierto que en las universidades en EE.UU. (recordemos que muchos de los estudiantes allá viven en la universidad) se da mucho la violación dentro de la casa de estudios, y hasta ahora eran las víctimas las que tenían que probar que se habían negado(a las autoridades universitarias, no a la policía), ya sea oponiendo resistencia, cosa difícil de probar si no se llegó a los golpes y arañazos, o no, en cuyo caso tenían aún menos posibilidad de probar nada. Y de esos casos, muchos también fueron llevados a cabo por una persona a la que conocían o con la que pasaron un rato, pero que al momento de llegar más allá no fue capaz de respetar el no es no. Y en muchos casos tienen que seguir viviendo cerca del agresor, o encontrárselo en los pasillos y en clases. Y el agresor sin ninguna sanción.
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2014-10-10 | 16:04
4
Me llamó la atención la frase 'cuando la mujer dice no, quiere decir sí' ¡Cuantas veces la he escuchado! Y en todo contexto.
Y es que en mi experiencia, quienes la dicen se basan en una realidad, que si bien muchas veces las mujeres (no todas) dicen no al principio, con la insistencia cambian su respuesta.
Lo que yo creo que pasa muchas veces es que en realidad las mujeres dicen no y quieren decir no, pero están tan acostumbradas por una cosa social y de educación desde pequeñas a ceder que al final terminan diciendo sí aunque no quieran.
Y otra razón es que dicen que no al principio porque por una concepción social también la que dice que sí enseguida la tildan de muchas cosas que todos conocemos. El epíteto cambia de acuerdo a si dice que sí a una relación sexual, a un regalo, a una invitación, etc, pero es lo mismo. Quiero pensar que esto está cambiando.
responder
denunciar
apoyar
Fabian Jacquin | 2014-10-11 | 03:31
0
Por nada!
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2014-10-14 | 12:05
2
Ya se viene la aplicación para Android/iPhone para manifestar el sí online.
responder
denunciar
apoyar
Claudio Pavez | 2014-10-15 | 16:35
0
Muy interesante, ayer justo me metí a un banner de otra página http://itsonus.org/ que habla justamente de esto y una universidad gringa es parte activa.

Al principio me pareció coherente, lógico pero me faltaba el contexto que acabo de leer en este artículo.

Un amigo (cientista político) me comentaba que la sociedad y las leyes son para regular a las personas y no para decir lo que está bien o está mal. Este es un buen ejemplo donde es necesario por lo que pasa por esos lados mientras para nosotros puede parecer innecesario o problemático.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.