idiomas, lenguas, lenguajes, estudios, educación, aprendizaje, cerebro, plasticidad

¡No puedo aprender otros idiomas! La ciencia dice que sí

Cualquier ser humano sano, capaz de hablar un idioma, puede aprender otro. Es más, aunque los niños tienen más facilidad para la pronunciación, los adultos llevan la ventaja para entender la gramática y lógica de un lenguaje, por ejemplo. Y la ciencia lo ha demostrado.

Por Bruno Carrillo | 2013-12-30 | 10:55
Tags | idiomas, lenguas, lenguajes, estudios, educación, aprendizaje, cerebro, plasticidad

¿Que ya no eres lo suficientemente joven para aprender un idioma nuevo? ¿Que lo de los idiomas no es lo tuyo, que eres "negado/a" para las lenguas? Te tenemos novedades: no hay una edad límite para poder aprender a hablar un idioma, sea inglés, ruso, swahili o el idioma de tus sueños. Y segundo, todos (repito: ¡todos!) quienes pueden hablar un idioma, pueden aprender un segundo. Y un tercero. Y un cuarto.

Se escucha muy a menudo y no solo en nuestro país: "No, es que los idiomas realmente no es lo mío", "me encantaría aprender inglés, pero simplemente no me entra", "ya soy demasiado viejo para aprender un idioma nuevo" y así sucesivamente. Y hay muchas creencias populares que avalan estas frases, como el que es casi imposible aprender otro idioma después de los veinte o treinta o que los adultos supuestamente aprendemos mucho más lento que los niños, por nombrar dos. 

Bueno, ya es hora de echar abajo estas suposiciones infundadas y darle la oportunidad a todos aquellos quienes les gustaría aprender otra lengua además de la propia.

Derribando dos mitos

En primer lugar, hasta el último tercio del siglo XX, se pensó que uno nacía con un número contado de neuronas y que después de hacerse las conexiones cuando niño, éstas se iban muriendo o atrofiando con el pasar de los años, sin poder regenerarse. De ahí que los pequeños fueran esponjas de aprendizaje y los adultos cada vez menos. 

Sin embargo, un equipo de científicos del Instituto Karolinskade Estocolmo presentó un estudio en la publicación científica Cell, demostrando que sí hay una regeneración considerable del número de neuronas en el hipocampo (región encargada de algunas funciones de la memoria y el aprendizaje). Dicha regeneración sería del orden de un 30% a lo largo de la vida adulta (de lo que pudieron demostrar). Este estudio vino a poner una prueba más definitiva al largo debate sobre si hay neurogénesis (regeneración de neuronas) significativa en cerebros adultos.

¿Qué significa esto? Que aunque seas adulto, tu cerebro sí crea neuronas y conexiones neuronales nuevas, que te van a ayudar a almacenar información y aprender cosas nuevas (como un lenguaje, a comer con palillos o a tocar un instrumento, por ejemplo). Si bien diversas habilidades requieren de procesos complejos que utilizan distintas zonas del cerebro que no necesariamente se relacionan con el hipocampo, recuerda que el cerebro es como un músculo: a medida que se ejercita, está en mejor forma y tiene más facilidad para cumplir sus funciones.

Como dice la Fundación Kavli en Estados Unidos (organismo dedicado a promover el progreso científico), "contrario a la creencia popular de que no se le puede enseñar trucos nuevos a un perro viejo, hay cada vez evidencia más sólida de que el cerebro adulto es notablemente maleable y capaz de nuevas hazañas, aún en las últimas décadas de vida, pero puede necesitar un pequeño empujón para sacar a relucir esta plasticidad". 

Para quienes no estén familiarizados con la plasticidad cerebral, es básicamente la habilidad del sistema nervioso de ajustarse, reestructurarse y acomodarse ante todo tipo de situaciones. Es lo que le permite recuperarse a personas que han tenido un derrame cerebral, a alguien que ha perdido la vista a afinar y reforzar otros sentidos como el tacto y la escucha, o a alguien que ve en blanco y negro a "ver" colores a través de la escucha.

Teniendo esto en cuenta, el que los niños aprendan rápido (porque esto es verdad) lleva a la apresurada conclusión de que los adultos aprenden lento, pero sería más valido reestructurar esa oración de la siguiente manera: "Los adultos no aprenden tan rápido como los niños en algunas áreas". Es casi un resquicio lingüístico, pero implica algo muy importante: que los adultos también podemos aprender con rapidez. 

Probablemente una de las pocas cosas en que los pequeños nos pueden aventajar al aprender un nuevo idioma, es en la pronunciación, pero en cuanto a comprensión de reglas gramaticales, extrapolación de vocabulario y conceptos lingüísticos, los adolescentes y adultos tienen una clara ventaja. 

En segundo lugar, el Dr.Yury Shtyrov y su equipo del Departamento de Cognición y Ciencias del Cerebro del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido (el medio chorizo de nombre, lo sé) comprobaron que para que el cerebro aprendiese una nueva palabra, solo era necesario repetirla 160 veces a lo largo de 15 minutos, sin importar el talento para los idiomas u otras características del adulto que hiciera el ejercicio (siempre y cuando estuviera en todas sus facultades mentales, claro). 

Esto, en otras palabras, significa que, algunos más rápidamente y otros no tanto, todas las personas con una mente sana pueden aprender nuevas palabras y, por ende, un nuevo idioma. Puedes leer el reportaje en The Telegraph (en inglés)

¿Hablar fluido en 3 meses? Tampoco nos vayamos al chancho

Hay páginas como el blog del políglota Benny Lewis donde se sugiere que se puede hablar cualquier idioma fluido luego de solo estudiar 3 meses. En algunos casos encuentro que es posible: la mayoría de los chilenos que va a Brasil por un par de semanas o un poco más llegan de vuelta hablando portuñol. Algo similar con Italia y en menor medida Francia (pues el acento puede presentar un poco más de desafíos a la hora de aprenderlo). Pero si saltamos a un idioma como japonés, mandarín o árabe, es probable que se necesite más tiempo para llegar a un punto donde se pueda comunicar fluidamente.

Idealmente, nadie está obligado a aprender una segunda lengua. Puede ayudarnos mucho y ser beneficioso laboral y socialmente, pero hay muchas personas que no sienten la necesidad y eso es perfectamente válido: es una opción personal. Pero para todos aquellos que sí les gustaría aprender otro idioma, es solo cosa de perseverar. El cerebro y la cabeza aguantan ¡y mucho! Lo clave, como siempre, es creer que es posible y ejercitar mucho.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Andrés Alcayaga | 2013-12-30 | 12:20
3
Solo hay que ser constantes y responsables con determinar una cierta hora de ejercicio a nuestros cerebros en el aprendizaje de un nuevo idioma, después de todo la practica hace al maestro, cuanto mas tiempo se dedique, mas rápido y fluido se aprenderá. Buen articulo! Slds.
responder
denunciar
apoyar
Gracias, Andrés!! Como bien dices, la perseverancia es clave. Y de hecho, ni siquiera hay que sentarse con lápiz y papel a pasar horas revisando gramática para poder aprender, aprender un idioma puede pasar por algo tan simple como leer comics, revistas, libros, ver películas (con subtítulos) o incluso dejar la radio prendida. El cerebro es un órgano simplemente fascinante!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-12-30 | 12:28
5
Si uno lo piensa, un niño requiere de varios años de estar sumergido en el idioma de sus padres, para poder hablar de manera más o menos correcta. No son tan rápidos como uno imagina.

En cambio, la mayoría de la gente que conozco que se ha ido a vivir un año a un país, que se ha esforzado por aprender el idioma, lo está hablando bastante bien dentro de un año. Claramente no se llega a ser nativo, pero se dan a entender.

Eso sí, claramente hay gente que tiene "oído" para los idiomas e imitan rápidamente el acento, mientras que otros siguen con su acento en cualquier lengua.
responder
denunciar
apoyar
Diego R | 2013-12-30 | 13:26
2
NO hay excusas!
responder
denunciar
apoyar
Luis Alejandro González Miranda | 2013-12-30 | 16:16
2
Kümefuy ta adümimün mapudungun.
responder
denunciar
apoyar
Jorge Guillermo Uberuaga | 2013-12-30 | 22:36
1
Interesantísimo y esperanzador. Creo que aprender un idioma depende mucho de las bases que tengamos. Si se conocen los conceptos de gramática, tilde u otros relacionados, moldearlos y aplicarlos a otro idioma no sería un mayor problema. Lo bueno es que no solo se aprendan, se apliquen, existen muchos grupos que hablan un determinado idioma y se juntan a conversar de la vida para ejercitar el habla, esa clase de proyectos son una excelente iniciativa (para aquellos que aún no podemos viajar jaja)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.