hare krishna, india, religión, filosofía, vegetarianismo
Imagen: César Mejías

Mucho más que vegetarianos con túnica: ¿cuánto sabemos de los Hare Krishna?

Es el momento de hablar sobre los Gaudiya Vaisnavas, conocidos comúnmente como Hare Krishna. Entramos a uno de sus templos, hablamos con dos devotos y nos recibieron con los brazos abiertos. Esto es lo que nos contaron sobre sus prácticas y creencias.

Por Trinidad Vercellino Ortúzar @tverceo | 2019-07-09 | 11:11
Tags | hare krishna, india, religión, filosofía, vegetarianismo
“Como estamos viviendo y sirviendo cosas materiales, nos frustramos. Lo natural es usar las cosas y amar a las personas, no al revés. Krishna y sus devotos están constantemente en este intercambio de amor, y no hay que esperar ir al cielo para eso” (Jagad Guru Das, ISKCON Chile).
Relacionadas

Si bien el hare krishna no es considerado por sus seguidores como una religión, en Chile legalmente sí lo es. Sus practicantes creen que es más adecuado denominarlo una ciencia o filosofía, ya que no se basa en una institución sino, más bien, en el estudio y aplicación de ciertos principios espirituales.

Probablemente estés pensando en los hombres y mujeres que caminan por las calles de la capital vestidos a imagen y semejanza de las personas de India, con túnicas de colores, cabeza rapada y pintura en sus caras. Tal vez incluso has comprado sus libros o algún delicioso platillo de su cocina vegetariana. Pero en Chile hay muchos seguidores de esta doctrina que se visten como tú y yo.

No se sabe cuántos devotos hay, el maestro con más seguidores tiene cerca de 2.000 y este año se está realizando una especie de censo para conocer con certeza su número en nuestro país. Según se cree, habría cerca de 1 millón de simpatizantes en el mundo.

En El Definido visitamos el templo de ISKCON (Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna) ubicado en José Miguel Carrera 330 (Santiago), para conversar con Jagad Guru Das, facilitador del Departamento de Educación de ISKCON Chile y con Piero Saavedra, quien practica y vive allí hace más de un año.

Antes, un glosario para que hablemos el mismo idioma

Swami: significa maestro.

Radha y Krishna: las deidades supremas, y que representan la naturaleza femenina y masculina de la divinidad.

Mantra: canto o frase que posee un poder especial, al escucharla o repetirla.

Vaisnava: devoto de Vishnu o Krishna.

Guru: persona que entrega conocimientos de peso.

Dharma: religión o deber, conducta piadosa correcta.

Bhakti: devoción.

¿Cuándo y cómo nacieron?

La tradición gaudiya vaisnava es uno de los movimientos religiosos más antiguos de la India, fue creada por Chaitania (sabio bengalí) y significa adorador de visnu (Krishna), es una rama del hinduismo y de ella se deriva en la actualidad el hare krishna que conocemos.

Este movimiento surgió del llamado que recibió el maestro Bhaktivedanta Swami Prabhupada, monje vaisnava que viajó a Estados Unidos el año 1965 para expandir la fe krishna en Occidente. A sus 69 años, el viaje que pudo haberle quitado la vida, fue el medio para poder llevar a un continente que había sufrido mucho, esta filosofía para expandir la conciencia.

“El maestro de Prabhupada le dijo: usted que habla inglés debería llevar este mensaje a Occidente”, señaló Jagad Guru Das a El Definido.

Estatua del Swami Prabhupada en ISKCON Chile/Florencia Vercellino para El Definido.

Se llamó hare krishna a los gaudiya vaisnava por el famoso mantra “hare krishna” que repiten en sus cantos y oraciones con mucha frecuencia.

Devotos cantan en ISKCON Chile/Florencia Vercellino para El Definido.

Se dice que esta ciencia de vida basada en vedas (escrituras sagradas de la India) y antiguos textos hindúes, fue bien aceptada por Occidente, ya que al estar en la época hippie, sus seguidores aumentaron rápidamente. Al año siguiente, en 1966, Prabhupada fundó en Nueva York la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON).

Si quieres conocer más sobre la vida de este swami y la historia del hare krishna, te invitamos a que veas el tráiler de su documental estrenado en 2017 y actives los subtítulos en español.

Luego del fallecimiento del swami Prabhupada, sus escuelas y templos continuaron en expansión a cargo del GBC (Comisión del Cuerpo Gubernamental), que está conformado por maestros espirituales y líderes de templos de todo el mundo. Hoy esta sociedad tiene presencia en 71 países y más de 500 centros, granjas y restaurantes vegetarianos en todo el mundo.

Esta es una institución horizontal, de esta manera si alguien se desvía, no todos harán lo mismo. Si la jerarquía se comparte ya no es tan fácil descarrilarse, como cuando solo una persona tiene el poder, la jerarquía y el dinero. Cada centro de ISKCON se auto administra y financia a sí mismo”, nos contó Jagad.

Túnicas, pintura y mantras

La fe krishna está muy ligada a sus raíces hindúes. Por esta razón, muchos de los devotos 100% dedicados, o que viven en los templos, utilizan túnicas y pintura en sus caras. La camisa que utilizan los hombres se llama kurta y el pantalón dhoti; las mujeres visten saris (vestido tradicional) y la marca roja en su frente señala que están casadas. Además, pueden llevar una marca llamada vaisnava tilak en los puntos de sus chakras (centros de energía) superiores, quedando visible solo la de su frente que comienza en dos lineas delgadas (las dos piernas de Krishna) y culmina en su unión cerca del tabique nasal en forma de flecha.

Pero no todos llevan esta indumentaria ni estas pinturas, muchos de ellos solo se diferencian del resto de los mortales por tener una conciencia distinta, como explican en el siguiente video:

Existen diversos mantras, con distintos poderes y utilidades, estos toman forma al ser cantados, repetidos y escuchados. El principal es el Maha Mantra, conjunto poético de palabras sánscritas. La palabra mantra significa liberar la mente a través de una vibración sonora.

Hare Kṛṣṇa Hare Kṛṣṇa
Kṛṣṇa Kṛṣṇa Hare Hare
Hare Rāma Hare Rāma
Rāma Rāma Hare Hare

El canto del Santo Nombre o del Maha Mantra, puede efectuarse de dos maneras: individualmente, ya sea en silencio, en murmullo o en voz alta; o colectivamente (canto congregacional), que puede ser acompañado a veces con instrumentos musicales. Cuando es una meditación personal, se utiliza una japa (especie de "rosario" con 108 cuentas) en la que se debe repetir el mantra 108 veces.

Cuatro reglas y tres textos

Tal como nos contaron Jagad y Piero, al tomar más compromisos propios dentro de la comunidad, deben comenzar a seguir los cuatro principios del dharma, los que llevan hacia la auto realización a través del servicio y el amor. Los hare krishna practican el bhakti yoga (yoga del amor) que caracteriza el amor de un devoto por dios.

Estos cuatro principios fundamentales son: misericordia, veracidad, austeridad y limpieza. A través de ellos, se agudizan los sentidos y se puede comenzar a vivir una conexión con lo superior. Esto incluye: no mentir, no hacer cosas por el solo disfrute personal, tener relaciones monógamas y la vida sexual dentro de ese marco, no participar en juegos de azar y llevar una alimentación vegetariana, libre de alcohol y cualquier estupefaciente.

Por otra parte, los tres textos más antiguos y estudiados por los gaudiya vaisnava son: el el Bhagavad Gita,, que fue escrito el siglo III a.C., del que se desconoce su autor y se considera una de las obras religiosas más importantes del mundo. En él se relata la conversación que tuvo Krishna con su primo en un campo de batalla, en la que le explican sus deberes como guerrero y príncipe.

El segundo es el Bhagavata Purana(siglo XI d.C), que es uno de los principales puranas (textos religiosos hindúes). Es una colección de doce libros que se dedican a presentar las leyendas de la vida del dios pastor Krishna. Estos hechos, junto con enfatizar la práctica del bhakti, refutan la doctrina aduaita, la cual postula que dios y las almas no son entidades diferentes.

Por último, el Chaitania Charitamrita es una coleccion de nueve textos que hablan sobre la vida de Sri Chaitanya Mahaprabhu, un santo vaisnava que fundó el gaudiya vaisnava. En él se muestran conversaciones filosóficas acerca del bhakti yoga, con especial énfasis en el Maha Mantra (gran mantra) y cantos en nombre de Krishna.

¿Quiénes y cómo pueden participar?

Esta filosofía, al provenir de la India, no permitía que las mujeres entraran a los altares de los templos o que hicieran las mismas actividades que los hombres, pero esto fue resuelto por el Swami Prabhupada, quien adaptó algunas normas aplicando la filosofía original que plantea, precisamente, que el cuerpo –ya sea femenino, masculino, americano o indio- es un traje externo y que la verdadera identidad es el alma espiritual. Además, la figura de Krishna tiene una naturaleza tanto femenina como masculina, expliaron Jagad y Piero, por lo que se entiende que la vida espiritual es algo que concierne a todas las criaturas vivas.

Cualquier persona puede participar de esta comunidad y visitar el templo, ir a comer un gran menú vegetariano a su restaurant de lunes a viernes (y a buenos precios) e incluso, participar de la fiesta de domingo: actividad en la que se canta, baila, escucha, aprende y posteriormente se comparte el alimento. ¡Tanto hombres, mujeres y niños son bienvenidos!

Otro punto importante, es que se puede participar de esta filosofía siendo cristiano, católico, evangélico, mormón, budista y demás. La religión que uno profesa no es impedimento para poder estudiar la doctrina de Krishna (si se animan a ir al templo descubrirán que la buena disposición y recibimiento es parte de su mundo, un saludo, una sonrisa, orientación o incluso alguna degustación de su repostería vegetariana).

Piero Saavedra vive en el templo hace más de un año/ Florencia Vercellino para El Definido

“Yo llegué aquí buscando respuestas, luego de leer el Bhagavad Gita (“Biblia” Hare Krishna) y haber pasado por un periodo malo, de mucho sufrimiento, quise aprender más. Eso fue hace tres años y ya llevo poco más de uno viviendo en el templo”, contó Piero Saavedra en entrevista con El Definido.

Existen diferentes maneras de participar en esta comunidad, la primera o más básica es ir al templo, compatir con otras personas y cantar a Krishna. Esto no tiene valor monetario alguno, pero si se quiere cooperar con un aporte es bienvenido. Al ser solo un simpatizante de esta filosofía, se puede seguir usando la misma ropa, peinado, comiendo lo mismo que antes, etc.

Para aquellos que quieran formalizar su compromiso con Krishna, existen las iniciaciones, en ellas se toman votos y se promete seguir las reglas básicas. Mientras se esté dispuesto a tener un mayor grado de apego con esta filosofía y años profesando estas creencias, se puede subir de nivel. Existen tres iniciaciones entre quienes practican la Conciencia de Krishna, estos van aumentando las facultades de la persona en cuanto a su cercanía con Krishna (por ejemplo, desde el segundo nivel se puede estar en presencia del altar con figuras sagradas).

Los tres niveles de iniciación son: Harinama, Brahmínica y Saniasi, en cada una se reciben mantras y se comprometen a meditar y rezar cierta cantidad de veces al día. Esto se hace a través de una ceremonia de fuego.

“Como estamos viviendo y sirviendo cosas materiales, nos frustramos. Lo natural es usar las cosas y amar a las personas, no al revés. Krishna y sus devotos están constantemente en este intercambio de amor, y no hay que esperar ir al cielo para eso”, nos explicó Jagad Guru Das.

Sin duda existen muchos caminos, pero la meta siempre es la misma: encontrarnos a nosotros mismos, nuestro propósito en la vida, lograr una conexión profunda con otras personas y con ese conocimiento ancestral que se encuentra en la vastedad del cosmos. Lo fundamental es cultivar algún grado de espiritualidad, para poder tener una vida plena y completa.

¿Conoces otra filosofía como esta? ¿Sobre cuál te gustaría que escribiéramos?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.