bicicletas, ciclovías, holanda, países bajos, transporte, estacionamientos
Imagen: César Mejías

El "problema feliz" de Países Bajos: más bicicletas que habitantes. ¿Cómo lo están abordando?

¿Te imaginas tomar la bicicleta y salir de tu casa directamente a una ciclovía que conecte hasta la puerta de tu trabajo, y que además haya un lugar para estacionar cercano, seguro y económico? ¡Países Bajos lo hizo posible!

Por Trinidad Vercellino Ortúzar @tverceo | 2019-02-25 | 07:00
Tags | bicicletas, ciclovías, holanda, países bajos, transporte, estacionamientos
Según el Índice 2017 de Copenhaguenize sobre las mejores ciudades para ser ciclista, las tres primeras son: Copenhague en Dinamarca, Utrecht y Ámsterdam en Países Bajos.
Relacionadas

Si andas en bicicleta por Santiago o vas a tu trabajo en ella todos los días, seguramente te habrás fijado que no abundan los bicicleteros por la capital y que muchas veces los ciclistas se ven obligados a dejar sus vehículos asegurados en postes, rejas, árboles y otros. El costo por querer hacer este deporte y ser ecológico en nuestro país es muy alto, puede llegar incluso a que a la salida nos encontremos sin bicicleta. ¿Qué te parecería si la ciudad le diera prioridad a los ciclistas y se pudiera contar con estacionamientos subterráneos tecnológicos y de alta calidad?

Esta es la forma en que los Países Bajos están combatiendo la falta de bicicleteros, ya que cerca del 84% de su población se moviliza en bicicleta diariamente, ¡y sus 17 millones de habitantes poseen 23 millones de bicicletas!

Según el Índice 2017 de Copenhaguenize (blog europeo especializado en ciclismo) sobre las mejores ciudades para ser ciclista, las tres primeras son: Copenhague en Dinamarca, y Utrecht y Ámsterdam, en Países Bajos. En estos lugares se destaca la calidad y cantidad de ciclovías e infraestructura disponible para los usuarios. ¿No sería maravilloso que nosotros también nos “embicicletaramos”?

¿Dónde estaciono mi bici?

En Países Bajos, las familias poseen una media de tres bicicletas, (1,3 por habitante), siendo el país con el número más alto, seguido por Dinamarca (0,8) y Japón (0,6). A raíz de esto, el gobierno planea hacer una inversión total de 345 millones de euros (equivalentes a más de 254 mil millonespesos chilenos) en mayor infraestructura, para que se sumen 200.000 usuarios de este medio de transporte para ir al trabajo. ¿Es que hay problemas de estacionamiento?

¡Efectivamente! La situación se transformó en un caos y la falta de espacio para estacionar estos vehículos, con 414 habitantes por kilómetro cuadrado, se hizo evidente. En Países Bajos la bicicleta puede estacionarse en cualquier calle, siempre y cuando no interrumpa el paso de los peatones. El problema es que todo ese espacio ya no es suficiente y en las grandes ciudades los bicicleteros se repletan. Estacionarlas ahí el primer día es gratis, pero el segundo se pagan 0,5 euros (equivalentes a 370 pesos chilenos) y desde el tercero 2,5 (1.850 pesos chilenos). Entonces la cosa se pone complicada.

La solución a este “problema feliz” fue construir estacionamientos más grandes y cercanos a estaciones de metro o ferrocarril, plan que ya se llevó a cabo en Utrecht y está en proceso en La Haya. En estas ciudades, mucha gente sube al metro con sus bicicletas, ya que este medio de transporte dispone de plataformas adaptadas para llevarlas y seguir pedaleando en otra parte de la localidad. Dejarla en el subterráneo de la estación puede resultar muy cómodo y conveniente.

Estacionamientos masivos

El estacionamiento en Utrecht es el más grande de este estilo en el mundo y se terminó en su totalidad en 2018 bajo la plaza de la estación central. Tiene tres subterráneos, se puede acceder desde la calle y recorrer pedaleando hasta encontrar un lugar libre para dejar la bicicleta. Además, posee una conexión con los andenes del tren. El primer día de estacionamiento es gratuito, posteriormente su valor diario es de 1,25 euros (equivalentes a 950 pesos chilenos aprox.) y se puede pagar con la tarjeta general de transporte (sería como si nosotros pudiésemos pagar con la tarjeta BIP) que funciona en tren, metro y bus.

"En Utrecht hay mucha gente que viene a la estación en bicicleta, por lo que se hizo un desastre, dejaban las bicicletas por todas partes, así que este estacionamiento se necesitaba",dijoTatjana Stenfert, gerente de proyectos de la estación de Utrecht a The Guardian.

Otro punto interesante es que este estacionamiento no cierra y que cuenta también con 700 bicicletas para arrendar por si no se tuviera una (el caso de los turistas, por ejemplo).

Activa los subtítulos y la traducción al español en el siguiente video:

Paralelamente, en la estación de La Haya está en construcción un proyecto similar, al que también se ingresará desde la calle y su apertura se prevé para fines de este año.

En Ámsterdam, actualmente las bicicletas se estacionan alrededor de la estación, lo que congestiona las calles angostas de la ciudad, tanto para peatones como para automóviles. Desde enero de 2018 se encuentra en proceso de construcción un garage con amplia capacidad bajo el canal situado al frente. Toda la zona exterior se remodeló y también se espera que la entrada se haga desde las afueras de la estación, como en las otras dos ciudades. Estaría terminada y operativa dentro de cinco años.

Estos proyectos cuentan con dinero del estado y también de sus respectivos municipios. Pero el Ministerio de Transportes quiere fomentar el uso de bicicletas aún más. Según sus cifras, un 25% de los trayectos tiene que ver con trabajo, un 37% corresponden a viajes de placer, y el resto son para ir al colegio, de compras y otras actividades. El método que quieren utilizar para conseguir el aumento de ciclistas, es promocionar el uso de la bicicleta mediante una rebaja en los impuestos.

¿Andarías más en bici si te pagaran por usarla?

La idea en Países Bajos, es recompensar a los ciclistas con 0,19 euros (equivalentes a 140 pesos chilenos), que son créditos de impuesto, por kilómetro recorrido diariamente para ir a trabajar. Es decir, restar impuestos a los contribuyentes, por kilómetros recorridos arriba de su bici. No está mal, ¿no?

El gobierno espera que esto sea acordado entre empresas y trabajadores de acuerdo a la distancia de ruta de cada persona (ida y vuelta al trabajo). Además, el ministerio espera convencer a las empresas de los beneficios de financiar esta opción de transporte para sus empleados y, sobre todo, poner duchas en las oficinas, una petición continua de los holandeses que pedalean al trabajo.

Hasta el momentoson once las compañías comprometidas con la causa que han elegido financiar las bicicletas para sus empleados.

Rutas e infraestructuras solo para ciclistas

De acuerdo con el Ministerio de Infraestructura y Manejo del Agua, a futuro 15 rutas se transformarán en autopistas para ciclistas y se crearán 25.000 estacionamientos.

“Mi idea es asegurarme que las personas puedan desplazarse de forma fácil al trabajo o a la escuela, o visitar a sus amigos y familiares”, comentó Stientje van Veldhoven, secretaria de estado del ministerio a CNN en Español.

Una innovadora infraestructura creada especialmente para ciclistas que comenzó a funcionar en 2012, es el Hovenring, una rotonda ubicada en Eindhoven (Países Bajos). Se trata de una autopista elevada para bicicletas, que se construyó pensando en la seguridad de quienes tenían que pasar por esta intersección muy transitada y compleja.

Esta rotonda, que en realidad es un puente colgante (por medio de tirantes), tiene 72 metros de diámetro y su soporte es una especie de poste central con 24 cables. Toda la construcción está hecha de acero.

En otros países también avanzan sobre ruedas…

Japón es uno de los que ha liderado el ranking de Copenhaguenize en años anteriores, esto porque en el país del sol naciente la cultura ciclista está muy desarrollada, y han usado sus avances tecnológicos para diseñar una suerte de “dispensador” para guardar bicicletas. Este sistema, llamado Eco Cycle, se lanzó en 2013 como un estacionamiento subterráneo mecánico automatizado. Hay más de 50 de este tipo funcionando y su capacidad va de 58 a 204 bicicletas.

La idea es descongestionar las calles y guardar las bicicletas en muy poco tiempo, este sistema de recuperación solo demora 13 segundos. Además, está monitoreado 24/7 para mayor seguridad.

Dinamarca es otro de los países que ha liderado el mismo ranking, y es que nueve de cada diez daneses tienen una bicicleta. Segúnl as estadísticas, en este país el ciclismo representa el 17% del tráfico y el 38% de los conductores sueña con usar más la bicicleta.

Desde 2009, Dinamarca ha invertido al menos 373 millones de euros (equivalentes a más de 275 mil millones de pesos chilenos) en proyectos de ciclismo. Uno de ellos es el Cycle Snake, un puente de 220 metros especialmente diseñado para bicicletas, es de dos carriles y está elevado, pasando por sobre el agua y la vía. Tardó ocho años en ser construido y conecta la autopista con el puente del puerto.

En nuestro país se inauguró la llamada Línea Cero en 2018. Los primeros estacionamientos para bicicletas operan en cinco estaciones de la Línea 6, que progresivamente hasta 2021 irán en aumento para completar un total de 60. Estos bicicleteros tienen capacidad para 128 vehículos actualmente, funcionan en el mismo horario del metro y a través de la aplicación Movatic, el pago mensual es de $8.990.

Con el auge del ciclismo y las ciudades verdes, se hace necesario un lugar donde poder dejar la bicicleta en nuestro destino o en la estación donde combinaremos con otro medio de transporte. También una infraestructura más avanzada y vías en las que sentirse cómodo y seguro pedaleando. Si bien a Chile le falta bastante para llegar a ser como Dinamarca, Japón o Países Bajos, debemos empezar a trabajar cada uno con el fin de descongestionar las calles, cuidar el medio ambiente y, de paso, nuestro bolsillo.

¿Destacarías otra infraestructura para bicicletas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.