Mandalas, arte, pintar, terapia

¿Cuál es la gracia de pintar mandalas? Los beneficios de una técnica “sagrada”

Ayudan a combatir el estrés, la angustia, el insomnio, la ansiedad, la depresión, mejorar la paciencia, la autoestima, la memoria y la capacidad de concentración. ¿Qué esperas?, busca una buena caja de lápices y ponte a pintar.

Por Miguel Ortiz A. @ortizmiguel | 2015-06-03 | 07:00
Tags | Mandalas, arte, pintar, terapia

Está de moda. En las librerías chilenas están casi agotados los libros para pintar mandalas. A todo el mundo le bajó las ganas de ponerse a colorear. Dicen que hace bien, que relaja, que sirve para concentrarse, para rendir mejor en el trabajo, para “resetear” la cabeza. ¿Es cierto todo eso?, ¿qué son los mandalas?, ¿cuál es su verdadero poder?

Los mandalas son representaciones del cosmos, con una utilidad espiritual o ritual. Son la forma en que el budismo y el hinduismo dibujan el universo. La palabra “mandala” –o “mándala”, pues la RAE acepta ambas acentuaciones-, es de origen sánscrito y significa “círculo”, “disco” u “óvalo”.

Antes de conocer el significado más profundo de esta técnica, los invito a pintar un mandala y disfrutar del momento. Pueden imprimir uno en el computador, buscando en Google. Pongan atención a las sensaciones que provoca en su cuerpo y mente. Lápices en mano, eligiendo con rigor las tonalidades, estuve ayer 45 minutos pintando. Es algo adictivo. A pesar de la concentración que exige –pues no hay que pasarse de los bordes-, las energías se canalizan todas hacia un único objetivo, y entonces uno “desconecta”, se entra en una suerte de “piloto automático” cerebral con el que se logra un descanso más pleno. La experiencia es tan nítida como satisfactoria.

Los mandalas, en el fondo, son representaciones pictóricas del Cielo, del hogar donde habita aquel Dios en el que cada uno cree. El propio arte cristiano medieval utilizó mandalas. ¿Han visto aquellos rosetones de vitrales en las iglesias góticas? Son también mandalas: ilustraciones de la creación. En el mundo andino, asimismo, existieron las chacanas… muy similares a los diagramas de los pueblos indios. Por eso, enseña el budismo, el pintar mandalas puede ser considerado un ritual que nos “enciende” espiritualmente, facilitando una “iluminación” interior.

Los estudiosos del tema plantean que es altamente probable que esta “universalidad” de las figuras mandálicas se explique gracias al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección, de equidistancia con respecto a un centro (la divinidad). Otros aseguran que el perímetro del círculo evoca “el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza”.

El psiquiatra Carl Jung fue un entusiasta investigador del efecto curativo que poseen las imágenes circulares en el alma. Sin ambigüedades, él planteó que pintar mandalas ofrece “tranquilidad y sosiego”, tanto a personas psíquicamente sanas como a los enfermos.

¿De qué manera se produce esta “magia”? En tres pasos que concretamos casi de modo inconsciente: en la búsqueda inicial de los colores estimulamos la mente y su creatividad (capacidad creadora), en un segundo momento organizamos nuestras ideas y decidimos el orden que queremos darle al conjunto, y finalmente mediante la meditación nuestra cabeza descansa. En pocas palabras, nuestra mente “se estimula, se organiza y se libera”, enseñaba Jung.

Quienes pintan mandalas con cierta regularidad aseguran que esta técnica “sagrada” es útil para combatir el estrés, la angustia, el insomnio, la ansiedad, la depresión, mejorar la paciencia, la autoestima, la memoria y la capacidad de concentración, y flexibilizar nuestra manera de pensar y enfrentar los problemas. ¿Dónde estaría el secreto? En que al pintar se activan ambos hemisferios del cerebro, sacándole máximo brillo a nuestras potencialidades. Es nuestro inconsciente el que se manifiesta en los colores y formas. Por eso, de hecho, se recomienda tanto que los niños pinten mandalas durante sus primeros años de desarrollo cognitivo.

Cuando no está tejiendo, mi abuela Cristina, a sus 97 años, pinta mandalas. Ella dice que se entretiene y relaja, que le hace bien. Testimonios como el suyo hay cientos. Colores para elegir, miles. Mandalas por pintar, millones. 

¿Te animas a probar?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Gabriel Oyarzun | 2015-06-03 | 11:48
3
Recien pinte una y ... es cierto !! tranquiliza mucho y se descanza mucho mas!!
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2015-06-03 | 12:37
3
Me encantó la columna. La verdad es que jamás me llamaron la atención y después de leerla hasta me motivé con intentarlo. Veremos!
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-03 | 18:12
0
Cuando termines el primero me mandas foto por whatsapp :B
responder
denunciar
apoyar
Sandra Allende | 2015-06-03 | 12:39
2
En el cyberday compré un libro de mandalas para probar que tan cierto son todas las atribuciones positivas que se le dan.

Cuando llegue el libro les cuento ;)
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-06-03 | 13:19
5
Sospecho que el fenómeno que se comenta aquí es lo que Mihaly Csikszentmihalyi (apellido de mierda) ha descrito como la sensación de "Flow".

Es cuando te concentras en una tarea que te resulta desafiante, pero alcanzable, y sientes que el tiempo vuela y toda tu atención se centra en eso.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-06-03 | 15:31
1
God of Wars 1 y 2 tuvieron ese efecto en mi... y son diametralmente opuestos a un mandala.
Ahora con WWE Supercards para Android me sucede algo parecido
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-03 | 18:11
0
Efectivamente Marco: la sensación es como un flujo placentero.
responder
denunciar
apoyar
Pamela Soza | 2015-06-03 | 13:29
0
Hace aproximadamente 3 semanas compré un libro de mandalas para colorear y un set de lápices. Pinto casi todos los días al llegar a mi casa, y la verdad es que me produce gran calma. también placer cuando tengo uno terminado. debo decir que desde que pinto, duermo bastante mejor por las noches. Muy bueno el artículo, al menos en mi caso, los beneficios están comprobados!
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ortiz A. | Periodista | 2015-06-03 | 18:10
0
Excelente Pamela!
Gracias por compartir tu experiencia ;)
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-06-03 | 15:34
1
Según le comente a Marco mas arriba, para mi el jugar videojuegos causa ese efecto. Duermo mas relajado, estoy 100% concentrado en el y además es un desafío el cual debo cumplir, ya que tiene sus reglas bien definidas.
Candy Crush, WWE Supercards y hasta un juego de Truco que tengo para android son lo suficientemente desafiantes para mantenerme entretenido y lo suficientemente fáciles para no lanzar el celular desde el undécimo piso.
responder
denunciar
apoyar
Daniela Gómez | 2015-06-06 | 12:24
0
Por el simple hecho de que estás haciendo algo fuera de tu rutina, donde no estás pensando, no tienes presión, sólo le pones dedicación para que quede bonito... simplemente por eso, ya llega a ser muy relajante :)
responder
denunciar
apoyar
Darknesshell . | 2015-06-06 | 23:29
0
Pues yo me lo imaginaba para un niño o niña de 5 años.

Pero a mi mujer le entretiene.

A mi de pintar, ni esas que venían con números por ejemplo me entretienen ahora, aunque las pintaba a los 9 años (a esa edad pues sí son entretenidas).

Bueno, habrá gente que le guste cortar papel lustre y hacer figuritas con plasticina también. Para gustos, colores.
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2015-06-08 | 13:04
0
Quizás estás siendo demasiado categórico, asumiendo actividades para ciertas edades, aunque entiendo también que no a todos nos puede gustar lo mismo (yo por ejemplo hago macramé). ¿tú qué haces como pasatiempo "simple"? Algo que no requiera inscripción, cuotas ni mayor equipamiento especial.
responder
denunciar
apoyar
Darknesshell . | 2015-06-12 | 08:22
0
No sé que pueda tener que ver, pero cuando tenía tiempo libre hacía esto:

https://www.facebook.com/artemagallanico

A veces en vez de almorzar leo un libro y en los viajes en micro veo películas, series y documentales en mi celular.

El fomingo lo comparto con la familia.
responder
denunciar
apoyar
Veronica Carcamo | 2015-06-08 | 17:04
1
http://www.mandala-4free.de/en/index.htm
Free Mandala :)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.