Close
Por un mundo con menos "expertos en todo"...
260K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 275.000
Imagen: Gojko Franulic

El curioso efecto Dunning-Kruger: cuanto menos sabemos, más creemos saber

El Efecto Dunning-Kruger, nos muestra que las personas con pocas capacidades o conocimientos, creen que tienen más capacidades y conocimientos de los que efectivamente poseen, y viceversa: quienes son más competentes, tienden a subvalorarse. ¿A qué se debe?

Por Alvaro Lopez B. | 2015-02-02 | 15:00
Tags | Efecto Dunning-Kruger, habilidades, conocimientos, competencias, errores, percepción, destreza
"En la medida que aprendemos más de un tema, rápidamente vamos descubriendo un mundo de sutilezas de cosas que aún quedan por saber"
Relacionadas

El caso del inepto delincuente "invisible"

En 1995, McArthur Wheeler, robusto hombre de 1,70 metros y 130 kilos, robó dos bancos a plena luz del día, sin máscara alguna que ocultara su rostro y fue arrestado una hora después que su imagen fuera mostrada en las noticias de ese mismo día. Wheeler, al parecer, confiaba en que aplicar jugo de limón sobre su rostro, le haría invisible a las cámaras. “Pero si usé el jugo”, dijo Wheeler al momento de ser arrestado.

La idea fue sugerida por dos amigos del ladrón, quien, precavido, primero probó su eficacia: se aplicó jugo de limón en toda la cara y luego se tomó una fotografía. Nada apareció, posiblemente porque la cámara terminó apuntando al techo. Por lo tanto, Wheeler asumió que permanecería invisible mientras no se acercase al calor, al igual que la “tinta invisible” hecha con jugo de limón.

Un año después, David Dunning, profesor de sicología social de Cornell, no daba crédito a sus ojos tras leer esa noticia. Intrigado ante esta muestra de credulidad, incompetencia o ambas, decidió investigar qué había detrás. ¿Sería posible –se preguntó– que mi propia incompetencia, me hiciera inconsciente de esa misma incompetencia?

Para averiguarlo, embarcó a su estudiante Justin Kruger en una investigación, con el fin de hallar una respuesta. Lo que encontraron, les dejó sorprendidos.

El experimento

Se realizaron cuatro estudios distintos, con estudiantes de psicología de Cornell. Específicamente, en las áreas de Humor (“habilidad para reconocer lo que es gracioso”), Gramática y Razonamiento Lógico.

El estudio consistió en lo siguiente: Se le preguntó a cada participante cómo estimaba su competencia en cada uno de los campos, y luego, se le sometió a un test, para poner a prueba su competencia real. Entonces, se compararon los resultados, para ver si había algún tipo de correlación. Y efectivamente, la había.

Se dieron cuenta que mientras más incompetente era la persona, menos notaba su incompetencia, y que mientras más competente era, más subvaloraba su competencia.

Dunning y Kruger publicaron en 1999 sus conclusiones, en el paper “Unskilled and Unaware of It: How Difficulties in Recognizing One’s Own Incompetence Lead to Inflated Self-Assessments”(“Sin habilidades e ignorante al respecto: cómo las dificultades en reconocer la propia incompetencia conducen a una autoimagen exagerada”).

Las conclusiones básicas de dicho paper se resumen que, para cierta habilidad o área de conocimiento, los individuos incompetentes:

  1. Son incapaces de reconocer su propia incompetencia.
  2. Son incapaces de reconocer las genuinas habilidades del resto.
  3. Son incapaces de reconocer hasta qué extremo son incompetentes en el tema.
  4. Si se les entrena para mejorar sus habilidades, pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.

Por lo tanto, esa persona que alardea de sus capacidades vocales, mientras nos irrita los oídos, está obedeciendo a este fenómeno. O cuando los expertos entregan opiniones mesuradas sobre los problemas, mientras la gente desinformada cree tener soluciones absolutas y rápidas al mismo (¿alguien dijo "Twitter"?). O cuando los clientes de especialistas en disciplinas como medicina, diseño o programación, les hacen perder la paciencia al intentar guiar su trabajo basados en incorrecta noción de que ellos también saben de lo que están hablando. (¿Te has auto medicado últimamente?)

¿A qué se debe esto?

Como los investigadores señalan en el estudio, esta percepción se debe a que las habilidades necesarias para hacer algo bien, son justamente las habilidades necesarias para poder evaluar correctamente cómo lo estoy haciendo .

Por ejemplo, si mi ortografía es pésima, el conocimiento necesario para reconocer que mi ortografía es pésima y corregirla es, justamente, saber de ortografía. Sólo me entero de mi incapacidad cuando alguien más me lo hace ver explícitamente, poniendo en evidencia el contraste entre mi escritura y la ortografía correcta. Y aún así, eso no la corregirá automáticamente, sólo me dará conciencia general de que mi conocimiento es insuficiente. Lo mismo en el resto de áreas del conocimiento.

Respecto a las personas que se subvaloran, esto se debe al efecto de falso consenso: creen que todo el mundo “lo hace igual”, por lo que asumen que sus capacidades son promedio, cuando en realidad, son superiores.

Entonces, ¿Cómo sé si soy incompetente?

En general, comparándose con medidas objetivas de conocimiento (en el caso de la ortografía, son las normas ortográficas directas, no “lo que dicen mis amigos y mi mamá").

Además, debo poner atención a la forma en que tomo decisiones sobre cierto tema. Si tomo mis decisiones u opiniones basándome en: lógica binaria (las cosas son buenas o malas, sin términos medios), primeras impresiones, ausencia de empatía, sin documentación o sin utilizar modelos rigurosos que fundamenten mis conclusiones, probablemente estoy sobrevalorando mi conocimiento.

También es posible evitar problemas derivados de una posible incompetencia, aplicando la sana autocrítica y fijándose en los errores: si algo sale mal, no necesariamente es culpa del resto, se puede deber a un error en los propios procedimientos o métodos.

Esto también tiene que ver con un sesgo cognitivo muy interesante en las personas que se especializan en una sola área:  creen que por manejar bien un aspecto de las cosas, manejan bien todos los aspectos de muchas cosas distintas. Así que ojo, cuando estemos opinando fuera de nuestra área de especialidad, y todo el mundo pareciera estar en nuestra contra, es posible que nos estemos equivocando.

Y en ese sentido, la mejor forma de ahorrarse vergüenzas y prevenir errores que muchas veces salen caros (financiera y humanamente), es ser receptivo ante la crítica y las opiniones de los demás. Por lo tanto, es importante trabajar en equipo y escuchar al otro.

Y naturalmente,  este síndrome se puede superar… ¡aprendiendo más del tema! Como dijo Will Durant: “La educación es el progresivo descubrimiento de nuestra propia ignorancia”. En la medida que aprendemos más de un tema, rápidamente vamos descubriendo un mundo de sutilezas de cosas que aún quedan por saber. Cualquiera que se haya lanzado a una aventura (sea estudiar una carrera, emprender, liderar un equipo o cargo público) sabe perfectamente que "otra cosa es con guitarra".

Conclusiones para la vida

En primer lugar, lo que podemos aprender de todo esto, es a tomar con pinzas la opinión de alguien que dice ser “bueno” en algo… puede ser malísimo o excelente, pero casi nunca es simplemente “bueno”, debido a este efecto psicológico. Esto es especialmente delicado cuando se trata de contratar a un experto en un área que no dominamos (por ejemplo, un abogado), pues no contamos con las herramientas para evaluar su competencia, por eso es recomendable consultar la opinión de sus colegas y anteriores clientes.

Lo interesante (y quizás algo peligroso), es que además, quienes son incompetentes, “no sólo llegan a conclusiones erróneas y toman decisiones desafortunadas, sino que su incompetencia les impide darse cuenta de ello”, nos indican Dunning y Kruger. 

Por lo tanto, y como segundo corolario, muchas veces la culpa de nuestras desgracias no es el resto ni la mala suerte, sino nosotros mismos y nuestras decisiones, y correspondería hacer un sano ejercicio de autoanálisis al momento de fracasar o experimentar dificultades en nuestras actividades o proyectos. Todos tenemos un grado de incompetencia, porque todos somos perfectibles y podemos mejorar siempre. El error consiste en olvidar ese hecho.

Es importante, entonces, cultivar la empatía y trabajar en el propio orgullo, de modo que no nos ciegue a las opiniones de otros, o nos haga reaccionar de manera exaltada o furiosa ante las críticas. También, en línea con eso, resulta importante no asignar a priori segundas intenciones a quienes nos dan su opinión, sino que evaluar lo que nos dicen de la manera más objetiva posible, y ver en sus reales méritos lo que nos están diciendo, dejando a un lado nuestra opinión sobre la persona que lo dice.

Además, es posible ver que quienes son abiertamente incompetentes y dicen ser mucho mejores de lo que son, no lo hacen por completo debido a una suerte de vanidad o egolatría, sino a que también son víctimas de este interesante fenómeno psicológico. Estas personas, muchas veces, permanecen sin evolucionar ni mejorar, pues ya consideran que están bien y que el resto se equivoca. Esto hay que evitarlo, cosa que tampoco nos puede llevar al otro extremo, que sería la falsa modestia. Debemos conocer nuestros méritos, pero observarlos siempre con una mirada crítica, pues todo siempre es perfectible.

En conclusión, lo importante es trabajar sobre nosotros mismos cada día y esforzarnos por aprender más, para ser mejores. Porque al final, no son más exitosos quienes se “duermen en sus laureles”, sino quienes se imponen a su propia desidia y van mejorando cada día.

Dunning y Kruger ganaron el Premio IgNobel del año 2000 por este descubrimiento.

¿Has experimentado el efecto Dunning-Kruger o lo has visto en otras personas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Alvar Fañez | 2015-02-02 | 15:19
8
Wow, simplemente ¡Wow!
Siento que eso explica muchas cosas xD
Las caricaturas ahora tienen sentido xD
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo Hidalgo | 2015-02-02 | 15:43
12
Este artículo me hace recordar a algunos clientes que he tenido en algunos trabajos, donde su incompetencia es tan alta que creen que el trabajo de uno debería ser prácticamente gratis porque creen que es "fácil".
responder
denunciar
apoyar
Loreto Vásquez | 2015-02-03 | 22:13
4
Mientras más uno sabe de algo, más susto da actuar sin saber. También hay un tema con la gente que no sabe decir que no, uno le pide algo, sabe que nunca lo ha hecho, pero te dice que bueno.
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo Hidalgo | 2015-02-04 | 08:59
3
Hay una página donde la gente anota anécdotas que les han ocurrido con "clientes" que realmente no sabes en qué categoría deberían estar, se llama "Clients From Hell" (clientsfromhell.net)
responder
denunciar
apoyar
Dante Felipe Hernández Abarca | 2015-02-02 | 16:11
3
¿Me pregunto si el premio Ig-Nobel se habrá debido al efecto mismo, aplicado al jurado del premio?
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-02 | 20:03
3
Jajajaj fíjate que da para pensar... aunque en realidad en el IgNobel usan como lema "logros que te hacen reír... y luego pensar"... por lo que se enmarca perfectamente en ellos... de todas formas lo que indicas apunta a un tema muy profundo de filosofia de la ciencia, y es... como sabemos que el conocimiento científico, tiene bases realmente sólidas, y si los saltos de fe en que se basa en algunos aspectos, son acertados?
responder
denunciar
apoyar
Monica Duran | 2015-02-03 | 10:08
10
Es cosa de ver Twitter y el foro Emol, entre otros.
responder
denunciar
apoyar
Jose Ignacio Zarate | 2015-02-03 | 12:36
5
O ver las noticias despues de un hecho importante en donde todos los periodistas son expertos en los tema de actualidad, ejemplo, terremotos...
responder
denunciar
apoyar
Gabriela Jara Aburto | 2015-02-08 | 23:00
2
O Volcanes, por que ahora resulta que todo son conspiraciones para encubrir tonteras ¬¬
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-03 | 13:39
1
Es la receta perfecta para el pánico colectivo, y el sensacionalismo, muchas veces basado en "avances" seudocientíficos... incluyendo pero no limitándose a: predicciones de terremotos, incendios, términos de mundo, epidemias, alimentos indescriptiblemente "perniciosos", panaceas de todo tipo y virus computacionales...
responder
denunciar
apoyar
Lionel Castillo | 2015-02-03 | 17:40
0
"Bendita ignorancia"?
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-03 | 18:37
0
Al contrario, quien permanece ignorante, termina por recibir y de forma inesperada, las consecuencias de no saber o no darse cuenta de las cosas... por lo tanto, lo importante es vencer la desidia y la ignorancia.. y la carencia de autocrítica! Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Geraldine Wittwer | 2015-02-04 | 10:49
3
Buen articulo, ahora me queda mucho más claro todo, en especial porque la gente ignorante se jacta de lo que "sabe" y da argumentos sin sentido, además no entienden que debatir es aportar ideas y no gritar por creer tener la razón.

Este articulo seria bueno enviárselo a muchos jefes que creen que saben mucho y al final su conocimiento es paupérrimo.

responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2015-02-04 | 11:21
8
Después de leer este artículo me siento un experto en el síndrome de dona-kuchen, así que me dedicaré a hacer talleres al respecto y ganar dinero con ello.
responder
denunciar
apoyar
Enrique Soza | 2015-02-04 | 12:56
2
Como escuché por ahí... "La Ignorancia es Atrevida"
responder
denunciar
apoyar
Oscar Acuña | 2015-02-04 | 20:07
2
me ha tocado estudiar mucho para algunas pruebas en especifico, principalmente fisica newtoniana ( 1 y 2), en las que cada vez que estudiaba mas pensaba que eran mas las cosas que no sabia y que me faltaban por estudiar.. hasta que di la prueba y nunca pense que me iba a ir tan bien jaja.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-04 | 20:35
0
eso es probar "el efecto" en carne propia! :D de todas maneras, uno se va "calibrando" con el tiempo y adquiere mayor autopercepción de las capacidades... eso, claro, si uno se preocupa del asunto, porque de otra forma se puede pasar toda la vida, mirando desde el extremo equivocado del binocular!
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Carolina Adaros Boye | 2015-02-05 | 09:42
4
Tiene mucho sentido, lo he visto. Ahora no creo que el otro extremo sea "falsa modestia" sino que cuando uno va profundizando sobre un tema se da cuenta de la cantidad de matices y complejidades que no se visualizan en capas más superficiales y empieza a cuestionarse muchas cosas. Y también es cierto que mientras uno más sabe cosas, más se da cuenta de todo lo que le falta y en muchos casos eso se traduce en que la persona se vuelve más humilde. Lo importante es no avergonzarse por lo que uno no sabe porque todo el mundo tiene brechas de conocimiento y sólo reconociéndolas uno puede decidir si va a hacer algo al respecto, al fin todo es un aprendizaje continúo.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-05 | 09:58
2
Es cierto, nunca se deja de aprender.

Y en lo otro, tienes mucha razón, Carolina: el otro extremo no es únicamente la "falsa modestia", aunque en situaciones sociales y laborales, se tiende a dar ese fenómeno por una combinación de muchos factores, donde influyen el carácter de las organizaciones, de las jefaturas, de las personas que nos rodean, el instinto de supervivencia (y no es chiste), etc.

Fue una manera de simplificar lo más posible algo que escapa un poco del objetivo del artículo, y en lo que concuerdo plenamente contigo: mientras más se conoce, más perspectivas se tienen sobre las cosas, y al ampliarse los horizontes, uno ve con más claridad el lugar que se ocupa en el universo, y la verdadera magnitud de nuestro conocimiento, que no es tan grande como quisiéramos creer (para hacernos una idea, consideremos que el 93% del universo es materia o energía "oscura", o sea, que no se sabe dónde está o lo que es exactamente). Esto nos lleva, sin duda, a cuestionarnos y examinar la naturaleza misma de nuestro conocimiento de las cosas, esto es, los axiomas y bases fundamentales donde afirmamos esto que llamamos conocimiento.

Sin embargo, tener esta noción de las cosas, tampoco nos puede impedir operar en forma práctica, o considerar que por tener esa perspectiva, sabemos "menos" que alguien que no la ha alcanzado, pienso que es más bien al contrario: Al saber más, adquirimos esta visión amplia de nuestra situación en el mundo.

Te agradezco muchísimo el comentario... me sirve para mejorar mi forma de escribir, y dejar menos cabos sueltos al momento de hacerlo... muchos saludos! :)
responder
denunciar
apoyar
Claudio Muñoz | 2015-02-05 | 23:55
2
me recordó la frase "el cliente siempre tiene la razón" .. .cuando rara vez es así, ¿sera una especie de reforzamiento de este efecto esta frase? eso explicaría mucho
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-07 | 13:25
3
Me quedé pensando mucho en lo que pusiste... y claro, es una validación del efecto, todo el rato... además (aquí nuevamente se manifestará el efecto en todo su esplendor, pues poco sé de marketing), me parece que dejar al cliente contento, no necesariamente se condice con darle la razón en todo, me parece que pueden haber otras formas, como por ejemplo, darle mayor información, para que pueda opinar con una visión más amplia...

Me gusta lo que produce estar conciente de todo esto, pues hace que uno sea más cauteloso al opinar, pero al mismo tiempo, fomenta que uno opine sobre bases sólidas, lo que efectivamente se vuelve un aporte a la discusión... en fin. Muchos saludos!! :)
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2015-02-06 | 00:44
7
No lei el articulo porque soy demasiado bueno como para leerlo y ya se todo sobre el tema... XD
responder
denunciar
apoyar
yasna villalobos | 2015-02-12 | 08:07
0
Sale cada estudio de cada cosa en no se que universidad de no se donde. Ya no se que es real y que no. La invasión de internet creo que nos a vuelto un poco mas sabios y mas tontos. ;)
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-02-14 | 02:48
1
jajaja es verdad... Internet nos ha vuelto cada vez más suspicaces... hace muchísimo que pasó eso de "si sale en Internet, debe ser cierto"... ahora, sobre este estudio en particular, respecto a la parte digamos de antecedentes, te puedo contar que lo desarrollaron en la Universidad de Cornell, David Dunning (PhD en Psicología de Stanford), y Justin Kruger (Phd en Psicología Social en Cornell - pero claro, si era estudiante del otro caballero.. jijij), y bueno, el estudio lo publicaron en el Journal of Personality and Social Psychology, que tiene un factor de impacto ISI 5.51, lo que no es malo (en comparación, por ejemplo, la revista con mayor impacto ISI en Chile el 2013, era Andean Geology, con 1.532... pero la validez o importancia de esas mediciones, es harina de ooootro costal). Y bueno, al menos el análisis estadístico es impecable... jajajaj... y bueno, eso pues, muchos saludos!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-05-07 | 13:41
3
Mmmh... el parafraseo es el mejor homenaje (?) :O http://www.biobiochile.cl/notas/2015/05/06/efecto-dunning-kruger-la-teoria-que-explica-por-que-los-incompetentes-son-tan-arrogantes.shtml
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-08-04 | 09:36
0
Parece que ya no está...
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-08-04 | 16:01
0
oh! sólo sé que nada sé u_u
responder
denunciar
apoyar
nicole silva | 2015-09-05 | 17:50
1
a medida que voy leyendo, voy descubriendo la infinidad de información que hay y la utilidad que le podemos dar durante la vida y cómo podemos emplearla en pro de una mejor sociedad.
Este articulo me llego profundamente, ya que en algún momento de la vida pecas de soberbio y crees que te las sabes todas, cuando no es así, pero cada día se aprende mas gracias a la lectura y el abanico de información que nos entrega internet, sólo hay que tener la intención y las ganas de aprender, y así dar opiniones con fundamentos.
En algunas situaciones de la vida nos las damos de maestros chasquillas, creyéndonos capaces de poder solucionarlo todo sin tener el conocimiento requerido, un ejemplo perfecto es la imagen principal del artículo, queremos arreglar algo y lo dejamos peor, creyendo que somos capaces, sobre-valoramos nuestro conocimiento... Saludos esta genial la pagina c:
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.