depresión, comunicación, psicología, amistad, familiares, terapia
Imagen: César Mejías

Cómo comunicarse con un amigo que tiene depresión (según alguien que lo vivió)

El escritor y comediante Bill Bernat recomienda lo que debemos y no debemos hacer para conectarnos con alguien que tiene depresión, luego de haber experimentado en carne propia la enfermedad y la incomodidad de comunicarse con sus cercanos.

Por Javiera Alarcón | 2018-01-11 | 15:00
Tags | depresión, comunicación, psicología, amistad, familiares, terapia
La depresión no disminuye el deseo de una persona de contactarse con otra, sino que su capacidad.
Relacionadas

¿Conoces un amigo o familiar que tenga depresión? Es probable que sí, al menos en algún momento de sus vidas, pues se ha convertido en un trastorno cada vez más común.

Según la OMS, más del 4% de la población padece depresión, mientras que quienes son los más propensos a sufrirla son mujeres, jóvenes y adultos mayores. Además, sería una de las principales causas de discapacidad en el mundo. La ONU también dio a conocer que cerca de 322 millones de personas alrededor del mundo tuvieron algún tipo de desorden asociado a la depresión, un 18% más que hace diez años atrás.

En nuestro país, 844.253 chilenos mayores de 15 años tienen depresión y un millón ansiedad, donde las mujeres representan un 5,1% y los hombres un 3,6%.

¿Cómo podemos acercarnos a quienes queremos sin herirlos? ¿Cómo entablar una relación cuando la comunicación se hace más difícil? Una persona que ha vivido en carne propia la depresión, entrega consejos prácticos.

La mejor conversación: poder mostrarse deprimido

Hablamos de Bill Bernat, un estadounidense que se dedicó a la industria de la tecnología por 15 años, trabajando para la Nasa y bancos del retail. Luego se unió como periodista en Streaming Media, ha personificado números en Comedy Central, es storyteller en la organización The Moth, y recauda dinero para ONG’s.

Bill fue diagnosticado con depresión a los ocho años y después de mucho tiempo ha conseguido las herramientas para sobrellevarla. En la actualidad sufre depresión y trastorno bipolar, pero ha vencido trastornos como la ansiedad social, adicciones o comer en exceso.

Bill cuenta que uno de los episodios que más lo marcó fue una conversación en un centro psiquiátrico. Una mujer le contó que hace unos días había llevado su camioneta a un acantilado del Gran Cañón, que aceleró el motor y había pensado tirarse. Le habló sobre todo lo que había sucedido en su vida, en el porqué quería morir y la razón por la cual no lo hizo. Cuando fue su turno de hablar, ella le permitió sentirse sumamente deprimido, no lo hizo sentirse incómodo por ello y así, después de mucho tiempo, pudo tener una verdadera conexión con otra persona.

“Por primera vez, me identifiqué como alguien que tenía depresión y me sentí, curiosamente, bien al respecto, o mejor dicho, como si no fuera una mala persona por tenerla”, dice.

Según el escritor, en general la gente no quiere hablar con las personas que tienen depresión, se sienten muy incómodas, a menos que los afectados finjan ser felices. Muchos deben aprender a llevar esa máscara para no decepcionar al resto. Sin embargo, aclara que la depresión no disminuye el deseo de una persona de contactarse con otra, sino que su capacidad.

Además, contrasta los aspectos que enfrenta alguien con depresión: aquellos que responden de mala manera, por ejemplo, es porque están tratando de superar lo que tienen en la cabeza, pero que nadie logra ver. Y por otra parte el resto, que los mira con desaprobación y les dice “¿Por qué siempre tienes que estar tan deprimido?”.

¿Cómo aproximarse adecuadamente?

1. No digas: “Tan solo supéralo”. El problema es que las personas con depresión ya lo pensaron, y su incapacidad de hacerlo es parte de la depresión. “La depresión es una enfermedad, por lo que no es diferente de decirle a alguien con un tobillo roto o con cáncer que ‘simplemente lo supere’", dice Bill.

Por su parte, la psicóloga de la Universidad de Chile y Magíster en Psicoanálisis de la Universidad Adolfo Ibáñez, Susana Krause, explica a El Definido: "No es algo simple para la persona que padece depresión, porque posee núcleos de conflicto donde siente que no es capaz de enfrentar desafíos o problemas, por muy pequeños que sean, entonces es un tanto agresivo decirle: ¡Hey levántate!, ¿cómo estás así si está tan lindo el sol afuera?

La presión para que la persona sea "normal" o vuelva a la normalidad puede provocar que sientan que te están decepcionando. Susana agrega que "una de las características de un depresivo es que no soporta la presión de los demás, se angustian frente a lo que esa persona dice, que le exijan hacer cosas. Típicamente les dicen: Vamos a bailar, olvídate de eso, participa, habla con los demás. Ahí hay intolerancia por parte del otro, porque no se le está respetando el proceso".

2. No te tomes como algo personal si no siguen tus consejos. “Tengo un amigo que me envió un mensaje diciendo que se sentía realmente aislado y deprimido. Le sugerí algunas cosas que podía hacer, y él me dijo: No, no, y no. Me enojé, ¡Cómo se atreve a no aceptar mi brillante sabiduría! Entonces recordé las veces que me deprimí, y que pensaba que estaba condenado en todos los futuros posibles y que todos me odiaban. No importaba cuánta gente me dijera lo contrario; No les creí. Así que le hice saber a mi amigo que me no tomaría su respuesta personalmente”, comenta Bill.

3. No insistas en métodos transversales. Aquello que puede hacer sentir bien a otros, no necesariamente hará lo mismo por alguien que está deprimido.

"Debe haber un respeto por la individualidad. Cuando una persona no es capaz de enfrentar las cosas de la vida, se siente más sensible y es más valioso que se le respete la individualidad, porque el tratamiento de ellos es replantearse su propia vida, desde una perspectiva distinta", dice la psicóloga a El Definido.

4. No pienses que “estar triste” y “estar bien” son incompatibles. La televisión, las películas, canciones o las personas nos dicen que hay algo mal si no estamos felices o radiantes. Pero la tristeza es natural y es saludable aceptarla cuando se sabe que no durará por la eternidad.

"Esto sucede en el caso en que el nivel de tristeza no sea extremo", explica Susana y agrega: "El sentido de la tristeza es bajar las revoluciones cuando se está muy activo, ya que nos ayuda a disminuir el ritmo de vida".

5. Trátalos como a cualquier amigo. Primero que nada, habla con un tono natural. No es necesario hablar con tono triste, compasivo, como si estuvieras sufriendo. “¿Estornudas cuando hablas con alguien con un resfriado? No es grosero ser optimista con nosotros”, dice Bill bromeando.

Además,interactúa con ellos normalmente o pídeles ayuda. Hay que invitarlos a contribuir, que la vida siga siendo normal para ellos. Incluso, se les puede pedir algo tan cotidiano como pedirles ir a ver una película para no ir solos al cine.

Susana Krause dice al respecto: "Es importante que los amigos lo traten de la forma más normal posible, pero respetando su conflicto. Hay que estar pendiente de cuáles son las reacciones de la persona, porque la idea es que no se sienta presionado a hacer algo que no tiene ánimo de hacer".

6. No sientas demasiada responsabilidad por la persona deprimida. No están buscando que los arregles ni que resuelvas sus problemas, lo que quieren es que estés presente.

Krause aclara: "Hay que entender que hay distintos niveles de depresión. Si tienes un amigo que posee una idea suicida es difícil no sentir responsabilidad.Pero en niveles medios de depresión, para quien está deprimido es complicado que el otro esté pendiente de decir la palabra precisa, que los estén constantemente cuidado y preguntando cómo se sienten, porque los hace sentir enfermos y presionados por cambiar".

El consejo final de Bill Bernat es hablar con una persona con depresión como si su vida fuera tan valiosa e intensa como la tuya. Al considerarlo, ellos podrían tener la conversación más edificante de sus vidas.

¿Qué opinas de estos consejos? ¿Pensarías en aplicarlo con tus amigos o seres queridos?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.