De los grandes fracasos nacen buenas lecciones
¡Comparte esta historia!
148K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 150.000
Nokia, celulares, tecnología, organización, smartphone, lecciones, fracaso
Imagen: César Mejías

La fascinante historia de Nokia: de dominar el mercado a casi desaparecer

Una empresa que dejó su huella en casi todos los rincones del mundo y que parecía tener su puesto asegurado, de pronto prácticamente desaparece de la escena. A continuación hablaremos de qué le pasó y qué podemos aprender de su historia.

Por Juan Reyes | 2016-12-07 | 07:00
Tags | Nokia, celulares, tecnología, organización, smartphone, lecciones, fracaso
Relacionadas

Aún recuerdo esa pantalla con pixeles oscuros y fondo verde, en donde se mataba el tiempo jugando snake en la compañía de un tosco y resistente celular, de señal envidiable y cierto aire de inmortalidad. Parecía difícil de imaginar que el mundo cambiaría tanto y que la palabra “Nokia”, se asociaría a algo que fue muy bueno y que pudo ser aún mejor, pero que quedó agonizante por una sucesión de decisiones equivocadas.

El nacimiento de Nokia se remonta hace más de 150 años, por allá en 1865, en una ubicación del espacio-tiempo totalmente alejada de la interminable ronda de bits que dirigen nuestra civilización. En lo que hoy es Finlandia, un ingeniero en minas llamado Fredrik Idestam fundó una empresa papelera, que posteriormente entraría también a las industrias de caucho y cableado. Cuando abrió una sucursal cerca de un río llamado Nokianvirta, nació el nombre de algo que tendría un impacto de escala mundial. En ese momento se hacía imposible vislumbrar que esta misma empresa, más de un siglo después, estaría liderando un negocio que en ese momento no existía: la telefonía móvil.

En los años '60, Nokia hizo sus primeras incursiones en la industria de las telecomunicaciones, su división de cableado puso sus fichas en la canasta correcta: radiotransmisores. Tuvieron que transcurrir dos décadas para que apareciese un aparato que en aquel momento parecía mágico: el Mobira Senator. Un teléfono que pasaba 10 kg. y se llevaba en el auto, ¡un verdadero lujo! Que posteriormente fue seguido por el Mobira CityMan, un teléfono que pesaba 800 grs.

En la década de los '90, Nokia fue una pieza clave para establecer el estándar utilizado a nivel mundial para comunicaciones móviles GSM. Convirtiéndose en una empresa centrada exclusivamente en las telecomunicaciones, decisión que el tiempo demostró más que acertada: Nokia se convirtió en el mayor fabricante mundial de teléfonos y se mantuvo en el trono durante 14 años. Durante los '90 lanzó al mercado el modelo 2110 junto al ringtone que se convirtió en un ícono: se estima que en un momento gracias a la tremenda cantidad de celulares Nokia circulando, llegó a reproducirse 20.000 veces por segundo.

Llegado el año 2000, fabricó el Chuck Norris de los teléfonos: el Nokia 3310, la leyenda dice que no hay teléfono más resistente que él y que su dureza lo puede convertir en una verdadera arma, algunos lo llevaron al extremo probando si sería capaz de resistir una caída de 460 metros de altura.


Holi, ¿me recuerdas?

Una tardía evolución que le costó la vida

Durante gran parte de la primera década del 2000 Nokia seguía cosechando éxitos y sorprendiendo con sus lanzamientos, teléfonos que hacían cada vez más cosas: sacar fotografías, filmar videos, reproducir música, acceder a videojuegos, etc.; y que ofrecían una amplia gama de diseños, gracias a su constante innovación. En el intertanto, llegaban a la escena nuevos competidores a gozar del festín de las telecomunicaciones. Mientras Nokia disfrutaba de una posición dominante y sus innovaciones se esparcían por el orbe, se aproximaba una nueva revolución: los smartphones con sus pantallas táctiles. Esta nueva manera de usar el celular, que hoy luce imprescindible, aniquiló a un gigante que despertó demasiado tarde.

El año 2007, Steve Jobs sacó de su bolsillo una de las peores pesadillas de Nokia: el iPhone. De ahí en adelante, Nokia fue cayendo año a año, pasando de poseer casi la mitad del mercado a cerca de un tímido 3% desde fines del 2012 en adelante.

La casi completa desaparición de Nokia en el mercado de los teléfonos móviles ocurrió gracias a la llegada de dos grandes actores: Android e iOS. Samsung comenzó a fabricar celulares con sistema operativo Android, Apple lanzaba su iPhone con iOS y Nokia intentaba desesperadamente evitar caer. Primero a través de su propio sistema operativo, para luego abandonarlo y formar el 2013 una fallida alianza con Microsoft, con la que sentenciaba a sus celulares a usar  Windows Phone: un sistema operativo que llegó tarde, que no daba a los usuarios suficientes motivos para utilizarlo ni tenía gran diversidad de aplicaciones.

La división de dispositivos y servicios de Nokia fue comprada por Microsoft el 2013. Así quedó el fabricante y su genialidad original temporalmente fuera de la industria, pues Microsoft decidió no seguir utilizando la marca Nokia.

Las lecciones del gran fracaso de Nokia

Aparentemente fueron las pantallas táctiles las que mataron a Nokia, ni su sistema operativo ni Windows Phone, pudieron igualar la experiencia de usuario brindada por Android y iOS. Las nuevas reglas del juego dieron al software un rol protagónico y Nokia se movía con mayor comodidad en el terreno del hardware. No obstante, luego de un análisis “post-mortem”, parece ser que éstas son solo consecuencias y no la raíz de su estrepitosa caída. Según un estudio realizado por la universidad de Cornell, donde se realizaron 76 entrevistas a ejecutivos de diversos niveles e ingenieros de Nokia, la tremenda lentitud con la que respondió a los cambios en el entorno, estaba influida por una creciente cantidad de problemas organizacionales.

Acorde al estudio, la gente al interior de Nokia estaba teniendo varios problemas:

- Los altos ejecutivos no eran expertos en tecnología, por lo que no podían entender claramente las oportunidades o falencias de los demos creados por el equipo técnico.

- Había muy mala comunicación entre los altos ejecutivos y los mandos medios, estos últimos temían crear una mala impresión a sus superiores y ocultaban los problemas.

- Los altos ejecutivos eran temperamentales y muchas veces humillaban a sus subalternos, impidiendo de este modo una comunicación fluida entre las partes.

- Había una presión excesiva por obtener resultados, lo que impedía adoptar estrategias de largo plazo.

Estos puntos deben ser tomados como una advertencia para cualquier empresa u organización: nunca puede fallar la comunicación. Si a la gente no se le permite cometer errores, hará lo posible por ocultarlos. Esto sumado con una excesiva presión, se convierte en la tormenta perfecta, porque se pierde la motivación para tomar riesgos y pensar en el largo plazo. Las tremendas capacidades técnicas que tenía Nokia daban para mucho más, pero ni el dinero, ni la experiencia, ni contar con una tremenda marca, son suficientes si falla el ingrediente básico de toda actividad humana.

Era difícil presagiar que algún día Nokia prácticamente desaparecería de la escena de la telefonía móvil y que llegaría una compañía sin experiencia en este mercado a marcar una tendencia, como es el caso de Apple. Tal vez Nokia fue víctima de su propio éxito, que no le dejó ver que se aproximaba al borde de un precipicio.

La meteórica caída de Nokia se convirtió en un caso de estudio, que nos permite una vez más entender lo frágil que puede ser una empresa tecnológica. Si no logra seducir, los consumidores la dejarán caer al vacío (las leyes de Darwin también aplican al mercado).

No obstante la historia no termina aquí, aún se está escribiendo… es posible que la nostálgica marca vuelva, porque los derechos para producir teléfonos marca Nokia hoy son de una empresa finlandesa que tiene en su staff a algunos ex-empleados de Nokia, llamada HMD Global. Esta empresa planea despertar al gigante dormido, lanzando un teléfono con Android el año 2017. ¿Volveremos a tener un Nokia en el bolsillo?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Daniela Asenjo | 2016-12-07 | 09:54
2
¡¡¡Waaaaaaauuuu!!!
Se que tbn el tema va por los rubros... en telecomunicaciones y tecnologias, es imposible no innovar, pero hay otros rubros en que los altos mandos, insisten en mantener la tradición (como en la empresa que trabajo y no diré nombres), es como estar trabajando en los años 60... D:

¡LO JURO!

responder
denunciar
apoyar
Hans Fredes | 2016-12-07 | 10:26
2
Soberbia y falta de visión a futuro. Lamentablemente le paso lo mismo y por las mismas causas a otro gigante de las telecomunicaciones: Research in Motion (creadores del BlackBerry).
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2016-12-07 | 10:43
2
El mejor teléfono que he tenido dentro de todos es un Nokia, que hasta el día de hoy funciona a las mil maravillas, aunque ahora uso uno de otra marca. Si vuelven con smartphones como dice el último párrafo, lo consideraría.
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2016-12-07 | 12:54
1
Algo así le pasó a Macintosh, que hasta echaron a Steve Jobs, y luego lo recuperaron, y repuntó con los computadores de colores y todo integrado... Y después surgió iPhone, y ahí tomó muy buen nicho (aunque no me gustan xD).
responder
denunciar
apoyar
Juan Rolle | 2016-12-07 | 22:56
4
Dato random del día: el ringtone famoso de nokia es parte del gran vals de Francisco Tárrega, y los de nokia usaron parte de esta canción porque era más barato usarla (no estoy seguro de si era gratis o no).
responder
denunciar
apoyar
Víctor Badaracco | 2016-12-08 | 04:03
1
Yo soy uno de los felices usuarios de Nokia hoy día, y de su maravilloso sistema WP... nótese la ironía.
Realmente creo que la debacle fue simplemente hacer un pacto con el diablo Gates, y vender su marca a Microsoft y su hijo Windows, que ya a muchos nos sabe de entrada a monopolio, cobros y conspiraciones (gracias, Salfate).
A mi me regalaron un celular Nokia y después descubrí (tarde) que no usaba Android. Seamos sinceros... TODAS LAS APPS NACEN PARA ANDROID!!! O sea, que uno siempre queda a la cola, o simplemente fuera de las aplicaciones interesantes, gratis o influyentes, que son - hoy día - el eje central del uso de un Smartphone. Se mató sola, Nokia...
responder
denunciar
apoyar
RODRIGO RODRIGUEZ | 2016-12-11 | 19:13
2
Yo uso Windows Phone desde que salió el Nokia 710 y la verdad, jamás extrañe alguna aplicación y cuando lo hice pensé en lo rápido y estable de WP en comparación a Windows y me quedaba tranquilo. La unica app que echaba de menos era alguna para reproducir flac, el resto, nada. Una cosa que me encantaba era que podías usar el chat de fb sin tener que instalar una aplicación, solo iniciando la sesión.

No creo que Nokia hubiese tenido mejor destino con Androide, puede que si, pero hubiese sido una más del montón como Samsung. Ahora escribo desde un Lumia 1520, la batería dura hasta dos días, nunca se pega, no se reinicia, cámara excelente. En fin, es cuestión de opiniones, si Microsoft hubiese empujado más fuerte a Windows, sería otra historia.
responder
denunciar
apoyar
Víctor Badaracco | 2016-12-14 | 00:37
0
Aceptable tu opinión... salvo cuando citas lo maravilloso del N 1520... es el mismo modelo que tengo yo: la batería (sin usar grandes aplicaciones) no me dura ni 5 horas - celular con menos de 3 meses - ; a veces se reinicia solo, lo que hace que se pegue de vez en cuando... la cámara, ninguna queja, le ha hecho buenas fotos a mi bebita...
responder
denunciar
apoyar
Esteban Sierralta | 2016-12-08 | 13:54
0
Todo muy inyeresante, pero no que nokia se alejo de la venta de selulares porque vendio a microsoft su linea para dedicarse a lo que hace desde que empezo? Es decir la conectividad y radio conectividad? (no murio si no q solo se salio del mercado de celulares?)
responder
denunciar
apoyar
Juan Reyes | Colaborador | 2016-12-11 | 19:58
1
Efectivamente, Nokia tiene varias líneas de negocios, no obstante fue la de los celulares la más importante. Su venta a Microsoft fue consecuencia de la fuerte baja que experimentó con la llegada de nuevos competidores.
responder
denunciar
apoyar
Esteban Sierralta | 2016-12-28 | 10:06
0
LOS NOKIA SONLA LEY = que el tangananica y la pizza con piña.
responder
denunciar
apoyar
Humberto Avalos Leon | 2016-12-13 | 10:14
1
Si bien es cierto todo lo que menciona el artículo. Hay que decir que igual Nokia dejo de lado su propio sistema operativo el cual era Symbiam OS llegando incluso a la versión 5 con soporte para pantallas táctiles. En ese aspecto si le hubieran dado fuerza a su propio sistema operativo y optimizado para una futura implementación de Smartphone las cosas hubieran sido distintas. Ellos tenían una gran cuota de mercado y los desarrolladores estaban enfocados en dicha cuota. Al dejar de dar soporte y darles la espalda a los creadores de contenido se fueron a la siguiente plataforma (Android). Fui viudo de Nokia y si vuelve con un Smartphone como se merece. Lo compro a ojos cerrados.
responder
denunciar
apoyar
Martín Alonso Castillo Huerta | 2016-12-13 | 12:20
1
No sé si el editor quiso decir "teoría de Darwin" o "ley de Newton". No la tiene clara al parecer.
responder
denunciar
apoyar
Juan Reyes | Colaborador | 2016-12-13 | 14:46
0
no entendí tu comentario ¿crees que debería usarse la palabra teoría en lugar de la palabra ley?
responder
denunciar
apoyar
Martín Alonso Castillo Huerta | 2017-08-08 | 10:36
0
"La meteórica CAÍDA de Nokia se convirtió en un caso de estudio, que nos permite una vez más entender lo frágil que puede ser una empresa tecnológica. Si no logra seducir, los consumidores la dejarán CAER al vacío (las leyes de Darwin también aplican al mercado)"

Contextualizando, parece la analogía aludía a la Ley de la Gravedad de Newton.
Ahora bien, si se refería a la "no evolución" de Nokia en sentido figurado, el artículo debería decir: "Las teorías de Darwin también aplican al mercado", aludiendo a la Teoría de la Evolución por Selección Natural de Charles Darwin.
responder
denunciar
apoyar
Freddy Ramírez | 2016-12-14 | 03:40
4
Este artículo me recordó que tenía un Nokia guardado en el closet del año 2005. Lo prendí y .... LE QUEDABA 40% DE BATERÍA!!
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2016-12-15 | 12:57
2
Oye si funciona dicen que puedes obtener un buen precio por el, en el hampa claro. Lo usan quienes no quieren ser rastreados...
responder
denunciar
apoyar
julia dominguez | 2016-12-16 | 02:07
2
yo aun tengo uno y lo uso como despertador! la bateria dura como 2 semanas, ultimamente me he estado planteando volver a usar el celular como telefono nomas. estuve 1 dia sin celular y la sensacion fue fantastica! no tuve whatsapp, ni mail, ni face ni nada en todo el dia!! libre soy libre soyyyyyyyyyyyyyy!!! la verdad es que lo disfrute!
responder
denunciar
apoyar
Marcelo Campos | 2016-12-25 | 17:09
0
Una empresa de telecomunicaciones falló en la comunicación. Ironías de la historia.
responder
denunciar
apoyar
Esteban Sierralta | 2017-02-26 | 00:05
0
nokia Regresa con gloria y potestad abajo quienes dijeron que el rey avbia muerto... lol
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.