lenguaje, inclusivo, todes, economía, ventajas, precisión.
Imagen: César Mejías

Gramática inclusiva: sus ventajas

El lenguaje está en constante evolución y no hay razones para creer que ahora dejará de hacerlo. En esta columna de opinión, Joaquín Barañao, nos invita a revisar las ventajas de optar por una gramática más inclusiva, como por ejemplo, decir “todes” cuando estamos frente a un grupo mixto de personas.

Por Joaquín Barañao | 2018-07-03 | 14:00
Tags | lenguaje, inclusivo, todes, economía, ventajas, precisión.
Relacionadas

Nota del editor: Si bien este artículo es una columna de opinión y no una noticia (y por eso siempre estuvo ubicada en la sección "opinión"), después de su publicación y en base a la confusión generada en los comentarios, decidimos modificar el título y la bajada del artículo para facilitar que se comprenda más fácilmente por lo que es: una columna de opinión.

En un cuento precioso, Borges relata la particular vida de Ireneo Funes, más conocido como “Funes el Memorioso”. Su poder de retención eran tan asombroso que:

“Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero”.

A Funes, el vocabulario del castellano le resultaba insoportablemente pobre.

“No sólo le costaba comprender que el símbolo genérico perro abarcara tantos individuos dispares de diversos tamaños y diversa forma; le molestaba que el perro de las tres y catorce (visto de perfil) tuviera el mismo nombre que el perro de las tres y cuarto (visto de frente)”.

Aunque carezco de las facultades mentales de Funes, también lamento ciertos vacíos del castellano. Es pobre que no distingamos entre carne viva (flesh) y carne comestible (mutton/pork/beef), que no exista una palabra específica para “sonido de volumen alto” (loud), para información que revela una trama (spoiler), o para distinguir entre dedos de la mano (finger) y del pie (toe). No sé por qué está tan arraigada la falsa noción de que el castellano es un idioma tan rico. El diccionario de la RAE publica un quinto de las palabras que el Merrian-Webster en inglés, menos de un quinto que el principal diccionario islandés, y apenas un 8% de las que cita un diccionario coreano. Los idiomas son animales en movimiento. El castellano que hablamos en este momento preciso de la historia que es la segunda década del siglo XXI, no es el definitivo. Esto no es el final del camino, sino solo un punto en un continuo. Los idiomas nunca detienen su evolución y no hay razones para suponer que justo ahora dejarán de hacerlo. La masificación de la alfabetización y de las tecnologías de la información quizás ralentice el ritmo de cambio y favorezca la convergencia entre áreas del planeta que antes estaban aisladas, pero no detendrá el eterno fluir.

La pregunta entonces no es si acaso veremos cambios o no, sino que hacia dónde apuntarán. A mi juicio, son bienvenidos los cambios que propendan a la belleza, precisión y economía, y desaconsejables los que apunten en la dirección contraria.

¿Todas, todos y todes?

Respecto al uso del género en plural, la circunstancia en la que nos encontramos es indudablemente extraña: contamos con el femenino para grupos compuestos solo por mujeres y el masculino para grupos mixtos o compuestos solo por hombres. A quienes aprenden el castellano de adultos, se les cae el pelo cuando se enteran de que mil mujeres se dice “todas”, pero que mil mujeres con un solo hombre se dice “todos”. Esta fórmula no existe porque alguien haya decidido que era la mejor manera posible de comunicarnos, sino que, como toda regla gramatical, surgió de forma espontánea. No hay razones para suponer que no es perfectible.

Resolver la asimetría con “todas y todos” es afectado, empalagoso y atenta contra uno de los tres objetivos: la economía. Peor aún resulta la fórmula “todas, todos y todes”, que vuelve el hablar insufrible. Nuestra inclinación natural por la economía lingüística vuelve esta opción por completo inviable en el uso coloquial. ¿Te imaginas compartiendo con tus amigos en un asado y escuchar a alguien preguntar si “todas, todos y todes quieren postre”?

Pero ¿por qué no añadir en forma opcional “todes” para grupos mixtos?

En el plano lingüístico, mantiene inalterados la economía y la belleza, pero aumenta la precisión. En el plano social, entrega una señal respecto de la igualdad de género, y acoge a la minoría que no se identifica con la clasificación binaria. Esto último es solo un símbolo, sí, pero nadie puede negar que los símbolos son importantes para los seres humanos. Si no fuera así, no existirían las ceremonias de graduación, ni los cumpleaños, ni las banderas nacionales, entre muchos otros.

Es importante enfatizar el carácter opcional. Sería irrisorio pretender imponerlo. Para la gran mayoría de los hispanoparlantes adultos, la nueva fórmula suscita una aversión visceral, el equivalente a uñas sobre la pizarra o una mosca en la sopa. Estas personas morirán sin abrazar la nueva alternativa, y está bien. Sería errado pretender forzarlos. Si el plural mixto echa raíces, su masificación tomará un par de generaciones.

Objeciones habituales al uso de “todes”

Permítanme abordar las objeciones más habituales. Al menos, a juzgar por las reacciones a un tuit que escribí a este respecto.

La réplica más reiterada es algo de este tipo: “es una solución a un problema que no existe, la RAE ya aclaró que el uso del masculino aplica también a grupos mixtos”. Es no entender la propuesta. Nadie pone en tela de juicio que esa es la regla vigente. Lo que propongo es modificar las reglas añadiendo una fórmula adicional optativa.

Luego están quienes contraargumentan que los cambios idiomáticos no pueden ser impuestos desde arriba. ¡Por supuesto! No existe institución ni persona alguna sobre la faz de la Tierra con la autoridad de decretar cambios. Sin embargo, no es lo que nadie en su sano juicio sugiere hacer. Las evoluciones lingüísticas solo se perpetúan si se masifican desde “las bases”. Pues bien, es esa la dinámica que un tuit o una columna como esta busca propiciar. Si no prende, no prende, y nada más que hacer (al menos, no en este periodo de la historia del castellano).

Otra objeción habitual es que no vale la pena preocuparse de esta minucia porque hay cosas más importantes. Es una doble falacia.

Primero, porque como humanidad, somos capaces de abordar más de un tópico a la vez, y referirnos de manera ocasional a asuntos menores no excluye a los prioritarios. Si solo fuese pertinente discutir aquello respecto de lo cual no hay temas más importantes, solo podríamos hablar de cambio climático. En relación a todo lo demás, siempre podríamos decir “hay cosas más importantes”. Añadir un género neutro al castellano no es uno de los 500 desafíos más relevantes de Iberoamérica, pero tampoco lo es la renuncia de Sampaoli, la obligación de colgar banderas chilenas en fiestas patrias o los vicios del horario de verano, y de lo más bien que hablamos de esos temas sin que nadie deslegitimice la discusión porque “hay cosas más importantes”.

En segundo lugar, es una falacia porque, si en verdad se tratara de algo por lo cual no vale la pena derramar saliva, ¿por qué derramarla en oponerse? Si hay una minoría para quien el asunto resulta relevante y a ti te parece irrelevante, tu conclusión lógica es que debes dejarlos hacer y no calentarte la cabeza. Recuerda que el uso de todes es opcional, no una imposición.

Por último, algunos temen que se abra una caja de pandora (aunque en realidad es una vasija de pandora), que degenere en aberraciones tales como “dentiste”, “abogade” y “futboliste”. Acá se entremezclan un error de interpretación con una conclusión correcta.

Respecto a lo primero, los sufijos terminados en “e” aplicarían solo a plurales mixtos, y por lo tanto el dentista seguiría siendo el dentista y el futbolista seguiría siendo el futbolista.

Respecto a lo segundo, hay que admitir que la extensión es inevitable en otros casos de plurales mixtos. No hay razón para no aplicar la misma argumentación antes expresada a “elles” o a “hondureñes”. Y esto, en efecto, es una vasija de pandora. No solo resultaría una extrapolación lógica la aplicación a cualquier término de ese tipo, sino que además podría ser extendida en la dirección contraria: dado que ya hablamos de “pintores” y “cantantes” para plurales mixtos pero no existe el plural masculino, nuevas generaciones tenderían a regularizar la regla y comenzar a hablar de “pintoros” y “cantantos” cuando solo hay hombres.

Reconozco que esto último es radical. Uñas de la mosca que cayó a la sopa sobre el pizarrón para muchos. Pero hay objetivas ventajas en materia de precisión idiomática. ¿Y qué encontramos por el lado de las desventajas? No veo otra cosa que oposición al cambio per sé, una tendencia muy humana, pero nada de racional. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Felipe Lazo | 2018-07-03 | 15:16
4
Un profesor que tuve, Agustín León Abello, que en paz descanse, abogaba por esto. Yo lo escuché decirlo el año 2002, pero probablemente él lo haya pensado desde antes, desde que vio que otras lenguas tenían neutros.

Lo que sí, creo que sería menos problemático si se mantiene esta propuesta en el ámbito del uso corriente de sexo (condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas). Si no, siempre habría que usar "nosotres" para el plural dado que no se podría asumir la identidad sexual de todos los miembros de un grupo, y en ese caso perderíamos riqueza en vez de ganarla.
responder
denunciar
apoyar
Erick Valenzuela | 2018-07-03 | 16:22
8
Pensé que se limitaban a noticias serias. Bue, fue un gusto haber leido el definido durante estos años, hasta acá llegó la decadencia.
responder
denunciar
apoyar
Cristóbal Caro | 2018-07-03 | 19:41
11
Es broma? A mí también me cargan estas cosas que la gente está metiendo, pero con los argumentos tan trabajados del autor es difícil no tomarse en serio el artículo. Comencé leyendo con mucho rechazo y terminé casi convencido de la idea que plantean. Creo que falta abrir la mente a ideas nuevas, en especial a aquellas que se basan en bases tan sólidas.
responder
denunciar
apoyar
Hola Erick, te invito a leer esto como una columna de opinión y no como una noticia (en efecto tiene la distinción de "opinión" cosa que las noticias no tienen.)

Además, como es imposible que todos tengamos las mismas opiniones (¡Y el mundo sería una soberana lata si así lo fuera!) te invito a que esta diferencia la debatas con el columnista y no con el diario.

De hecho yo tampoco estoy de acuerdo con el columnista (creo que la propuesta sí tiene desventajas) y que por lo tanto, el provocativo título no es empático con quienes podemos pensar distinto (por lo que ahí sí hay un punto a mejorar como diario... ¡Pero pucha que es difícil el arte de poner títulos!).
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2018-07-04 | 09:07
4
Te equivocas, la decadencia máxima fue hace años, de ahí en más todo es ir hacia arriba:

https://www.eldefinido.cl/actualidad/plazapublica/5878/Hasta-abajo-Siete-datos-que-no-sabias-del-reggaeton-y-que-te-haran-bailarlo/
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-04 | 13:11
5
Está bien que sea una columna de opinión, pero creo que igual tienen que ver bien los temas que ponen. Esto de la "gramática inclusiva" es algo que con suerte alcanza para hacerse memes y reírse un poco. Pero de ahí a hacer todo este artículo, afirmando que tiene "solo ventajas", y más encima en un diario serio como ElDefinido, hace que Uds. como página se nos caigan, y bastante.
responder
denunciar
apoyar
Cristóbal Caro | 2018-07-05 | 14:43
0
y ¿Cuáles serían esas desventajas? Para ir en contra de la corriente no basta con decir que se puede, hay que remar, danos argumentos serios, porque el autor ya puso los suyos sobre la mesa.
responder
denunciar
apoyar
Cristóbal Caro | 2018-07-05 | 14:44
1
acabo de leer tu comentario de más abajo, no hace falta que me respondas.
responder
denunciar
apoyar
Rodrigo Sin Apellido | 2018-07-09 | 10:13
1
para la otra:
"Las opiniones vertidas en esta opinion no representan -necesariamente- la opinion o linea editorial de el Definido, y son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten."
responder
denunciar
apoyar
Sim Cristian | 2018-07-03 | 16:08
9
Definido eres mi único medio confiable de noticias, no te pongas sjw/progresista por favor, lo dejaré pasar por esta vez.
responder
denunciar
apoyar
Javier Valdivia | 2018-07-03 | 17:34
4
Gracias por tratar temas como estos y con profesionalidad , lamento de verdad la actitutd de algunos a cerrarse de mente darle un me enoja en facebook o meterse a la pagina para darle a la opcion "molesto" sin siquiera leer el articulo.
Concuerdo completamente con lo escrito aqui no se puede forzar el cambio del lenguaje pero una cosa es forzar el lenguaje y otra cosa es enojarse por que ustedes traten este tema.
Aun asi creo que en nuestro lenguaje hay un problema mucho mayor que este y es que hay objetos "la" y objetos "el" lo cual no tiene ni un sentido, me explico porque "el sillon" y "la silla" a mi punto de vista si hay que cambiar el lenguaje seria muy importante hacer un genero neutro para los objetos, encuentro :confuso, innecesario y estupido que algunos objetos sean femeninos y otros masculinos quizas podrian hablar de eso en algun futuro.
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-03 | 21:08
2
Gracias Javier


Interesante lo de los objetos. Pero hay dos diferencias muy importantes:
1- De acuerdo que es innecesario, pero no trata a lo masculino como más importante que lo femenino
2- Este cambio, a mi juicio, es impracticable porque implica reemplazar artículos. El plural mixto es practicable porque no reemplaza, añade
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-03 | 19:39
4
Lamentable. Leí el artículo completo (como siempre lo hago para aquellos temas que me interesan) y tengo que decir que es la primera vez que me veo obligado a poner "molesto".

Me impresiona que esta generación "mi-mi-mi" haya logrado tal nivel de impacto negativo que ha esparcido su cáncer hasta El Definido.

Espero que logren erradicar esta idea de este diario, que por cierto, es mi favorito y el que siempre ando recomendando.

Solo piensen que el español es es una lengua romance y, salvo excepción, se caracteriza por haberse desarrollado sin ese "neutro"; se usa el masculino para designar neutralidad, y punto.
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-03 | 21:20
3
Hola. Todos tenemos claro que el castellano se desarrolló sin ese neutro. Natural, cuando se considera que las mujeres ni siquiera podían votar hasta los treinta. La pregunta es ¿cuál es la desventaja de añadir una nueva variante? Porque por el lado de las ventajas ya se nombraron varias :)
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-03 | 22:46
9
Me gustó ese ejemplo de que las mujeres antiguamente no podían votar: esos eran y siguen siendo los reales objetivos del feminismo (si sé, en el texto no se menciona el (pseudo-)feminismo, que ha sido el impulsor de estos absurdos gramaticales), que tanto mujeres y hombres sean tratados de igual forma. Creo que si se pregunta a cualquier persona hoy en día si están de acuerdo que hombres y mujeres debiesen ser tratados iguales, nadie lo negará. Qué nos espera el futuro si las cosas siguen así: Decir "nosotros" en vez de "nosotres" será considerado machista? Misógino? Acoso? Yo veo en esto una forma de ridicularización de lo que ha sido la pelea de las verdaderas feministas a lo largo de la historia.

Ahora, desventajas:
El texto menciona una de las principales, que es el hecho de forzar que la gente use esas "formas políticamente correctas"; para mí, el solo tener que escuchar a una persona diciendo "nosotres", "niñes", "compañeres" ya me causa dolor de cabeza enorme, principalmente por lo ridículo que es. O sea, considero que el tener que soportar escuchar la gente hablando así ya es en sí una forma de imposición.

Otro: Las lenguas tienen una historia detrás, por medio de la que se han ido desarrollando y por la que uno puede estudiar la lengua. Ahora, sí se vienen a imponer cambios de esta forma, se interrumpe ese desarrollo natural. Por ejemplo, por qué seguimos usando la "h" si no tiene sonido? No sería más fácil omitirla? No. La H actualmente designa lo que en algún momento fue una "f": hoja - folha - feuille; hacer - fazer - faire. Esto me hace acordar de una vez, en la que un político en Brasil, desde su ignorancia, propuso cambiar todos los sonidos "sh" del portugués simplemente por "x", para evitar que la gente cometa errores a la hora de escribir "x" o "ch". La historia del español, portugués, francés ha llegado acá sin el artículo neutro, y pasar por alto este hecho es simplemente ignorar la historia misma de esas lenguas.

Otra: la innaturalidad al hablar. El hablar una lengua materna implica que nosotros la utilizamos sin mucho pensar, nace de forma natural en uno durante una conversación. Estoy seguro que ni siquiera los mismos impulsores de estos absurdos lograrían mantener una conversación fluida tratando de mantenerse en lo "políticamente correcto". Eso.

Disculpa si en alguna parte de todo lo que escribí el orden no tiene coherencia, simplemente escribí lo que salió, porque tengo que ir a estudiar ahora.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 11:41
1
Leo tus argumentos sobre las "desventajas", El Sharif, y son los siguientes:

1) No me gusta.
2) El español es así.
3) No estoy acostumbrado a hablar así.

La primera no es una desventaja, sino tu propia emocionalidad. La segunda no cambia que el idioma puede cambiar hacia adelante y la tercera es lógica circular: "no se puede cambiar un idioma porque nadie habla así aún".

A mí tampoco no me gusta el lenguaje del "todes", pero tengo que admitir tres cosas:

1) Que hay un problema que viven a diario las mujeres y las minorías sexuales.

2) Que como hombre no me toca vivir el problema, y por lo tanto es fácil despreciarlo como una tontera (nótese que casi el 100% de la gente que insulta y se opone a esto es hombre). Y que por lo tanto, a lo menos hay que tratar de entender a la contraparte.

3) Que la única razón por la que no me gusta es simplemente porque ya estoy acostumbrado a hablar de otra manera y no quiero, a los 38 años, tener que volver a aprender mi idioma.

Cualquier otro argumento es en realidad una excusa intelectual para justificar que "no quiero y ya". Creo que tenemos que ser más honestos con nosotros mismos y darnos cuenta que el rechazo viene de la emocionalidad, no de razones racionales profundas. Y que a veces, aunque no me guste algo, sería bueno hacerlo.

responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-10 | 13:21
0
Leo sus argumentos sobre "mi comentario", Marco Canepa, y son los siguientes:

1) No es acorde con lo que queremos
2) Lo ignoraremos
3) Defenderemos el autor de la nota a toda costa, solo porque sí
4) Te trataremos de tonto
5) Blablabla

Ud. está buscando a toda costa llevar al ridículo los argumentos distintos a los suyos, luego hablan de "aceptar opiniones distintas".

Ya veo que por más que uno argumente aquí, ustedes harán oídos sordos, ya que somos todos unos "criminales", unos "simios" por no dejarnos llevar por estas ideas. Mejor dejarlo así no más, porque sino estaríamos todos dando vueltas en círculos.

Espero que en el futuro sus notas sigan siendo escritas en español como tal, y no tratando de ser "políticamente correctos".
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-10 | 17:37
0
Sobre las desventajas que citas

1-

"El hecho de forzar que la gente use esas "formas políticamente correctas" (...) ya me causa dolor de cabeza enorme (...) el tener que soportar escuchar la gente hablando así ya es en sí una forma de imposición"

Lo que estás diciendo es que te genera una aversión visceral que el idioma cambie, y que quienquiera que aplique esos cambios ejerce una forma de imposición. Es bien extrema la postura, bien totalitaria. A mi, por ejemplo, me genera cierta aversión visceral que la gente más joven diga "según yo" (en vez de "a mi juicio", "e mi modo de ver", "en mi opinión", etc) pero entiendo que el idioma muta y no queda más que aceptarlo si se da de manera espontánea (ambos coincidimos que nada se puede imponer). ¿Te imaginas que les dijera "no digas 'según yo' al frente mío, que me irrita visceralmente"?

2-

"Las lenguas tienen una historia detrás (...) sí se vienen a imponer cambios de esta forma, se interrumpe ese desarrollo natural."

Recuerda que nadie quiere imponer nada. La columna explicita que los cambios o se arraigan de manera espontánea o no se arraigan. Solo digo "me parece bien quienes promueven este cambio, ojalá se arraigue". Y sí, los idiomas tienen historia, pero ¡una historia de permanentes cambios! Trata de leer El Quijote original

3-

"La innaturalidad al hablar"

De nuevo, no estás reconociendo que el idioma está en permanente cambio. Hace diez años no existía "cuático", hace veinte no existía "brígido", a diferencia de mi hermano menor yo no hablo de "pre" para cualquier junta con amigos (solo lo hago si precede a otro carrete), y si miras más atrás vuelvo al Quijote. Algunos cambios de dan de manera espontánea y se arraigan de a poco, otros nunca echan raíces. No sabemos qué ocurrirá con el "todes", pero si prospera será justamente porque suficiente gente comenzará a sonarle natural con el tiempo. En resumen, si nunca suena natural no tienes de qué preocuparte porque no prosperará, y si algún día suena natural tu argumento no aplica
responder
denunciar
apoyar
Isidora Varela | 2018-07-03 | 20:21
3
Qué pena leer los comentarios de arriba. Joaquín Barañao, sos un maestro. Mil gracias por tu artículo, sobre todo por la bella cita al inicio. No te detengas por nada del mundo, ya que se necesita gente como tú que explique de forma clara su punto de vista para así tratar de llegar a personas que compartan tus mismas opiniones. Como traductora e intérprete (y, por ende, amante del tema), te insto a que sigas exponiendo reflexiones, tato de este como de otros tópicos. Fue un agrado leerte :)
responder
denunciar
apoyar
Isidora Varela | 2018-07-04 | 09:48
0
(tanto*)
responder
denunciar
apoyar
Francisco Gonzalez | 2018-07-03 | 23:21
1
Gracias Sr. Barañao... me gusta su lógica
.
El otro día conversamos este tema en la casa y mi polola mencionó algo que me quedó en la cabeza: “cuando te refieres a un grupo mixto de preescolares como los niños y las niñas, automáticamente haces que se acrecienten las diferencias de género, algo que estamos tratando de erradicar”... nunca lo había pensado, pero igual creo que tiene razón, referirse a ellos con un plural neutro como niñes hace que se identifiquen como infantes y no establezcan tan tempranamente esas ideas de género que nos impone nuestra sociedad (como las pelotas para los niños y las muñecas para las niñas). No olvidemos que él lenguajes construye realidad, y para nosotros “ser y estar” son dos cosas distintas, no así como para los angloparlantes.

En fin, me parece que el lenguaje no es para nada rígido: en el colegio aprendí a escribir “oBscuro” ahora todos te miran raro si pongo esa B entremedio... Quizás como hablarán nuestros nietos... 🤷‍♂️

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Isidora Varela | 2018-07-04 | 09:46
0
Mi abuela sigue diciendo "principiar" en vez de empezar; "setiembre" en vez de septiembre y otras palabras de antaño que ya no recuerdo. Me parece lindo que aun queden vestigios de este y que podamos ver cómo ha ido evolucionando, aunque a veces quizás quitándole belleza a las palabras como, a mi parecer, la atroz manera en que la RAE está castellanizando anglisismos: güisqui, bluyín, rocanrol, etc., lo cual no solo impide que otras generaciones aprendan o se interesen por otras lenguas, sino que también priva al lector o escritor de investigar las raíces de aquellos términos y a cuestionarse su significado o derivación...
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2018-07-03 | 22:42
4
El verdadero cáncer de la humanidad es su resistencia al cambio cuando ya cumple cierta edad. Por eso no mercemos la inmortalidad.
responder
denunciar
apoyar
Jorge Abarca | 2018-07-04 | 00:09
4
Casi con orgullo digo que nisiquiera lo lei y si me molesta,
responder
denunciar
apoyar
Fernando Figueroa | 2018-07-03 | 23:33
9
El problema del lenguaje inclusivo en un idioma tan rico como el español, (con cerca 8.000 palabras, y sólo 3.000 en uso en el caso de personas cultas), es que sólo demuestra la ignorancia de quienes lo hablan. En vez de reemplazar la palabra "amigos" por "amigues", podrían decir "mis amistades" (acorde a lo que ellos mismos piden que la sociedad haga, que es cambiar su modo de hablar por uno más "correcto"); en lugar de decir "compañeres" podrían usar "compatriotas, congéneres, simpatizantes (que creo que es la más correcta acorde al contexto), etc", pero en lugar de practicar lo que predican (cambiar el lenguaje cotidiano, burdo, limitado y pobre que actualmente usamos) prefieren decirle a las demás personas que ellos cambien su limitado uso del lenguaje. El lugar de incluir a la gente culta en su lucha -donde podría ampliarse el uso del lenguaje, ya que como ellos dicen <<cambia realidades>>-,en lugar de enseñar a la gente inculta a aceptar a la gente trans y a hablar mejor, de modo que todos podamos entender bien lo que quieren decir y piensan; en lugar de incluir cultura en todos nosotros, cultura perdida por cierto, prefieren discriminar a quienes no hablan como "elles".
Además y curiosamente, muchas de las personas que quieren masificar el uso del "lenguaje inclusivo" (por lo menos en América Latina), son personas que hasta hace poco buscaban desligarse del idioma español, acusándolo de "opresor" e "impuesto a la fuerza", y ahora buscan modificar las reglas de la RAE. Personas que si de verdad vieran éste idioma "impuesto a la fuerza" (que sí lo es) como algo malo, hubiesen pedido validar el uso de idiomas nativos y lengua de señas, la cual es universal; y de esa forma, y volviendo al punto anterior, se incluía más gente y en más ámbitos que pidiendo usar la "e" en palabras con un género fijo (femenino o masculino).
P.D: los dedos de la mano se llaman dedos y los del pie ortejos
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-06 | 13:27
0
Gracias Fernando. Un par de comentarios
1- Unos pocos usos encuentran una alternativa neutra como "mis amistades", pero la gran mayoría no. Notablemente "todos"
2- No se "modifican as reglas de la RAE". La RAE solo describe lo que ocurre, no fija el idioma. Si el uso cambia, ellos describen el cambio
3- Muy interesante lo de ortejo. No lo veo en el diccionario, pero habría que empezar a usarlo y yastá (con el tiempo, claro)
responder
denunciar
apoyar
Javier Valdivia | 2018-07-08 | 13:36
1
ojo que los ortejos tambien se llaman dedos a diferencia del idioma ingles finger es exclusivamente de las manos
responder
denunciar
apoyar
sergio lopez | 2018-07-04 | 00:19
7
Estimado El Definido.

Por muchos años los he leido con entusiasmo. Sobretodo los temas de energia y siempre han sido objetivos, precisos y veraces.
Lei el articulo completo antes de colocarle "me molesta", y es que me molesta la actitud de "o estas conmigo...o contra mi"..."o estas con mi postura, o eres un cavernicola cerrado de mente...".

El articulo me parece una rebuscada forma de validar una imposicion "opcional"...la verdad, con esto mi querido diario, para mi, pierdes algunos puntos de objetividad....quizas si el titulo hubiera sido mas objetivo "gramativa inclusiva, ventajas y desventajas..." la caida sería menor...

Saludos a todos...
responder
denunciar
apoyar
Gracias Sergio por el punto. Te invito a leer la respuesta que le di a Erik más arriba en los comentarios.
responder
denunciar
apoyar
Georgina Hitchcock | 2018-07-04 | 06:50
7
Hola, hello, bonjour
De acuerdo con Sergio, este artículo me dejó irritada.
Principalmente porque este lenguaje ‘inclusivo’ es la nueva moda americana, recién salida del horno de las escuelas de género y estudios de mujeres. Interesante más aún porque el inglés no usa el género como el castellano, teacher, doctor, student son palabras que representan mujeres y hombres sin variación, así que te imaginas mi sorpresa cuando los seudo inclusivistas se lanzaron al ataque de los pronombres personal en un idioma inundado de términos neutros. Cómo dice el decir reclaman porque tienen boca.
El lenguaje evoluciona sin hacer caso a presiones, o movimientos estudiantiles, le hace oídos sordo a amenazas, no necesita micrófono, púlpito o proponentes, se mueve y crece por contagio (de persona a persona) a algunos se le pega y otro son inmunes. Tengo la esperanza de que habremos más inmunes en esta ocasión.
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-04 | 13:35
2
Me gustó mucho su forma de expresarse.

Tomando lo que Ud. dijo, podemos ver que, sin importar la situación del idioma, siempre habrán personas que buscarán "soluciones" a problemas que no existen, como se cita en el artículo. Por qué lo digo? Además del inglés (sin géneros) y del español/portugués/francés (géneros femenino y masculino), agreguemos el alemán (géneros femenino, neutro y masculino: a pesar de que esta lengua por naturaleza ya tiene la "solución" a la que se propone para el español, no deja de haber gente reclamando por lo machista que es el idioma, buscando "problemas" aún más rebuscados que en el español; siempre habrá una minoría reclamando por algo. Infelizmente no encontré el artículo sobre sexismo en la lengua alemana para poner el link aquí.
responder
denunciar
apoyar
Alex Gormaz-Matamala | 2018-07-04 | 11:19
5
Sorry, pero en países de habla inglesa (cuyo idioma a diferencia del español es neutro y por ende "inclusivo") se discuten los mismos temas que discute el feminismo acá: precarización del trabajo de las mujeres, acosos, marginación de minorías sexuales, etc. Es decir, todos esos problemas (que son problemas reales, no lo niego) no pasan por el idioma ni la forma de hablar.
¿De verdad alguien cree que por andar hablando "todes", "nosotres", etc acosarán menos a las mujeres en la calle o se lograría la igualdad de género? Al final, esto del lenguaje inclusivo es un simple invento de millennials hipersensibles que les gusta sentirse ofendidos (u ofendidxs?) por cualquier cosa.
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-06 | 13:30
2
Alex

Nadie cree que incorporar gramática neutra se logrará la igualdad de género. Eso es adjudicarle un sentido a la columna que no lo tiene. La meta es bastante menos modesta, de un valor simbólico y de precisión en el lenguaje, nada más. Es como si alguien escribiera una columna a favor de estirilizar a los perros y le preguntaran si eso va a solucionar el maltrato animal. No tiene esas pretensiones, pero argumento que los modestos beneficios son mayores que los costos (que, francamente, no los visualizo)
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-06 | 16:31
0
perdón, "bastante más modesta", lapsus :)
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-06 | 18:36
2
"Los beneficios son mayores que los costos (francamente, no los visualizo)".

Bien ahí ElDefinido, difundiendo la ignorancia, ya le están haciendo la competencia a "LaLegal" parece.
Aquí ya se está apelando a la ridiculez con esto, defendiendo lo indefendible, fingiendo demencia por puro orgullo.
Más desventajas/costos:

Por que se le debería dar autoridad a un grupo de personas ignorantes en un tema para cambiar algo que no les compete? No son expertos en el tema para interferir. Si empezamos a hacerlo solo porque "todos tienen opinión" o solo por tratar de agradar a todos., se estaría abriendo la caja de Pandora para una infinidad de aberraciones, no solo en el ámbito del lenguaje.

Otro: Como han visto acá, hay incluso mujeres que hallan que todo esto es una estupidez, un capricho de un par de personas frustradas. Por qué hay que englobar a todas las mujeres en esta pseudo-causa? Están pasando a llevar a mucha gente, al afirmar que el lenguaje es machista e invisibiliza a la mujer, siendo que la mayoría de las mujeres no lo ven así. Y qué pasa si yo no me identifico con el "nosotres"? Podré molestarme?

Qué será después entonces si en un hipotético futuro se obligue el uso del "lenguaje inclusivo"? Imagínense los costos de tener que adaptar libros, páginas de internet, protocolos, etc.

O sea, se podría seguir y seguir argumentando en contra de esto, pero uno se cansa también.

Y si esta será la nueva línea que pretende seguir ElDefinido, aquí les tengo un tema SUUUPER INTERESANTE para una siguiente columna: tierraplanismo. Y si los títulos son tan difíciles de poner como afirman ustedes, incluso se los doy:
TIERRA PLANA: SOLO VERDADES.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 11:53
0
El Sharif:

- Criticas que "no expertos hablen" sin ser experto tú mismo.
- Te ofende que alguien ose publicar una opinión distinta a la tuya.
- Te ahogas en un vaso de agua porque una columna no te gustó y ahora atacas a todo el medio y crees que se acaba el mundo.
- Asumes que te están obligando a algo que nadie te ha obligado.

Joaquín ha escrito su opinión, en una columna de opinión, con argumentos bastante razonables. Eso es todo. ¿No te gusta su opinión? Perfecto, lo expresas con respeto y ya, ojalá con argumentos mejores que "me duele la cabeza". Pero no, saltas a atacar, insultas, tratas de estúpidos, exageras la cosa hasta el infinito.

Te aconsejo que hagas un poco de introspección y analices tu capacidad de tolerar ideas diferentes, tu madurez para llevar una discusión adulta.

responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-10 | 12:59
0
En ningún momento les he faltado el respeto durante la discusión, en ninguno de mis comentarios, y lo que he tratado de "estúpido", "ridículo", etc. es esa idea que algunos están tratando de imponer con su "gramática inclusiva" o lo que sea (no quise rebuscar calificativos), aunque sé que en algún momento alguien podría interpretarlo mal.

No se necesita haber estudiado un magíster o un doctorado para considerarse experto en una materia: Imaginemos por ejemplo a un campesino que ha trabajado toda su vida en la tierra, y ha aprendido todo por su propia cuenta (sin haber tenido ningun estudio formal). Luego llega un agrónomo recién titulado pretendiendo "enseñarle" lo que debe hacer (cosa que sí pasa en la realidad). Quién es realmente el experto aquí?
Yo he tenido la suerte de tener dos lenguas maternas y me he estado cultivando durante la vida, tanto así que estoy aprendiendo un quinto idioma actualmente, por lo que sí puedo considerarme con la autoridad para argumentar aquí, sin ser un "experto" como lo dice Ud.
He tenido la suerte de vivir en otros países y sé el poder que le da a una persona el aprender un idioma nuevo. Sé como eso le abre oportunidades, facilita la vida, mejora el raciocinio, etc. Enfin, conozco los beneficios, y por eso me irrita tanto estas ideas. Simplemente no puedo aguantar que la ignorancia se imponga, y haré todo lo que pueda para evitarlo.

Cómo no asumir que nos están obligando? Ya uno no puede mover una piedra, dar un paso sin escuchar vómido pseudofeminista. Viendo lo que ha pasado en la Universidad Católica, en la que el rector tuvo que ceder y aceptar que las "estudiantas" escriban en "lenguaje inclusivo" en trabajos formales de la universidad, y que los profesores tienen que aceptarlo igualmente. Yo hallo ridículo, y obvio que me siento afectado, pues también soy universitario.

Si el diario no me importara, yo solo habría estado leyendo y riéndome de lo que aquí se ha escrito, ni siquiera tendría cuenta. Pero no, me gusta mucho y espero que les vaya cada vez mejor, pues son una propuesta distinta; no por esto dejaré de leerlos. Pero esto simplemente es intolerable, es casi como un cáncer.

Además, he dicho bastante más cosas que solo "me duele la cabeza", y al decirlo Ud. de esta forma es casi como ignorar todos los demás argumentos. He visto en otras notas que últimamente en ElDefinido se ha estado tratando prácticamente de criminalizar aquellos comentarios que no van acorde con lo afirmado en la nota (ojo que no me estoy haciendo la víctima, que no se malinterprete). Es una "opinión", bien, pero si ha sido publicada en el Definido, creo que no es nada descabellado que yo me refiera a "ElDefinido" como tal en mis demás comentarios.

Soy un poco desordenado para expresar mis ideas, lo sé, pero no por eso haré una introspección ni tampoco me considero "inmaduro".

Espero que este comentario lo lean y no lo ignoren.
responder
denunciar
apoyar
Alex Mauricio Jimenez Segura | 2018-07-04 | 12:25
7
como estudiante de pedagogia en español puedo señalar que todo esto del lenguaje inclusivo parte de una ignorancia respeto a la evolucion y conformacion del idioma.
Por ejemplo, aberraciones gramaticales como CUERPA dan por hecho que se usa la O en CUERPO por machismo. Pero lo cierto es que CUERPO viene del latin CORPUS, y en la evolucion natural del idioma, es mas facil que una U final se vuelva una O que una A, le pese a quien le pese.
En cuanto al TODOS, creo que ahi hay lisa y llanamente mala voluntad por parte de los SJW: cuando decimos, por ej., "TODOS bienvenidos", nos referimos a TODOS LOS SERES HUMANOS presentes en la ubicacion, no a solo los hombres. Y aun en caso de que alguna persona por abc motivo se sienta excluida, el castellano cuenta con recursos alternativos mas que suficientes para dichas situaciones, sin necesidad de recurrir a esta "neolengua" que no tiene bases gramaticales. Las lenguas se rigen por leyes que maximizan su utilidad practica, no por la sensibilidad de cuatro pelagatos.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 12:00
0
- Nadie, en ninguna parte, nunca, ha dicho que haya que decir "cuerpa". Eso es lo que se llama en retórica el "hombre de paja", inventar un argumento ridículo como si lo hubiera planteado el oponenente y luego destruirlo. No se pide que toda palabra terminada en "o" ahora tenga que tener una equivalente en "a" o en "e". Se refiere exclusivamente a denominaciones de grupos de personas (profesiones, grupos, etc.)

- Sí, sabemos que "todos" hoy en día, según la RAE, incluye a la totalidad. Esa es precisamente la queja, que ese lenguaje invisibiliza. Yo, como hombre heterosexual, no lo siento así, pero no puedo ser tan arrogante de asumir que la otra mitad del mundo que no calza con mi forma de ver la vida está automáticamente equivocada.

- Declarar que son "cuatro pelagatos" demuestra una arrogancia, falta de empatía y desprecio bien preocupante; especialmente viniendo de alguien que estudia pedagogía y tiene que educar a futuras generaciones.
responder
denunciar
apoyar
Gracias a todos por sus comentarios!! El desafío al leer una columna de opinión como esta (tal como aparece etiquetada) es entender que hay tendencias diversas en el mundo que dan señales de los problemas que tenemos como sociedad, de las fuerzas que están emergiendo, de los temas que hoy nos preocupan, de las desigualdades y de los cambios de los que estamos siendo testigos, y que nos permiten tirar líneas hacia adelante. Independientemente de la opinión personal de cada lector (inclusive mía o de otros miembros del equipo de El Definido), creo que es un ejercicio importante el abrir la cabeza a este tipo de propuestas, sobre todo cuando se encuentran tan bien argumentadas, como suele suceder en las columnas escritas por Joaquín Barañao. Leer esta columna puede ser un desafío para muchos, lo fue para mi desde el titular, pero también es un ejercicio sano para entender opiniones opuestas a lo que piensa la mayoría y que, tal como lo demuestra Joaquín, no son antojadizas. También es un llamado a no tildar de decadente o poco serio a un medio al publicar una opinión distinta a la oficial, ¡menos sentirse irritado! Se trata de una práctica que llevamos a cabo todos los días en El Definido -la tolerancia y la aceptación- que no debiese herir susceptibilidades.
responder
denunciar
apoyar
El Sharif Ramires Provoste | 2018-07-04 | 14:00
7
Gracias por darse el tiempo de leer los comentarios igual.

Al menos desde que leí esta columna ayer estoy siguiendo muy de cerca toda la discusión y comentando como loro, pues tengo la esperanza de encontrarme cada vez con más y más comentarios de personas que amen y respeten tanto los idiomas como yo lo hago. Felizmente no me decepcionado: basta con ver la cantidad de "molesto" y "mal", es la peor evaluación que he visto en ElDefinido hasta hoy.

Yo creo que en los comentarios hay más que suficientes argumentos como para que se replanteen lo de "propuesta tan bien argumentada"; al menos para una persona que estudia y se interesa realmente por los idiomas esto está lejos de ser un tema de discusión, pues simplemente es ridículo. Esto solo da y con suerte, como dije anteriormente, para hacerse memes.

Por último: si realmente esto lo quieren tratar como un ejercicio/desafío para abrir la mente frente a opiniones distintas, debieran al menos ser más objetivos y tomar en cuenta la sugerencia de Sergio, redactando el título nuevamente (Ventajas y desventajas del lenguaje inclusivo, o lo que sea).
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Berríos | 2018-07-04 | 15:56
5
Como opinión que es, la respeto pero discrepo.

A mi modo de ver considero que se ha llegado a un punto en donde todo lo existente tiene connotación negativa, no estoy en contra de la evolución del lenguaje o la sociedad u otra situación, ya que esto ocurre de forma natural siempre, y como hasta el mismo artículo dice, naturalmente uno al momento de comunicarse busca la forma más efectiva, lo que no necesariamente se logra con la imposición que algunos quieren establecer.

Lamentablemente no veo que del modo en que se está poniendo a la palestra el tema de la modificación del lenguaje sea opcional, sino como una obligación, y que siento desvía la real problemática que es la lucha por la igualdad y reconocimiento de los derechos de todos (mujeres, LGTB, niños y hombres), donde más que generar adherencia, genera anticuerpos.

La clave en todo esto es simple, respeto y tolerancia entre todos.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Mario Vial | 2018-07-05 | 00:53
5
Creo que si se da, se da.
Cuando suene menos raro, como sucedió con palabras como presidenta o abogada, quizás se acepte. Quizás no suceda nunca.
Creo que tratar de convenser de usar la e y criticar para que no se use, es igual de inútil en términos de la evolución natural del lenguaje. Ambos lados hacen lo mismo: imponer, convenser, subvalorar.
Si usted quiere usar la e, adelante, converse con la e y cree todas las palabras que considere necesario, si así se da a entender mejor (propósito del lenguaje) lo notará.
Si no quiere que se use la e, no lo haga, trate de referirse según el género con las palabras existentes. Si se da a entender, pues bien.
Así funciona, un grupo local se da entender con palabras que tienen sentido y utilidad para ellos y luego ya es la norma.
Yo no usaré la e, por qué no lo necesito, no lo siento, no me sale, pero si alguien dice "los niñes" yo lo entenderé y no corregiré.
Con el tiempo, si se da, se da.
responder
denunciar
apoyar
Mario Vial | 2018-07-05 | 00:55
1
convencer* ...mis ojos 😨
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 12:03
0
Concuerdo plenamente, el lenguaje adopta lo útil y borra lo inútil.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2018-07-06 | 00:14
4
Me sumo a la opinión de que sigamos utilizando un idioma que fluye y se modifica a su propio ritmo y que no cambie de un día a otro por ideologías impuestas que representa un grupo menor de personas. Creo que eso último es lo que más genera anticuerpos, que un sujeto de la noche a la mañana tenga su propia visión de lo políticamente correcto y que el resto debemos subirnos al carro.

Lo peor de todo es que se parte de la base que se supone que con un idioma más "inclusivo" disminuiría la brecha de desigualdades entre hombres y mujeres. ¿En qué mundo de bilz y pap pasaría eso?. Lo único que cambiaría sería que en los noticiarios habría más abundancias de "e" pero las cifras de femicidios serían las mismas.

Es como si al (pseudo)feminismo actual le faltara sentido común y no pensaran con la cabeza cómo afrontar lo que dice que quiere afrontar. Tendrían mucho más adeptos si, por ejemplo, pelearan para que hombres y mujeres en Chile tengan los mismos días de post natal, sistema que funciona en Islandia. O buscaran beneficio de un grupo mayor de mujeres, por ejemplo, marcharan contras las afp por un sistema donde tiene a muchas mujeres con paupérrimas jubilaciones.

Tendrían más adeptos si dejaran de pelear contra su enemigo imaginario "el patriarcado", como si las decisiones hechas en el mundo fueran todas en pro del patriarcado y no obedecieran a asuntos políticos y económicos. Si las naciones buscan tener más poder, ¿en qué beneficiaría someter a las mujeres?.

Tendrían más adeptos si dejaran de manosear tanto la palabra machismo. Actualmente la usan como sinónimo de flojo, aprovechador, psicópata, abusador. Las personas que calzan con estos adjetivos buscan el beneficio propio, no buscan el desmedro de las mujeres per sé. Y se enfocan en eliminar los micromachismos, como si eso detuviera a los enfermos mentales que son capaces de golpear y matar mujeres.

Hablan que el feminismo es la búsqueda de igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero una de su propuestas más promovidas y polémicas, aborto libre, no hacen ningún aporte en disminuir esa diferencia (¿acaso los hombres abortamos en clínicas legales?). Es ahí donde se escucha que se interesan en disminuir la mortalidad en las mujeres. y uno piensa, ¿y se preocuparán de la cantidad mujeres que mueren por enfermedades cardiovasculares o de cáncer? millones a nivel mundial. yo no he visto que hagan marchas por eso. y entonces caes en la cuenta de que tienen incongruencias entre sus problemáticas y las propuestas para solucionar sus problemáticas.

O algo tan sencillo y fundamental como hacer las paces con "el hombre" y convertirlo en aliado, pero no dejan de hacer o decir cosas que de alguna u otra forma va en nuestro desmedro. Si incluso para algunas activistas feministas, como vivimos en la "cultura de la violación", solo por ser hombres somos potenciales violadores. Somos muchos los hombres que casi que tenemos que pedir perdón solo por ser hombres.

Y son estas mismas personas las que nos quieren enseñar como debemos hablar de forma inclusiva (por ahí hay una imagen que dice "aprendan lenguaje inclusivo, cerdos machistas"). Por favor, con qué cara quieren que cooperemos con su causa.
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2018-07-06 | 13:33
0
Hola Mauricio.

Lee porfa la respuesta que le di a Alex
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2018-07-06 | 17:48
1
Quizá en esta columna se piense así, definir con más exactitud grupos mixtos. Pero si se googlea los motivos de porque las feministas buscan un lenguaje inclusivo, se va a leer cosas como "invisibilización de lo femenino" "lo que no se lee, no existe""un medio más para la opresión de las mujeres". Entonces el promover el uso de la "e" va más allá que hacer más preciso el lenguaje para una circunstancia en particular.
Y que por lo mismo, hay gente que de verdad cree que cambiando el lenguaje a uno más inclusivo disminuiría las desigualdades (en algo) entre hombres y mujeres. Estarían menos oprimidas.
responder
denunciar
apoyar
Sonia Berroeta | 2018-07-06 | 21:45
1
El lenguaje inclusivo, comienza a ser parte del presente y del futuro con más claridad aun. Y le ocuparé. El lenguaje a lo largo de la historia de la humanidad, ha ido en constante cambio y sin lugar a dudas así seguirá, no hay razones para que sea de otra forma. Si a muches no les gusta, allá elles. Soy libre de expresarme como desee y no reniego de quien haga lo mismo continuando con el inexistente neutro de nuestro idioma. Aquí no se trata de estar contra los hombres, sino de extirpar paulatinamente, ese machismo atávico nuestre. Este tipo de lenguaje no nace porque a un grupe de mujeres se les ocurrió y ya, hay un problema de fondo. Quién no vea esta situación, o tiene la suerte de no haberla vivido, le importa un rábano, es patéticamente conservader o vive isleñamente, en una de esas, es ciegue y mude. Toda esta socarronería mia, no es más que la manifestación de incredulidad frente a tanta opinión al borde de la ruindad, de la torpeza e ignorancia. Esto es como la ley de aborto en sus 3 causales ( si se me permite la comparación ), la mujer que no quiere abortar en la causal una, dos o 3 no está obligada a hacerlo, la ley no la conmina, es su decisión. Lo mismo, pero sin ley de por medio, se da en el caso del lenguaje inclusivo. Agradezco la suerte de haber nacido en esta época, y poder presenciar estos cambios, aunque sea en sus comienzos.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Xaverius Riparius | 2018-07-09 | 15:18
6
Creo que hay un aspecto básico que suele pasarse por alto en esta discusión, y es que el género gramatical es algo distinto a lo que quienes abogan por el uso del lenguaje inclusivo piensan que es, que parece ser que el género gramatical designa el género efectivo de una persona.
El género es un sistema de concordancia gramatical entre los sustantivos y otras partes de la oración, cuyo único pecado parece haber sido que los lingüistas llamaron "masculino" y "femenino" a dos de sus categorías posibles. En efecto, recibieron esos nombres en la mayoría de las lenguas indoeuropeas porque las designaciones para hombres o mujeres tienden a declinar siguiendo uno u otro patrón, pero es importante destacar que esta no es la única división posible, pues hay lenguas donde todos los sustantivos declinan igual, y otras donde la división se hace entre animado/inanimado, o entre humano/no humano, o entre masculino/femenino/neutro, etc. Obviamente, en todas estas lenguas se pueden designar cosas como relativas a un hombre o a una mujer, y no he leído evidencia de que usar otros sistemas de concordancia gramatical tenga algún efecto social entre hombres y mujeres.
Otro punto importante a destacar es que incluso en aquellos idiomas que sí tienen género masculino y femenino, esta división no siempre es semántica, sino que morfológica. Un buen ejemplo es que "masculinidad" es femenino y "feminismo" es masculino. Nadie creerá que el género que aluden en sus significados tiene algo que ver con su género gramatical; es simplemente para que concuerden gramaticalmente con los demás elementos de la oración (como en "la masculinidad perdida" o "el feminismo renovado"). Lo mismo ocurre cuando existen otros géneros, como el neutro en alemán (la cuchara es masculina, el tenedor es femenino y el cuchillo es neutro, de forma aparentemente arbitraria).
Es decir, lo que cada persona piense cuando dice "los jugadores de fútbol" depende más de factores extralingüísticos, como el contexto, que de lo que el género gramatical pueda sugerirle a alguien susceptible a este problema. No creo que el periodista, el atleta, el turista ni el centinela sientan su masculinidad pasada a llevar.
Probablemente, el origen de todo este movimiento por el lenguaje inclusivo proviene de activistas que adhieren a la hipótesis de la relatividad lingüística (o de Sapir-Whorf) y que piensan que el lenguaje determina, o al menos influye, la manera en que pensamos. Quizá lo haga, pero pienso que es manifiesto que el problema de la desigualdad de género trasciende al problema del lenguaje.
La resistencia a cambios como el que propone el columnista tiene su origen en la misma resistencia a todos los cambios: requieren trabajo. Y a menos que obtengamos beneficios de este trabajo, nuestra inclinación natural es a evitarlo. El espíritu de la economía lingüística en acción. Mientras haya una población receptiva a este tema (como todos los que leímos la columna y opinamos sobre ella), quienes se dediquen a las comunicaciones se declararán a favor o en contra en los medios, quienes vivan en entornos con una u otra opinión tenderán a acomodarse o a diferenciarse según les plazca, y todos seguiremos distraídos de los problemas principales que impiden una igualdad de género real.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 12:09
1
Gracias Xaverius, muy buena argumentación.

Nos encanta que se planteen visiones diferentes, cuando están bien argumentadas y planteadas con respeto. Destaco tu comentario.
responder
denunciar
apoyar
Esteban Sierralta | 2018-07-09 | 23:56
0
como de costumbre el definido siendo un diario de izquierda suave promoviendo lentamente ideas comunistas en todo. incluyendo el lenguaje....
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2018-07-10 | 12:15
0
Triste comparar el comentario crítico de Xavierus, bien planteado, inteligente, informado y respetuoso, con comentarios como este.

¿Puedo preguntar de dónde sacas que El Definido es de izquierda? Es curioso, porque nos han acusado de fachos en varias ocasiones. A menos que creas que el cuidado del medioambiente, la tolerancia, el respeto a los derechos humanos, la integración de minorías, son temas exclusivos de la izquierda. Si eso piensas, dejas muy mal parada a la derecha.

Parece que muchos lectores vienen poco equipados para entender que un medio pueda ser neutral y dar cabida a ideas diferentes, y discutir problemas con altura de miras y apertura de mente.

responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.