discurso, presentación, charla, hablar en público, nervios, pánico

6 sencillas técnicas para matar los nervios antes de hablar en público

No tiene que ver con la preparación, sino con esos inevitables minutos previos a hablar en público que no perdonan a ninguno y pueden traicionar el esfuerzo de semanas. Justo antes de subir esos peldaños al escenario, no te olvides de aplicar estos consejos.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2015-05-15 | 07:00
Tags | discurso, presentación, charla, hablar en público, nervios, pánico

Podemos estar más preparados que candidato presidencial para entrevista de TV, pero los nervios siempre nos traicionan justo esos segundos antes de hablar en público. "En la puerta del horno se quema el pan" dicen algunos y por eso debemos saber qué hacer para calmar a nuestro tímido cuerpo y mente para no echar por la borda nuestro talento, buenas ideas o proyectos cuando queremos dar una charla.

De otro modo tendremos un público incómodamente atento, no a nuestras palabras, sino a nuestros gestos repetitivos, torpes o errores "involuntarios". ¿Qué técnicas podemos aplicar esos minutos antes de empezar y evitar así un posible bochorno?

Tomamos consejos de los que saben exponerse frente a cientos de personas y encantarlas durante largo tiempo con sus palabras y estilo: los charlistas de TED, sus asesores y otros expertos en discursos públicos.

Unos minutos antes

- Tomar agua

El problema de la lengua-lapa es una de las cosas más clásicas cuando hablamos nerviosos. Se seca la boca como si llevásemos caminando meses en el Sahara y se nota, especialmente porque el micrófono registra este sonido. Tomar agua 15 minutos antes de empezar a hablar ayuda bastante a disminuir el problema, con sus límites también, para no tener que interrumpir la charla con una visita desesperada al baño. Y si se quiere asegurar mayor éxito en este sentido, Gina Barnett, entrenadora de charlistas TED aconseja: "Cuando cierres la boca, no dejes que tu lengua golpee el paladar superior" y agrega que debemos imaginar que hay una ciruela en la lengua, para mantener un vacío.

- Moverse, moverse (y hasta bailar)

Ojalá esto sea detrás de una cortina o en un lugar donde el público no te vea, por favor. Todos los nervios que contenemos en el cuerpo es mejor que salgan de nosotros, de otros modo aumenta nuestra torpeza. Por eso Barnett insiste en que no debemos contener esa energía, sino liberarla a través de movimientos isométricos (contraer los músculos por un tiempo y luego soltarlos) o al menos agitemos las manos. La experta recuerda que uno de los oradores de TED encontró un rincón privado detrás del escenario y se puso a bailar con unos audífonos. Con esa energía entró después al escenario creyéndose una estrella de rock, muy seguro de sí mismo. Sobre este mismo consejo habla en TED la psicóloga social de Harvard Amy Cuddy, destacando que adoptar posturas asociadas a la confianza, poder y logro como el pecho levantado, la cabeza en alto y los brazos hacia arriba o apoyados en las caderas. Esta técnica fue probada y un estudio demostró su efectividad para generar una mejor actitud y seguridad en las personas.

- Respirar a conciencia

Siempre lo olvidamos, pero respirar lento y pausado es clave para calmar a nuestro cuerpo, porque el pánico hace que aceleremos los motores de todo nuestro organismo, bloqueando nuestro desplante natural. Barnett recomienda inhalar y exhalar tres o cuatro veces de manera suave y consciente inflando nuestro abdomen. "Esto puede centrar tu energía y enfocar tus pensamientos". Además de liberar el cuerpo del peso que siente, la respiración profunda llena nuestro cerebro de oxígeno, agrega Darlene Price, experta en discursos y autora de Well Said, Inc.

- Decir frases positivas (aunque no te las creas)

Por lo general solemos prepararnos ante los desafíos pensando en qué haríamos si fracasamos, fijándonos en todos los factores externos que nos pueden afectar. "¿Qué pasa si me equivoco?" El problema es que esa mentalidad termina invadiéndonos y puede acabar en una profecía autocumplida. Barnett recomienda olvidar el exterior y centrarnos en nosotros mismos con frases como: "¡Estoy tan emocionado!", "¡Va a ser muy bueno!", "¡No puedo esperar para compartir esta idea!", cualquier frase que evoque felicidad, incluso repetir varias veces la palabra "sí" funciona y aumenta la confianza.

Y segundos antes…

- Repasar las 3 ideas principales

Carmine Gallo, autora del libro Talk Like TED (Habla como TED) explica que para una presentación memorable, debe existir la regla de tres. "Podemos recordar tres o cuatro trozos de información en nuestra memoria a corto plazo" dice, "así que siempre aconsejo a las personas cuando presentan un nuevo producto o hablan con un periodista, que le den tres cosas, tres nuevas características que son interesantes en el producto, tres razones para invertir en ti", entre otras. Repasarlas antes de salir al escenario jugará a tu favor.

- Hacer silencio

Suena paradójico, pero una charla no debe empezar con palabras, sino con un silencio. Simon Sinek, aunque es tímido y no le gusta hablar en público, tiene una de las tres charlas más vistas de todos los tiempos en TED. El experto en liderazgo recomienda no hablar de inmediato al salir al escenario, porque evidencia el nerviosismo, comunica inseguridad y miedo. En vez de eso invita a tomarse un tiempo, respirar profundo y después comenzar. Aunque parecerán horas para quien está sobre el escenario, el público percibe que la persona está segura y se siente cómoda en esa situación.A fin de cuentas, nunca nos vemos tan nerviosos en relación a cómo nos sentimos, el público solo verá cómo actuamos, recuerda también Price.

¿Recuerdas tu primera experiencia al hablar en público? ¿Qué otras técnicas recomendarías para aplicar justo antes de comenzar una charla?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Inverse | 2015-05-15 | 09:38
2
Quizás es parte de lo mismo que está en los puntos ya mencionados, pero por experiencia me he dado cuenta que ignorar los "y si..." y asumir que todo va a salir bien, que tu has trabajado en lo que vas a presentar y por tanto dominas la materia, y que si cometes algun error durante la presentación no necesariamente la audiencia lo notará y puedes enmendarlo sobre la marcha. en el fondo, si tomas la actitud de que eres genial y nada te puede salir mal y no le das mas vueltas al asunto, la presentación sale perfecta. Todo es cuestión de actitud.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-15 | 10:16
2
Hay dos tipos distintos de salidas a hablar en público: aquellas en que no sabes qué va a pasar (una entrevista, una conversación) y aquellas en que tienes que decir algo de memoria (un pitch, una charla).

Me ha tocado estar en ambas y para la primera, pienso previamente dos o tres cosas que probablemente me preguntarán y qué reponderé a eso, y luego simplemente dejo de pensar en lo que vendrá y me distraigo en otras cosas. "Lo que será, será" me digo, total, ya sé quién soy y qué pienso, así que ninguna pregunta sobre eso debería sorprenderme.

Para el otro tipo, para las charlas, lo único que me tranquiliza es prepararme mucho, ensayar varias veces la presentación solo, con mi familia y mis amigos, cronometrarme, crear láminas que me ayuden a recordar lo que tengo que decir e intentar retener las ideas fuerza y unirlas lo más "narrativamente" posible, cosa que el hilo del cuento vaya armando la charla sola. Luego, minutos antes, voy al baño, tomo agua (siempre se me seca la lengua) y trato de respirar profundo para calmarme.

Por suerte para mí, tengo algún switch interno que en lugar de bloquearme frente al público, hace que me relaje y la charla me salga mejor de lo ensayado.
responder
denunciar
apoyar
Favio Zúñiga | 2015-05-20 | 11:17
1
Tu presentación en la TEDxSantiago confirma esto. Personalmente fue una de las mejores de ese evento. ¡Felicidades!
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Esteban Sierralta | 2015-05-15 | 17:59
2
por mi estilo de vida debo realizar charlas constantemente, y me he dado cuenta que lo que más me calma son cuatro cosas:

1)Dominio del tema.
2)Aplomo y además correctos (Dominio de escenario,atril,plataforma.Ect...)
3)comprender normalmente que si estoy exponiendo un tema es porque mi auditorio normalmente no domina el tema o sabe muy poco.
4) el cuarto y más importante es que lo que digo en una exposición o charla, es para beneficio de los demás por lo que debo hacerlo lo mejor posible.
responder
denunciar
apoyar
Diego Muñoz | 2015-05-17 | 21:22
1
Yo esperaba ver la tipica "imagina a todos en ropa interior". Acaso no funciona? o.O Aun asi muy buenos consejos ademas de simple de llevar a cabo
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-18 | 13:08
2
Supongo que no quieres tener una erección en el escenario XD
responder
denunciar
apoyar
Diego Muñoz | 2015-05-19 | 01:00
0
si uno se va a la realidad serian nauseas lo que tendria en vez de una ereccion... bueno depende de a que tipo de audiencia me dirijo xd
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Vero Lagos | 2015-05-17 | 23:23
2
Llevo muchos años realizando capacitación. Paradójicamente, la exposición pública no me gusta, me pone...nerviosa, lo que me motiva, ¡y mucho! es ayudar a la gente a aprender, desarrollarse. Una "técnica" que puedo compartirles es, independiente del tema que deba abordar (muchas veces no lo elijo yo) es buscarle un sentido mayor a la exposición (taller) en cuestión, por ejemplo, qué del tema me resuena en lo personal y buscar ejemplos cotidianos, ojalá divertidos, para conectar afectivamente con las personas; o según el público (jóvenes, mujeres, personas a punto de jubilar, etc.) identificar cual es mi contribución y centrarme en ella. Así siento que lo te hago vale el esfuerzo, y mis nervios tornan en emociones positivas.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-18 | 13:09
1
La mejor forma de comunicar una idea es contar historias. ¡Buena estrategia!
responder
denunciar
apoyar
Ashniet Caskortish | 2015-05-18 | 16:29
0
Jajajaja también me acordé cuando chica, que decían el lápiz color piel... Y me preguntaba que qué significaba eso!? Si estaba claro que ese lápiz no se igualaba a ninguna piel que veía! Además de lo racista que sonaba, siempre pensé que era una idiotez, así que nunca lo llamé color piel!
Qué buena expo!
qué genial que vaya recorriendo el mundo!
Espero que el racismo se acabe de alguna vez por todas. Debe ser la razón más absurda por la que pelea el ser humano...
responder
denunciar
apoyar
Ashniet Caskortish | 2015-05-18 | 16:32
0
Oops! Esto no iba aquí xD
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Araus | Colaboradora | 2015-05-18 | 17:43
1
Jaja, no importa! Para los que quedaron intrigados, tiene que ver con esta nota:

http://www.eldefinido.cl/actualidad/pais/5191/De-que-color-somos-los-chilenos-Esta-fotografa-tiene-la-respuesta/
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.