África, pobreza, agua, solución, mujeres africanas, educación

La rueda para trasladar agua que está liberando a las africanas y educando a los niños

"Hippo Roller" es el nombre del aparato que ha logrado que no sólo miles de niños en África vuelvan a estudiar, sino que también los hombres se incluyan en la pesada labor de recolección de agua, históricamente relegada a las mujeres.

Por María Constanza Zúñiga Aubele | 2016-08-30 | 17:08
Tags | África, pobreza, agua, solución, mujeres africanas, educación

Durante años la imagen de la población africana, que solemos concebir como un todo, sin diferencias culturales, incluía un gran jarrón de agua sobre la cabeza de las mujeres y niños viviendo en desérticas tierras. ¿Lo tienen en la cabeza?

Ya está. Si bien esta escena es solo una parte de la realidad del continente, puede que la común imagen empiece a ser parte del pasado, gracias a un revolucionario invento de un grupo de ingenieros africanos.

Se trata de Hippo Roller (Cilindro Hipo), un aparato que combina la forma de cilindro y el mecanismo de las carretillas para lograr un mejor y más eficaz desplazamiento de los casi 90 litros de agua que tiene de capacidad. De esta forma, su traslado se facilita enormemente y permite disminuir la frecuencia con que las personas de las zonas aisladas deber ir a conseguir agua.

Hippo Water Roller es el nombre de la organización detrás de esta idea, que se ha encargado que mujeres y niños de África que solían gastar más del 26% de su día en el traslado de agua, unas 6 horas, se reduzca a tan solo una hora diaria en los últimos 10 años.

Y aquí viene la cifra que quizás ya hayamos olvidado, pero más de 750 millones de personas en África no tienen acceso a agua potable y la solución a aquello consistía en transportar un pesado jarro de unos aproximados 20 kilos sobre la cabeza, todo ello sumado a tener que caminar entre 2 a 10 kilómetros para lograr sacar el agua, acción que se realizaba entre 3 a 5 veces al día según la necesidad de cada grupo familiar. Esto es tarea de mujeres y niños.

Las consecuencias del jarrón en la cabeza

Está comprobado que llevar los jarros de agua sobre la cabeza no sólo provoca un desgaste muscular para quien lo transporta, sino que también genera daños en el cuello y columna que a largo plazo termina por invalidar a las mujeres y niños que llevan ese peso sobre sí.

Como nos contó la kinesióloga Daniela Alonso, dentro de las consecuencias que trae el cargar un objeto tan pesado en la cabeza por un tiempo tan prolongado está la aparición de lesiones cervicales y de enfermedades como la artrosis.

Por otra parte, en el caso de los niños que se ven expuestos a el peso del agua, según Alonso “se altera el desarrollo motor del niño” agregando que el implemento de esta nueva forma de transportar el agua significa la posibilidad para los infantes de desarrollarse de manera normal, ya que “el cuerpo del niño no está preparado para soportar la sobrecarga, provocando la lesiones en la estructura de los huesos, modificando su desarrollo y alterando su forma de manera permanente”.

En el caso de las mujeres, el sobrepeso “acelera procesos de degeneración normal que son parte de la vida de un adulto mayor”, aclarando que en el caso de mujeres embarazadas altera las fases gestacionales que incluso pueden dañar el desarrollo del feto.

La revolución del roller

Esta rueda fue creada con el objetivo de quitar el peso de encima a las mujeres y niños de las zonas rurales donde el agua escasea, y que tras muchos años de intentos y búsqueda de donaciones, hoy son una empresa constituida y que ha logrado solucionar la vida de quienes habitan las zonas más aisladas bajo el nombre de “Hippo Water Project”

El objetivo de esta gran empresa era maximizar los esfuerzos de las personas y evitar, entre otras cosas:

  • El sufrimiento y daños corporales que trae consigo el transporte de materiales pasados.
  • Mejorar la higiene y salud de las personas, lo anterior gracias al material plástico que utiliza el roller, lo cual sumado a que el agua se conserva cerrada dentro de la rueda, se logran evitar infecciones y daños por agua contaminada.
  • Aumento en el tiempo libre de los niños, quienes comenzaron de manera progresiva a asistir más tiempo al colegio.
  • Las personas mayores ya no dependen de otros para conseguir agua, ya que la fácil movilidad del “Cilindro Hipo” permite que grandes y chicos puedan utilizarlo sin problemas.
  • Un cambio cultural positivo, ya que los hombres, quienes han delegado esta actividad a las mujeres durante siglos, se sienten orgullosos de ir a buscar agua en la rueda.
  • El tiempo libre además trae consigo la posibilidad de gastar más tiempo en la producción de comida para las personas.
  • El diseño de rueda sin bordes evita la erosión del suelo que es usado para cultivar los alimentos y que es fundamental para el desarrollo de la vida de las personas.

Actualmente son más de 340.000 las personas beneficiadas con el uso del “Hippo Roller”, lo cual se traduce en más de 8 billones de litros de agua transportados en las zonas más aisladas de África.

¿Qué te parece esta solución? ¿Crees que tiene el potencial para expandirse por todo el continente?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Alejandra Jiménez | 2016-08-31 | 09:22
2
Que bueno que algo así no solo les provea mejorías en la salud, sino que también le haga tomar consciencia del cambio cultural que necesitan. Me parece espectacular.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.