ciencia, olvido, psicología, curiosidades, freak
Imagen: Gojko Franulic

Criptomnesia: Cuando plagiamos sin darnos cuenta

¿Has tenido una gran idea que luego resultó ser de otro? No estás solo, este sesgo cognitivo conocido como criptomnesia (recuerdo oculto) es más común de lo que crees.

Por Francisco J. Lastra @efejotaele | 2015-05-18 | 17:41
Tags | ciencia, olvido, psicología, curiosidades, freak

En 1976 el ex-Beatle, George Harrison, fue demandado por la productora Bright Tunes por supuesto plagio. La compañía argumentaba que la canción de Harrison, My Sweet Lord, usaba "melodías idénticas" a la canción He's So Fine, escrita por Ronald Mack e interpretada por el grupo The Chiffons.

El juicio, que incluyó un análisis nota por nota de las canciones, terminó con un fallo a favor del demandante, Bright Tunes, sugiriendo a Harrison pagar alrededor de un millón y medio de dólares. Lo curioso del juicio fue el veredicto, que constató que el ex-Beatles había cometido plagio, pero con una importante distinción hecha por el mismo juez del caso:

"Concluyo que el compositor (Harrison) estaba trabajando con varias posibilidades (...) Mientras probaba diversas posibilidades, vino a su mente esta combinación particular que le agradó (...) ¿Por qué? Porque su subconsciente sabía que había funcionado antes en una canción que su mente consciente no recordaba (...) ¿Harrison deliberadamente uso la música de He's So Fine? No creo que lo haya hecho deliberadamente. Sin embargo, está claro que My Sweet Lord es la misma canción que He's So Fine con distinta letra".

En otras palabras, el juez concluía que Harrison había cometido plagio sin darse cuenta.

La criptomnesia entra en escena

El juicio de Harrison es uno de los casos de criptomnesia (recuerdo oculto) más conocidos y citados actualmente, pero también le sucedió al filósofo alemán Nietzsche y a la activista política Helen Keller.

La criptomnesia, concepto acuñado por el psicólogo Théodore Flournoy a fines del siglo XIX, es un sesgo cognitivo que puede suceder de dos formas. Una es por familiaridad, como en el caso de Harrison, cuando se regenera una idea que ha sido presentada antes por otra o por la misma persona, creyendo que es original. El famoso psicólogo B. F. Skinner lo mencionaba cuando decía que una de las experiencias más desalentadoras de la edad, era darse cuenta de que una idea expresada de forma perfecta ya había sido publicada por él mismo décadas antes.

La otra es por error de autoría, cuando reconocemos que una idea es antigua, pero pensamos, erroneamente, que es nuestra.

El psicólogo cognitivo Brian Bornstein explica que sufrimos de criptomnesia porque "estamos constantemente procesando grandes cantidades de información, pero nuestros cerebros solo pueden retener cierta cantidad, así que nuestros cerebros priorizan la información y concentran solo los aspectos más importante de ésta".

La criptomnesia bajo la lupa

¿Les ha tocado tener un momento de criptomnesia? La respuesta es, seguramente, afirmativa. Este sesgo cognitivo, como hemos visto, no es indicativo de ninguna enfermedad mental, sino un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento de lo percibido, que ocurre a diario y que afecta a la mayoría de las personas. Estas son conclusiones de un estudio realizado en 2005, que incluyó cuestionarios a 202 estudiantes donde se les pedía describir un caso personal de plagio inconsciente. Un 54% de los estudiantes rellenaron el cuestionario con una experiencia personal de criptomnesia.

El experimento más citado relacionado con este fenómeno, es uno realizado en 1989 por Alan S. Brown y Dana R. Murphy de la Universidad Metodista del Sur. Esta dupla de profesor-estudiante crearon un ambiente controlado donde se generara y observara la criptomnesia. En él, se les pidió a los participantes generar palabras relacionadas con categorías conceptuales, como deportes o instrumentos musicales, con el expreso pedido de no sugerir palabras ya dichas. Luego se les pidió, individualmente, recordar las cuatro palabras dichas, y generar cuatro adicionales que también fuesen inéditas.

Los investigadores detectaron diversos casos de criptomnesia, pues en el 3% al 9% de los casos (hubo varias series de experimentos) hubo personas diciendo palabras mencionadas antes por otros, pensando que eran originales. La mayoría de ellos ocurrían en la segunda etapa del experimento, cuando se les pedía recordar los cuatro palabras dichas e incluir cuatro más. También observaron que raramente los participantes reutilizaban sus propias contribuciones, lo que sugiere que las personas perciben sus propias respuestas y las de los demás de forma distinta.

Estos estudios, adicionalmente, han detectado algunas variables que aumentan los casos de criptomnesia. Uno de ellos es el tiempo; a mayor tiempo, más probabilidades de que suceda. Otra es la similitud entre las fuentes, el "plagiador inconsciente" y el "plagiado"; mientras más en común se tenga con la fuente original (sexo, profesión, edad) mayores son las probabilidades de criptomnesia. Así, por ejemplo, es más probable que una mujer plagie inconscientemente a otra mujer que a un hombre.

También existe un factor de "siguiente en la línea". Por ejemplo, en una reunión donde hay un orden establecido para hablar, es la persona que habla después de ti la que tiene más probabilidades de copiarte una idea sin saberlo. Brown y Murphy observaron esto en su experimento: "este plagio selectivo probablemente es el resultado de un momento de atención disminuida justo antes de la participación del sujeto". O sea, como la siguiente persona está pensando en qué decir, lo que se diga justo antes será lo que menos procesará conscientemente, así aumentando las posibilidades de caer en la criptomnesia.

Otros casos

El caso de Harrison es, quizá, el más conocido pero no el único. A los 11 años la activista sordociega Helen Keller escribió un cuento llamado The Frost King que tenía una similitud increíble con el cuento Frost Fairies de Margaret Canby. Luego de acusaciones de plagio y fraude contra Keller y su cuidadora Anne Sullivan (quien negaba haberle leído la historia original), se supo que una amiga de la familia de la niña le había leído el libro cuando su cuidadora estaba de vacaciones. El hecho le provocó a Keller una crisis nerviosa y nunca volvió a escribir ficción.

El filósofo alemán Friedrich Nietzsche es otra de las víctimas de la criptomnesia. Un fragmento de Así habló Zaratustra fue copiado casi palabra por palabra de un libro escrito 50 años antes. La curiosa coincidencia fue detectada por el psiquiatra Carl Jung, quien escribió a la hermana del filósofo para confirmar sus sospechas. Ella admitió que, efectivamente, Nietzsche había leído aquel libro... a los 11 años.

¿Te ha sucedido esto alguna vez?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
MariaJose Bustamante | 2015-05-18 | 18:00
5
Algunos políticos sufren de criptomnesia! y escriben artículos basados en tesis de otros!!!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-05-18 | 00:40
1
y hasta proyectos de ley!! :O
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-18 | 18:05
11
A los humoristas gráficos nos pasa muy seguido que ideamos el chiste perfecto... y luego nos damos cuenta que ya existía. A veces es solo una coincidencia, pero otras, es algún comic o capítulo de una serie de TV que uno ama, pero no recordaba haber visto.

Hay pocas cosas más humillantes que descubrirlo cuando todos tus lectores te lo echan en cara...
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2015-05-18 | 18:15
2
Coincido. A menor escala, pero me pasó una vez que vi el trabajo de un compañero, para saber más o menos como se hacía (formato y eso). Luego hice mi trabajo sola y quedó como copiado. La profe lo notó y nos llamó. Yo no lo hice a propósito pero en mi vida había sentido tanta vergüenza. Por supuesto ni mi compañero ni la profe me creyeron que realmente había hecho yo mi trabajo.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Martinez | 2015-05-18 | 18:51
1
no eras la mejor alumna del curso al parecer
responder
denunciar
apoyar
Favio Zúñiga | 2015-05-18 | 19:17
4
Pero aún cuando te das cuenta que "Los Simpsons ya lo han hecho todo", hehehe.
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2015-05-18 | 00:22
2
No sé, era como la tercera...pero era un curso de 6 personas, cualquier similitud era notada instantáneamente. Más encima era una redacción, todas eran muy diferentes, excepto la mía. (Francés II)
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2015-05-18 | 18:08
1
Me pasa muy seguido. Eso y los recuerdos modificados. Me pasa que recuerdo cosas clarito, pero diferente a como eran o sucedieron realmente. Por eso confío muy poco en mi mente, pareciera que es de plasticina, cualquier cosa modifica lo que está ahí. Y es muy frustrante, porque nunca puedo estar segura de si lo que digo es realmente idea mía o fue algo que leí por ahí. O al revés, si realmente es lo que leí o si es algo (equivocado) que escuché.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-19 | 12:18
1
No eres solo tú, la memoria como algo sólido no existe, es una reconstrucción dinámica que hacemos del pasado. Se ve afectada por emociones, impresiones del momento, nueva información y la distancia que tenemos del evento.

Salvo las personas que tienen memoria eidética, todos vivimos lo que vives tú.
responder
denunciar
apoyar
Peter Traicer | 2015-05-18 | 21:04
1
Es interesante, pero tenemos que tener en cuenta de que casi todo se ha hecho, se ha escrito o se ha hablado, ya no queda mucha originalidad en el mundo, si bien esto pasa, creo que las posibilidad de que Uno tenga una idea original y que eso ya se haya hecho, escrito o dicho antes, es altamente probable.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-05-19 | 12:20
2
Hay que distinguir entre que "toda idea nueva tienen influencia de ideas pasadas", que es totalmente cierto e inevitable, y "no hay ideas nuevas", que es una afirmación muy riesgosa y que ya se ha dicho en varios momentos de la historia y quedado desacreditada rápidamente.
responder
denunciar
apoyar
Peter Traicer | 2015-05-19 | 18:11
1
Y esto señores, es una buena respuesta. Completamente de acuerdo.
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2015-05-18 | 22:26
2
Suena más bonito decir que uno(a) está conectado(a) con la "noósfera", la consciencia de la humanidad y etc., jeje.
Igual fuerte terminar copiando de forma tan precisa a otros. ¿Por qué no se da eso cuando uno está en una prueba de desarrollo, mejor?
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-05-18 | 00:47
3
Sobre la criptomnesia y los beatles, hay una micro-historia... resulta que cuando Paul McCartney despertó un día de 1964 con la melodía de Yesterday en su cabeza, tuvo inmediatamente la duda de si acaso había sufrido criptomnesia. En sus palabras: "Cerca de un mes le pregunté a personas del negocio musical si habían escuchado la melodía antes. Eventualmente se volvio como ir a entregarse a la policía. Pensé que si tras unas semanas nadie la reclamaba, entonces podía tenerla.". Y eso. Así que parece que pasa seguido... :O
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2015-05-23 | 16:56
1
A mi me paso q estando en el colegio, mi profe me hacia escribir cuentos, ensayos y resumenes para ponerme las notas (me habia leido tantos libros q me aburria la lectura obligatoria), la cosa es q tiempo despues supe q algunos el los mando a un par de concursos, pero nunca clasifique a nada. Años despues un semi famoso escritos saco un libro de cuentos y entre ellos venia uno practicamente identico a uno de los tantos q escribi. Hace poco lei q estan a punto de estrenar la obra de teatro... Coincidencia???? Jaja es como el huevo o la gallina....
responder
denunciar
apoyar
Katherine Martínez | 2015-05-23 | 17:07
1
No se si cae dentro de la categoría de criptomnesia, pero usualmente me pasa que hago cosas y luego se vuelven moda jaja Por ejemplo, cuando iba en media se me ocurrió usar zapatos de colegio de niñita, con correa hacia el lado, pero no existían tallas grandes (más de n°28). Busqué por tooodos lados hasta que conseguí unos que no eran estrictamente de colegio y me conformé. Me molestaron todo ese año por mis zapatos, pero al año siguiente, todo el mundo empezó a usarlos! Me ha pasado con un montón de cosas que empiezo a usar... como los abrigos largos tipo murciélago, se pusieron de moda luego de que por más de un año la gente de burlara de mi jaja
Me pasó también que hice un trabajo en un curso de diseño en la universidad, y me inspiré en los tazos con líneas caladas con que se armaban figuritas cuando eramos chicos. Presenté mi trabajo y todo bien. Un par de meses después aparecieron por todos lados unas lámparas y varios objetos usando la misma inspiración, era como ver mi trabajo en una vitrina xD
Y así, siempre pienso que es coincidencia y que se me ocurren cosas al mismo tiempo que a alguien más, pero al final siempre quedo con esa sensación de que es raro...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.