quejas, pulsera, un mundo sin quejidos, will bowen, sociedad

¿Podrías estar 21 días sin quejarte?

La organización "Un Mundo sin Quejidos" tiene una meta ambiciosa: que el 1% de la población mundial deje de reclamar innecesariamente, para así formar un ambiente más positivo y optimista.

Por María Paz Salas @mpazsalasm | 2013-05-13 | 10:50
Tags | quejas, pulsera, un mundo sin quejidos, will bowen, sociedad

Cuenta un periodista del New York Times, que un día se topó con un conocido y le preguntó el casi mecánico saludo:

- "¿Cómo estás?", a lo que esa persona contestó:

- "No me puedo quejar ¿Y tú?"

- "No me puedo quejar tampoco, pero aun así lo hago".

Luego esa persona le mostró su muñeca, alrededor de la cual llevaba una pulsera de goma morada, inscrita con las palabras: “Un Mundo Sin Quejas”. 

La idea, según le explicó al periodista, es que cada vez que el portador de la pulsera se queje de algo, deba cambiar el brazalete de brazo. 

La meta es estar 21 días sin quejarse ¿Por qué 21 días?.  Porque, afirman los organizadores de la iniciativa, se necesita esa cantidad de días para formar un nuevo hábito.

Todo este concepto y también las pulseras, se pueden encontrar en el sitio web: “A Complaint Free World”, algo así como “Un mundo libre de quejas”.

La idea de la organización, es dar las pulseras moradas al 1% de la población, es decir a 60 millones de personas y dejar de lado la "comunicación tóxica", para así experimentar el ser más positivo y optimista. La teoría es que esas personas, al interactuar con otras, irradiarán optimismo al resto, generando una reacción en cadena de bienestar. 

¿Es tan malo quejarse?

Por supuesto, quejarse no es en sí mismo malo, de hecho puede ser saludable. Tragarse la rabia o rumiarla mentalmente ciertamente no es sano; una actitud asertiva requiere hacer notar cuando algo no está bien. El tema, más bien, es el modo, el momento y la gente hacia las que se dirige la queja.

El mismo fundador de la organización, Will Bowen, aclara que no se trata de no hacer notar cuando algo esté mal. La clave está en dirigir esa molestia o enojo a la persona responsable, no a todos a tu alrededor y hacerlo de una manera neutral y constructiva. 

De lo que se trata, entonces, es de eliminar esa queja inútil, hecha a regañadientes o a grito pelado, que es lanzada al aire o contra quien nada puede hacer para resolver el problema. Especialmente cuando se trata de aquella gente que parece quejarse de todo en todo momento y sólo ver los aspectos negativos de su vida.

“Se han realizado muchos estudios que muestran que quejarse es dañino para la salud, las relaciones y las carreras”, le explicó Bowen, al periódico neoyorkino. “Cuando las personas pasan 21 días sin quejarse, dicen que son más felices”.

Consultado al respecto, el psicólogo Guy Winch, explica al periódico que según un estudio, cuando los consumidores compran algo con lo que no están satisfechos, 95% no reclama a la compañía, sino que en cambio lo vocaliza frente a 10 o 15 de sus amigos. 

"Sólo quejarse sin hacer nada al respecto puede hacernos sentir victimizados y desempoderados", continúa Winch, "pero cuando resolvemos una queja, sentimos que hemos logrado algo, que nos hemos empoderado y, posiblemente, generado un cambio positivo". 

La queja "sociable"

¿Y qué hay de esas quejas "amenas" para abrir conversación o para hacer amistad con un extraño en la misma situación?, se pregunta el periodista del NY Times.

En vez de usar el quejarse como una manera de romper hielo en una conversación, sugiere el creador de la iniciativa, puede ser mejor que se hable sobre algo bueno o positivo, por muy trivial que sea. 

Ciertamente, un cambio cultural difícil de imaginar y que tiene un largo camino por delante, aunque si usted decide abrazar esta iniciativa, sepa que no está sólo: 10 millones de personas en 106 países han ordenado esta pulsera, aunque cuántos lograron pasar tres semanas sin quejarse, es un misterio.

¿Conoces a alguien que se queja todo el tiempo? ¿Te parece que esta pulsera, o el dejar de quejarse, sea un aporte real a nuestras vidas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-13 | 12:06
11
Yo fui un quejumbroso patológico por muchos años. Estaba convencido de que el universo conspiraba en contra mía y la verdad, la cosa se empieza a transformar en una profecía autocumplida. Uno se echa a morir antes de siquiera intentar las cosas y ve todo desde un prisma negativo.

Afortunadamente pude salir de eso y de verdad lo agradezco, porque esa forma de enfrentar la vida es tóxica.
responder
denunciar
apoyar
Laura Badilla | 2013-05-13 | 12:24
5
Me parece maravillosa la iniciativa, habría que ver si es posible implementarla en los medios sociales, ya que facebook se llena de personas que solo se quejan.
Personalmente no dejo de hablar con esas personas, pero tampoco les doy cuerda con sus quejas. En mi facebook he eliminado a las personas que solo se quejan (aunque sean familiares) y solo he dejado a quienes son un buen aporte. Ya que estamos todo el día revisando nuestros medios sociales creo que es mejor no ver solo quejas sino aportes y alegrías.
responder
denunciar
apoyar
María Paz Salas | Colaboradora | 2013-05-13 | 12:27
3
El tema de los quejidos en redes sociales es tooodo un tema, hay personas que utilizan esos medios exclusivamente para desahogarse.
responder
denunciar
apoyar
C. M0R31R4 | 2013-05-13 | 15:20
2
Si, yo lo uso como una especie de terapia. Me desahoga.
Aunque mis quejas siempre son relativas al cansancio laboral, problemas políticos o del transporte.

Lo curioso es que varios de mis amigos me han dicho que se meten a mi perfil de facebook sólo para ver qué escribí y cagarse de la risa un rato.

En fin, mi intención no es ofender a nadie. Sólo descargarme un rato sobre una queja que en realidad es muy complicada de solucionar. Por ejemplo, a quién le voy a ir a reclamar por el pésimo sistema de transporte o el cansancio que siento después de trabajar toda la semana.
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-05-13 | 12:29
2
mmmmmmmmmmmm no sé. es que a veces quejarse es bueno porque sacas la frustración, aunque hay formas y formas. Yo creo que hay que ser capaz de discriminar cuando si y cuando no, pero no volverlo un habito
responder
denunciar
apoyar
María Paz Salas | Colaboradora | 2013-05-13 | 12:34
2
Eso es exactamente el fin de estas personas, quejarse con sentido, no quejarse por quejarse, sino más bien saber hacia quién direccionar los reclamos.
responder
denunciar
apoyar
Carlita MF | 2013-05-13 | 12:37
7
Es una hermosa propuesta y que espero se copie en nuestro país, porque pucha que nos hacen falta cambiar el switch y dejar de quejarnos de todo.

Llama la atención que en todas partes, sin importar la razón, uno se queja, reclama contra todo y todos. Nos quejamos que el mundo es una mugre y hacemos nada por cambiarlo. Lo triste es que es tan sencillo mejorarlo, con una sonrisa o un simple "buenos días" o un "gracias".

Soy fiel partidaria de regalar sonrisas por un mundo mejor. Sonreír es sencillo y alegra el día a muchos (como cuando uno se va a comprar un café, el hecho de decirle gracias al vendedor y sonreírle de buena forma, ya le arreglaste el mal humor o la lata de estar ahí. Y me ha pasado).

Así que veamos esta propuesta. Creo que encargaré mi brasalete. A ver si consigo estar 21 días sin quejarme jeje.

¡Gracias por el articulo!
responder
denunciar
apoyar
Bruno Kanz | 2013-05-13 | 12:48
2
Ajajajaj xD yo me quejo pero al rato me río, es más grato para uno y para los que me rodean...
Aunque sería bueno empezar esa campaña por twitter, hay algunos que creen que mientras más te quejes, más te van a seguir... Pero bueno, igual sería fome tener una TL donde todos opinaran lo mismo... no tendría con qué (o de quién) reírme...
responder
denunciar
apoyar
Pamela González | 2013-05-13 | 13:24
2
Yo no podría adherir a esta campaña, a mí me encanta quejarme, me sirve de desahogo. Ahora, no soy pro quejarse todo el tiempo de lo mismo, pero cuando me pasa algo malo, necesito, como le digo a mi madre, "ahogarme en el barro de la desesperación" por un rato, que generalmente es el día en que me pasó lo malo. Del día siguiente en adelante me dedico a pensar como mejorarlo (si se puede) o a olvidarlo (si no). Quejarme es uno de mis pocos vicios no pienso abandonarlo.
responder
denunciar
apoyar
Monica Duran | 2013-05-13 | 13:36
2
Yo soy quejumbrosa (lo reconozco) pero, para contrarrestar esta tendencia, he aprendido a llenar formularios para enviar felicitaciones si he tenido una buena experiencia en una tienda/institución :D
responder
denunciar
apoyar
María Paz Salas | Colaboradora | 2013-05-13 | 15:29
1
Esa es una buena forma de contrarrestar los alegatos.
responder
denunciar
apoyar
Jorge Fuentes | 2013-05-13 | 15:29
3
Que interesante la propuesta, la idea mejor aún..aunque creo que varios no tendrían que escribir en Facebook...
responder
denunciar
apoyar
Margarita M. | 2013-05-13 | 16:13
2
Soy super quejona, no se si podria estar 21 dias sin quejarse. Lo que me deja tranquila es que me doy el tiempo de presentar las quejas formales, llego el formulario, busco al jefe, mando mail, etc. Por que si solo despotrico contra el viento no sirve.
responder
denunciar
apoyar
María Cristina M | 2013-05-13 | 21:13
3
Es que quejarse por cambiar las cosas es bueno porque quedan precedentes y se ayuda a otras personas que están en la misma situación. El tema es no hacerlo desde la rabia sino con el fin de aportar a evitar que se produzcan abusos. Y usar los canales adecuados por ejemplo el SERNAC para protección de los consumidores.
responder
denunciar
apoyar
Coty Meza | 2013-05-14 | 08:32
3
Este tema tiene una importancia demasiado relevante para todos los que conviven con nosotros, para el mundo y sobre todo para nosotros mismos porque TODO es energía que va trasmitiéndose y creando realidades, esta energía (positiva o negativa) además nos conecta en una sintonía determinada. Cuando nos quejamos y somos poco agradecidos, mirando todo desde un punto de vista negativo, tendemos a encontrar las causas de nuestros problemas, afuera, en otros o en las circunstancias de la vida. Vamos contaminando la energía de los demás (incluso de los seres más queridos) del entorno, del mundo y nos vamos instalando en esa sintonía de lo negativo y de la queja, atrayendo entonces todo lo correspondiente a esa sintonía, problemas, conflictos, enredos, enfermedades, estancamientos y mucho más, en el trabajo, en la vida personal, con los amigos, etc... y salir de ahí es posible pero muy difícil, además vamos perdiendo cada vez más el " poder personal" para cambiar y mejorar nuestra propia realidad.
Mejor hacerse cargo de nuestra realidad, de lo que aportamos y lo que generamos en los demás y en el mundo, situarnos en la sintonía de la alegría, de lo positivo, del agradecimiento, de la salud y poder nosotros también recibir toda esa energía positiva en nuestras casas, nuestro trabajo y nuestro entorno. NO HAY DONDE PERDERSE!!!!!!!!
responder
denunciar
apoyar
Max Correa | 2013-05-14 | 09:41
2
Excelente iniciativa, ya que el resultado que persigue se centra el eliminar la negatividad pero a partir de la resolución de los conflictos, enfrentado el problema o al problemático, y dejando salir esa rabia con quien corresponde.
Me parece que la queja persistente y "al aire", tiene un efecto liberador en un principio, ya que apunta a que quien escucha empatice con el problema, si esto se logra la negatividad se arraiga aún más ya que parece justificada, pero peor que eso se genera la falsa sensación de que el problema fue enfrentado, pero la rabia permanece.
responder
denunciar
apoyar
den l | 2013-05-14 | 16:51
2
La mejor receta para no quejarse es que en el momento en que viene la queja, recordar que todos nuestros actos (salvo muy pocas excepciones) son voluntarios. El lugar donde uno vive, el trabajo, la profesión, la pareja, hijos, son todos consecuencia de la voluntad propia. "No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas" (Borges)
responder
denunciar
apoyar
María Paz Salas | Colaboradora | 2013-05-23 | 18:44
0
Buena idea!
responder
denunciar
apoyar
marcelo arancibia | 2013-05-16 | 20:08
1
Me encantaria dejar de quejarme. Pondre todo de mi parte para lograrlo.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.