black mambas, sudáfrica, caza furtiva, rinocerontes, mujeres, peligro de extinción, conservación
Imagen: Marco Villar

Black Mambas: las atrevidas mujeres sudafricanas que luchan contra la caza del rinoceronte sin utilizar armas

La caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica tuvo números dramáticos en 2013, llegando a bordear las 1.200 muertes a causa del valor de sus cuernos. Para 2018, las cifras descendieron drásticamente gracias al trabajo de estas valientes mujeres.

Por Trinidad Vercellino Ortúzar @tverceo | 2019-05-08 | 07:00
Tags | black mambas, sudáfrica, caza furtiva, rinocerontes, mujeres, peligro de extinción, conservación
“Quiero proteger la naturaleza y asegurarme de que mis hijos y las generaciones futuras puedan ver rinocerontes y otra vida salvaje en la vida real, no solo como imágenes en los libros” (Collet Ngobeni, integrante de Black Mambas).
Relacionadas

Un grupo de mujeres pudo combatir la caza furtiva de rinocerontes y lograr que sus muertes disminuyeran a menos de la mitad durante sus primeros cinco años de trabajo, y todo esto sin usar armas. Suena increíble, ¿no?

Las llamadas Black Mambas consiguieron esta hazaña gracias a sus esfuerzos por llevar a los cazadores ante la ley y el patrullaje constante en las fronteras del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica

Las unidades de lucha contra la caza furtiva suelen estar formadas por militares altamente armados que descienden en helicópteros para luchar contra los cazadores ilegalesPero las Black Mambas creen que la batalla no tiene que ser peleada con balas; su objetivo no es matar a los cazadores furtivos, sino salvar a los rinocerontes. Por lo tanto, su trabajo es en tierra, siendo los ojos y oídos en las cercas de la reserva de animales más grande de África.


Black Mambas patrullando las cercas del Parque Nacional Kruger/Mountainfilm

 “Quiero proteger la naturaleza y asegurarme de que mis hijos y las generaciones futuras puedan ver rinocerontes y otra vida salvaje en la vida real, no solo como imágenes en los libros”, dijo Collet Ngobeni, integrante de Black Mambas a CN Traveler.

Ser una mujer negra e intimidante como una serpiente

El nombre de esta unidad proviene de una serpiente africana que se caracteriza por ser venenosa y muy rápida. Se le llama mamba negra por el color de su boca, ya que su piel puede tener distintas tonalidades entre el amarillo y el verde. Esta agrupación juega con el significado: ser negra, mujer y tan intimidante como una serpiente.

Las Black Mambas están conformadas por 33 mujeres y dos hombres, siendo así la primera unidad que lucha contra la caza furtiva de rinocerontes mayoritariamente femenina. Este proyecto no solo protege a los animales, sino también quiere ser un ejemplo en las comunidades locales. Buscan que sus pueblos entiendan que “los beneficios son mayores a través de la conservación, abordando el deterioro social y moral que se produce en las comunidades debido a la caza ilegal”, refiriéndose a estos animales en peligro de extinción, tal como se señala en su página web.

La caza furtiva de rinocerontes en África, donde habita cerca del 80% de su población, no es solo perjudicial en el contexto ambiental, sino también porque “genera una falsa economía en los pueblos que ha distorcionado los valores morales y llevado drogas a las comunidades”, señalan en su página. Para combatir esto, las Black Mambas han creado el Programa de Educación Ambiental Bush Babies, que hasta el momento ha llegado a más de 2.000 niños.


Integrante de Black Mambas enseñando sobre conservación/Black Mambas

Muchas hectáreas, mucho trabajo

Sus labores consisten en custodiar las 52.000 hectáreas de cercas que posee la Reserva Natural Balule, en el Parque Nacional Kruger. Son una especie de guardabosques que han ganado premios por su labor, la que no es menor: desde 2013 y según las últimas cifras de 2018, los rinocerontes víctimas de la caza furtiva en el Parque Nacional Kruger fueron 421, 83 menos que en 2017.

En años anteriores, las cifras fueron mucho más altas y alarmantes, se mataba una media de tres rinocerontes diarios; desde 2010 a 2013 se perdieron 2.067 ejemplares. Siendo el rinoceronte un animal sin depredadores naturales, suena casi ilógico que se encuentren en peligro de extinción.

 Cada mes, las Black Mambas pasan 21 días seguidos patrullando Balule a pie o en jeep, ocho horas diarias, en busca de trampas, huellas, sonidos de disparos u otras cosas sospechosas. Aunque no arrestan a nadie, ni pelean con armas, sí pueden llamar por refuerzos: fuerzas especiales entrenadas para detener a los cazadores furtivos. Han logrado reducidir significativamente las trampas y matanza de estos animales para el comercio, hasta en un 76% desde su creación.

Si quieres conocerlas mejor, te invitamos a ver el siguiente video de National Geographic. No olvides activar los subtítulos y configurarlos al español: 

¿Por qué la caza de rinocerontes es tan elevada?

El rinoceronte sufre el mismo problema que otros paquidermos, y es que una parte de su cuerpo es muy deseada y valiosa. Si bien sus cuernos no son de marfil como los colmillos de los elefantes, estos están compuestos completamente de queratina y no poseen un núcleo óseo. Un solo cuerno puede llegar a costar más de 50.000 dólares por kilo (34 millones de pesos chilenos aprox.), lo que es bastante si lo comparamos con el valor de su mismo peso en oro (40.000 dólares, es decir, 27 millones de pesos aprox.). Los cuernos de rinoceronte, son más valiosos que el oro.

Pero, ¿por qué es tan valioso? En Vietnam preparan un elixir llamado “coctel de millonarios”, que se realiza con vino y cuerno de rinoceronte rallado. Sus comerciantes han difundido la falsa creencia de que esta mezcla es capaz de curar el cáncer en etapas dos y tres con una tasa de éxito de entre 85 y 90%. El sufrimiento del rinoceronte es tal, que al ser despojado de su cuerno, agoniza durante horas antes de morir desangrado, y con un inmenso dolor.

En la medicina tradicional china, también se creía que el cuerno de rinoceronte curaba el hígado y la fiebre. En la actualidad, también lo promocionan como remedio para la resaca. Además, "hay una asociación muy fuerte del polvo de cuerno de rinoceronte como símbolo de riqueza; los principales usuarios tienden a ser hombres mayores de 40 años, y comprarlo y consumirlo reafirma su estatus social y fortalece los lazos con sus pares", le explicó Tom Milliken, experto en rinocerontes y elefantes de TRAFFIC, a BBC Mundo.

Ahora hagámonos la pregunta: ¿es la vida de un ser vivo en peligro de extinción menos importante que su valor social o cultural? Para muchos puede parecer complejo, pero otros tienen la película clara. Afortunadamente las Black Mambas son de estos últimos, y arriesgan su vida día a día patrullando las cercas para cuidar estos animales, hasta el momento con muy buenos resultados.

Casos como estos nos demuestran que la moraleja de la fábula de Esopo, “la unión hace la fuerza”, son absolutamente ciertas. Si aunamos nuestros talentos y energía ante un problema mayor, sin duda podremos encontrar una solución. Ya sea limpiar una playa, un parque, acoger a un perrito de la calle o proteger a animales en peligro de extinción. ¡Cada granito de arena cuenta (entre todos haríamos una playa) para hacer un mundo mejor!

¿Conoces otro grupo que luche por proteger la fauna en peligro?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.