suegros, familia, relaciones, consejos, parejas
Imagen: Felipe Lira

Manual para convertirte en un(a) suegro(a) soñado(a)

No existe una fórmula para seguir al pie de la letra cuando hablamos de relaciones familiares, pero estos consejos de yernos y nueras anónimos, apoyados por la voz de una psicóloga, pueden ser de gran utilidad para quienes debutan en este rol.

Por María Victoria Coutts | 2019-01-29 | 14:30
Tags | suegros, familia, relaciones, consejos, parejas
Si un cónyuge es cercano a sus suegros desde el comienzo del matrimonio, las probabilidades de divorcio dentro de los primeros 16 años se reducen en una quinta parte aproximadamente. ¡A tomar nota!
Relacionadas

Una familia es un mini mundo con personalidades, costumbres y dinámicas muy distintas. Eso hace que cada una sea particularmente especial y única, pero llega un minuto en que esta comienza a crecer y dispersarse.

Cuando los hijos se emparejan y forman su nueva micro familia, los padres asumen un nuevo rol que a veces los complica, porque no están seguros de cómo funciona esto de convertirse en suegros. Un rol que muchas veces es estereotipado como algo negativo o conflictivo, sobre todo cuando hablamos de la relación nuera - suegra, pero que en realidad si todos ponen de su parte, este vínculo que nace, puede ser de gran ayuda para ambos lados, e incluso fundar una muy bonita relación.

¿Cuáles son los límites? ¿Cuándo debo tragarme mis opiniones? En El Definido intentaremos responder estas y otras preguntas.

Aprender a asumir un nuevo rol

Nadie nace sabiendo cómo ser hijo, papá, hermano ni amigo, pero son relaciones que se van aprendiendo con el tiempo. Es cierto que muchas veces se cometen errores en el camino, pero con el pasar de los años se van conociendo mejor los códigos con los que funcionan los distintos tipos de relaciones.

Algo similar ocurre cuando te toca asumir el rol de suegro(a) de la pareja de tus hijos, obviamente este dependerá del contexto de cada familia, porque cada una tiene su historia, pero hay ciertas cosas que pueden ser más generales y que es bueno tener en cuenta para mantener una buena relación en este vínculo involuntarioque la vida te pone en el camino.

Por favor, ¡no lo hagas!

El objetivo de este artículo es poder ayudar a quienes están cerca de comenzar asumir este rol y, por qué no, a aquellos que ya lo están viviendo y han tenido que enfrentar ciertas dificultades. Y ojo que estamos hablando de un tema de mucha importancia, ya que hay un estudio que asegura que si un cónyuge es cercano a sus suegros desde el comienzo del matrimonio, las probabilidades de divorcio dentro de los primeros 16 años se reducen en una quinta parte aproximadamente. ¡A tomar nota!

Conversamos con varios yernos y nueras que prefirieron mantener el anonimato. Acá algunos ejemplos de cosas que es preferible que evites si no quieres meterte en algún rollo incómodo.

“¿Y cuándo los hijos?

Esta es quizás una de las preguntas más repetidas que las nueras preferirían no escuchar de sus suegros e incluso de sus padres, con la diferencia de que con estos últimos hay una confianza distinta.

El tema hijos siempre es delicado y se trata de una decisión muy íntima, así que por más que te mueras de ganas de ser abuelo/a y compartir era chochera con todo el mundo, muérdete la lengua antes de hacerle esa pregunta a tu nuera o yerno en medio del almuerzo familiar o en realidad, en cualquier contexto. Seguramente el día en que sea un hecho, serás uno de los primeros en saberlo. Así que por el momento, la paciencia debe ser tu mejor amiga.

Los suegros paracaidistas

Otra cosa que debes evitar son las visitas sin aviso. Está bien que quieras sorprenderlos, pero recuerda que cada familia necesita su espacio y si te quieren invitar, lo harán con anticipación. Nada peor que llegar donde no te llaman.

Si no te aguantas las ganas de verlos (ya sea a tu hijo/a, yerno/nuera o nietos), llama o manda un mensaje antes de llegar a su casa, preguntando si es o no un buen momento para hacer visitas. ¡La comunicación es clave en estas situaciones!

La educación de tus nietos es asunto de sus padres

Tener nietos es quizás una de las mejores cosas que le puede pasar a alguien es esta etapa. Jugar con ellos y malcriarlos es una de las misiones que tienen muchos abuelos. Es cierto que bajo algunas circunstancias, a algunos les toca hacerse cargo de la crianza, pero si ese no es tu caso, déjale esa tarea a los padres de la criatura.

Obviamente desde tu experiencia puedes aconsejar siempre que sea con prudencia y respeto, pero imponer estilos, criticar o intentar cambiar lo que no te parece, no es el camino.

La alquimia perfecta

Pero más allá de todos estos llamados a la prudencia y a la mesura, los suegros y abuelos son un pilar fundamental en cualquier familia. En muchas ocasiones, su casa es un lugar de acogida, de reunión y de unión familiar. Por lo tanto, si por primera vez enfrentas este rol en la vida, recuerda que debes lograr, mediante el uso de tu sentido común y el inmenso cariño que tienes por tus hijos, esa alquimia perfecta entre demostrar preocupación y dejar ser. Un suegro/a descariñado no es un alivio, sino más bien un pilar menos para el apoyo de la familia, y solo resta.

Respetar el ritmo de cada familia

No es posible definir cuáles son los límites que puedes tener como suegro(a), porque no hay ninguna familia igual a la otra, pero la psicóloga clínica Josefina Prat, cuenta a El Definido que saber respectar los tiempos es clave.

“Desde que las personas se deciden casar, las preguntas no terminan nunca y creo que es prudente dejar a los recién casados hablar y ponerse de acuerdo solos sin intervenciones; dónde quieren vivir, cuándo quieren tener hijos, etc. Respeto y la no insistencia. Creo que el límite de cuánto meterse es difícil y depende de la relación que se tiene con el yerno o la nuera”, explica.

"Con mis suegros era así"

Algo importante a tener en cuenta es evitar caer en el error de tomar como ejemplo la relación que tú tuviste con tus suegros, ya que puede ser muy diferente a la que tú tendrás con tu nuera o yerno, porque los tiempos han cambiado y también porque se trata de personas distintas.

“El principal error que suelen cometer (los suegros), es creer que la propia experiencia que se tiene como casado y con los propios suegros, es el ideal o no ideal e intentan replicar estos aciertos y evitar ciertas cosas que vivieron”, explica Prat.

Además, agrega que la clave está en darse cuenta de que “la receta no es la misma para todas las nueras o yernos, especialmente dentro de la misma familia. Muchas veces se tiende a pensar que las decisiones del primer hijo se van a parecer a las del segundo”.

Para la psicóloga, un buen suegro o suegra es aquel que se da el tiempo de conocer a su futuro yerno o nuera. Y advierte un punto importante que deberíamos tener siempre presente: “Los suegros y yernos/nueras no son tan malos como algunos creen, pueden ser un tremendo apoyo. Muchas veces hasta unos segundos papás. Es una relación que se tiene que cultivar y que tiene que estar basada en el cariño y respeto”.

¿Qué otra recomendación agregarías?   

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.