Titanic, arte, artista, película, cine, parodia
Imagen: Claudia Bitrán

Artista chilena recrea, produce y protagoniza TODAS las escenas de Titanic

Claudia Bitrán está llevando a cabo un proyecto literalmente titánico, en el que cada hilo del remake de esta famosa película depende de ella. El proyecto, en el que han participado más de 350 personas, verá la luz muy pronto y en enero podremos ver en el MAVI el increíble backstage, parte de las escenas y hasta actuar en ellas.

Por Macarena Fernández | 2015-12-23 | 14:03
Tags | Titanic, arte, artista, película, cine, parodia

Si le suena el nombre de la artista o la cara en la foto de portada, es muy probable que haya visto la temporada del 2011 del programa “Mi nombre es” de canal 13, donde Claudia Bitrán, artista chilena-estadounidense, interpretó a Britney Spears, sorprendiendo a todos por su parecido a la princesa del pop y no por sus rasgos, sino por el estudio meticuloso que realizó para imitar los gestos, pasos, movimientos y vestuario de la cantante a la perfección.

Tras su salida del programa, en el que llegó al repechaje, esta joven artista y pintora de 28 años se fue a estudiar un Magister en Pintura en Rhode Island School of Design. Se quedó a vivir en Estados Unidos, su país natal, donde participa de numerosas residencias artísticas, exhibiciones de arte y festivales de video internacional; y ahora está de paso en Chile por cuatro meses para lanzar la mayor obra artística de su vida: el remake completo de la película Titanic, en la que ella además de hacer el rol de Kate Winslet, es también la directora, productora, vestuarista, performista, editora, sonidista y escenógrafa; en fin multiplicó en cien la pega de James Cameron, resolviendo además varias escenas y escenografías a través de animación, maquetas, cuadros propios, actores emergentes y materiales económicos como cajas de plumavit recicladas para recrear el iceberg; por lo que lo mínimo que se merece es una reverencia.

Nos recibe esta chica pelirroja en su taller temporal en calle Seminario (la misma donde vivía Pilar Pérez, nuestra “Quintrala”) y entre maquetas de barcos, bosquejos de escenas hechos comic y reproducciones propias de cuadros impresionistas, nos instalamos para que nos cuente lo que ha sido la tremenda odisea de recrear una de las películas más costosas y premiadas del cine. Partiendo de la gran diferencia de que en este caso se realizó con el presupuesto de artista emergente, es decir: a punta de becas, ahorros propios, donaciones, trueques, materiales reciclados, participación ciudadana, mucha improvisación y sangre, sudor y lágrimas; y que un año y medio después, ya lleva más de 2/3 de la película filmada, lo que no es poco decir, ya que el propio James Cameron tardó más de 200 días en el rodaje, contando con millones y millones de dólares para la producción y con cientos de personas trabajando para él.

El pop como unificador de la raza humana

El trabajo de Claudia tiene mucho que ver con explotar aquellos conceptos favoritos de la gente en general, como imágenes populares, personajes famosos de aceptación masiva, canciones hit, etc., y profundizar en el por qué de esto.

Por ejemplo, sus cuadros, que son de pintura realista pero expresiva (de lejos parecen fotos y de cerca se ven puras manchas), generalmente están basados en fotos comunes de las redes sociales. Fotos que cualquiera podría tener en su teléfono, imágenes súper usadas.

Y esto mismo hace con sus videos y producciones audiovisuales. Como por ejemplo, su reinterpretación del video de Someone Like You de Adele, en la que usa monitos de plasticina basados en personajes del mundo real que le cantan a su pantalla en Youtube. O sus video clips de Britney Spears, en el que protagoniza y recrea la escenografía, los vestuarios, gestos y pasos de baile de la cantante.

- Claudia, ¿de dónde vienen estos dones artísticos?

"En mi familia son todos ingenieros y doctores, pero todos tienen hobbies como el canto, la pintura, el piano. Mi papá es pintor, así que venía un poco en los genes. Tengo un video en el que tengo tres años y me preguntan ¿qué quieres ser cuando grande?, y yo dije “artista o bailarina”. En el colegio cantaba siempre, diseñaba la revista literaria y hacía los telones de fondo para todos los eventos. Me costaba mucho matemática, historia, todo; y tenía una profe muy buena onda que me decía: ilustra la historia que estamos viendo y te pongo nota por eso. Por gente como esa fui pasando los cursos y la verdad es que desde siempre supe que sería artista".

- ¿Qué te inspira a la hora de crear?

"Me gustan mucho las relaciones humanas y me interesa mucho cómo todas las personas podemos conmovernos con una cuestión tan simple como una canción pop. Desde el comienzo de la historia, todos nos sentimos identificados por la figura del héroe, a todos nos gusta Michael Jackson, por ejemplo y la razón del por qué se repiten esos patrones, es algo que me conmueve. Por otro lado, me da risa porque somos tan simples, predecibles y al mismo tiempo, tengo una posición muy crítica sobre eso mismo, sobre el consumismo, sobre la ignorancia y el por qué nos gustan esas cosas tan fáciles. Entonces me inspiran tres cosas del pop, lo unificador que es para la humanidad, lo simple que es conmover a las personas y el consumismo que esto también conlleva".

- ¿Qué tan importante es el humor en tu trabajo?

"Como me encanta el pop y también lo encuentro idiota, el humor es una cosa que me permite ovacionarlo y al mismo tiempo reírme de mí ovacionándolo. El humor es algo que hace que el arte sea complejo. Es súper difícil hacer algo humorístico. A mí me costó muchos años hacer reír a alguien, porque si te pasas un poco de la mano, queda sobre bromeado. Es súper fácil criticar el pop, pero generalmente se hace a través de discursos de una sola línea. Salirse de eso es lo complejo, y no caer sólo en la línea del ridículo o de la ironía, que es lo común".

Una artista multidisciplinaria con un proyecto titánico

Claudia antes se dedicaba sólo a la pintura y como hobbie en sus tiempos libres, jugaba un poco con sus amigos artistas a recrear video clips de canciones pop y a bailar como Britney en fiestas. Y después de pasar por Mi Nombre Es, programa al que llegó por curiosidad, se dio cuenta que podía llevar su arte a muchas otras dimensiones sin la necesidad de ser experta en el tema.

Así fue como empezó a participar de residencias artísticas en Estados Unidos y a introducirse en el mundo digital, para finalmente decidir lanzarse con un proyecto tan ambicioso como increíble: recrear la película Titanic completa con sus propias manos, convirtiéndose de la noche a la mañana en productora, directora, escenógrafa, actriz, performer, vestuarista, editora, sonidista, y un largo etc.

- ¿Por qué escogiste algo tan enorme como Titanic?

"Yo trabajo en un restorán en Nueva York y ahí se me ocurren todas las cosas, y ahí estaba un día pensando en que necesitaba hacer algo que sea lo más grande que he hecho, que me satisfaga, que pueda hacerlo desde hartas partes y con tiempo, algo a largo plazo. Algo relacionado con la cultura pop, pero que no fuera sólo un comentario, como lo venía haciendo hasta ahora. Algo grande que viene del pop. Pensé en Nueva York, Coca Cola, Manhattan, Titanic. Y me di cuenta que donde yo podía aportar más y moverme de forma más libre era con Titanic, porque puedo poner Coca Cola dentro de Titanic, filmar escenas en Manhattan, y así introducir muchos íconos del pop en la película. Entonces al final no es sobre el Titanic, sino sobre todo".

"En este proyecto, dije, voy a hacer todo lo que quiero, porque generalmente uno se limita. Como artista uno siempre está como con cargo de conciencia, y en este proyecto dije: voy a hacer todo, porque es tan grande que puedo hacer miles de obras chicas, entonces por eso es mi favorito, porque no me puse límites".

- ¿Qué crees que representa Titanic para nuestra humanidad?

"Hay una cita de un filósofo alemán que dice somos todos pasajeros del Titanic. En el fondo, ese barco representa la ambición, el capitalismo, la división de clases, el idealismo puro del amor, la fragilidad del ser humano, la idealización de la riqueza, la necesidad de supervivencia, los roces familiares, en fin, todo".

- ¿Qué buscas transmitir con este proyecto?

"Busco introducir nuevas narrativas, reflexiones e imaginación dentro de espectáculos populares que están adormecidos por nuestra costumbre. Quiero agitar y transformar los códigos visuales que son predecibles, haciendo que un hit masivo y multimillonario pase a ser una obra personal, de escala humana y tangible. Uno de mis objetivos es que el público sienta que está participando de mi proyecto, que se sienta invitado a pensar. Quiero reflexionar junto al público, en preguntas como ¿Por qué -en general- a todos nos gustan las mismas cosas? ¿Qué es el pop? ¿Por qué nos conmovemos con la misma historia, contada mil veces en diferentes películas o canciones? ¿Qué es la entretención y el espectáculo? ¿Qué es un fan, un actor, un director? ¿Qué es un artista? ¿Qué es arte?, ¿Dónde se muestra el arte? y muchas otras cosas. Y lo más importante, quiero que el público se ría y que también se ponga nervioso y triste, y sería genial que alguna que otra persona se sienta conmovido, en la misma manera que se sintieron cuando vieron la película original, y después se salga de esa conmoción y piense en las preguntas de arriba".

Cómo lograr esta megaproducción con poco presupuesto

Como les contamos antes, la película de Claudia está financiada a punta de becas, donaciones, ahorros propios y trueques entre artistas, que funciona como un sistema colaborativo. ¿Cómo es esto? Claudia se presta para actuar en videos de sus amigos artistas y ellos le prestan las cámaras, por ejemplo.

Y así ha funcionado este año y medio que lleva grabando, donde ha tenido que convencer a medio mundo para que la ayuden y participen de su producción, logrando incluso que le prestaran un yate por tres horas para filmar la escena del barco frente a Manhattan de noche con 30 personas que hacían de actores; o que el restorán en el que trabaja le donara comida para los almuerzos del equipo.

- Has trabajado con más de 350 personas. ¿Cómo logras reunir a tanta gente?

"La verdad todo se ha ido dando fácil. Creo que cuento con un buen material para presentar y para 'vender' mi proyecto, y creo tanto en él, que me resulta fácil transmitirlo y que tenga una buena llegada. Así conseguí el yate, por ejemplo, o las becas o que artistas emergentes se unieran a mi proyecto. También hay varias partes en las que aparece mi familia. Grabamos en almuerzos familiares. Aparece mi abuela antes de morir, mi primo chico ahogándose en la piscina, mi tío abuelo actuando como el hombre más rico del barco, mis primas. Encontré dentro de mi grupo familiar a esos personajes tan icónicos y les di el rol que más los representaba. Y por otro lado, el público joven ha querido participar por entretención y curiosidad, y el hecho de trabajar con performances en espacios públicos también ha aportado el interés de personas comunes y corrientes a sumarse al montaje".

- Cuéntame de las performances. ¿En qué escenas las usaste y cómo se dieron?

"Varias de las escenas de la película las he realizado a través de la performance. Por ejemplo, la clásica escena del beso de Jack y Rose en la proa del barco, fue una performance en Nebraska que duró tres horas y en la que tuve que darle besos a más de 35 personas: hombres, mujeres, niños, ancianos, cuyo único requisito previo era que se lavaran los dientes. Entonces, en la película saldrá esta escena y se podrá ver cómo las caras de Jack van cambiando todo el tiempo".

"Lo mismo con la escena de cuando Jack pinta a Rose desnuda. Posé por más de dos horas frente a 25 artistas emergentes. Había una cámara bajo mi sillón que fue grabando la cara de los artistas al dibujarme y fue muy lindo como todos ponían una cara similar a la de Leo Di Caprio en la película, sonrojándose en un principio, sonriendo nerviosos y luego metidos al 100% en su dibujo. Yo los miraba fijamente a los ojos como lo hacía Rose en la película y no me salí nunca del personaje, entonces quedó súper real".

- ¿Cuáles fueron las escenas más complicadas?

"La escena del yate fue complicada. Tuve que contratar a un montañista para que me amarrara de un arnés para poder colgarme del barco. Eso fue difícil y doloroso aparte, quedé llena de moretones. Otra difícil fue la de la fiesta, la que Jack y Rose giran de las manos, porque son tres cámaras y había que filmarla en dos horas, con 30 personas y coordinar a todas. Pero en verdad todas son difíciles. La del choque con el iceberg también fue complicada. El iceberg estaba hecho con puras cajas de plumavit, entonces era súper fácil que se desplomara de forma poco creíble".

"La escena de los niños en el barco inflable en Nueva York también fue terrible. Los papás tenían que firmar permisos para que sus hijos pudiesen participar en la película. Se subieron y de repente un niño se pone a llorar encima del barco porque le dio susto y el papá se subió para salvarlo y al subirse hizo mucho peso y que el barco se desinflara con todos los niñitos adentro y yo veía como se empezaban a ahogar entre medio. Me tuve que meter adentro del barco y sacar a los niños uno por uno y eso es parte de la película, que irónicamente fue súper fortuito y beneficioso al final, porque la angustia es real".

- ¿Cómo lo haces con el tema de la música, que es clave en la original?

"Mi idea es re-escribir la película y en el proceso no quiero infringir derechos de autor, por lo que necesito que todo esté creado desde cero. Partí haciendo la música yo, pero como no soy músico, me demoraba demasiado, así que pensé que podía usar colaboración para la banda sonora. Le planteé a algunos amigos músicos la idea de hacer tracks para algunas de mis escenas y funcionó perfecto. Así que algunas de las escenas de mi Titanic tienen soundtrack adhoc, pero aún sigo buscando bandas para musicalizar muchas otras escenas, principalmente las que son más 'gloriosas' y las más 'del peligro y acción', así que dejo invitados a los músicos que estén leyendo para que me contacten".

Lo que veremos en Chile

El 14 de enero próximo a las 19:00 hrs. en el Museo de Artes Visuales (MAVI), Claudia inaugurará la exposición “Profundo” en dos grandes pisos, la que permanecerá por tres meses. Aquí la artista mostrará todo el trabajo que ha realizado para poder filmar Titanic desde cero. Y lo otro interesante es que aprovechará de filmar escenas nuevas para la película en el mismo museo y también en Valparaíso, y aprovecha de hacer un llamado para quienes quieran participar.

- ¿Qué veremos en el MAVI?

"Van a ver más de 200 dibujos de la planificación de las escenas en formato de comics, animaciones del submarino que baja, animaciones de papel, cartón y plasticina, collages, pinturas que reproduje del Titanic; escenografías en las que la gente puede interactuar, como la proa del barco, las aguas falsas, y también voy a mostrar muchas partes de la película. Me interesa mucho la participación y la interacción del público y que lo disfruten. De hecho, voy a filmar varias escenas de la película en el MAVI y en Valparaíso, entonces las personas que quieran ser voluntarias para actuar, pueden escribirme a través de mi página web".

- ¿Qué ha sido lo mejor de este enorme desafío?

"Me encantaron todos los momentos. El dibujo es un trabajo mucho más introspectivo y solitario, como una vacación de la intensidad de la grabación. Cómo te sanas después de algo tan intenso, con dibujo. Cómo piensas las escenas, cosiendo. Cómo te preparas, maquillando. Cómo le hablas a la gente, a través de los dibujos. Ha sido un trabajo muy muy completo donde me he podido desarrollar sin límites en miles de ámbitos. He descubierto nuevas cualidades que antes no sabía que tenía, como la facilidad para dirigir, que fue lo que más me gustó; he compartido con cientos de personas increíbles, he podido darle espacio a artistas emergentes que tanto hace falta, y en resumen, creo que he podido sacar adelante un proyecto que parecía imposible y eso me llena de orgullo".

Luego de exponer “Profundo” en Chile, Claudia volverá a su residencia en Nueva York por un tiempo a terminar las escenas que faltan, y luego se irá un año a Nuevo México a otra residencia artística a realizar la postproducción, como todo el tema del sonido en medio del desierto. Y si todo sale bien podríamos estar viendo la película completa en mayo próximo.

¿Quieres ver su película?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Marco Canepa | Director Creativo | 2015-12-23 | 16:39
1
La encontré genial. Y sus videos de los opening de películas (está en su web) me hizo reir a carcajadas.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-12-28 | 02:47
1
encontré muy lindo su proyecto, realmente!! y los openings están muy buenos... el de Pixar es muy chistoso... y el de Dreamworks me encantó...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.