premio, nobel, quimica, ciencia, medicina, literatura
Imagen: César Mejías

Guía del Nobel 2017: todos los ganadores que deberías conocer

En El Definido queremos simplificarte la vida, así que hemos reunido cada iniciativa ganadora de un Nobel este año para que estés informado acerca de la crème de la crème en investigaciones y avances mundiales. Estos son los que hay hasta ahora.

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2017-10-10 | 11:00
Tags | premio, nobel, quimica, ciencia, medicina, literatura

El premio en dinero para los ganadores de un Nobel no es constante, pero generalmente bordea el millón de dólares (algo así como unos CLP$ 640 millones). Aunque la verdadera recompensa es la gloria de alcanzar el uno de los mayores reconomientos del mundo en el área en la que te desempeñas.

Y finalmente ya tenemos todos los ganadores de los premios que se entregan. Maestros de la medicina, economía, literatura y más están presente en este listado de genios que aportan al mundo, nos inspiran a ser mejores y nos hacen sentir un poquito irrelevantes (lamentablemente). 

Economía: Richard Thaler

La economía no siempre tiene que significar solo números y cálculos. También tiene una parte social y eso es en lo que el estadounidense Richard Thaler (72) decidió enfocarse al estudiar la economía del comportamiento humano. Y así se hizo merecedor del Nobel de Economía 2017.

Esta rama se cruza con la psicología y, en pocas palabras, se dedica a analizar la manera en la que pensamos y tomamos decisiones. Incluso se ha llevado a la esfera de las políticas públicas a través del libro “Nudge”, escrito por el mismo Thale y de donde muchos gobiernos han sacado ideas. ¿Como cuáles?

Por ejemplo, la manera en la que alguien decide donar o no sus órganos. Según la economía del comportamiento, si las personas tienen que decidir si harán la donación o no a partir de un trámite en donde tienen que marcar una opción, estarán más inclinadas a votar que “no”. En cambio, si son donantes por defecto y para no serlo tienen que realizar un trámite, entonces lo más probable es que terminen donándolos.

Según la fundación Nobel, Thale ha contribuido a que la economía sea más “humana”, aunque también ha ayudado su carisma y posicionamiento como divulgador científico. Después de todo, hasta salió hablando de la Obligación Colaterizada por Deuda (CDO) en una película con Selena Gómez (La Gran Apuesta).

Esto, además de ser uno de los pioneros en esta área de estudio (comportamiento humano) y por ayudarnos a entender "cómo las limitaciones en el raciocinio, las preferencias sociales y la falta de autocontrol afectan a las decisiones individuales y a las tendencias en el mercado".

¿Y qué dijo Thale sobre su premio? "Para hacer una buena economía, hay que tener en cuenta que la gente es humana".

Paz: ICAN

En medio de las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte por el uso de armas nucleares en ejercicios militares (y la latente amenaza de que todo termine en un ataque real), el Premio Nobel de la Paz se le entregó precisamente a una organización que lucha contra esto: la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN).

La fundación Nobel destacó sus esfuerzos por "estigmatizar, prohibir y eliminar" este tipo de armamento, algo que vienen haciendo desde 2007. Ahora ya operan en 80 países como una coalición global que busca sensibilizar a las personas para que presionen a sus gobiernos. Todo esto, para que avancen en negociaciones que culminen en un tratado capaz de prohibir estas armas.

¿Cómo lo hacen? A través de un sistema de “partners”. Si una organización está de acuerdo con lo que plantea ICAN y no recurren a la violencia para desarrollar sus funciones, entonces se convierte en socia de ICAN. De ahí, se comprometen a trabajar por ese tratado que tanto desea alcanzar el ahora Nobel de la Paz (algo que buscan lograr a través de lobby, presión social y negociaciones).

De hecho, uno de sus mayores logros se dio en julio de este año cuando en una asamblea de la ONU, la organización logró que casi medio centenar de países lanzara la firma de un tratado de prohibición de armas nucleares. Aunque lamentablemente no pasó mucho, porque las diez potencias nucleares boicotearon el texto.

Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, India, Israel y Corea del Norte le dijeron que NO a la iniciativa y terminó siendo vetada. Después de todo, era necesario que al menos 50 países lo ratificaran.

Con todo, la lucha de ICAN no ha terminado y han sido enfáticos en declaras que mientras haya armas nucleares en el mundo, seguirán luchando por erradicarlas. Es inaceptable que aún haya países que tengan y que amenacen con usar las armas nucleares. El premio, además de un gran honor, es un mensaje muy fuerte a los Estados de que deben sumarse y abandonar las armas nucleares", manifestó Beatriz Fihn, la directora ejecutiva de ICAN. 

Literatura: Kazuo Ishiguro

"Sus novelas de gran fuerza emocional han descubierto el abismo bajo nuestro nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo". Así es como la fundación Nobel elogió la trayectoria de Kazuo Ishiguro (62), el novelista británico nacido en Japón que se ha destacado por obras como Los que queda del día (que fue llevada a la pantalla grande por Anthony Hopkins) y Nunca me abandones.

Nacido en Nagasaki en 1954, Kazuo se fue con su familia a vivir al Reino Unido cuando tenía solo cinco años. De adolescente tocaba música, veía muchas películas, pero no leía casi nada. Recién a los 20 años descubrió de repente a Dostoievski y Charlotte Brontë, que los libros entraron en ella en absoluto, confiesa Ishiguro.

Estudió Filología Inglesa y Filosofía en la Universidad de Kent, pero su carrera como escritor comenzó cuando participó de un curso de escritura creativa en en la Universidad de East Anglia. Fue así que empezó a publicar cuentos.

Y luego entró al mundo de la novela. A través de las ocho obras que ha publicado, desde 1982, este escritor se ha caracterizado por lo distintas que son unas de las otras a partir de mundos que nunca se repiten. Mientras que ha narrado historias acerca de criaturas que están incómodas respecto del mundo en el que habitan, también se ha adentrado en historias que describen la profunda maraña de emociones humanas.

Algo así se puede encontrar en su última novela El gigante enterrado (2015), en donde describe la aventura de dos ancianos que emprenden un camino para reencontrarse con su hijo que está en otra aldea. Esta obra vio la luz 10 años después de la anterior.

"Me lleva mucho tiempo encontrar un proyecto que creo que va a ser lo suficientemente bueno", explicó en una entrevista, "Creo que ahora rechazo un montón de cosas. A menudo tengo temas o una historia - las emociones, incluso, que tienen que salir de ella - pero no tengo esa última pieza del rompecabezas".

Se dice que es uno de los novelistas que renovaron la narrativa británica en la década de los ’80 y fue merecedor del premio Booker: el mayor galardón de este tipo dentro del Commonwealth o países que le rinden honores a la Reina Isabel II (como el Reino Unido, Australia y Canadá, por ejemplo).

"Si mezclas a Jane Austen y Franz Kafka tienes Kazuo Ishiguro en pocas palabras, pero tienes que añadir un poco de Marcel Proust a la mezcla", señaló Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca, pero también recalca que Ishiguro no mira hacia el lado; ha desarrollado su universo estético propio. 

Química: microscopía crioelectrónica

Este año el Premio Nobel de Química se lo llevaron los creadores de la microscopía crioelectrónica, aunque probablemente eso no nos dice mucho. En otras palabras, los creadores de esta tecnología, Jaques Dubochet, Joachim Frank y Richard Henderson, se hicieron merecedores de este galardón por lograr algo que nunca antes habíamos podido: conocer en detalle la “vida” de las moléculas atómicas.

Después de todo, recién en la década de los ‘80 empezamos a hacernos una idea de cómo son más o menos las biomoléculas como las proteínas, el ADN y el ARN. Algo que no es fácil, considerando lo infinitamente pequeñas que son. Aún así, lo que podíamos ver era bien poco (como una foto mala y en blanco y negro).

Pero ya en 2013 estos científicos dieron con este método de observación y modelación que llegó a cambiar la manera en la que entendemos el comportamiento de las estructuras moleculares. ¿Cómo lo lograron? Básicamente, congelando las biomoléculas y desarrollando un modelo de representación tridimensional que captura en profundidad cada detalle de estas pequeñitas.

Según la Fundación Nobel, este avance implica que “la bioquímica se enfrenta ahora a un desarrollo explosivo y está preparada para un futuro emocionante”. Y tienen razón, después de todo la microscopía crioelectrónica fue clave en, por ejemplo, la creación de antibióticos para combatir el Zika (algo que lograron observando en detalle una serie de proteínas).

También se ha podido observar en detalle las proteínas que provocan resistencias a quimioterapias contra el cáncer o a los antibióticos. Casos como estos, muestran que la la microscopía crioelectrónica tiene un gran potencial en el combate de las enfermedades, además de la comprensión de nuestro organismo.

Física: ondas gravitacionales

Es el turno del Premio Nobel de Física y en esta oportunidad se lo llevaron los científicos estadounidenses Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne. Todo esto gracias a su trabajo con el que lograron confirmar la existencia de las ondas gravitacionales a través del Laser Interference Gravitational-Wave Observatory (LIGO).

Este descubrimiento marca una fecha histórica “en la que empieza una nueva era de la astronomía”, señalan los expertos. Bueno, ¿y qué son esas ondas?

En su momento les hablamos sobre esto en detalle, pero les refrescaremos la memoria. Básicamente, lo que hicieron fue comprobar un postulado de la teoría de la relatividad de Einstein en donde plantea que la gravedad es un fenómeno capaz de curvar el tejido del espacio-tiempo (que es cuatridimensional) dependiendo de la cantidad de masa en un cuerpo.

Y por Dios que se curva, mijito.

Para comprobarlo, estos capos crearon una especie de escuadra gigante con dos rayos láser apuntando hacia arriba, unidos por un tubo de dos kilómetros de largo en las instalaciones de LIGO. ¿La idea? Detectar alguna perturbación (ojalá de una onda gravitacional) que genere algún movimiento en estos láser.

El problema es que para esto tenían que sentir una alteración de una cienmilésima del radio de un electrón (10^-21 metros). O sea, casi imperceptible, sobre todo por el montón de otras perturbaciones que el equipo podría sentir (ruido, viento, etc.). Al final lograron aislar las demás variables y en septiembre del año pasado confirmaron por primera vez la existencia de estas. Ahora ya van en la cuarta.

Con esto se abre un mundo de posibilidades en cuanto a la investigación astronómica gravitacional, que es la encargada de recabar información del Universo a través de estas onditas.

Aquí una explicación en inglés.

Medicina: el reloj biológico

Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young fueron los investigadores estadounidenses que se llevaron el Premio Nobel de Medicina. ¿La razón? Sus descubrimientos acerca del famoso “reloj biológico” o, en términos más científicos, el “ritmo circadiano”.

Estos investigadores lograron determinar cómo los seres vivos van modificando el funcionamiento de sus células a medida que la Tierra va experimentando cambios: a las 6 am liberamos cortisol, al mediodía estamos más alerta y mejor coordinados; a las 6 pm alcanzamos nuestra temperatura máxima corporal, antes de la medianoche empezamos a secretar melatonina, etc.

Se trata de un trabajo que se arrastra desde 1984 cuando descubrieron la existencia del gen period y la proteína que lo produce (PER). En pocas palabras, sospecharon que esto tendría que ver con cómo reacciona nuestro cuerpo ante los cambios del día y ya en 1994 se encontraron con que el gen timeless, producido por la proteína TIM, era capaz de “decirles” a nuestras células si es de día o de noche al juntarse con la proteína PER.

En otras palabras, lograron descubrir que las células de los seres vivos poseen un reloj interno sincronizado con las rotación del planeta durante las 24 horas. Algo que está presente tanto en humanos como animales, plantas y prácticamente todo lo que viva.

Dato rosa:Michael Rosbash está casado con una científica chilena y Jeffrey Hall y Michael Young están vinculados con un investigador de la PUC.

¿Qué iniciativas que conozcas crees que son dignas de un Nobel?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
El Sharif Ramires Provoste | 2017-10-06 | 21:53
1
Me gustó que hayan estado publicando los ganadores de los premios Nobel, es un tema muy acorde con la temática de El Definido.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Cerda | 2017-10-10 | 17:43
1
Muchas gracias al Definido , yo solo estaba enterado del de Física .
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.