Seamos responsables con nuestra salud y la de todo el mundo
¡Comparte esta nota!
82.9K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 90.000
vacunas, enfermedades, salud, vacunarse
Imagen: Rodrigo Avilés

Enfermedades que renacieron por no vacunarse y los mitos que defienden los “antivacunas”

Sarampión, tos ferina y paperas son algunas de las enfermedades erradicadas o controladas que hoy renacen debido a la falta de vacunación. Una de las razones se debe al movimiento antivacunas. ¿Por qué hay padres que no vacunan a sus hijos? ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión? Aquí les contamos.

Por Macarena Fernández | 2018-02-22 | 07:00
Tags | vacunas, enfermedades, salud, vacunarse
Relacionadas

El tema de las vacunas lleva un buen rato siendo tema recurrente en los medios y en las redes sociales. Hoy, la falta de vacuna para la fiebre amarilla es trending topic y si bien ya se confirmó que en marzo llegan nuevas dosis a Chile y que las clínicas privadas tienen algo de stock todavía, aun así hay muchas personas que viajan sin vacunarse.

Por desinterés, porque el trámite es tedioso, porque la vacuna es cara, porque no alcanzaron, porque no hay dosis o porque se está en contra de las vacunas. Uno de los chilenos que murió este verano por la fiebre amarilla, era de estos últimos, de los "antivacuna", según su hermana.

Más allá del caso puntual de esta enfermedad, la OMS ha señalado que 1 de cada 10 niños en el mundo no está vacunado y vive desprotegido frente a enfermedades mortales. Además, acaba de confirmar un alza del 400% en casos de sarampión en Europa, como consecuencia de la falta de inmunización.

Las razones para la no vacunación pueden ser varias, como mencionamos antes, pero una que podría ser evitable es el "movimiento antivacuna" que crece día a día en Chile y en el mundo, y que está integrado por personas que deciden no vacunar a sus hijos o a ellos mismos. Por asuntos ideológicos (estilo de vida naturista, por ejemplo) o por supuesto miedo a que causen enfermedades como el autismo, efectos adversos o daños en la salud.

¿Y si no vacuno a mis hijos?

En Chile, quien no vacuna a sus hijos puede ser detenido o afrontar consecuencias legales, ya que las vacunas ministeriales son obligatorias y están dentro del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI). Este se encarga del control, eliminación y erradicación de enfermedades prevenibles por vacunas, contemplando todas aquellas que deben administrarse desde los recién nacidos hasta los adultos mayores.

¿Qué enfermedades previene el PNI?Tuberculosis, Hepatits B, Difteria, Tétanos, Tos convulsiva, Poliomielitis, Sarampión, Rubeola, Paperas, Influenza, Rabia, Virus Papiloma Humano (vacuna recientemente integrada al programa) y enfermedades por Neumococo, Meningococo y Haemophilus influenzae b.

Entre sus logros más destacados se encuentran la erradicación de la Viruela (1950), de la Poliomielitis (1975) y eliminación del Sarampión (1992). Es por esto que el gobierno considera que el no vacunar a los niños pone en riesgo no solo su salud y vidas, sino las de toda la población. ¿Por qué?

Porque a nivel mundial la inmunización evita más de 6 millones de muertes al año; y porque sin las vacunas, las personas quedan indefensas ante virus y enfermedades y pueden traer de vuelta brotes de enfermedades graves que estaban controladas.

Además, porque las vacunas no sólo protegen a los inmunizados, sino que también protegen a personas no vacunadas en la comunidad, a través de la “protección de grupo o rebaño”. ¿Qué significa esto? Que las personas vacunadas hacen un efecto barrera que evita que se enfermen aquellos que no se pueden vacunar por motivos de salud.

"La introducción de la vacuna contra la polio, por ejemplo, eliminó casi por completo esta enfermedad. La incidencia de todas las enfermedades para las cuales el hombre ha desarrollado una vacuna ha caído drásticamente y muchas de ellas están erradicadas. Un caso impresionante es el de la viruela, que fue erradicada completamente de nuestro planeta a punta de vacunas. Enfermedades como la tos convulsiva o la difteria, que pueden ser fatales en menores, casi no existen hoy gracias a las vacunas", señaló hace varios años, Gabriel León, director del Centro de Comunicación de la Ciencia de la U. Andrés Bello.

Las enfermedades que han renacido por falta de vacunas

Junto al nacimiento del movimiento antivacunas en los 90s, varias enfermedades que ya estaban erradicadas o que estaban controladas con vacunas, empezaron a renacer en países desarrollados o a convertirse en epidemias.

En Europa existe una epidemia de sarampión, afectando a más de 400 mil personas. En Estados Unidos y Brasil, el año pasado se presentó una epidemia de papera, con miles de personas enfermas. El 2014 se produjo una epidemia de tos ferina a nivel mundial y el 2017 Bangladesh sufrió una epidemia de difteria.

Según la plataforma norteamericana "El trabajo de las vacunas", creada por el Consejo de Relaciones Exteriores; solo en 2017 las enfermedades que se podían controlar con vacunas afectaron a 37.985 personas en África, 21.233 en Europa, luego Norteamérica con 6.503 casos y 4.012 personas afectadas en Sudamérica.

Un mapa interactivo de esta web muestra los nuevos brotes de enfermedades que habían sido erradicadas/controladas gracias a las vacunas. Si lo tomamos y comparamos el año 2008 con el 2017 nos encontramos con brotes significativos de:

- Paperas: el mayor peligro que produce: la esterilidad.

- Sarampión: se muestra con fiebre alta y erupción cutánea, erradicada en Europa desde hacía 20 años, vuelve al facilitar el contagio entre niños no vacunados.

- Poliomelitis: su vacuna previene de manera efectiva el desarrollo de la enfermedad en un 90% de los casos. No existe ninguna cura para el virus una vez contagiado, sus consecuencias son fatales para los más pequeños, provocando entre otras secuelas: parálisis muscular, discapacidad o deformidad permanentes.

- Tos Ferina: resurgió en EEUU porque hay poblaciones infantiles que no fueron revacunadas por ideas “no vacuna”.

¿Podemos culpar 100% a los antivacunas? Si somos serios no, sobre todo cuando se trata de lugares donde el acceso a la vacunación no es fácil, pues ahí entran otros factores. Pero en países desarrollados donde el acceso a las vacunas es sencillo se hace más patente el riesgo que significa la expansión de este movimiento antivacunas: no sólo afectan la salud de sus propios hijos, sino la de toda la población.

5 mitos que defiende el Movimiento Antivacuna

Varios países del mundo como Estados Unidos y Canadá están intentando volver a la obligatoriedad de las vacunas y Francia triplicará sus vacunas obligatorias, debido al aumento de brotes de enfermedades "extintas". Pero, así y todo, siguen aumentando los adherentes al movimiento antivacunas, quienes, por lo general, siguen uno o más de estos mitos infundados que comparte y desmiente Science Alert.

1. Las vacunas pueden causar autismo

FALSO. En la década de 1990 se publicó un documento que encontró un vínculo entre el autismo y la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR). Pero posteriormente se demostró que era fraudulento a través de múltiples estudios exhaustivos y a largo plazo.

Como si fuera poco, 10 de los 13 autores del artículo original han refutado y retirado sus declaraciones originales.

2. Las vacunas contienen químicos peligrosos

FALSO. Muchas vacunas contienen sustancias químicas como mercurio, aluminio y formaldehído, pero las dosis son tan pequeñas que las sustancias no se consideran tóxicas.

Por ejemplo, las vacunas contienen pequeñas cantidades de aluminio para que los tiros sean más efectivos. La dosis de aluminio asciende a aproximadamente 0,125 mg por dosis, mucho menos que el promedio de 30 a 50 mg que un humano consume a diario a través de alimentos. Y a pesar de que el mercurio utilizado en las vacunas también es insignificante, se eliminó de casi todas las infantiles en 2001.

3. El sistema inmune de un niño necesita desarrollarse naturalmente

FALSO. Las vacunas fortalecen su sistema inmunológico, no lo debilitan. Aportan con una forma debilitada de virus en el cuerpo para que su sistema pueda aprender a identificar y defenderse contra futuras infecciones por sí mismo.

Para jóvenes y adultos, aumentar su sistema inmune con una vacuna es particularmente importante. Por ejemplo, los niños deben recibir vacunas para infecciones peligrosas a una edad temprana, porque es cuando sus sistemas inmunes son más susceptibles.

4. Las enfermedades que buscan atacar con las vacunas ni siquiera son peligrosas

FALSO. Las vacunas han sido tan eficaces que han evitado la muerte de millones de personas y además han evitado consecuencias como discapacidades físicas permanentes.

Tal como les contábamos, en los ’60 la viruela fue responsable de millones de muertes, pero dos décadas después fue erradicada por completo gracias a una agresiva campaña de vacunación.

5. Las personas deben poder elegir si vacunarse o no, porque solo les afecta a ellos

FALSO. Las vacunas no solo protegen a quien se vacuna, sino que también ayudan a otras personas a mantenerse sanas a su alrededor, especialmente las personas mayores, los jóvenes y las personas que no pueden vacunarse, como los que tienen tratamientos de quimioterapia o mujeres embarazadas. 

Esto se llama inmunidad colectiva, y afecta la salud de todos, no solo a quien no se vacuna.

¿Qué otros mitos sobre las vacunas conoces?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Mauricio López | 2018-02-22 | 09:12
2
Quizá faltó un detalle no menor al artículo, la vacuna para la tos convulsiva o coqueluche se inyecta desde el 2do mes de vida en adelante. Eso quiere decir que todos los menores de 2 meses de vida están vulnerables a esta bacteria que es potencialmente mortal y por lo mismo (y por otros agentes peligrosos) que se recomienda que los lactantes no reciban visitas hasta pasado los 3 meses de edad e incluso algunos pediatras recomiendan hasta los 6 meses. Entonces, que haya gente no vacunada solo hace aumentar el riesgo de que estos menores se contagien esta bacteria.

No recuerdo cuantos años atrás que leí sobre los errores del estudio que asociaba el autismo con las vacunas, y lo mismo sobre esos autores que se retractaban de sus concluciones y pensé que el movimiento antivacunas perdería fuerza, pero parece que son muchas las personas que no le gusta leer estudios.
responder
denunciar
apoyar
Fabián Valenzuela | 2018-02-22 | 09:47
4
Lo mismo aplica para la vacuna contra el sarampión, que se inocula a los 7 años, por lo tanto los niños con edades menores están vulnerables ante esa enfermedad.

Lo que mencionas del estudio que asocia vacunas con autismo, fue un médico británico (Andrew Wakefield) que quiso sacar provecho económico de su estudio, pero cuando descubrieron que todo era falso le quitaron su licencia para ejercer la medicina en Inglaterra. Actualmente este tipo vive en Texas, en una mansión gigante, y se ha hecho millonario gracias al movimiento antivacunas, viajando por todo el mundo haciendo conferencias con información falsa.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Fabián Valenzuela | 2018-02-22 | 09:50
3
Muy buen artículo. Que bueno que los medios de comunicación comiencen a hacer reportajes del daño que le hace a la humanidad el movimiento antivacunas, para que la gente vuelva a tomar conciencia de la importancia de las vacunas.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Matus | 2018-02-23 | 10:43
3
Es terrible la campaña de terror de los antivacunas y la información falsa que circula en torno a un tema tan fuerte como este y importancia no solo para el vacunado si no para los demás; las autoridades y científicos deberían tomar decisiones mas fuertes contra la falsa información que circula, especialmente entre los subnormales de facebook. Es un tema social, no personal.
responder
denunciar
apoyar
marcela rosas | 2018-02-26 | 13:20
2
Así es, a veces es parte de una ignorancia involuntaria que se propaga.
responder
denunciar
apoyar
carlos muñoz | 2018-02-26 | 14:00
0
Estando a favor de las vacunas, me parece razonable que las personas deban estar de acuerdo y aceptar la vacunación, no me parece que se obligue a alguien a vacunarse.
Entiendo el tema sobre el efecto rebaño y la desprotección que provoca que muchos no se vacunen, pero hay un conflicto grave y directo a las decisiones personales ahi.
Lo que me parece una verdadera locura es desconocer los beneficios de la vacuna, creo que ahí no solo hay falta de información, al parecer hay algún sistema de selección operando entre nosotros
responder
denunciar
apoyar
Francisco Arata | 2018-03-29 | 22:29
0
Pero en este caso no podría aplicar las decisiones personales, ya que, no es algo que solo afecte a la persona que no quiera vacunarse, también pone en riesgo a las personas que por distintos motivos no se pueden vacunar. Por mucho que sea una decisión personal, esta no puede estar por sobre el bien común.
responder
denunciar
apoyar
carlos muñoz | 2018-04-16 | 11:04
0
Perdón? claro que una decisión personal puede ir contra el bien común. De hecho nunca un bienestar colectivo debe pasar por sobre los derechos de las personas, que tiránica tu forma de pensar. Es necesario informar, señalar los riesgos, todos, si existe algún tipo de riesgo en la vacuna debe considerarse y minimizarse para tranquilidad de ese grupo pero de ahi a obligar a una persona a meterse algo en su cuerpo no lo creo.
responder
denunciar
apoyar
Francisco Arata | 2018-04-23 | 18:04
0
Eso no puede aplicar cuando se vive en comunidad.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.